Lote de comida que una vez se le dio al monstruo del lago Ness encontrado por Scottish Canals

Lote de comida que una vez se le dio al monstruo del lago Ness encontrado por Scottish Canals

9 de octubre

Por Jane Cassidy

imageLos primeros 25 niños con la contraseña recibirán un paquete gratis de “comida Nessie”

Scottish Canals ha descubierto un LOTE de comida que se cree que alguna vez se le dio al monstruo del lago Ness.

Apodado “comida Nessie”, un recipiente de la mezcla inusual fue descubierto en las profundidades del antiguo Centro del Canal de Caledonia durante la cuarentena.

Se cree que este alimento único tiene poderes mágicos que cobran vida cuando se sumerge en el lago Ness. La leyenda dice que si lo arrojas al lago, es posible que puedas ver al monstruo del lago Ness.

Sin embargo, para que aparezca Nessie, el mito sugiere que debes seguir tres sencillos pasos. El primer paso es cerrar los ojos y contar hasta 10, saltar tres veces, luego tomar un puñado de la comida mágica y pedir un deseo mientras la arrojas al lago.

Estará disponible hasta el 25 de octubre, y al recoger el alimento mágico, recuerda la contraseña secreta: “Nessie Nibbles”.

https://www.thenational.scot/news/18784444.batch-food-given-loch-ness-monster-found-scottish-canals/

¿Olas extrañas u Ogopogo? Un residente de Calgary capta “olas extrañas” en el lago Okanagan

¿Olas extrañas u Ogopogo? Un residente de Calgary capta “olas extrañas” en el lago Okanagan

Por Doyle Potenteau Global News

13 de octubre de 2020

Un residente de Calgary que estaba de vacaciones en el centro de Okanagan el fin de semana pasado captó olas extrañas a lo largo del lago Okanagan.

Podría ser una ola extraña. O podría ser el mítico monstruo del lago Okanagan, Ogopogo.

Después de captar el avistamiento indeterminado el pasado fin de semana festivo, Adam Schwartz cree que fue el último.

En una breve escapada de Acción de Gracias con su familia en West Kelowna, el residente de Calgary registró el avistamiento desconocido desde la orilla del lago Okanagan.

“Estábamos pasando el rato en la orilla”, dijo Schwartz desde Calgary el martes. “Fue un día realmente tranquilo y no pasaban barcos ni nada”.

“Estábamos mirando el agua. Entonces, de repente, vimos esta extraña formación de olas que iban en contra de la corriente de lo que venía”.

Schwartz dijo que observaron las olas, que “se movían realmente extrañas”, durante unos 30 segundos antes de empezar a grabarlas durante otros 30 segundos más o menos antes de desaparecer.

Dijo que está bastante familiarizado con el lago Okanagan, que ha estado de vacaciones en la región muchas veces mientras crecía, y que sabe “sobre el gran mito de los Ogopogo”.

imagePosible avistamiento de Ogopogo en Vernon

Schwartz dijo: “Definitivamente creo que hay algo ahí abajo. No sé si es exactamente el aspecto que tienen todas las estatuas y esas cosas, pero definitivamente estoy interesado en ver qué sucede”.

Él piensa que Ogopogo es parecido a un pez y “es muy largo y le gusta quedarse muy bajo en el lago y aparece de vez en cuando”.

Schwartz dijo que esta es la primera vez que ve algo como esto en el lago Okanagan, y que lo subió el martes temprano a TikTok, que ha obtenido miles de visitas.

“Estamos muy contentos con nuestro avistamiento y estuvimos hablando de ello durante el resto del día”, dijo Schwartz. “Todas las personas a las que les mostramos el video están muy interesadas en verlo también”.

imagePresunto avistamiento de Ogopogo captado por la cámara

El martes se le mostró el video a un residente de Okanagan que se hace llamar un ardiente investigador de Ogopogo.

“Lo loco es que, en este momento, es un momento turbulento en el lago Okanagan”, dijo Bill Steciuk a Global News. “Tienes agua fría subiendo a la superficie, creando todo tipo de consideraciones”.

