Globovni solar

Misterio ovni solucionado

Los residentes miraban con incredulidad el sábado después de observar el objeto sobre el río Dee. Muchos fueron deslumbrados por el ovni, que flotó a través de la ciudad hacia el Wirral, describiéndolo como una “enorme bolsa” o una “salchicha negra larga”. Pero Suzanne Pickford, dueña de la Corner Shop newsagent, en la avenida Woodfield, tiene la respuesta a cada una las preguntas. Ella dice que el objeto es realmente un dirigible solar, un delgado globo largo, negro que se llena de aire y se amarra con una cuerda. Suzanne estaba con su familia la mañana del sábado en la escuela St Richard Gwyn jugando con su dirigible solar. Se horrorizaron cuando el globo se soltó y flotó alejándose. Ella dijo: “Es un dirigible solar, nosotros compramos dos de ellos en la Navidad para los niños. Los vuelas cuando hay sol, ellos son como una cometa. Tiene que ser un día soleado, caliente. Primero los llenas por completo de y después los amarras de pero la cuerda se soltó. “Es realmente embarazoso. Pienso que muchos deben haberlo visto. Estábamos realmente preocupados por él, pero no hay nada que puedas hacer. No lo hemos visto desde entonces.”

http://www.eveningleader.co.uk/titlesites2/detail.asp?storyid=1489&catid=News&officeid=1

Ver también

http://www.otherlandtoys.co.uk/product1736/product_info.html?name=Science+Museum+Solar+Airship

Nuevas fotos del Bigfoot

Avistamientos del bigfoot en el condado de Atoka

Una leyenda local está resurgiendo. En las dos semanas pasadas, hubo tres avistamientos separados del Bigfoot en el condado rural de Atoka. El último avistamiento incluyó las fotos de algo que se dice es la mismísima criatura misteriosa.

Hable con la gente de los alrededores del pantano Clear Boggy Creek en el condado de Atoka y escuchará miles de historias. Pero la semana pasada, la leyenda misma, el supuesto Bigfoot, fue observado en esos mismos bosques.

Ellos han crecido en estos bosques y las saben bien. Pero la semana pasada, Morgan Whatley, de 13 años, y su hermano Garrett, de 12, se enfrentaron a algo extraño, justo al otro lado de la cañada estaba una criatura que ellos nunca habían visto antes.

Pero las afirmaciones de los niños Whatley fueron pasadas por alto como simple imaginación de niños. Eso cambió algunos días más tarde cuando una mujer de cincuenta y tanto tuvo que ser llevada a un hospital. Ella reportó haber visto una criatura melenuda grande en su patio y tuvo un ataque de ansiedad.

¿Esta todo en el periódico y en la mente de cada uno?; ¿qué fue visto en el fondo pantanoso? Alguna gente dice que es el Bigfoot. Otros aún no son creyentes.

El dueño del almacén local colocó algunas cámaras fotográficas y obtuvo las fotos que se muestran abajo. Sea usted el juez.

http://www.kxii.com/home/headlines/3439461.html

Fantasmas por celular

“Fantasma” capturado en el celular

Por Azlan Othman

Un hombre local, que utilizó la cámara de su teléfono móvil para tomar una foto de la mezquita del sultán Omar Ali Saifuddien en la capital por la noche, tuvo el susto de su vida cuando vio una figura “fantasmal” en la pantalla de su móvil. El hombre que estaba con su esposa en ese entonces dijo al Bulletin que la foto fue tomada desde el asta bandera delante de Taman Sir Hj Muda Omar Ali Saifuddien. La pareja desea permanecer anónima.

http://www.brudirect.com/DailyInfo/News/Archive/July06/280706/bb09.htm

Escépticos desafían a sanadores y brujos

Los racionalistas desafían a los ocultistas en Inglaterra

Indo-Asian News Service

Un grupo de racionalistas de origen indio ha renovado su oferta de 16.000 libras a cualquier médico o curandero espiritual que pueda probar científicamente la capacidad de curar a la gente de cualquier enfermedad o de solucionar cualquier problema.

