La historia de Billy Meier (Primera parte)

BILLY MEIER

EL MÁS POLÉMICO FRAUDE FOTOGRÁFICO

Eduard “Billy” Meier nació el 3 de febrero de 1937 en el pueblo suizo de Bulach. En su juventud se dedicó a viajar (durante doce años) por África, Asia y Europa. Aunque sus aduladores afirman que su primera experiencia contactista fue la del 28 de enero de1975, en realidad la primera fotografía de Meier publicada en un medio alemán (de cinco luces en formación), apareció en 1959 en la revista UFO Nachrichten, en donde se decía que la foto había sido tomada por “Eduard Meier, del Grupo UFO_IFO de Uitikon, Suiza”.

Un periodista de Nueva Delhi llamado S. Venkatesh publicó, en The Statesman del 30 de septiembre de 1964, el que tal vez sea el primer artículo, en inglés, sobre Billy Meier. Los encabezados de la nota decían: “El hombre de los platillos volantes se va de Nueva Delhi. El suizo alega que ha visitado tres planetas”.

En esa nota se le identificaba con sus nombres de pila: Eduard Albert. Se menciona que el contactado había vivido en cuevas desde su llegada a la India, hacía de eso cinco meses. Venkatesh le encontró “desnudo sentado en uno de los monumentos rupestres de Mehrauli, cerca de Buda Vihara”.

“No sólo he visto las naves del espacio exterior –dijo Albert-, sino que las fotografié e incluso viajé en ellas”. Para demostrar esto enseñó al reportero un álbum con ochenta fotos (aunque afirmó haber hecho más de cuatrocientas, pero la mayoría se las habían robado en Jordania y la India) pero no quiso proporcionar ninguna para ilustrar el artículo, antes bien pidió que no se le hiciera publicidad.

De acuerdo a la descripción de Venkatesh: “Los objetos fotografiados varían en tamaño y forma. Uno de ellos es un objeto globular con un disco redondo en el centro; otro tiene forma de embudo; un tercero se parece a un tubo de neón; un cuarto es una gran luz brillante, y otros líneas luminosas en zigzag. Algunos han sido fotografiados en el suelo y otros volando en el cielo”.

Pasó cerca de 8 meses (entre 1963 y 1964) estudiando las prácticas budistas de meditación con V. B. Dharmawara, también conocido como Ananda Mahatma, del Ashram de Ashoka, en Mehrauli, cerca de Nueva Delhi.

Meier afirmaba haber viajado a otros planetas. En uno de ellos “todos los objetos eran blancos” (¡¿?!). Los habitantes eran como nosotros, aunque mucho más altos y utilizaban la telepatía para comunicarse.

Tiempo después de la entrevista, Meier fue expulsado del país. Fue acusado de vagancia y de haber estafado a incautos vendiéndoles fotos trucadas de ovnis construidas con maquetas (lugar común en su vida).

DE REGRESO A SUIZA

A finales de otoño de 1964 el primer violín de la Orquesta Sinfónica de Londres, Timothy Good, llegó a la India, y al leer el artículo del Statesman intentó establecer contacto con Albert, pero éste ya había partido hacia Turquía en donde, a causa de un accidente de tráfico, le fue cortado el brazo izquierdo por encima del codo (1965).

En vista de su fracaso, Good contactó con la famosa ufóloga suiza Louise Zinsstag, de Basilea, preguntándole si conocía algún dato sobre un tal Eduard Albert. Lou recordó que en una revista ufológica de 1956 alguien había escrito un artículo de un muchacho llamado Eduard Meier que decía haber tenido su primer contacto a los cinco años, en 1942. Y a partir de entonces mantenía contacto con “ellos” cada once años.

La señora Zinsstag logró establecer contacto con Meier hasta 1976, y entonces le escribió a Good:

“Por unos cien francos conseguí 50 fotos en color, y el joven me prometió la más representativas. Además de las fotos de ovnis y de una espléndida película de veinte minutos, nos mostró algunas fotos más que me resultan difícil describir.

“… hay una foto que causa sensación. En el platillo volante, él y sus compañeros observaron el último acoplamiento Soyus-Apolo a una distancia de tres metros. En esas fotos se podía ver la espalda de un cosmonauta ruso, su casco y las tres COI de su uniforme. En otra, se contemplaba la maniobra de acoplamiento en acción mucho mejor que en la tele. Las otras fotos no voy a describirlas en la carta. Resulta demasiado difícil”.

“Aún sigo sin saber cómo juzgar éste hombre. Su formación es incluso más pobre que la de George (Adamski), pero eso no importa. Sin embargo, no me gustan sus modales… Es antirreligioso, y según me he enterado por un opúsculo suyo, defiende a las brujas y ataca a la iglesia católica por ignorarlas”.

Viajando en un camión de segunda hacia el puerto de Iskenderun, en Turquía, Meier sufrió el accidente en el que perdió el brazo izquierdo. El autobús en el que viajaba chocó con otro y Billy salió volando por una ventanilla. Estuvo dos semanas hospitalizado y al dársele de alta viajó a Tesalónica, en Grecia, donde en la fiesta de navidad del 65 conoció a Kalliope Zafrireou, una chica griega de diecisiete años con la que se casó y regresó a su país natal, Suiza.

Billy Meier se retiró a la vida familiar y durante algunos años los círculos ufológicos no supieron nada de él. En diciembre de 1971 llegó al pueblo de Hinwil, 50 Km al sudeste de Zurcí, en medio de colinas verdes y bosques de treinta metros de altura. Ahí, por una suma simbólica, alquiló al Ayuntamiento una vieja granja en medio de varios departamentos. En ese entonces la familia Meier estaba constituida por Billy, Kalliope, a la que llamaban familiarmente Popi, y sus tres niños: Nina, Atlantis y el bebé Bashenko. La familia Meier era atípica y sólo mantenía relaciones con una vecina: Erika Mägi, que tenía una niña de la misma edad que Nina, de quien era muy amiga.

LOS PRIMEROS CONTACTOS

La vida de Meier siempre estuvo inmersa en el escándalo. A los catorce años el Tribunal de Menores le mandó al correccional de Albisbrunn, por cometer pequeños hurtos durante sus escapadas de la escuela. Allí pasó tres años antes de que las autoridades le devolviesen a sus padres, y abandonó la escuela sin haber completado la enseñanza primaria. En otra ocasión, con otros varios jóvenes, fue detenido por la policía por robo y enviado al centro de detención preventiva de Aaburg, de donde escapó para enrolarse en la Legión Extranjera Francesa. Unos meses después de completar su entrenamiento desertó y regresó a Suiza, donde lo atraparon y le enviaron nuevamente a Aaburg.

Meier afirmaba haber tenido contacto con entidades extraterrestres desde hacía mucho tiempo… desde una encarnación anterior.

Para el padre de Meier el avistamiento de 1942 había sido un arma secreta de Adolfo Hitler. Era una esfera luminosa que descendió, pasó por la torre de la iglesia y desapareció a continuación hacia el Oeste. Dos meses después, mientras jugaba solo, Meier tuvo otro avistamiento, pero en esa ocasión comenzó a tener los contactos telepáticos con un ser, Sfath, de “hablar suave y armónico”.

