Los Portulanos de Piri Re’is (3)

Vida y trabajos del almirante turco: Piri Reis

EL MAPA MÁS VIEJO DE AMÉRICA, DIBUJADO POR P1RI REIS

Por el profesor Dr. Afetinan

Traducido al inglés por: Dr. Lenian Yolac[1]

TURK TARIH KURUMU BASIMEVI – ANKARA 1954

VIDA Y TRABAJOS DEL ALMIRANTE TURCO PIRI REIS

INTRODUCTION

Déjenos hacer un viaje al pasado. La primera parada en este viaje será la Turquía de hace treinta años. El primer trimestre del actual siglo muestra a Turquía en el final de la guerra de independencia, y la república establecida por Kemal Ataturk (1923). La república turca, ahora treinta años más vieja, fue fundada sobre los restos de otro estado turco, el Imperio Otomano (1299-1923).

Para la segunda parada tomemos el año 1929. Entremos el palacio de Topkapi de los sultanes otomanos, situado en uno de los puntos más hermosos de Estambul llamado Sarayburnu. El palacio, que consiste en varios edificios, cada uno rodeado de extensos jardines, atestigua las diversas características del período otomano. El gobierno republicano turco decidió transformar este palacio en un museo.

El descubrimiento del mapa de América

En el proceso de clasificar los numerosos artículos en los edificios, el Sr. Halil Edhem, director de los museos nacionales, descubrió un mapa[2] (9 Nov.1929) hasta entonces desconocido en el mundo de la ciencia. Al oír hablar de este descubrimiento del mapa más viejo de América Ataturk mostró gran interés en el asunto. Pidió que el mapa fuera llevado a Ankara, que fuera estudiado y ordenó que se publicara como estaba y que se sometiera a una investigación académica.

Estudiar este mapa por primera vez para Ataturk fue una emoción inmensa. Había sido dibujado hacía centenares de años sobre una piel de “roe”, con varias ilustraciones en colores y escrituras en él. Cuando lo sostuve en mis manos, me sentí como si viviera en el pasado hace mucho olvidado. Mis emociones tienen ahora veinticuatro años, pero déjenos, con el mismo orgullo nacional y académico, hacer una ojeada del período en que este mapa fue dibujado y dentro de la historia del hombre que lo dibujó.

Éste es uno de los mapas más viejos pero más perfectos de América, dibujados por un almirante turco. Ahora, si a usted no le importa, por unos minutos, hagámonos viejos unos cuantos siglos, venga conmigo al siglo XVI. En esta tercera parada de nuestro viaje repentinamente cubriremos una tierra extensa. La potencia marina del Imperio Otomano-Turco de los siglos XV y XVI.

En el siglo XV, particularmente después de la conquista de Estambul, el estado otomano creció en un imperio. Para asegurar el dominio turco sobre el Mar Negro y el Mediterráneo tuvo que convertirse en potencia naval. Para conseguir la supremacía en el Mediterráneo, las fuerzas turcas tuvieron que luchar contra las Venecianas, las Genovesas, quienes generalmente se aliaban con los caballeros de San Juan, y los españoles. Finalmente tuvieron éxito en adquirir soberanía territorial hasta Viena en el Oeste, al Cáucaso, al Irán y al Irak en el Este, y el Sur y como resultado de agregar Siria, Egipto, Túnez, Argel, el Hejaz y Arabia a las anteriores conquistas, formaron estrechos contactos en los distintos mares. El Mar Negro y el Mediterráneo, incluyendo las orillas adriáticas, vinieron a estar bajo dominio de la bandera turca. La flota la llevó a través del Mar Rojo, el Golfo Pérsico y los mares de Amman hasta el Océano Indico. El gran almirante turco, Piri Reis, cuya vida ahora será nuestro asunto de discusión, era uno de esos grandes almirantes turcos como Burak Reis, Kemal Reis, Muslahiddin Reis, Barbaros Hayrettin, Turgut’, y Kilic Ah, que, al final del siglo XV y durante el siglo XVI, ganó victorias para la flota, y estableció el poder turco y lo preservó sobre los mares.