Los periódicos que informan a los lectores asiáticos y afrocaribeños tienen varias páginas de anuncios de tales médicos, prometiendo curaciones mágicas y el maná a los que crean en conjuros y prácticas ocultas.

Lavkesh Prashar, presidente de la Asian Rationalist Society of Britain (ARSB), dijo que tales médicos brujos y charlatanes explotan a la gente supersticiosa de estas comunidades y que ganan miles de libras cada año.

Prasher dijo: “Les desafiamos a probar que tienen energías mágicas bajo condiciones científicas”.

“Cobran por cualquier cosa hasta 300 libras por una simple charla y aseguran que pueden curar todo, desde enfermedades serias hasta la mala suerte”.

La oferta fue renovada en una reunión reciente del ARSB en Birmingham como parte de los esfuerzos de la sociedad de educar a la gente sobre los “gurúes, babas y tantras que están explotando a gente inocente mental, financiera y a veces también físicamente”.

Prashar dijo: “Si estos babas y gurúes tienen alguna energía mágica o sobrenatural entonces ¿porqué no aceptan nuestro desafío? ¿Porqué retroceden cuando los desafiamos?”

El ponente principal en la reunión fue Harinder Lally, abogado indio, que es socio de la Taraksheel Society Punjab. Lally recordó con ejemplos cómo los astrólogos y los lectores de manos engañan a la gente.

A la reunión también asistió el especialista inglés del RS Dyall, quien exhortó a la gente con problemas de salud que acercaran a los doctores en lugar de los babas, gurúes y otros charlatanes que aseguran tener una energía mágica para curar la salud y los problemas mentales.

http://www.hindustantimes.com/news/5967_1754022,001600060001.htm

El ovni de la isla Trinidad (y 6)

EL ARTICULO DE CORAL LORENZEN

Las primeras noticias, en los Estados Unidos, sobre el asunto de Trinidad se habían publicado en el boletín de la APRO[1]. La señora Lorenzen uso mucho del material que le envió Olavo T. Fontes para escribir su libro[2]. Posteriormente escribió una secuela que apareció nuevamente en su boletín. Con el clásico estilo de conspiración, Coral Lorensen, fundadora y directora del Aereal Phenomena Research Organization (APRO) decía haber recibido un misterioso paquete de un alto oficial de la Marina Brasileña. Inicialmente pensó que se trataba de un fraude, pero luego de consultar con otros ufólogos, consideró que era auténtico y lo publicó. El material había sido extraído, como ya lo hemos dicho, de la Revista Nacional de Aeronáutica, de donde el extraño informante de la Lorenzen copió los documentos. El cuerpo principal es el que aquí rotulamos como Documento 1 y, al parecer es el famoso Reporte Secreto de la Marina Brasileña al que hacía mención Fontes. Como vemos, no hay nada extraordinario o que nos haga pensar en una conspiración. Adelante podrá encontrar el lector extractos del artículo de Lorenzen[3].

“En octubre de 1964 llegó un gran sobre de manila a las oficinas de la APRO. Contenía un juego completo de (4) fotografías del objeto de Trinidad, así como la correspondencia entre varios oficiales de la Marina Brasileña, relacionados con el incidente y las fotografías. Acompañaban a las fotografías y las cartas y el mismo reporte de la Marina, estaba una carta para la señora Lorensen de un ex oficial de la Marina Brasileña que ahora vivía fuera del Brasil. En la carta le decía a la señora Lorensen que usara el reporte, las fotografías y el otro material en la forma que ella quisiera con tal de aclarar la confusión y malas interpretaciones que habían provocado las fotos del IGY. Decía que había leído su libro y la felicitaba en la forma en que había llevado el caso del IGY. También le pedía que hiciera todo lo posible por proteger su identidad, y esto se ha cumplido. Otra petición era que la APRO hiciera copias de los documentos y se los enviara a la NICAP, y él por su parte enviaría una colección de fotos a esa organización.