“Tienes diferencias de temperatura, podría ser una onda térmica de algún tipo. También podría ser un reflejo de luz de las crestas reales de las olas. Así que podrían ser muchas cosas”.

image¿Qué es una “ola Ogopogo”?

Steciuk, sin embargo, dijo: “No creo que sea nuestro amigo… a veces las olas son solo olas. Sé que la gente toma fotos de ellas en un lago tranquilo y (piensa), ‘Oh, hay algo que lo está causando’”.

“Pero la mayoría de las veces, no lo hay”.

Hablando de mayoría, Steciuk dijo que la mayoría de los avistamientos de Ogopogo ocurren a fines del verano y principios del otoño, un lapso de seis semanas entre principios de septiembre y mediados de octubre.

“Siempre he dicho que si quieres hacer una foto, ese es el momento”, dijo. “Sal al lago y consigue una cámara. Tendrás tu mejor oportunidad”.

En cuanto a por qué esas seis semanas se destacan, Steciuk dijo que podría ser que el lago Okanagan se esté revirtiendo internamente, pero finalmente dijo que no sabía por qué, pero agregó que “este es el momento”.

imageEntrevista ampliada con el cazador de leyendas sobre Ogopogo

También ha habido un aumento este año en las personas que envían videos de avistamientos percibidos de Ogopogo.

Cuando se le preguntó sobre eso, Steciuk dijo que hay muchas razones por las cuales, incluido pasar más tiempo al aire libre, pero señaló que las personas ahora están más preparadas para registrar incidentes debido a la tecnología.

“Creo que ha cambiado cómo se siente la gente acerca de una especie en el lago”, agregó. “Hace veinte años, todo el mundo dudaba bastante. Pero con la cantidad de especies que se encuentran en todo el mundo, todos los días, ¿por qué no podría haber algo en nuestro lago?”

Steciuk dijo que recientemente se le informaron dos avistamientos, uno de los cuales fue de un ávido amante de la naturaleza de Vernon.

“Este hombre atrapó esturiones en el río Fraser, y él y su amigo vieron a Ogopogo a tres metros de la popa de su bote”, dijo Steciuk sobre la llamada telefónica con el hombre anónimo.

“Este tipo dijo que dudaba que pudiera poner sus brazos alrededor del cuerpo, era tan grueso”.

image¿Un hombre de Kelowna captó a Ogopogo en video?

Steciuk dijo que aunque solo entrevistó al hombre por teléfono, dijo por el tono y la emoción de la llamada, “que este hombre había visto algo que no podía creer”.

En cuanto a Schwartz, espera un encuentro más cercano.

“Si pudiera nadar a mi lado”, dijo, “sería genial”.

https://globalnews.ca/news/7395396/wave-or-ogopogo-okanagan-lake/

En 1873, el capitán George Charlesworth vio un monstruo espantoso en la bahía de San Diego

De los archivos: en 1873, el capitán George Charlesworth vio un monstruo espantoso en la bahía de San Diego

La historia de un monstruo marino se publicó en The Unión el 22 de octubre de 1873.

(The San Diego Union)

4 de octubre de 2020

Por Merrie Monteagudo

En 1873, el capitán George Charlesworth vio un monstruo espantoso en la bahía de San Diego. El relato de The Union sobre el notable “pez serpiente” visto por el capitán Charlesworth y el doctor Squills el 21 de octubre de 1873 se publicó en periódicos tan distantes como The Huddersfield Daily Chronicle en West Yorkshire, Inglaterra.

Su relato es uno de los relatos más antiguos de criaturas misteriosas y monstruosas reportados en los archivos de The San Diego Union-Tribune.

De The San Diego Union, miércoles 22 de octubre de 1873

UN MONSTRUO MARINO.

Pez serpiente notable de unos treinta pies de largo visto en la Bahía de San Diego.