Biografía de Piri Reis (1470-1554)

No sabemos exactamente la fecha de su nacimiento, pero suponemos que fue entre 1465-1470. Nació en Gelibolu o Gallipoli como se le conoce en el mundo anglo-americano, una encantadora ciudad costera en el mar de Marmara, que entonces era utilizada como base naval. Le pusieron de nombre Muhiddin Piri. Su padre fue Haci Mehmet, y su tío, el famoso almirante de aquella época, Kemal Reis. Sobre los niños que nacían y crecían en esta ciudad, Ibni Kemal, el historiador turco dice: “Los niños de Gelibolu crecen en el agua como cocodrilos. Sus cunas son los barcos. Se duermen con el arrullo del mar y de las naves día y noche”.

Este muchacho turco, también, se duerme con el sonido del mar en sus oídos, pasó once años en su ciudad natal. Como otros niños turcos de ese tiempo, adquiere sus tempranas nociones del mundo, de las ideas en el país y alrededor de él, y también de la enseñanza elemental que le dieron. Después de cumplir los doce, se une a la tripulación de su tío, Kemal Reis. Después de eso no será un joven turco desconocido, sino Piri, un observador cuidadoso, y un héroe del mar cuyo nombre será recordado por la historia. Comienza su carrera bajo la vigilancia de su tío, y participa en toda clase de actividades navales durante catorce años ininterrumpidos. Podemos seguirlo en este período de su vida a través de su libro, “Bahriye – Sobre la navegación” en cuál él registró sus experiencias de los lugares que visitó con su tío, y los acontecimientos históricos de ese tiempo en un estilo vívido y encantador. Los primeros catorce años de la vida de Kemal Reis están dedicados a la piratería, como era la costumbre en ese entonces. Después de obtener un considerable poder en el mar con sus propios esfuerzos personales, en 1494 Kemal Reis aceptó el reconocimiento y posición oficiales del gobierno otomano, junto con su tripulación digna y experimentada.

Varias fuentes confirman la indicación de que Piri estaba con Kemal Reis antes de esta fecha. Por ejemplo, durante un período cuando su tío estaba en Egriboz, él dice en un pasaje en el “Bahnye”, sobre los monasterios de Athos, “El lugar antedicho es un cabo largo, de 80 millas en longitud; que del lado de Tracia cae encima de un canal seco” (pp. 117-119). En su libro, el “Bahriye”, él hace las observaciones siguientes sobre los puertos en la costa de Athos en la península de Khalkidhiki: “Delante del monasterio de Alaviri hay rocas nativas, entre las cuales cae un puerto natural. Puede pasar solamente un barco a la vez, pero puesto que la boca del puerto se abre en el norte, los vientos del norte y del este hacen mucho daño al barco que entre allí. Nos sucedió una vez. Mientras entrábamos en el puerto sopló el viento fuerte del Este a través del norte y dañó nuestro barco, por lo que los monjes del monasterio vinieron a nuestro rescate. Ataron el barco desde los cuatro lados después de lo cual no podía moverse. Así nos salvaron de la tormenta, y pudimos seguir nuestro camino”. (Bahriye, p. 113).

Las observaciones se refieren a la costa de Athos. Para la tercera península él da esta información: “Hay un cabo en Karaburun. La gente le llama cabo de Kesendere. De este cabo a “Kumburnu” está todo cubierto con bosques de pino. Kumburnu es un cabo bajo y arenoso; en ese punto crecen pequeños arbustos. En él, 100 millas al noroeste está la ciudad de Salónica”. En otra versión del libro él dice algo diferente del mismo cabo: “La costa de Kesendere hasta Kum Burnu es muy baja. A lo largo de la costa hay árboles altos de pino. Pero nadie sabe dónde uno puede obtener agua potable. Al humilde autor de estas líneas Kara Hasan Reis le mostró el punto”.

En 1494 la población musulmana en Granada en España pidió ayuda de los gobiernos tunecino, egipcio y otomano. Era justo entonces cuando Kemal Reis llevaba una vida de piratería y utilizó sus naves para transportar a estos musulmanes al África. De 1487 a 1493 Piri participó en varias actividades en estos mares bajo la supervisión de su tío.