El 3 de febrero de 1953 el contacto con Sfath cesó para siempre, para ser sustituido, meses después, por “una voz joven y fresca, plena de fuerza”.

Se trataba de Asket, que procedía del Universo DAL. Fue ella quien le ordenó hiciese su periplo al oriente, con el fin de poder transmitirle el conocimiento oculto. Fue en la India donde Asket le permitió, por primera vez, fotografiar su nave espacial. El suceso ocurrió en las afueras de Mehrauli y en la fotografía, una de las menos nítidas de Meier, aparece un objeto discoidal con una pequeña cúpula en la parte superior. Eran sus inicios en el arte del truco fotográfico.

El primer contacto con Semjase fue la tarde del martes 28 de enero de 1975. Se encontraba solo en un prado a unos kilómetros de Hinwill. Su intención era registrar en cinta “las voces de los muertos”, actividad de moda en los círculos metafísicos de aquella época. Repentinamente escuchó un sonido pulsante y, alzando la vista, vio un disco volante que estaba descendiendo “suavemente” sobre un prado a unos cien metros de distancia. Después de sacar varias fotografías del disco, trató de acercarse, pero “un campo de fuerza invisible” le había impedido proseguir. Después vio descender del disco una figura humana que parecía una estatua griega: se trataba de una mujer de aspecto nórdico, de cabellos rojizos y de un metro setenta de estatura. Lo único que la diferenciaba de los humanos eran los lóbulos de las orejas, ligeramente más grandes de lo normal. Se trataba de Semjase.

Ella le informó que la civilización pleyadiana se habría originado muchos miles de años atrás, no en las Pléyades, un sistema estelar muchísimo más joven que el nuestro, sino en la constelación de Lira. Cuando se declaró la guerra, antes de que el planeta fuese destruido, gran parte de la población emigró a otros sistemas estelares, a las Pléyades, a las Híades y a un planeta que orbitaba cerca de una estrella llamada Vega.

La Tierra había tenido una historia similar. En dos ocasiones sus propios habitantes la habían destruido. La primera vez fue por los propios pleyadianos que se casaron con los primitivos seres humanos, y la segunda por una nueva invasión de pleyadianos. Las visitas actuales de Semjase no tenían intenciones hostiles, pues eran descendientes de los pleyadianos de Lira.

LA VIDA EN HINWILL

Meier mantenía su familia con los 700 francos que le pasaba cada mes el Gobierno por la pérdida del brazo. El accidente no había mermado sus facultades ni sus habilidades. El día en que el granero adjunto a la casa se hundió, uno de sus vecinos, Julio Kägi, vio a Meier reconstruir la pared sin ayuda, colocando las tablas en su sitio con el muñón mientras clavaba las puntas con su única mano.

“Era más rápido con una mano que otras personas con las dos”, dijo Kägi.

Según los registros de Hinwill, Meier había sido criador de pájaros, entibador de minas y vigilante. Tenía permiso de portar armas porque, durante un tiempo, trabajó en una fábrica como vigilante nocturno. Para ayudar a sus ingresos criaba gallinas y Popi vendía los huevos en el pueblo.

En agosto de 1974 la publicación alemana Esotera publicó un anuncio de Meier en donde solicitaba le escribiese gente interesada en formar un grupo para discutir sobre metafísica. Pronto logró formar un club de personas interesadas en los paranormal y en los ovnis. Muchos de ellos venían de Munich y llegaban los sábados al número 10 de la Wihaldenstrasse, hogar de los Meier.

Al final de 1974 sumaban diez los miembros de su círculo ocultista.

Estas reuniones llegaron a oídos de la ufóloga Ilse von Jacobi, que de inmediato contactó con Billy, pero éste seguía reacio a que publicaran nada sobre él. Von Jacobi mandó su artículo al semanario Quick y el mismo fue publicado en el número del 8 de julio de 1976.

Los vecinos de Meier leyeron el artículo y quedaron sorprendidos. Meier alegaba haber entrado en contacto físico y telepático con seres de las Pléyades. Las visitas se habían dado en lugares cercanos a Hinwill, donde aterrizaban en una nave plateada de siete metros, desembarcaban y se encontraban con él cara a cara.

Los vecinos estaban seguros de que Meier había enloquecido. El alcalde comentó que los relatos eran pura fantasía. Meier era un “spinner” (chiflado) y “verrückte” (lunático). “¿Estamos ciegos o somos estúpidos, simplemente porque no vemos lo que él ve?” Uno de los concejales del pueblo, Rudolf Rüegg, creía que todos los relatos de Meier eran imaginarios y fantásticos. “Creo que se lo ha inventado todo”.

Durante más de un año y medio habían visto gran actividad en la granja de los Meier. Durante las noches claras los vecinos de los edificios de apartamentos le habían visto de pie en el callejón que da al Oeste, observando el cielo con unos prismáticos durante horas. Y en las noches en que no salía de casa, veían una luz encendida en el segundo piso hasta altas horas de la noche. De vez en cuando lograban ver un destello de flash fotográfico. Frecuentemente salía al bosque guiando su motocicleta. A veces desaparecía a primeras horas de la tarde y no se le volvía a ver antes de la hora de la cena; en otras ocasiones se evadía furtivamente de la casa a la una o a las dos de la madrugada y no regresaba hasta el amanecer. Las salidas al bosque se daban hasta cinco veces por semana. Ninguno de los vecinos se había preguntado sobre su actitud ni acudido a aquellas visitas al bosque. Meier tuvo la libertad de acción para poder hacer sus fotografías sin la presencia indiscreta de los vecinos.

A mediados de 1975 Meier le enseñó por primera vez las fotografías a su esposa. “¿Qué te parece esto?”, le preguntó.

“Aquello me conmocionó porque vi algo totalmente nuevo y no quería creer que existiese. Él no me dijo nada en absoluto. Ninguna explicación. Ni una sola palabra”.

EN LA CIMA

El artículo del Quick había causado sensación en los círculos ufológicos europeos. Pronto aparecieron nuevos artículos en Il Giornale dei Misteri, de Italia, Blick de Suiza, Echo del Frau y Neue Welt, de Alemania, y Contactos Extraterrestres, de México. Esto atrajo a miles de curiosos a la granja de los Meier. La mayoría de ellos eran pudientes que viajaban en Mercedes. Gracias a ellos Billy Meier logró comprar una granja en Herzog, en Schmidruti, por la nada despreciable suma de 300,000 dólares.

Meier comenzó a transmitir sus enseñanzas editando un boletín titulado Wassermannzeit (La era del barquero).

“Existen 8 razas de extraterrestres diferentes que poseen estaciones aquí en la Tierra. Exploran, estudian, están aquí para observar. Su fin no es hostil. Si una raza de esas cruza una distancia muy grande, tal vez años luz de espacio, no va a venir aquí para plantear problemas o para comenzar una guerra. El ser humano es una criatura combativa, toda su vida se basa en la lucha, por lo que cree que si hay aquí una raza procedente de otro planeta, esas criaturas harán exactamente lo mismo que él. Pero eso no es cierto”.