Un partido formado por los Sres. E. A. Veazie, J. M. Spencer y Dr. Squills salieron a navegar en el yate Cygnet (anteriormente barco piloto n. 2), del capitán George Charlesworth ayer por la mañana y regresaron alrededor de la una de la tarde. De ellos nuestro reportero ha obtenido los siguientes detalles de un notable monstruo marino que fue visto por el Capitán Charlesworth en una cala de la Península casi enfrente de esta ciudad. Después de navegar hasta el final de la Península y de regreso hasta esta cala, se fondeó el yate y partieron, sacando sus tres cañones, cuando partieron hacia la llaga del esquife. Se acordó que los Sres. Veazie y Spencer deberían permanecer ocultos en ese punto hasta que el Capitán Charlesworth y el Dr. Spills subieran y rodearan la cala en busca de chorlitos. Estas aves, que se consideran una caza muy selecta, han recibido disparos en cantidades considerables en este lugar, y al mantenerlas volando de un lado a otro de la cala, el grupo esperaba que se llevaran varios líos.

DESCUBRIMIENTO DEL MONSTRUO

En el extremo superior de la cala se vio una buena bandada de chorlitos cavando en el barro en un punto, y el capitán Charlesworth se arrastró por la espesura para pasar más allá de ellos, de modo que cuando se levantaran y pasaran al Dr. Squills pudiera disparar también. Hacía unos minutos que se había ido cuando el Dr. Squills lo oyó llamarlo en voz alta. Corrió hacia adelante lo más rápido que pudo a través de cactus y bayonetas españolas, y se encontró con el capitán que regresaba muy emocionado.

En pocas palabras, el capitán Charlesworth le dijo al médico que había visto un monstruo espantoso, de diez metros de largo, con forma de serpiente, con tres pares de aletas, una cola como la de una anguila y una cabeza como la de un caimán. La cabeza era un poco más ancha que el cuello, pero muy gruesa en la base, y tenía ojos pequeños que parecían estar cubiertos por una película. El cuerpo estaba cubierto de una piel oscura que asumía un tono amarillento en el vientre. Los tres pares de aletas tenían la forma de los leones marinos, cada uno medía entre tres y cuatro pies de largo, el par delantero era mucho más pesado y estaba situado a unos dos pies detrás del cuello. El capitán Charlesworth cree que el monstruo tenía al menos sesenta centímetros de grosor desde la cabeza hacia atrás hasta los tres metros y medio del extremo de la cola, desde donde se afilaba y asumía la forma de la cola de una anguila. Dijo que la cosa terrible se había salido casi del agua y que estaba inmóvil en la arena cuando la vio por primera vez. Al acercarse, el pez serpiente levantó la cabeza y la giró directamente hacia él, y como no estaba a más de un par de cañas, su único pensamiento era aumentar la distancia.

El Capitán dice que obtuvo una vista completa de él y que no podía creer lo que veía hasta que el monstruo movió su cabeza hacia él. Juntos, él y el Doctor se acercaron cautelosamente al lugar con sus pistolas, dispuestos a darle los cuatro disparos a la terrible criatura. Llegaron a la orilla justo a tiempo para ver al pez serpiente nadando en aguas profundas con una parte de su cuerpo a la vista. Ambos cañones, que fueron cargados con un fino disparo de pájaro, le dispararon y creen que varios de los disparos surtieron efecto. Se señaló a los señores Veazie y Spencer, y cuando subieron se les mostraron las marcas dejadas en el barro por el monstruo. El grupo mantuvo una cuidadosa vigilancia durante casi una hora, pero no se vio nada del notable pez serpiente, y creen que todavía está en la cala, que tiene aproximadamente media milla de largo por poco más de un cuarto de milla. de ancho.

ESE MONSTRUO SERPIENTE-PEZ.

Historia de un “monstruo pez serpiente” publicada en The San Diego Union, 23 de octubre de 1973.