Piri Reis da información notable sobre la costa occidental del Mediterráneo y de sus islas, y dice lo siguiente sobre la isla de Minorea de las islas de Balearie: “Le llaman a ese puerto Portulano. Tiene un buen puerto. Tan pronto como usted sale del puerto y da vuelta a lo largo de la costa del Este hacia el Norte usted llega a un resorte natural. Emerge debajo de un árbol de higo. Alrededor de ese resorte es seguro que usted se encuentre con barcos árabes y turcos la mayor parte del tiempo, porque obtienen su agua allí. Más allá hay una fortaleza”. (Bahriye p. 532).

Durante seis años de piratería alrededor de las varias islas y costas en el Mediterráneo, lucharon contra otros piratas de la época, conquistaron barcos y en el mal tiempo pasaban el invierno en puertos favorables. Kemal Reis permanecía un rato largo a lo largo de la costa africana, en Argel, Túnez y Bona, y formó relaciones amistosas con la gente de allí y tenía muy buenas relaciones allí. (Bahriye, 1935 Introducción). P. IV Entonces mientras pasaban los meses del invierno de 1490~149I en el puerto de Bona participaron en la batalla conducida por Kemal Reis contra Sicilia, Cerdeña y Córcega.

Una de estas batallas es registrada por Piri de esta manera: “Hay algunos puntos bajos a lo largo de la bahía antedicha de Resereno; Terranova es una fortaleza en una tierra de punto bajo. “Terranova” significa la “ciudad nueva” en Sicilia. Ahora, la parte delantera de la ciudad es una playa, un buen abrigo en el verano. Los barcos caen de tres a cuatro millas lejos de la tierra a través de la fortaleza. En el puerto mencionado superamos tres barcos esta vez”. (Bahriye, p.493),

Así cada acontecimiento se registra con las fechas correctas. Para la isla de Córcega Piri escribió un nuevo capítulo (pp.523-529) y agregó un mapa de la isla con explicaciones detalladas que daban el contorno de la isla como 400 millas, y dijo: “En esta isla hay una alta montaña que se levanta de norte al sur. En esta fecha conté 25 picos de esta montaña en su parte Este. Parecían como los dientes de una sierra. Cada uno de esos picos esta cubierto con nieve todo el año” (p.524).

Sobre los habitantes él dice: “La isla mencionada de Córcega era un dominio de los Genoveses, pero luego cuando el francés conquistó Génova, entre las otras, esta isla, pasó también al francés”.

En ese tiempo, reinaba el sultán Bayezid II, hijo de Melimet II, el Conquistador. Después de la muerte de su hermano, Príncipe Jeni, en 1495 Bayezid comenzó a gobernar el país sin un rival. Además de las grandes conquistas tenían como objetivo reforzar el territorio así como el poder naval, y para ese propósito trajo ‘bajo su bandera’ varias unidades de naves turcas piratas. Él invitó a Kemal Reis a que se uniera a la flota imperial. Él hizo eso, con Piri Reis y Kara Hasan para ayudarlo. Todos ellos eran marineros experimentados y entrenados con buen conocimiento de los mares. Con tal capacidad hizo que Piri Reis participara en las campañas mediterráneas bajo supervisión de Kemal Reis.

El primer reconocimiento oficial de las acciones de Piri es un recuento de las luchas marinas en los años 1499-1502. El comandante en jefe real de la flota pertenecía al Almirante Supremo de todas las Fuerzas del mar y era Kemal Reis. En esta flota a Piri se le dio el comando oficial de algunos barcos. Su servicio en las batallas (1500-1502) contra los Venecianos fue notable. Las grandes ventajas que el imperio otomano adquirió por el tratado de Venecia en 1502 fueron hechas posibles principalmente por los hechos valientes de estos marineros. Después de esta fecha Piri trabajó como almirante de la flota otra vez, pero a la muerte de su tío durante una batalla naval, Piri fue privado de su gran protector. Debido a una cierta razón desconocida a nosotros, Piri no participó en esa batalla. No hay duda en cuanto al profundo dolor que le causó esta pérdida a Piri. El conocimiento adquirido bajo la tutoría de Kemal Reis y la experiencia acumulada durante su vida en el mar le habían asegurado fama y una firme posición. Después de la muerte de su tío él salió a los mares abiertos y comenzó a trabajar en su primer mapa del mundo en Gelibolu. La porción del mapa que ahora poseemos es una parte de él.