“Si lo deseasen los pleyadianos destruirían la Tierra en cuestión de minutos y hubieran esclavizado a todos los terrestres hace miles de años. Si los pleyadianos u otras entidades se llevan a seres humanos, sólo es por satisfacer su legítima curiosidad. De vez en cuando se comete algún error y un humano secuestrado muere, lo mismo que los médicos de la Tierra cometen errores que originan alguna muerte, pero nunca han sacrificado a propósito la vida humana”.

“Los pleyadianos realizan el viaje de su planeta natal, Erra, a la Tierra en siete horas”.

En el verano del 76 Lou Zinsstag envió una serie de fotografías tomadas por Billy Meier al investigador americano Wendelle C. Stevens pidiéndole su opinión al respecto. En aquel entonces Stevens pertenecía a la APRO y realizaba algunas investigaciones de campo. Quedó sumamente impresionado por las fotos por lo que decidió viajar a Suiza para entrevistar a Meier. A su regreso, sin decirle nada a Jim Lorenzen (director del APRO), se puso en contacto con Tom Welch y los esposos Brit y Lee Elders, que habían formado una compañía especializada en seguridad con equipo electrónico, computacional y telefónico: Intercep. Juntos comenzaron a investigar el caso Meier. Haciendo continuos viajes a Suiza y colectando información, poco a poco se fueron quedando sin fondos, por lo que decidieron formar la editorial Genesis III Publishing y editar Ufo… contact from the Pleiades, un libro sobre Meier, unos ejemplos de las citas de Semjase, un breve resumen de las experiencias de Meier desde 1975, información astronómica y mitológica de las Pléyades, y algunos de los “análisis” hechos a las pruebas proporcionadas por Meier. La investigación de Intercep abarcó un periodo comprendido de 1976 a 1981.

En el otoño de 1979 un equipo japonés de producción de la Nippon Television Network Corporation, contactó con los Elders para usarlos como intermediarios en la realización de un documental de Billy Meier. El Suizo sufrió un golpe de angustia y no quiso recibir a nadie. ¿Tenía miedo de que los técnicos japoneses descubrieran sus trucos?

“No quería salir de su escritorio –declaró Lee Elders-. No comía. Le llevaban una bandeja con comida, la dejaban delante de la puerta y quedaba sin tocar. Lo único que tomaba era una taza de café y sus cigarrillos”.

Durante tres días, Meier se encerró en su despacho hasta que, convencido por los Elders, accedió a hacer el documental.

No se sabe cuánto cobró por la producción del mismo, pero se conoce que todo en la granja de los Meier se había convertido en negocio. Cualquier persona que se quedase en ella más de treinta minutos debía trabajar en algo. Y si alguien deseaba hablar con Meier debía pagar con trabajo o en metálico.

Jun-Ichi-Yaoi y el equipo de producción japonés llegaron a Schmidruti a fines de septiembre para filmar durante tres emanas. ¿Obtuvieron algún beneficio los Elders de este documental? Lo preguntamos porque en 1987 los Elders suscribieron un contrato con Gary Kinder, autor de Años Luz, que indicaba que: “recibiría un porcentaje de los derechos de autor por presentarme a Meier, y por facilitarme archivos, correspondencia, cintas magnetofónicas con entrevistas y su investigación acerca de las Pléyades, más fotografías, grabaciones sonoras, cintas de video y otros materiales de su propiedad y con derechos de autor por parte de Elders”.

¡EN CONTACTO! OTROS TESTIGOS

Se conocen sólo dos reportes en los que testigos independientes a Meier lograron ver algo. Uno de ellos fue el contacto del maestro de escuela Guido Moosbrugger que logró fotografiar una “luz con tentáculos”, que en nada se parece a los bonitos modelos de Meier y que puede ser cualquier cosa, puesto que la toma se hizo de noche. El segundo es más interesante pues involucra a toda la familia Meier y a otros dos testigos.

A pesar de ser su esposa y de haber vivido con Billy durante muchos años, Popi sólo tuvo una experiencia visual, aunque muy poco convincente.

Cierta tarde Billy entró en contacto telepático y se le informó que debía acudir al bosque, junto con todos los presentes en la casa en ese momento.

Hans Schutzbach, uno de aquellos testigos, relata así el momento:

“Hice entrar a todos en mi coche como de costumbre y Billy fue delante con su motocicleta. Nos dijo que nos limitásemos a seguirle, y así lo hicimos. En las afueras de Hinwill, llegamos finalmente a una pequeña colina poblada de árboles. Era muy excitante”.

Meier les dijo: “Esperen aquí”. Luego se alejó.

“No recuerdo cuánto tiempo permanecimos en aquel lugar –explicó Popi. De repente, Atlantis dio un salto y gritó: ‘¡Mira, mamá, mira allí!’. Todos nos pusimos de pie, y allí estaba la nave, a unos mil metros de distancia. Era grande y esférica. Deseamos ver más, pero el navío desapareció enseguida”.

Cuando el niño gritó, Schutzbach se incorporó y vio algo que ascendía desde atrás de los árboles por el aire.

“Supongo que pudo tratarse de un globo –dijo-, pero no tengo ninguna prueba al respecto”.

Intentó tomar una foto pero estaba tan nervioso y temblaba tanto que movió la cámara. La foto no es muy nítida y lo único que se ve es un puntito.

Continuara…

Billy Meier en Amman, Jordania, en 1963.

Un año después en Mehrauli.

Dos de las fotografías obtenidas en el ashram de Ashoka, en Mehrauli.

V. B. Dharmawara y dos de sus nietos.

Billy en el unifrme de la Legión Extranjera.

Billy con su familia.

Pasaporte con el sello de Jordania.

Dos fotografías de Billy Meier en 1977. Se ve extraño sin su barba.

El ufólogo inglés Timothy Good.

Louise Zinsstag, ufóloga suiza que había investigado a George Adamski e hizo lo mismo con Meier.

Kalliope Zafrireou (Popi), la esposa de Meier.

Billy Meier y Popi.

Los Meier y sus hijos: Nina, Atlantis, Bashenko y el pequeño Methusalem.

Billy Meier, sus hijos y Shirley Mcklein.

Dibujo de Sfath.

Fotografía de Asket.

Dibujos de Semjase.

La era del barquero (Wassermannzeit).

Wendelle Stevens.

De izquierda a derecha: Lee Elders, Stevens, Meier y Tom Welch.

Brit Elders y Popi.

Jim Lorenzen.

Gary Kinder.

Guido Moosbrugger.

Billy Meier.

Dos pinturas que relatan la historia de Billy Meiers.

18 Comments

Page 1 of 1
  1. Jack Maybrick
    Jack Maybrick junio 6, 2006 at 12:13 pm .

    Genial la animación… todavía me parto de la risa al imaginarme a Meier en los Alpes con Heidi…

  2. Luis Ruiz Noguez
    Luis Ruiz Noguez junio 6, 2006 at 5:38 pm .

    ¿No lo sabías? Heidi es producto de las relaciones de Meier con Semjase.
    Bueno, sería bonito, pero no es cierto. Sin embargo la historia de Meier alcanza cotas aún más absurdas.