(Archivos U-T)

El relato dado ayer en la Unión de un gigantesco monstruo marino visto por el Capitán Charlesworth, del yate Cygnet, y el venerable Dr. Squills de esta ciudad, el pasado martes en una cala de la Península, generó una conmoción considerable, especialmente entre los miembros de la Academia de Ciencias. La Academia celebró una reunión especial y el Secretario leyó el relato de la UNION. Varios miembros hablaron del pez serpiente, y todos confesaron que no podían clasificarlo con ninguna de las familias conocidas del gran abismo. Cuando terminaron, todos se dirigieron a la Península, con la esperanza de obtener un atisbo del maravilloso visitante de nuestro puerto.

Todos los barcos de vela y de remos de la bahía salían con fiestas todo el día, los ocupantes estaban ansiosos por echar un vistazo al pez serpiente, pero mantenían una distancia respetuosa de la cala donde se le veía.

Charlie Kauffman, de esta ciudad, y Pete Thompson, de Los Ángeles, que está aquí de visita, fueron ayer a buscar lugares de interés en la bahía. Son los únicos de los que pudimos saber que subieron a la cala, y solo navegaron parcialmente. Charlie dijo que vieron una terrible conmoción en el agua a unos cien metros del punto al que llegaron. Dijo que el agua burbujeaba y hacía espuma y que varias veces se vio una gran superficie negra, parecida a la espalda de una ballena, sobre la superficie del agua. Regresaron a la ciudad porque le habían prometido a un amigo que no se iría mucho tiempo.

Se informó anoche que varios caballeros científicos habían hecho arreglos para ir a la cala esta mañana y tomar un molde de yeso de la impresión (si no fue borrada por la acción del agua) dejada por el monstruo en la arena y el barro, cuando fue visto por primera vez por el capitán Charlesworth.

Una última expedición de caza de monstruos se informó en la Unión el viernes 24 de octubre de 1973:

Un gran número de personas se acercaron ayer a la Península y examinaron con detenimiento la cala donde el capitán Charlesworth del yate Cygnet y el venerable Dr. Squills vieron el pez serpiente el martes pasado. No se vio nada del monstruo, pero las marcas por donde se arrastró en el barro aún eran visibles y fueron examinadas por una veintena de personas. Se nos informa que Chalmers Scott. Esq., que tiene una reputación considerable como artista, se dedica a hacer un dibujo del notable monstruo marino para uno de los periódicos ilustrados del Este.

https://www.sandiegouniontribune.com/news/local-history/story/2020-10-04/1873-captain-charlesworth-saw-a-frightful-monster-in-san-diego-bay

Fin de semana: los monstruos marinos legendarios de la costa norte

Fin de semana: los monstruos marinos legendarios de la costa norte

Por Julia Triezenberg para The Astorian

9 de oct de 2020

5f7514b903e7a.imageEste dibujo es un boceto de 1734 de una serpiente marina de Hans Egede. Museo Marítimo del Río Columbia

Las leyendas surgen de diversas formas. Si bien a menudo cuentan las historias de origen de un grupo o lugar en particular, puede ser difícil identificar sus lugares de nacimiento. Rara vez hay evidencia física que demuestre que una leyenda es cierta. Pero continúan transmitiéndose de generación en generación, convirtiéndose en una característica definitoria en las comunidades.

imageEsta caja de sombras es solo un ejemplo de las formas en que los monstruos marinos son parte de la imaginación marítima. Museo Marítimo del Río Columbia

El Noroeste del Pacífico no es ajeno a las historias de criaturas misteriosas. Los monstruos marinos, como las leyendas que hablan de ellos, vienen en todas las formas y tamaños. Se han convertido en un pilar de las culturas marítimas de todo el mundo. Los marineros contaban estas historias para dar alguna explicación a la tragedia en el mar, para hacer que sus vidas parecieran más aventureras para los marineros de agua dulce o para asegurarse de que no se quedaran al margen del rumor de una historia de monstruos marinos. Aunque existe tecnología avanzada para explorar las profundidades del océano, los investigadores no conocen todo lo que pueda haber allí.

La costa Norte tiene varias historias de monstruos marinos que frecuentan las aguas locales.