Junto con este mapa él arregló sus notas para el libro “Bahriye” que resultó ser más tarde una clase de libro guía en la navegación. En 1516-1517 se le dio el comando a Piri de varios barcos que participaban en la campaña otomana contra Egipto. Bajo el reinado de Cafer Bey la flota tomó Alejandría. Con una parte de esta flota Piri navegó a El Cairo a través del Nilo, y más adelante dibujó un mapa y también dio información detallada sobre esta área.

Después de que Egipto fuera anexado al creciente Imperio, Piri tuvo ocasión de conocer personalmente la decisión soberana, Yavuz Selim; durante la batalla de Alejandría. Él presentó el mapa que había dibujado previamente al sultán. Después de la campaña egipcia, durante un período de relajación en Gelibolu, puso sus notas en el “Bahriye” en forma del libro.

El reinado de Suleyman el Magnífico, que ascendió al trono en 1520, es una historia de victorias sucesivas. Piri formó parte de la flota turca y era natural que navegara a la campaña en Rhodes en 1523.

Piri conmemora, en verso, el comando real del sultán Suleyman actuando como guía de Pargall Ibrahim Pasa, el principal Vizir. (pp. 549-550).

Fue después de esta campaña que Ibrahim Pasa vio la importancia del “Bahriye” e impulsó a Piri para poner las notas en forma del libro y para copiarlas otra vez. Piri también registra ese incidente, al final del libro en verso. Debido a una tormenta en el mar ellos no pueden proseguir su camino, y se ven obligados a tomar refugio en Rhodes. Para Piri, sin embargo, esto le proporciona una buena oportunidad de hacerse conocer de Pasa. Las frecuentes referencias de Piri atraen la atención del Vizir.

Animado por sus palabras Piri arregla el libro en Gelibolu y lo copia todo, y con la ayuda de Ibrahim Pasa lo presenta al sultán. La fecha del libro se da en verso de la manera tradicional. De las coplas finales conocemos que la fecha fue 1526 dC (923 en el calendario árabe).

En su prefacio al libro, Piri menciona la recepción favorable que recibió del sultán. Más adelante dibuja otro mapa y también lo presenta a Suleyman.

En este libro uno puede seguir su vida hasta 1526. Después de esta fecha, deducimos de los registros que Piri fue designado almirante de naves en los mares del sur. Él prestó muchos servicios al gobierno, en el Océano Indico, el Mar Rojo y el Mar Árabe. Así lo encontramos haciéndose viejo al frente de sus naves. Él murió exactamente hace 400 años en 1554, como un hombre viejo de 84 años. Aunque él mismo era mortal, dejó detrás suyo trabajos inmortales y servicios inolvidables al mundo civilizado.

Con esto termina la biografía de Piri Reis. La mayor parte se ha tomado de sus propias memorias en sus experiencias en el mar. En la ciencia de la navegación, Piri fue uno de los eruditos más excepcionales de su tiempo. Al parecer, además de su lengua materna, sabía griego, italiano, español e incluso portugués. Él reconoce su deuda a los varios trabajos en estos idiomas, para dibujar su mapa del mundo.

Figura. Una galera a partir del período Turco-Otomano. Las banderas tienen una luna creciente o una espada en rojo y azul. Todas estas naves fueron construidas en muelles turcos y pertenecían a una poderosa organización. Aquellos que servían en esta flota tuvieron que pasar un estricto curso de entrenamiento.