“Desconfiando de esto, la señora Lorenzen revisó los archivos de la APRO para verificar el contenido de los reportes, y encontró que eran auténticos. También contactó con Dick Hall del NICAP y le pidió que le informara si recibía las fotos prometidas. Eventualmente fueron recibidas en diciembre, enviadas desde un país distinto al del que se recibieron los primeros documentos.

“Habiendo establecido la autenticidad de la información contenida en el reporte de la Marina y habiendo satisfecho sus dudas de que el oficial era auténtico, la señora Lorenzen y otros consejeros del APRO decidieron que esta información debía darse a conocer, no sólo a los miembros de la APRO y del NICAP, sino a tantos individuos como fuera posible. Subsecuentemente, escribió la historia completa en forma de artículo enviado a la revista FATE, para que fuera presentada al escrutinio de los 100,000 lectores de FATE en el número de marzo de 1965[4]. Debido a las limitaciones de espacio en esa revista, no fue usado el texto completo…”

“…Refiriéndonos de nuevo a la autenticidad de las fotos, debemos considerar la posibilidad de un fotomontaje. (ver j-II en PUNTOS POSITIVOS). Considerando que los testigos hubieran observado el objeto y subsecuentemente los negativos que mostraban el objeto, no es probable que Barauna hubiera intentado hacer otra foto trucada. Los técnicos HND de la Marina afirmaron que los negativos eran naturales.

“Sin embargo todavía quedaría una forma en que Barauna pudiera hacer un fotomontaje, y esto es que lo hubiera hecho antes de todo el jaleo que se formó en Trinidad. Pero tenemos que asumir que era capaz de fabricar una maqueta de OVNI, colocarla en la película, y luego fotografiar el paisaje de la isla Trinidad sobre ella. Pero esto no es un fotomontaje, es simplemente una doble exposición, y entonces, ¿cómo sabría él lo que verían y testificarían posteriormente la gente en cubierta del Almirante Saldanha? Un fotomontaje sería la combinación de dos fotos, pero ¿Cómo sabría lo que verían? Y ¿Cómo sustituyó este rollo hipotético? ¿cómo se pudo anticipar? Y ¿cómo sabía en qué posición colocar el objeto para que las fotos coincidieran con lo que fue visto?

“Sugerir que Barauna realizó un fotomontaje o una doble exposición es hacer tal número de coincidencias que son imposibles matemáticamente.

EL ANÁLISIS DE LAS FOTOGRAFÍAS

Los historiadores de OVNIs (léase ufólogos), cuentan que las fotos fueron analizadas por diversos organismos. Por principio de cuentas fueron analizadas por el Laboratorio de Reconhecimento Aéreo da Marinha y por el Servicio Aerofotográfico Cruzeiro do Sul. En los Estados Unidos, el NICAP[5], APRO[6], y la Ground Saucer Watch[7], también se ocuparon de ellas.

Los laboratorios de Reconocimiento Aérea de la Marina Brasileña llegaron a estas conclusiones:

“I. El técnico del Departamento de Hidrografía y Navegación de la Armada, luego de analizar los negativos, afirma que son naturales”.

El Sr. Stefano, analista del Servicio Aerofotográfico Cruzeiro do Sul, luego de analizar durante unas horas los negativos, declaró a la prensa lo siguiente:

“Se estableció que no había involucrado ningún truco fotográfico. No hay signos de montaje. Los negativos son normales. Se eliminó toda hipótesis de montaje; sería imposible probar la existencia o inexistencia de un montaje previo, el cual requiere, grandes conocimientos técnicos y circunstancias favorables para su ejecución”.