La serpiente de mar “Claude” fue avistada por primera vez cerca de la desembocadura del río Columbia en 1934. Se cree que L. A. Larson, un compañero del faro Columbia LV-88, es el primer ser humano en haber visto a Claude. Larson describió a Claude como, “Aproximadamente 40 pies de largo. Tenía un cuello de unos dos metros y medio de largo, un cuerpo grande y redondo, una cola de aspecto mezquino y un aspecto malvado y serpenteante en la cabeza”.

Otros miembros de la tripulación del Columbia confirmaron el avistamiento de Larson, al igual que el capitán y la tripulación de Rose del Servicio de Faros de los Estados Unidos.

Las descripciones de “Colosal Claude” o la “Serpiente marina del río Columbia” difieren de una persona a otra. Mientras que Larson dijo que el monstruo tenía un aspecto malvado y serpenteante, el capitán Chris Anderson de la goleta Argo informó varios años después que, “Su cabeza era como la de un camello… Tenía ojos vidriosos y un hocico doblado que solía empujar un Halibut de 20 libras de nuestras líneas y en su boca”.

Las tripulaciones del barco afirman haberlo visto durante los próximos 20 años. Los pescadores en el río informaron avistamientos de vez en cuando. No se ha visto a Claude alrededor del río Columbia durante unos 70 años, desde que los pescadores contaban sus historias en la década de 1950.

La segunda celebridad legendaria de la costa norte es “Marvin”, quien fue visto originalmente en 1963. En una cinta de video que desde entonces ha sido estudiada por algunos de los principales biólogos marinos del país, los buzos de Shell Oil Co. captaron imágenes de una enorme criatura que pasaba junto a ellos.

Según los informes, Marvin mide unos 15 pies de largo, tiene bultos en forma de percebe que cubren su cuerpo y nadó en un movimiento en espiral entre los buzos. Muchos científicos han examinado las imágenes y han debatido cómo explicar la apariencia de Marvin.

Algunos creen que es una especie de medusa. Otros están convencidos de que el monstruo marino es un remanente de tiempos prehistóricos y acaba de decidir revelarse a los investigadores en los últimos 60 años. También hay personas que creen que Colossal Claude y Marvin son el mismo monstruo.

Aunque los avistamientos de ellos han sido escasos en los últimos años, Marvin y Claude todavía son testimonios del misticismo que conlleva vivir en la costa Norte. Quién sabe cuándo volverán a aparecer.

https://www.dailyastorian.com/life/weekend-break-the-north-coasts-legendary-sea-monsters/article_ba4518c0-0373-11eb-bdce-dffe977dd10d.html

King Bigfoot: “Posible Bigfoot fotografiado en el bosque de Eureka”

King Bigfoot: “Posible Bigfoot fotografiado en el bosque de Eureka”

4 de octubre de 2020

Oliver Cory

seq.park_.location.1200NOTA: El siguiente relato fue enviado por un naturalista occidental experimentado. Podemos confirmar que las fotos son originales y están inalteradas:

Un ecosistema primordial

sequoia.park_.giant_.tree_-576x1024Parque Sequoia en Eureka.

Estimado King Bigfoot: No sabía dónde compartir este incidente anómalo, pero encontré su sitio web en una búsqueda en Internet y pensé en contactarlo.

Antes de comenzar, aquí hay algunos antecedentes. Soy de otro estado, pero a menudo viajo con mi familia para ver las secuoyas. Especialmente durante este tiempo de distanciamiento social, las encontramos agradables y dignas de visitar. Me gusta compartir la ecología forestal con mis hijos.

No todos los árboles grandes se encuentran en el Parque Nacional Redwood o en la Avenida de los Gigantes. Sequoia Park en Eureka, que está cerca de la costa a medio camino entre las dos ubicaciones, tiene algunos especímenes de crecimiento antiguo científicamente significativos. Esta imagen es un ejemplo de una que se estima en 1000 años. Algunas viven más de 2,000 años de edad.