Trabajos académicos de Piri Reis’

Si Piri fuera solo un ayudante de Kemal Reis, aún con los grandes títulos y los altos puestos que había ganado, hoy no sería un sujeto lo suficientemente importante para la historia de la civilización. Lo citaríamos solamente como uno de los grandes almirantes del Imperio Otomano cuando era una gran potencia en varios mares. En ese tiempo, no solamente el Mar Negro y el Marmara eran mares exclusivamente turcos, sino las costas del Este y del Sur del Mediterráneo y todas las islas vecinas y también la costa del Este del Adriático estaban bajo dominación turca. La bandera turca reinaba en el Mar Rojo y el Arábigo; la flota turca llegaba hasta las costas y las islas del Océano Indico.

Para regir tantos mares el Imperio Otomano tuvo que tener grandes marinos. Y aún en eso, la vida y trabajos de Piri Reis se diferencia de los de sus contemporáneos. Él no se contentaba en asegurar para su país más poder y victorias sino dejó trabajos escritos sobre la ciencia de la navegación, que han sobrevivido a este día.

El libro “Bahriyye sobre Navegación”.

Piri Reis entonces joven pero con mucha experiencia, viajó en las naves de Kemal Reis’ casi por todas las costas mediterráneas, y en muchas ocasiones él pudo estudiar varios puertos españoles, tunecinos, franceses y adriáticos. Adquiriendo información sobre varias condiciones geográficas y navales de estas regiones, registró sus propias observaciones respecto a ellas, y todo esto formó la base para su libro “Bahriye sobre Navegación”. En él Piri describió las ciudades y los países a lo largo de las costas mediterráneas, y dibujó mapas, cartas y descripciones de ellas. No descuidó dar información importante sobre la navegación. La lectura del libro página por página nos lleva a un viaje encantador a lo largo de estas regiones en el siglo XVI. Es, básicamente, una clase de libro guía naval. Él recopiló toda la información anterior sobre el tema, pero le añadió el conocimiento práctico necesario para los marineros en las rutas costeras más importantes, y dibujó grandes mapas de todos los puntos que él consideraba importantes. De esta manera el libro salió no solamente como simple libro guía, sino también se convirtió en el “portulano” contemporáneo más grande con la técnica más avanzada de cartografía.

Uno puede ver en este libro una invención más significativa: hacerlo disponible a todos los que no entendían los mapas, porque para sus lectores dibujó mapas grandes y los complementó con índices.

El libro tiene muchas versiones. 29 de ellas existen en las bibliotecas de Europa y de Estambul. Algunas de ellas datan de 1520 (927 árabe) las otras de 1525 (932 árabe).

El libro fue publicado en 1935, con una introducción, un índice y un facsímil, basado en la versión que actualmente está en el museo de Aya-Sofya (Santa Sofía) en Estambul. Tiene 858 grandes páginas y una sección completamente en forma de verso, consistiendo de 78 páginas; la última se divide en 23 capítulos, 1107 coplas en total. En estas líneas Piri ha puesto todo lo que él aprendió y observó así como la información adquirida indirectamente, en los mares del mundo, en un estilo fácil de recordar y memorizar.

El tema principal en el libro es la costa mediterránea y sus islas. En los capítulos I y II (pp. 7-19) explica su deseo de escribir el libro y también su vida en el mar con Kemal Reis. En los capítulos III, IV y V (pp. 19-23) da información sobre tormentas, vientos y el compás. Los capítulos VI y VII (pp.23-29) son sobre mapas y muestras emblemáticas de mapas. En el capítulo VIII (p. 29) dice que una cuarta parte de los mares que cubren la tierra tiene continentes en ellos, y dándole nombre a cada uno él cita 7 mares. El capítulo IX (pp.30-32) se dedica a los descubrimientos geográficos de los portugueses. En el capítulo X (pp. 33-37) discute que Abisinia se extiende hasta el Cabo de Buena Esperanza y desea que los turcos puedan viajar detrás de los holandeses y portugueses en el Mar Rojo. En el capítulo XI (pp.37-43) en la carta globular que él llama “La bola de la Tierra” habla de los polos, de las zonas tropicales, y del ecuador, y relata lo que saben los portugueses sobre ellos. El capítulo XII (pp. 43-52) menciona la forma en que los portugueses hacen viajes de su propio país a las Indias con vientos favorables, de una manera más provechosa. El capítulo XIII (pp. 52-56) es información de carácter general sobre la navegación, pero también relaciona las historias de algunos marinos basadas en rumores fantásticos.