Sus declaraciones serían recogidas de la siguiente forma en el Reporte de la Marina:

“II. Los técnicos del Servicio Aerofotográfico de Cruzeiro do Sul, luego de exámenes microscópicos para verificar la granulación, análisis de señales, verificación de luminosidad y detalles de contornos, afirmaron: No había signo alguno de fotomontaje en los negativos mencionados, y toda la evidencia demostraba que eran realmente negativos de un objeto verdaderamente fotografiado; la hipótesis de un fotomontaje tramado luego de la observación es definitivamente excluida. Es imposible demostrar tanto la existencia como inexistencia de un fotomontaje previo, el que requiere, no obstante, una técnica de alta precisión y circunstancias favorables para su ejecución”.

El mismo Almirante Antonio Maria de Carvalho no descarto la hipótesis del fraude:

“c. Que la prueba presentada más importante y valiosa, la fotográfica, de alguna manera pierde su calidad de convincente debido a la imposibilidad de descartar la hipótesis de un montaje previo;

El mismo Ministro de la Marina, Almirante Antonio Alves Camera, de manera muy lúcida informó a la prensa:

“Es claro que el Ministro no puede hacer ninguna declaración sobre el objeto visto en Trinidad, porque las fotos no son prueba suficiente de cualquier declaración”.

John T. Hopf, el analista fotográfico de la A.P.R.O. hizo su estudio sobre unas ampliaciones 8 x 10, y llegó a las siguientes conclusiones:

“1. La apariencia general del cielo, agua, detalles rocosos, etcétera, indican que fueron tomadas en un día nublado.

“2. La densidad y contraste del UAO es la de un objeto sólido a considerable distancia de la cámara bajo esas condiciones de luz. Esto fue corroborado, por comparación, con muchas fotografías similares, tomadas a la distancia, de naves aéreas convencionales tomadas en condiciones nubladas. Esta comparación también indica un tamaño aproximado de 120 x 24 pies como se deduce de los estudios y pruebas hechos por el gobierno brasileño.

“3. El objeto no es luminoso o nebuloso como muchas otras fotografías de UAOs.

“4. La velocidad de 1/125 segundos es suficiente para “parar” un objeto que viaje a varios cientos de millas por hora si esta lo suficientemente lejos de la cámara, como en este caso. Es interesante notar que el perfil del objeto es bastante preciso en las fotos 2 y 3 cuando estaba frenando, pero se ve borroso en las 1 y 4 cuando viajaba a gran velocidad, por lo que la velocidad de la cámara no fue lo suficientemente alta como para congelar el movimiento. La mayor distancia también podría contribuir a este efecto.

“5. No veo evidencia de estelas de vapor o de los halos luminosos reportados por algunos testigos. Esto podría no haber sido registrado debido a la sobre exposición del cielo en el fondo.

“6. Teniendo una velocidad de 1/250 o 1/500, podríamos haber tenido un conjunto de fotos más claras, sin embargo, el señor Barauna debería felicitarse al haber obtenido fotografías tan buenas como estas en su estado de agitación y en tales condiciones. Si se hubiera parado a cambiar la velocidad, tal vez no tendríamos esta invaluable evidencia”.

La GSW, a través de su vocero, William Spaulding, dijo que las fotografías no mostraban “ningún avión o globo experimental conocido”. Estimaron que el objeto tenía unos 50 pies de diámetro, y concluyeron que estaba “a gran distancia del fotógrafo”.

El consenso general de los ufólogos es que se trataba de fotografías genuinas de una nave extraterrestre.

¿ERA UN AVIÓN?

Sin embargo el ufólogo inglés Martin Powell[8], basado en la primera teoría de Menzel de que el objeto tal vez era avión visto a través de la niebla, trató de probar si esta suposición era posible. En su análisis llegó a conclusiones interesantes.