  3. Sergio Rivera
    Sergio Rivera agosto 14, 2007 at 2:47 am .

    La pagina es buenisima, en realidad sorprendente, felicidades webmaster, ha logrado atraer mi atencion con un articulo de Billy Meier, pero es una pena que usted con tanto talento e informacion sea otro mas de los que se muere de miedo por aceptar que la historia es cierta, y que hay seres de varios mundo aqui en el planeta desde hace mucho, quizas a usted le da envidia y le hubiese gustado ser Billy Meier y poder mostrar sus evidencias.
    Pudrase.

  4. [...] nuevo comentario en la entrada #298 “La historia de Billy Meier (Primera parte)”http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/06/la-historia-de-billy-meier-primera-parte/Comentario:La pagina es buenisima, en realidad sorprendente, felicidades webmaster, ha logrado [...]

  5. miguel angel
    miguel angel octubre 26, 2007 at 11:14 pm .

    wow es simplemente impresionante el hecho de saber que hay otro tipo de seres humanos en otro planeta el tal erra…
    que emocion sobre todo cuando veo a esa hermosiiisima mujer pleyadiana la veo y me enamoro… que hermoso y lindo seria conocer otro tipo de civilización aunque pisando suelo firme como toda historia falsa siempre hay fotos borrosas y poco visibles. ojala pudiera ser verdad todo eso pero bueno… mmm.. jeje eso es todo chau ojala que no salga otro por ahi diciendo que hizo contacto con algun CRIPTONIANO.. JEJE

  6. rogelio
    rogelio noviembre 14, 2007 at 11:48 pm .

    mira la mera verdad estoy muy intrigado hacerca de billy meier, porque yo creo que si hay otros seres de otros planetas, que no somos unicos y que aparte el universo es muy inmenso para pensar que nosotros los seres humanos solo somos los unicos, me gustaria que pusieran la entrevista que le realizo jaime maussan a meier cuando esta su programa de sesenta minutos y tambien hacerca de semjase. gracias.

  7. paco
    paco marzo 10, 2008 at 5:54 pm .

    Nunca he creido a este tipo y ahora menos todavia.Algunos se piensan que estamos rodeados de extraterrestres cuando es falso.Lo que si hay es cientos de vividores que se forman sus sectas y viven de la estupidez de la gente y de su dinero claro….
    Con tanto estupido mental que se cree cualquier tonteria no me extraña que vayamos asi la raza humana.y piensen esto …..ahora en la era youtube y que CADA UNO DE NOSOTROS LLEVAMOS UNA CAMARA EN NUESTRO MOVIL, que casualidad no se ve nada ni un puñetero alien y que lo unico que se ven sean FAKES Y FRAUDES por que sera…. santo photoshop

  8. lilian
    lilian abril 1, 2008 at 11:25 pm .

    Hola me encanto el relato si alguien sabe de una pagina donde descargar el libro gratis !!

  9. Germein Valbuena
    Germein Valbuena junio 26, 2008 at 8:42 pm .

    La verdad no me intriga el hecho de saber que existen pruebas
    de acontesimientos paranormales. Ha hecho un gran aporte de esta tematica, sinceramente no calma mis dudas. Ver la realidad detras de una fantasia puede llegar a tener un precio mas bajo que creer en nuestras iluciones, tocar no es lo mismo que ver y pensar en la vida de Meier puede no cubrir todas las discrepancias. Tengo sueños como fisico y eso me hace seguir adelante, tentarme a conocer el universo y dejarme llevar por el conocimiento. Aunque creemos con certez lo necesario es soñar.

    La experiencia hace al sabio y alcanzamos metas inimaginables. Llegamos a creer en nuestros sueños, pero nos falta descubrir sentimientos, que nos hagan sentir mas seguro, seguir soñando.

  10. albert cord
    albert cord noviembre 2, 2008 at 7:00 pm .

    Vivo actualmente east-Hamptom estado de NY .EEUU. soy costarricensey me interesa este tipo de publicaciones, he tenido contacto con hermanos mayores desde hace 20 anos, los distingo por sus nombres y recientemente los contactos son mas frecuentes, no se a quien escribo por ahora esta nota, seria bueno si sabe como giarme con estos contactos se lo agradeceria. Siempre y cuando sea una persona que tenga experiencia en todo esto gracias.

  11. [...] La historia de Billy Meier (primera parte) [...]

  12. ARTURO
    ARTURO noviembre 2, 2009 at 12:39 pm .

    DESDE HACE TIEMPO EN EL INTERVALO O PASE DEL SUEÑO SOSTENGO CONVERSACIONES LARGAS CON ALGUIEN QUE ME LLAMA POR MI NOMBRE, ME HA MOSTRADO MONTADO EN UN APARATO GRANDE Y RARO, SALUDANDO A MUCHA GENTE DE ABAJO, ME DIJO QUE YO PODIA HACERLO SOLO DEBIA TENER FE, QUE ME QUERIA MUCHO Y ME ESTABA ESPERANDO,SIEMPRE ME LLAMA CON VOZ SUAVE Y AMISTOZA, ME DIJO QUE VENIA DE MUY LEJOS SOLO PARA ACERCARSE A MI

  13. yiradidu
    yiradidu diciembre 19, 2009 at 4:31 am .

    Tio..!!! Eres la ostia!! No te puedo creer!!
    ¿¿Como puede una persona invertir tanto tiempo en algo que cree que es una gilipollez???
    Este repor o como quieras llamarlo te habra supuesto cantidad de horas ( y eso que no he leido a un la segunda parte)
    Tio, ademas me has dado mas datos de esta persona que no tenia. Datos de su vida que me interesan porque me dice como era. Tio estas kolgao!! Ademas llevo media hora subiendo la pagina para ver si veo tu nombre y no lo localizo. Por lo que te llamare “el loco de la colina. Megahoras invertidas en algo que no me mola” Pero para acortar lo dejare en “chispita”.
    Tu forma escribir y tus argumentaciones me recuerdan a mi pueblo; – Que si la vecina le vio salir denoche……. -Que si partia con un amigo que yo no habia visto nunca pero que no le gusto porque cojeava un poco….. VENGA YA TIO!!! No creo que con esos argumentos quieras derrocar lo evidente. Despues de leer este primer relato creo mas en el hombre este. Y sí, lo tuyo me es mas , como dice un comentario por ahi, que es envidia.
    Y otra cosa que me ha dejadfo perplejo, es cuando dices que se lucra con 700 francos del estado suizo, y luego le ves poniendo clavos con un solo brazo. Como diciendonos a todos :- Jo! con el que no puede trabrajar ehh??. Pero tio!! pon tu clavos con un solo brazo. Que güevazos tienes!!! ¿ O sea, que tu te cortarias el brazo con tal de que te dieran 700 francos?? Valla cullons!! A comentario de mi pueblo!! es que no falla. Bastante desgracia tendra el hombre que sufrir con un solo brazo, como para que ademas le critiquen por eso. Vamos!! yo no me quedaria sin un brazo por mucha pension que me den. El que piense que si lo cambiaria por una pension que se pregunte ¿ quien se vende y quien cree que el dinero es mas necesario que el brazo?
    Hay datos que das de la vida de este hombre que me fiplan, que no conocia y eso me hace sentir agradecido contigo. Los otros comentarios que he podido leer al principio, tambien me flipan, no puedo creer que gente que no comparte esta idea, utilice tanto tiempo en hacer algo que no comparte jajajaja porque leerse tu historia y contrastar lleva su tiempo jajajaja. De verdad me alucino!!
    Esta persona que quiere ver los videos de este señor, entrevistado por ese periodista, solo tiene que meter en google el nombre de este señor y puede que le salgan directamente los videos.
    Con respecto del otro chico que comenta que tiene encuentros y que necesita guia, creo que la mejor opcion es preguntarle a las personas con las que contactas y no aqui. No tengas miedo y pregunta. No creo que nadie de por aqui te valla a ayudar mejor que ellos.
    Y para Arturo, decirle que me parece increible lo que le pasa y me gustaria que contases mas cosas.
    Un saludo tropa voy a por la segunda parte de “Chispita”

  14. luisrn
    luisrn diciembre 19, 2009 at 5:18 pm .