Incluye una cuenta de los mares chinos, y considera esa parte del mundo como el final del Este, da información sobre la gente china, sus costumbres y tradiciones y su habilidad en cerámica. Las explicaciones en los capítulos XIV y XV (los pp. 56-61) sobre el Océano Indico y los monzones son válidas aún hoy. Él también discute las situaciones del viento en los mares Mediterráneo y Egeo. Describe, aquí, el instrumento llamado la “Medida India” que mide alturas, y también da información sobre la Estrella Polar.

En el capítulo XVI (pp. 61-66) describe el Golfo Pérsico del que ha oído hablar, porque entonces él todavía no ha podido visitar esa parte del mundo. Da una muy buena descripción de la pesca de perlas y de los puntos en donde se realiza. Esta pieza de información es tan buena como moderna ya que la pesca de perlas todavía se realiza de la misma manera y en los mismos puntos. En capítulos XVII, XVIII, XIX y XX (pp.67-77) él llama al Océano Indico “El mar de los Negros”, y da cuenta de la costa y de sus islas.

En el capítulo XXI (pp. 77-84) estudia el Océano Atlántico bajo dos nombres distintos: “El Mar Occidental” y “El Gran Océano”. Dice que el “Mar Occidental” comienza en el Estrecho de Gibraltar y se extiende 4000 millas hacia el Oeste. También informa al lector del continente que él llama “L Antilia”. Dice, que allí hay montañas que contienen minerales ricos en oro, y a cuatro brazas de profundidad se encuentran perlas del mar (p.78). Discute la historia del continente y dice que fue descubierto por los marinos. Sobre los habitantes dice que tienen caras planas, y los ojos separados por un palmo; son grandes y criaturas espantosas. Cuenta de nuevo todo este rumor. Aunque le agrega algunas experiencias personales en cuanto a cómo consiguió una vez un sombrero, en alguna isla mediterránea, que pertenecía a los naturales. El sombrero fue hecho con plumas de loros. Había también un hacha hecha de alguna piedra dura, negra que incluso podía cortar el hierro. De esta manera Piri escribió la mayoría de la información en el margen del mapa de América en este libro.

En el capítulo sobre este “Mar Occidental” leemos todo lo que se sabía sobre el descubrimiento de América en ese entonces. De esto él contó, otra vez un rumor, cómo cierto libro del tiempo de Alejandro el Grande fue traducido en Europa, y después de leerlo Cristóbal Colón fue y descubrió las Antillas con los barcos que obtuvo del gobierno español.

Es hoy absolutamente evidente que Piri Reis tuvo en posesión el mapa que el gran descubridor había utilizado.

Se refiere al Mar Caspio y dice que es un mar cerrado. Sin embargo no da ninguna información sobre el Mar Rojo o el Mar Negro.

Así en estas 74 páginas en verso él pudo recopilar toda la información contemporánea sobre la navegación.

El cuerpo principal del libro consiste en 743 páginas (pp. 85-848), y éstas se dividen en 209 capítulos con 215 mapas y cartas. Esta parte se escribe en prosa, siendo el objetivo el hacerla disponible y fácil para todo marino. Comienza con los Dardanelos, luego sigue por el Mar Egeo, la línea costera y sus islas, luego el Mar Adriático y las costas a lo largo de Italia occidental, Francia meridional y España del Este; se da la información geográfica e histórica sobre las islas, continúa con el Estrecho de Gibraltar y la costa africana hasta Egipto, y luego a las costas de Palestina y de Siria, a Chipre y entonces a la línea costera de Anatolia hasta Marmaris. Al final de esta parte estudia Creta y otras islas que él no había mencionado previamente. Más adelante volviéndose al estrecho de los Dardanelos acaba el libro con una descripción del Golfo de Saros.