Pero no me puse en contacto contigo por los árboles. Se trata de una extraña experiencia que tuvimos en el bosque hace unos días. Cerca del anochecer, con el parque tranquilo y vacío, mi hijo notó algo alto en las secuoyas en la distancia.

“Creo que veo un Bigfoot”

A más de 50 pies del suelo del bosque, se adjuntó una plataforma de algún tipo a uno de los árboles. Encima había una figura o forma inusual.

“Papá, creo que veo un Bigfoot”, dijo mi hijo.

Era escéptico, pero no tengo la vista que él tiene. Así que tomé algunas fotografías para examinar lo que fuera. Aquí está la primera foto.

Si miras de cerca, puedes ver una forma en la parte superior de la plataforma, una de las numerosas estructuras misteriosas en lo alto de los árboles en Sequoia Park.

sequoia.park_.platform.dista_-768x1024Plataforma Redwood Sky Walk.

Una mirada más de cerca conduce a preguntas

bigfoot.platform.zoom_-962x1024Zoom de la forma misteriosa.

En esta segunda imagen, que se acerca por encima de la plataforma, la forma ambigua se enfoca un poco mejor. No sé qué está con nosotros, pero posiblemente podría ser un Bigfoot.

Parece estar mirando hacia la derecha, con un brazo extendido hacia la derecha, desde la perspectiva del espectador, agarrando el árbol o una cuerda perpendicular a la plataforma. Quizás también haya agarrado una cuerda, que parece que cuelga alrededor de su torso. Lo que podría ser una cara parece estar mirando hacia la derecha.

Si la forma de la cabeza fuera interpretada mirando en otra dirección, más hacia el frente, dos protuberancias nodulares podrían ser glándulas mamarias, rótulas agachadas o quizás un bebé.

Caminamos más a lo largo del sendero para ver más de cerca, pero la forma del homínido desapareció.

Encuentro constructivo

Investigué un poco y descubrí más sobre la plataforma. Es parte de Redwood Sky Walk, que actualmente está en construcción, pero debería abrir más tarde en 2020, conectando la ciudad del zoológico de Eureka con su antiguo bosque comunitario.

El sendero de dosel de $ 4 millones se extenderá un cuarto de milla hacia el bosque, conectando numerosas plataformas y elevándose hasta 100 pies desde el suelo del bosque. Aquí hay una imagen de cómo se verá.

eureka.redwoods.skywalk-1024x709Concepto Redwood Sky Walk de Eureka. (Socios de Greenway)

Hábitat potencial de megafauna

Screenshot.Humboldt.Range_-1024x884Los corredores verdes se extienden desde el Parque Sequoia de Eureka (marcador rojo) hasta los bosques más grandes del estado.

Pero yo divago. Volvamos al tema. Quería averiguar si era posible que un Bigfoot estuviera en Sequoia Park. Se trata de 70 acres de bosque, gran parte fuera de los caminos, con arroyos, prados, muchos peces, aves acuáticas, bayas, brotes y raíces. Los osos negros y los ciervos hacen apariciones regulares. ¿Por qué no un posible primate?

Ha habido otros informes de homínidos primitivos cerca de Eureka, incluido el testimonio de un testigo de una granja al sur de la ciudad en la década de 1940.

Y Sequoia Park, aunque está en las afueras de Eureka, se conecta con corredores verdes de bosques públicos y privados que llegan hasta el Bosque Nacional Six Rivers y el Parque Nacional Redwood.

Bigfoot o no, el condado de Humboldt ha registrado la mayor cantidad de encuentros con el hombre bestia en California, incluida la famosa criatura Patterson-Gimlin, captada en película en 1967 cerca de Willow Creek, la llamada capital mundial de Bigfoot.

* Este relato es de un ex guardabosques nacional que desea permanecer en el anonimato en este momento dada la naturaleza delicada de este tema. Sin embargo, está investigando más sobre el tema y puede enviarnos informes adicionales. Las fotos son de uso público y se pueden compartir.

https://kymkemp.com/2020/10/04/king-bigfoot-possible-bigfoot-photographed-in-eureka-forest