    Yiradidu

    Gracias por tus comentarios y por tomarte todo ese tiempo en leer este “repor”, como lo llamas. Veo, por los comentarios que fuiste dejando en cada una de las partes en que dividí el trabao, que tu forma de pensar fue cambiando (eso es lo que creo, pero tal vez esté equivocado). Sea cual sea el resultado, el hecho es que te hizo pensar, y eso vale la pena del tiempo invertido.
    Pero antes de continuar, quisiera me aclares algunos modismos que utilizan en España y que no son comunes en América. Entiendo perfectamente lo de gilipollez, pero hay otras cosas que se me escapan:
    ¡Eres la ostia!
    ¡Estas kolgao!
    No me mola
    filpan o flipan (lo escribes de las dos formas)

    Regresando a tu comentario… Tienes una forma rara de pensar. Hay un “non sequitur” en tus frases que concluyen con “¿O sea, que tu te cortarías el brazo con tal deque te dieran 700 francos?”
    Meier no se cortó el brazo para obtener la pensión. ¡Nadie lo haría!, aunque parece que tú llegaste a pensar en esa posibilidad (es tu rara forma de pensar)
    En muchas compañías te dan ese tipo de pensiones por incapacidad. Ninguno de los trabajadores (a menos quepiensen como tú), se dejarían incapacitar sólo por cobrar una pensión.
    Fue un accidente, un hecho fortuito, y Meier simplemente cobra su pensión. Eso es todo. No hay nada malo en eso.
    Lo que critico es que haya hecho dinero con sus fraudes fotográficos, con el trabajo o la cuota que les cobra a sus visitantes (si permanecen en la granja más de media hora), con las regalías que recibe por programas, entrevistas, libros, etc. Sobre todo porque se basa en un engaño.
    Acepto que esa parte del trabajo es al estilo de la argumentación de tu pueblo. Es simplemente para dejar el contexto. Pero no me quedo ahí. Aporto mucho más argumentos que los chismes de lavadero.
    No critico que Meier sea manco, antes bien me asombra sus habilidades. Eso es lo que trato de manifestar en el artículo.
    Veo que tu crítica ha sido un poco apresurada, pero que se ha moderado conforme has ido leyendo el resto del artículo. En tu crítica a la egunda parte, por ejemplo, dices que no cumplí en lo que dije que iba a poner en el segundo capítulo. ¿Qué prometí? ¿Hice alguna promesa? Que no hayas visto las fotografías de Semjase en los videos, ese es tu problema, no el mío. Hay, por otra parte, varias otras notas en este blog, que retoman el caso de las pleyadianas. Ahí puedes ver varias fotografías de Semjaze y sus compañeras.
    En fin, se feliz y pasala bien

  15. Yiradidu
    Yiradidu diciembre 20, 2009 at 2:03 am .

    Hola Luis.

    La verdad es que ayer estuve hasta muy tarde leyendo cositas y termine “flipado”.

    Primero decirte, que me gusto mucho tu aportacion con tu trabajo.

    Te Explico:
    ¡Eres la ostia! : Se utiliza en un lenguaje coloquial- amistoso. Se denomina “Jerga”. Quiere expresar admiración y segun en el contexto que se utilice puede significar una cosa u otra. En este contexto he de admitir que estaba escrito con ironia. ( ya te cuento lei mucho ayer).
    ¡Estas kolgao!: Igual que en la anterior, se utiliza coloquialmente, demuestra confianza y quiere decir que estas mal de la cabeza.
    No me mola: No me gusta. “me mola”:- Me gusta.
    flipan: Imagina que tomas drogas y empiezas a contarme la vatallita del hombre este. Yo te diria que estas flipando. Que estas delirando.

    Es todo un lenguaje muy coloquial y cercano. Amistoso. No quiero que mal interpretes ninguna de mis palabras. Y si en algo no nos hemos podido entender, lo solucionamos asi. Parlando.

    ¿Como que “non sequitur” ? A si empieza tu historia:

    LA VIDA EN HINWILL
    Meier mantenía su familia con los 700 francos que le pasaba cada mes el Gobierno por la pérdida del brazo. El accidente no había mermado sus facultades ni sus habilidades. El día en que el granero adjunto a la casa se hundió, uno de sus vecinos, Julio Kägi, vio a Meier reconstruir la pared sin ayuda, colocando las tablas en su sitio con el muñón mientras clavaba las puntas con su única mano.

    “Era más rápido con una mano que otras personas con las dos”, dijo Kägi.

    Este comentario sobra!!! O si no explicanos que mensaje nos estas dando con el. Porque eso de que :- “el accidente no habia mermado sus habilidades ni sus facultades”. Lo has escrito tu. Y si añadimos el comentario del vecino Kägi:- “Era más rápido con una mano que otras personas con las dos. Pues ya tenemos la convinacion perfecta. Critica al canto porque se apaña bien con un solo brazo y encima cobra. A mi pueblo. Y este argumento no tiene nada que ver con con una forma de pensar “non sequitur”. Aqui no hay niguna falacea escrita en este razonamiento. El mensaje que das es la verdad. Por eso te invitava a que vivieras sin brazo porque no creo que haga falta que cuentes eso del brazo, si no es para desprestiguiar a la persona y eso es feo porque las cosas tienen que caer por su propio peso como en los capitulos posteriores pude ver. Y no por los adornos del arbol de Navidad. Ya se que no se corto el brazo, eso lo explicas muy bien, que lo perdio en un accidente. Pero como tu criticas que no tiene brazo pero que puede trabajar muy bien y ademas cobra. Pues a la!!! cortatelo como libre eleccion, luego dices que te lo ha pillado una maquina o algo así y ya esta a cobrar.Porque un accidente no lo es.
    Lo que te quiero decir es que ese comentario sobra, me da que quiere hacerse la pelota mas grande de lo que es y eso……me tira para atras.
    Mas cosas:
    La foto de Semjase no la he podido ver ni en los videos ni en los dibujos que no pusiste. Ya se que no lo prometiste pero cuando tu te lees un libro y lees en el indice capitulo 1 pagina 8, tampoco te promete el indice que este la pagina 8 pero mira por donde suele estar. Te recuerdo lo que escribes:
    La historia de Billy Meier (Primera parte)BILLY MEIEREL MÁS POLÉMICO FRAUDE FOTOGRÁFICO

    Eduard “Billy” Meier nació el 3 de febrero de 1937 en el pueblo suizo de Bulach. En su juventud se dedicó a viajar (durante doce años) por África, Asia y Europa. Aunque sus aduladores afirman que su primera experiencia contactista fue la del 28 de enero de1975, en realidad la primera fotografía de Meier publicada en un medio alemán (de cinco luces en formación), apareció en 1959 en la revista UFO Nachrichten, en donde se decía que la foto había sido tomada por “Eduard Meier, del Grupo UFO_IFO de Uitikon, Suiza”.