“En este artículo examinaré con más detalle las afirmaciones de Menzel y del Oficial Preparador del reporte de la Marina de los EU[9], a saber:

“(a) evaluar la probabilidad de que el objeto fotografiado por Barauna era un avión, e intentar identificar el tipo de avión, y

“(b) evaluar las declaraciones del Oficial Preparador de que las fotografías de Barauna mostraban una imagen invertida del objeto mostradas en otras dos fotografías (concluyendo que se trataba de una doble exposición y por lo tanto, falsas).

“…La teoría del avión. Consideraciones iniciales

“… creo que las fotos presentan cierta semejanza con un bimotor[10]. Con un poco de concentración, uno puede ver un avión ligero aproximándose a la isla… El aspecto del avión, como se describe, es consistente con la dirección en que fue visto originalmente el objeto. Un examen más atento de la ampliación del GSW revela otros detalles que pueden interpretarse como partes del avión. Se puede ver el fuselaje, iluminado desde arriba, por lo que la parte baja del avión esta en sombras. Se pueden ver dos “turbulencias” en la línea de las alas, a corta distancia del fuselaje, es decir, en el lugar aproximado en donde estarían los motores. Lo que se ha supuesto es el domo del platillo volador (la sección oscura de arriba) puede interpretarse como la cabina. Finalmente, una protuberancia peculiar en la parte baja del avión –de la cual no he visto ninguna referencia previa- puede interpretarse como parte del tren de aterrizaje.

“…Selección del avión

“Para probar este concepto, necesitaba determinar si había algún avión en servicio, en ese tiempo, que pudiera coincidir con el objeto mostrado en la primera fotografía de Barauna. Estudie varias publicaciones que enlistaban los aviones en servicio en 1957-58[11], y seleccioné algunas de ellas bajo estos criterios:

“(a) Aeronave en servicio en enero de 1958.

“(b) Nave ligera (para este propósito debería tener un peso menor a los 2,000 Kg)

“(c) Monoplano

“(d) Dos motores

“(e) Sistema de aterrizaje de triciclo retráctil (es decir, no fijo)

“Encontré 5 naves, enlistadas en la Tabla 1 junto sus datos.

“Los puntos A a F representan las partes de la nave medidas en el plano horizontal (Figura 1)… Los puntos adicionales H, W y N, medidos en el plano vertical (Figura 2), y estas son medidas relativas a la altura del fuselaje (F). H es la altura del motor sobre la base del fuselaje, N la altura de la nariz, y W la altura del parabrisas. Los puntos horizontales A y D no son puntos “fijos” y dependen del ángulo en que se observa el aparato, por lo que es importante establecer este ángulo con la mayor exactitud. Claramente el ángulo es pequeño con respecto al lado izquierdo del avión. Estimo, usando un modelo del aparato, que el ángulo debe estar entre 11° y 13°”.

Tipo de avión Peso (Kg) Envergadura (m) Altura del Fuselaje (m) Alcance (millas) Velocidad de crucero (mph) Notas
Beechcraft Model D50A Twin Bonanza 1,855 13.80 1.52 1,650 203 3 hélices en vuelo / L-23D Seminole es la designación del Ejército de los EU
Beechcraft Model 95 Travel Air 1,165 11.53 1.44 1,370 195  
Piper PA-23 Apache 1,006 11.32 1.61 1,200 170  
Cessna Model 310 1,462 11.25 1.43 1,107 221 Tanques en las alas / La designación del Ejercito es L-27ª
Beechcraft Super 18 2,651 15.14 1.78 1,626 185 Hélice en la nariz opcional

Tabla 1. Datos de los aviones seleccionados. Las Alturas del fuselaje se miden desde las alas y se cree que tienen una exactitud de ± 0.05m.

Luego de algunos análisis, Martin Powell encuentra que el avión que más concuerda con lo fotografiado por Barauna es el Twin Bonanza.

“…La Figura 3 muestra una imagen sin tratar del OVNI contra mi reconstrucción de un Twin Bonanza, visto en un ángulo de 13.6°. Para enfatizar las similitudes he conectado ambas imágenes con líneas verticales que muestran la localización de cada uno de los puntos verticales.