    Un periodista de Nueva Delhi llamado S. Venkatesh publicó, en The Statesman del 30 de septiembre de 1964, el que tal vez sea el primer artículo, en inglés, sobre Billy Meier. Los encabezados de la nota decían: “El hombre de los platillos volantes se va de Nueva Delhi. El suizo alega que ha visitado tres planetas”.

    En esa nota se le identificaba con sus nombres de pila: Eduard Albert. Se menciona que el contactado había vivido en cuevas desde su llegada a la India, hacía de eso cinco meses. Venkatesh le encontró “desnudo sentado en uno de los monumentos rupestres de Mehrauli, cerca de Buda Vihara”.

    “No sólo he visto las naves del espacio exterior –dijo Albert-, sino que las fotografié e incluso viajé en ellas”. Para demostrar esto enseñó al reportero un álbum con ochenta fotos (aunque afirmó haber hecho más de cuatrocientas, pero la mayoría se las habían robado en Jordania y la India) pero no quiso proporcionar ninguna para ilustrar el artículo, antes bien pidió que no se le hiciera publicidad.

    De acuerdo a la descripción de Venkatesh: “Los objetos fotografiados varían en tamaño y forma. Uno de ellos es un objeto globular con un disco redondo en el centro; otro tiene forma de embudo; un tercero se parece a un tubo de neón; un cuarto es una gran luz brillante, y otros líneas luminosas en zigzag. Algunos han sido fotografiados en el suelo y otros volando en el cielo”.

    Pasó cerca de 8 meses (entre 1963 y 1964) estudiando las prácticas budistas de meditación con V. B. Dharmawara, también conocido como Ananda Mahatma, del Ashram de Ashoka, en Mehrauli, cerca de Nueva Delhi.

    Meier afirmaba haber viajado a otros planetas. En uno de ellos “todos los objetos eran blancos” (¡¿?!). Los habitantes eran como nosotros, aunque mucho más altos y utilizaban la telepatía para comunicarse.

    Tiempo después de la entrevista, Meier fue expulsado del país. Fue acusado de vagancia y de haber estafado a incautos vendiéndoles fotos trucadas de ovnis construidas con maquetas (lugar común en su vida).

    DE REGRESO A SUIZAA finales de otoño de 1964 el primer violín de la Orquesta Sinfónica de Londres, Timothy Good, llegó a la India, y al leer el artículo del Statesman intentó establecer contacto con Albert, pero éste ya había partido hacia Turquía en donde, a causa de un accidente de tráfico, le fue cortado el brazo izquierdo por encima del codo (1965).

    En vista de su fracaso, Good contactó con la famosa ufóloga suiza Louise Zinsstag, de Basilea, preguntándole si conocía algún dato sobre un tal Eduard Albert. Lou recordó que en una revista ufológica de 1956 alguien había escrito un artículo de un muchacho llamado Eduard Meier que decía haber tenido su primer contacto a los cinco años, en 1942. Y a partir de entonces mantenía contacto con “ellos” cada once años.

    La señora Zinsstag logró establecer contacto con Meier hasta 1976, y entonces le escribió a Good:

    “Por unos cien francos conseguí 50 fotos en color, y el joven me prometió la más representativas. Además de las fotos de ovnis y de una espléndida película de veinte minutos, nos mostró algunas fotos más que me resultan difícil describir.

    “… hay una foto que causa sensación. En el platillo volante, él y sus compañeros observaron el último acoplamiento Soyus-Apolo a una distancia de tres metros. En esas fotos se podía ver la espalda de un cosmonauta ruso, su casco y las tres COI de su uniforme. En otra, se contemplaba la maniobra de acoplamiento en acción mucho mejor que en la tele. Las otras fotos no voy a describirlas en la carta. Resulta demasiado difícil”.

    “Aún sigo sin saber cómo juzgar éste hombre. Su formación es incluso más pobre que la de George (Adamski), pero eso no importa. Sin embargo, no me gustan sus modales… Es antirreligioso, y según me he enterado por un opúsculo suyo, defiende a las brujas y ataca a la iglesia católica por ignorarlas”.

    Viajando en un camión de segunda hacia el puerto de Iskenderun, en Turquía, Meier sufrió el accidente en el que perdió el brazo izquierdo. El autobús en el que viajaba chocó con otro y Billy salió volando por una ventanilla. Estuvo dos semanas hospitalizado y al dársele de alta viajó a Tesalónica, en Grecia, donde en la fiesta de navidad del 65 conoció a Kalliope Zafrireou, una chica griega de diecisiete años con la que se casó y regresó a su país natal, Suiza.

    Billy Meier se retiró a la vida familiar y durante algunos años los círculos ufológicos no supieron nada de él. En diciembre de 1971 llegó al pueblo de Hinwil, 50 Km al sudeste de Zurcí, en medio de colinas verdes y bosques de treinta metros de altura. Ahí, por una suma simbólica, alquiló al Ayuntamiento una vieja granja en medio de varios departamentos. En ese entonces la familia Meier estaba constituida por Billy, Kalliope, a la que llamaban familiarmente Popi, y sus tres niños: Nina, Atlantis y el bebé Bashenko. La familia Meier era atípica y sólo mantenía relaciones con una vecina: Erika Mägi, que tenía una niña de la misma edad que Nina, de quien era muy amiga.

    LOS PRIMEROS CONTACTOS

    La vida de Meier siempre estuvo inmersa en el escándalo. A los catorce años el Tribunal de Menores le mandó al correccional de Albisbrunn, por cometer pequeños hurtos durante sus escapadas de la escuela. Allí pasó tres años antes de que las autoridades le devolviesen a sus padres, y abandonó la escuela sin haber completado la enseñanza primaria. En otra ocasión, con otros varios jóvenes, fue detenido por la policía por robo y enviado al centro de detención preventiva de Aaburg, de donde escapó para enrolarse en la Legión Extranjera Francesa. Unos meses después de completar su entrenamiento desertó y regresó a Suiza, donde lo atraparon y le enviaron nuevamente a Aaburg.

    Meier afirmaba haber tenido contacto con entidades extraterrestres desde hacía mucho tiempo… desde una encarnación anterior.

    Para el padre de Meier el avistamiento de 1942 había sido un arma secreta de Adolfo Hitler. Era una esfera luminosa que descendió, pasó por la torre de la iglesia y desapareció a continuación hacia el Oeste. Dos meses después, mientras jugaba solo, Meier tuvo otro avistamiento, pero en esa ocasión comenzó a tener los contactos telepáticos con un ser, Sfath, de “hablar suave y armónico”.

    El 3 de febrero de 1953 el contacto con Sfath cesó para siempre, para ser sustituido, meses después, por “una voz joven y fresca, plena de fuerza”.

    Se trataba de Asket, que procedía del Universo DAL. Fue ella quien le ordenó hiciese su periplo al oriente, con el fin de poder transmitirle el conocimiento oculto. Fue en la India donde Asket le permitió, por primera vez, fotografiar su nave espacial. El suceso ocurrió en las afueras de Mehrauli y en la fotografía, una de las menos nítidas de Meier, aparece un objeto discoidal con una pequeña cúpula en la parte superior. Eran sus inicios en el arte del truco fotográfico.

    El primer contacto con Semjase fue la tarde del martes 28 de enero de 1975. Se encontraba solo en un prado a unos kilómetros de Hinwill. Su intención era registrar en cinta “las voces de los muertos”, actividad de moda en los círculos metafísicos de aquella época. Repentinamente escuchó un sonido pulsante y, alzando la vista, vio un disco volante que estaba descendiendo “suavemente” sobre un prado a unos cien metros de distancia. Después de sacar varias fotografías del disco, trató de acercarse, pero “un campo de fuerza invisible” le había impedido proseguir. Después vio descender del disco una figura humana que parecía una estatua griega: se trataba de una mujer de aspecto nórdico, de cabellos rojizos y de un metro setenta de estatura. Lo único que la diferenciaba de los humanos eran los lóbulos de las orejas, ligeramente más grandes de lo normal. Se trataba de Semjase.

    Ella le informó que la civilización pleyadiana se habría originado muchos miles de años atrás, no en las Pléyades, un sistema estelar muchísimo más joven que el nuestro, sino en la constelación de Lira. Cuando se declaró la guerra, antes de que el planeta fuese destruido, gran parte de la población emigró a otros sistemas estelares, a las Pléyades, a las Híades y a un planeta que orbitaba cerca de una estrella llamada Vega.

    La Tierra había tenido una historia similar. En dos ocasiones sus propios habitantes la habían destruido. La primera vez fue por los propios pleyadianos que se casaron con los primitivos seres humanos, y la segunda por una nueva invasión de pleyadianos. Las visitas actuales de Semjase no tenían intenciones hostiles, pues eran descendientes de los pleyadianos de Lira.

    LA VIDA EN HINWILLMeier mantenía su familia con los 700 francos que le pasaba cada mes el Gobierno por la pérdida del brazo. El accidente no había mermado sus facultades ni sus habilidades. El día en que el granero adjunto a la casa se hundió, uno de sus vecinos, Julio Kägi, vio a Meier reconstruir la pared sin ayuda, colocando las tablas en su sitio con el muñón mientras clavaba las puntas con su única mano.

    “Era más rápido con una mano que otras personas con las dos”, dijo Kägi.

    Según los registros de Hinwill, Meier había sido criador de pájaros, entibador de minas y vigilante. Tenía permiso de portar armas porque, durante un tiempo, trabajó en una fábrica como vigilante nocturno. Para ayudar a sus ingresos criaba gallinas y Popi vendía los huevos en el pueblo.

    En agosto de 1974 la publicación alemana Esotera publicó un anuncio de Meier en donde solicitaba le escribiese gente interesada en formar un grupo para discutir sobre metafísica. Pronto logró formar un club de personas interesadas en los paranormal y en los ovnis. Muchos de ellos venían de Munich y llegaban los sábados al número 10 de la Wihaldenstrasse, hogar de los Meier.

    Al final de 1974 sumaban diez los miembros de su círculo ocultista.

    Estas reuniones llegaron a oídos de la ufóloga Ilse von Jacobi, que de inmediato contactó con Billy, pero éste seguía reacio a que publicaran nada sobre él. Von Jacobi mandó su artículo al semanario Quick y el mismo fue publicado en el número del 8 de julio de 1976.

    Los vecinos de Meier leyeron el artículo y quedaron sorprendidos. Meier alegaba haber entrado en contacto físico y telepático con seres de las Pléyades. Las visitas se habían dado en lugares cercanos a Hinwill, donde aterrizaban en una nave plateada de siete metros, desembarcaban y se encontraban con él cara a cara.

    Los vecinos estaban seguros de que Meier había enloquecido. El alcalde comentó que los relatos eran pura fantasía. Meier era un “spinner” (chiflado) y “verrückte” (lunático). “¿Estamos ciegos o somos estúpidos, simplemente porque no vemos lo que él ve?” Uno de los concejales del pueblo, Rudolf Rüegg, creía que todos los relatos de Meier eran imaginarios y fantásticos. “Creo que se lo ha inventado todo”.

    Durante más de un año y medio habían visto gran actividad en la granja de los Meier. Durante las noches claras los vecinos de los edificios de apartamentos le habían visto de pie en el callejón que da al Oeste, observando el cielo con unos prismáticos durante horas. Y en las noches en que no salía de casa, veían una luz encendida en el segundo piso hasta altas horas de la noche. De vez en cuando lograban ver un destello de flash fotográfico. Frecuentemente salía al bosque guiando su motocicleta. A veces desaparecía a primeras horas de la tarde y no se le volvía a ver antes de la hora de la cena; en otras ocasiones se evadía furtivamente de la casa a la una o a las dos de la madrugada y no regresaba hasta el amanecer. Las salidas al bosque se daban hasta cinco veces por semana. Ninguno de los vecinos se había preguntado sobre su actitud ni acudido a aquellas visitas al bosque. Meier tuvo la libertad de acción para poder hacer sus fotografías sin la presencia indiscreta de los vecinos.

    A mediados de 1975 Meier le enseñó por primera vez las fotografías a su esposa. “¿Qué te parece esto?”, le preguntó.

    “Aquello me conmocionó porque vi algo totalmente nuevo y no quería creer que existiese. Él no me dijo nada en absoluto. Ninguna explicación. Ni una sola palabra”.

    EN LA CIMAEl artículo del Quick había causado sensación en los círculos ufológicos europeos. Pronto aparecieron nuevos artículos en Il Giornale dei Misteri, de Italia, Blick de Suiza, Echo del Frau y Neue Welt, de Alemania, y Contactos Extraterrestres, de México. Esto atrajo a miles de curiosos a la granja de los Meier. La mayoría de ellos eran pudientes que viajaban en Mercedes. Gracias a ellos Billy Meier logró comprar una granja en Herzog, en Schmidruti, por la nada despreciable suma de 300,000 dólares.

    Meier comenzó a transmitir sus enseñanzas editando un boletín titulado Wassermannzeit (La era del barquero).

    “Existen 8 razas de extraterrestres diferentes que poseen estaciones aquí en la Tierra. Exploran, estudian, están aquí para observar. Su fin no es hostil. Si una raza de esas cruza una distancia muy grande, tal vez años luz de espacio, no va a venir aquí para plantear problemas o para comenzar una guerra. El ser humano es una criatura combativa, toda su vida se basa en la lucha, por lo que cree que si hay aquí una raza procedente de otro planeta, esas criaturas harán exactamente lo mismo que él. Pero eso no es cierto”.