“… Sin embargo, si suponemos que el OVNI es un Twin Bonanza, es claro de la Figura 3 que la envergadura del objeto en la fotografía es mucho menor de lo que debiera ser. En efecto, cerca de la mitad del ala de estribor y la tercera de la de babor parecen haberse perdido en la imagen del OVNI. Hay dos posibles explicaciones para esto: sobre exposición o doble exposición. Cualquiera que sea el caso, la sección oscura y angosta de las alas parece haberse desvanecido en el brillante cielo detrás de ella. En efecto, Barauna dijo que había usado una velocidad de 1/125 de segundo y una apertura de f/8. Esto, según él mismo lo dijo, produjo una ligera sobre exposición de la foto.

“Examinaré ahora las afirmaciones del Oficial Preparador de que la foto 2 esta invertida si se compara con la foto 1 y 3. El objeto de la foto 3 tiene poca relación con la foto 1, pero la 3 ciertamente se parece a la 1 en el tamaño general y forma (el objeto en la foto 2 mide cerca de 1.3° de ancho mientras que el de la 1 tiene 1.5°).

“Si se hizo un duplicado de las imágenes, es razonable suponer que la foto 2 fue copiada de la foto 1. Cuando se compara con la 1, la 2 esta notablemente degradada. La “hélice de la nariz” se oscurece por el “ruido” que se genera alrededor del objeto, y pierde definición de sus características. Esto es consistente con una imagen que ha sido copiada. Por ejemplo, las imágenes aumentan su degradación cuando se copian varias veces en una fotocopiadora.

“Invertí la imagen 1 y la ajusté usando un software, para intentar ajustarla y alinearla con la imagen 2. Los resultados de esto se muestran en la Figura 5, en la cual ambas imágenes tienen el mismo tamaño por lo que sus características concuerdan lo mejor posible. Incrementando el contraste y las propiedades gamma de la imagen, la foto 1 muestra un mayor “ruido” a su alrededor, y es cuando las similitudes entre ambas imágenes empiezan a ser más claras. La mayoría de las fotografías tienen una forma individual y no se espera que, por casualidad, la posea otra imagen, en la misma posición relativa. Y aquí esta ocurriendo en ambas fotografías… Por ejemplo, el “domo” del platillo (o el parabrisas del avión)… es muy similar en ambas imágenes. El área de la hélice… también son similares en ambas imágenes… Como resultado de este experimento debo decir que existe una fuerte evidencia de que la foto 2 sea una copia invertida de la foto 1, como lo afirmó el Oficial Preparador.

Powell concluye que las fotos de Barauna son una doble exposición de un avión convencional, un Twin Bonanza. Pero, ¿podría un Twin Bonanza llegar hasta la isla de Trinidad partiendo del continente Americano. Pocos aviones de la lista tenían la capacidad de hacer un viaje de ida y vuelta desde Rio de Janeiro a Trinidad (unas 1,300 millas). Un viaje de este tipo debería tomar una 6 horas, por lo que Powell concluye que la foto del avión se debió haber tomado no en Trinidad, sino en otro lugar, y luego se sobre impuso al paisaje de la isla, lo que explicaría porque las rocas de la isla aparecen bien definidas, mientras que el OVNI no lo está.

“Tal vez todas las imágenes derivaron del mismo original, esto es, de la fotografía de un Twin Bonanza. Barauna pudo haber experimentado con la fotografía de este avión y tal vez notó, quizá por accidente, que se parecía mucho a un platillo volador si se le fotografiaba en un cierto ángulo. El debió haber refotografiado sucesivas imágenes del avión, a diferentes velocidades y aperturas, y tal vez dejó fuera de foco su cámara, en un intento de ver como se refinaba su imagen del platillo.