    “Si lo deseasen los pleyadianos destruirían la Tierra en cuestión de minutos y hubieran esclavizado a todos los terrestres hace miles de años. Si los pleyadianos u otras entidades se llevan a seres humanos, sólo es por satisfacer su legítima curiosidad. De vez en cuando se comete algún error y un humano secuestrado muere, lo mismo que los médicos de la Tierra cometen errores que originan alguna muerte, pero nunca han sacrificado a propósito la vida humana”.

    “Los pleyadianos realizan el viaje de su planeta natal, Erra, a la Tierra en siete horas”.

    En el verano del 76 Lou Zinsstag envió una serie de fotografías tomadas por Billy Meier al investigador americano Wendelle C. Stevens pidiéndole su opinión al respecto. En aquel entonces Stevens pertenecía a la APRO y realizaba algunas investigaciones de campo. Quedó sumamente impresionado por las fotos por lo que decidió viajar a Suiza para entrevistar a Meier. A su regreso, sin decirle nada a Jim Lorenzen (director del APRO), se puso en contacto con Tom Welch y los esposos Brit y Lee Elders, que habían formado una compañía especializada en seguridad con equipo electrónico, computacional y telefónico: Intercep. Juntos comenzaron a investigar el caso Meier. Haciendo continuos viajes a Suiza y colectando información, poco a poco se fueron quedando sin fondos, por lo que decidieron formar la editorial Genesis III Publishing y editar Ufo… contact from the Pleiades, un libro sobre Meier, unos ejemplos de las citas de Semjase, un breve resumen de las experiencias de Meier desde 1975, información astronómica y mitológica de las Pléyades, y algunos de los “análisis” hechos a las pruebas proporcionadas por Meier. La investigación de Intercep abarcó un periodo comprendido de 1976 a 1981.

    En el otoño de 1979 un equipo japonés de producción de la Nippon Television Network Corporation, contactó con los Elders para usarlos como intermediarios en la realización de un documental de Billy Meier. El Suizo sufrió un golpe de angustia y no quiso recibir a nadie. ¿Tenía miedo de que los técnicos japoneses descubrieran sus trucos?

    “No quería salir de su escritorio –declaró Lee Elders-. No comía. Le llevaban una bandeja con comida, la dejaban delante de la puerta y quedaba sin tocar. Lo único que tomaba era una taza de café y sus cigarrillos”.

    Durante tres días, Meier se encerró en su despacho hasta que, convencido por los Elders, accedió a hacer el documental.

    No se sabe cuánto cobró por la producción del mismo, pero se conoce que todo en la granja de los Meier se había convertido en negocio. Cualquier persona que se quedase en ella más de treinta minutos debía trabajar en algo. Y si alguien deseaba hablar con Meier debía pagar con trabajo o en metálico.

    Jun-Ichi-Yaoi y el equipo de producción japonés llegaron a Schmidruti a fines de septiembre para filmar durante tres emanas. ¿Obtuvieron algún beneficio los Elders de este documental? Lo preguntamos porque en 1987 los Elders suscribieron un contrato con Gary Kinder, autor de Años Luz, que indicaba que: “recibiría un porcentaje de los derechos de autor por presentarme a Meier, y por facilitarme archivos, correspondencia, cintas magnetofónicas con entrevistas y su investigación acerca de las Pléyades, más fotografías, grabaciones sonoras, cintas de video y otros materiales de su propiedad y con derechos de autor por parte de Elders”.

    ¡EN CONTACTO! OTROS TESTIGOS

    Se conocen sólo dos reportes en los que testigos independientes a Meier lograron ver algo. Uno de ellos fue el contacto del maestro de escuela Guido Moosbrugger que logró fotografiar una “luz con tentáculos”, que en nada se parece a los bonitos modelos de Meier y que puede ser cualquier cosa, puesto que la toma se hizo de noche. El segundo es más interesante pues involucra a toda la familia Meier y a otros dos testigos.

    A pesar de ser su esposa y de haber vivido con Billy durante muchos años, Popi sólo tuvo una experiencia visual, aunque muy poco convincente.

    Cierta tarde Billy entró en contacto telepático y se le informó que debía acudir al bosque, junto con todos los presentes en la casa en ese momento.

    Hans Schutzbach, uno de aquellos testigos, relata así el momento:

    “Hice entrar a todos en mi coche como de costumbre y Billy fue delante con su motocicleta. Nos dijo que nos limitásemos a seguirle, y así lo hicimos. En las afueras de Hinwill, llegamos finalmente a una pequeña colina poblada de árboles. Era muy excitante”.

    Meier les dijo: “Esperen aquí”. Luego se alejó.

    “No recuerdo cuánto tiempo permanecimos en aquel lugar –explicó Popi. De repente, Atlantis dio un salto y gritó: ‘¡Mira, mamá, mira allí!’. Todos nos pusimos de pie, y allí estaba la nave, a unos mil metros de distancia. Era grande y esférica. Deseamos ver más, pero el navío desapareció enseguida”.

    Cuando el niño gritó, Schutzbach se incorporó y vio algo que ascendía desde atrás de los árboles por el aire.

    “Supongo que pudo tratarse de un globo –dijo-, pero no tengo ninguna prueba al respecto”.

    Intentó tomar una foto pero estaba tan nervioso y temblaba tanto que movió la cámara. La foto no es muy nítida y lo único que se ve es un puntito.

    Continuara…

    Billy Meier en Amman, Jordania, en 1963.

    Un año después en Mehrauli.

    Dos de las fotografías obtenidas en el ashram de Ashoka, en Mehrauli.

    V. B. Dharmawara y dos de sus nietos.

    Billy en el unifrme de la Legión Extranjera.

    Billy con su familia.
    …………………………………
    ………………………………….
    ………………………………………
    Dibujo de Sfath.

    Fotografía de Asket.

    Dibujos de Semjase.
    Yo entendi que en la segunda parte los veria y como ya te digo en los videos no Observe dibujos etiquetados pero lo volvere a ver.

    Un saludo y gracias por tu curro que quiere decir trabajo. Lo de curro. Felicidad para ti tambien.

  16. luisrn
    luisrn diciembre 20, 2009 at 3:53 am .
  17. sonia
    sonia octubre 3, 2010 at 1:48 am .

    hola me parece fornidable todo lo dicho por billy tome un curso pleyadiano primer nivel y conoci a semjase es la misma que parece en los videos que lastima que hay gente que no crea el mensaje, mi vida cambio cuando conoci y oi a semjase.

  18. javiercito
    javiercito enero 24, 2012 at 6:20 pm .

    en el caso de billy meyerv no se puede creer en todo lo que se dice de el, ya que se encontraron no una sino varias maquetas en su casa escondidas en el sotano, el no pudo refutar tal cosa solo callaba, por lo cual no se puede decir que el señor era de una credibilidad absoluta ok. y por otra parte cuando la televisora japonesa quiso hacer una entrevista para analizar los videos que tenia el señor se escondio en casa y callo en una fuerte depresion ya que no sabia como enfrentar a los medios de comunicacion tan importantes como lo eran los japoneses, la verdad que todo eso es un fraude bien orquestado gracias y saludos a maussan que es otro chantajista defraudador gracias de nuevo.

Post Comment