“Ya que la foto 2 parece haber sido tomada de la 1, no hay razón para no pensar que la 3 y la 4 también derivaron de la 1 o la 2.

Ya en la década de los sesentas Menzel había llegado a la conclusión del truco fotográfico, y dijo que se trataba de un modelo que Barauna sobrepuso a sus fotos[12]. El proyecto Libro Azul también llegó a la misma conclusión[13].

Portada del O Cruzeiro mostrando una ilustración alusiva a un artículo de Joao Martins sobre “marcianitos”.

El propio Joao Martins hablando con eduardo Keffel, autor de las fotografías del ovni de Barra de Tijuca. Otro fraude fotográfico.

El ovni de barra de Tijuca.

Esta y las siguientes son ilustraciones que aparecieron en los libros de OVNIs.

El escéptico en ovnis americano Robert Scheaffer, también se ocupó del caso de la Isla Trinidad.

Varios de los dibujos de Powell que muestran su hipótesis de que el objeto que aparece en las fotografías de Barauna es en realidad un avión Twin Bonanza.

Manuel Borraz muestra en este dibujo el problema de las sombras que se producen al ser iluminado un plato desde distintas fuentes.

En esta fotografía lo que parece un plato volador es en realidad un avión visto de frente a través de la bruma.

La moderna sala de radar del Almirante Saldanha.

Uno de los globos que se sueltan día con día en la Isla Trinidad con fines meteorológicos.

Derrel Sims hubiera brincado de alegría si el “globo abducido” hubiese traído un implante como los que muestra en su maletín.

Coral Lorenzen fue de las primeras ufólogas en ocuparse del caso de Almiro Barauna.

Portada del libro del coronel Lawrence J. Tacker, Flying Saucers and the U. S. Air Force.

Portada de la revista brasileña UFO que retoma los casos de la isla Trinidad y Barra de Tijuca.


[1] Lorenzen E. Coral, IGY Team Snaps UFO. The A.P.R.O. Bulletin, Alamo Gordo, New Mexico, March, 1958, p. 1-6.

[2] Lorenzen E. Coral, The Great Flying Saucer Hoax: The UFO Facts and Their Interpretation. William-Frederick Press, New York, 1962. Revised edition as Flying Saucers: The Startling Evidence of the Invasion from Outer Space. New American Library, New York, 1966. p. 164-174.

[3] Lorenzen E. Coral, New Evidence on IGY Photos. The A.P.R.0. Bulletin, Alamo Gordo, New Mexico, January, 1965, p. 1, 3-8.

[4] Lorenzen E. Coral, Brazilian Official Report on the Trindade UFO. Fate Vol. 18, No. 3, March, 1965, p. 38-48.

[5] Hall H. Richard, ed. The UFO Evidence. Section VIII, National Investigations Committee on Aerial Phenomena, Washington, D.C., 1964. p. 90-91.

[6] Hopf T. John, Exclusive IGY Photo Analysis. The A.P.R.O Bulletin, Alamo Gordo, New Mexico, May, 1960, p. 1-4.

[7] William Spauldin hizo el análisis para el GSW, en 1978.

[8] Martin Powell, The Trinidade Island UFO, Unopened Files, No. 11, England, summer, 1999.

[9] Se refiere al capitán M. Sunderland.

[10] Ronald Story, UFOs and the Limits of Science, New English Library, London, 1981, Plate 6.

[11] Leonard Bridgman, Jane’s All the World’s Aircraft edition 1957-58, Jane’s Publishing Co. Ltd., London, 1958.

William Green and Gordon Swanborough, The Observer’s Basic Civil Aircraft Directory, Frederick Warne and Co. Ltd., London, 1974.

[12] Peter Brookesmith, UFO: The Government Files, Brown Packaging Books Ltd., London, 1996, p. 131-135.

[13] Tacker J. Lawrence, Flying Saucers and the U. S. Air Force, D. Van Nostrand Company, Inc., New York, 1960.