Para componer el trabajo Piri primero da información histórica y geográfica y luego discute conocimientos prácticos necesarios en la navegación. Cada capítulo contiene cartas de navegación detalladas, algunas en diversos colores. Puesto que su método todavía se utiliza en libros modernos de guías de navegación y mares uno no puede dejar de maravillarse, en perspectiva, lo que el libro presenta. En muchos puntos la exactitud de sus declaraciones es incuestionable. El trabajo, por lo tanto, debe considerarse como muy importante para la ciencia de la navegación.

El gran marinero-escritor dibujó mapas y dio información sobre la costa adriática en general y sobre la bahía de Venecia en detalle. Sobre la última dice, “La ciudad de Venecia se extiende en un área de 12 millas. El distrito entero consiste en partes de tierra y partes de un “brazo” de mar. El mar es en algunos lugares muy bajo y en otros profundo. La gente ha puesto pilotes sobre estos puntos bajos y sobre ellos construyó su ciudad. Antes de que la ciudad fuera construida los pescadores la usaban para venir a estos sitios solitarios, distribuir sus redes y atrapar peces. Cuando prosperó la pesca, más gente comenzó a venir y después construyeron casas sobre esos pilotes. En el curso del tiempo aumentaron en número. Los sabios entre ellos pensaron que debían ver si la ciudad que estaban edificando sería capaz de resistir todo el tiempo”. (Bahriye, p.422-423).

Entonces Piri describe el edificio de la famosa plaza San Marcos, el propósito y el proceso implicado en el edificio. Más adelante nos dice que los habitantes viven del comercio, y que uno tiene que guiarse por la fortaleza de “Yaransa” para ir a la ciudad, si no, ellos no se hacen responsables de ninguna pérdida o daños incurridos debido a las aguas bajas.

El juicio final del libro, después de un profundo estudio, es como sigue: “El trabajo de investigación hecho en él revela que no se puede encontrar una sola declaración en el que no este basado en hechos”. Esto llega a ser muy obvio en Creta cuando se compara el conocimiento referente a la isla en dos diversos períodos de la historia. Desafortunadamente, sin embargo, puesto que este gran trabajo no fue publicado en el siglo XVI y estaba allí desconocido al mundo de la ciencia, no ha sido tan útil como hubiera podido ser. Sin embargo el trabajo todavía conserva su importancia y valor a pesar de los siglos que han pasado.

El primer mapa del mundo de Piri, 1513.

Déjenos ahora concentrarnos en el primer mapa del mundo dibujado por Piri. Sus propias ideas sobre cartografía en general se registran en forma del verso (p. 24). Dice que dibujar mapas requiere profundos conocimientos y especificaciones. Cree que el error más leve al dibujar un mapa hace el mapa inútil (p. 25). Para ver cómo es fiel a este principio de exactitud uno solo tiene que estudiar sus mapas.

Previendo el desarrollo de las posibilidades marítimas del Imperio Otomano en las primeras décadas del siglo XVI, Piri vio la necesidad de un mapa del mundo para ayudar a esos marineros que harían viajes en los mares, con información práctica. En el dibujo de este mapa, como marinero dedicado a su profesión, él aplicó todos los recursos entonces disponibles. En su prefacio al “Bahriye” se refiere al mapa y dice que ha hecho uso de todos los mapas conocidos, incluyendo los de los mares chinos y el Océano Indico, que eran desconocidos en el mundo occidental en aquella época. También registra que él lo presentó al sultán Selim II. De una nota en el margen manuscrita por el autor mismo, concluimos que el mapa fue dibujado por Piri en Gelibolu entre marzo y abril de 1513 (919 árabe). En una de estas notas Piri cita sus referencias y unos veinte mapas de los que él había hecho uso. Ocho de éstos eran mapas nuevos de Mappa Mundi, cuatro dibujados por portugueses, un indio, uno en árabe, y uno de Cristóbal Colón del hemisferio occidental. El punto más importante que se observará aquí es el hecho de que Piri tenía un mapa de Colón, en su mano cuando ‘dibujó el suyo’. Él mismo lo refiere en el “Bahriye” (p.82) cuando habla del descubrimiento de Colón de las Antillas. Esto se puede considerar de la manera siguiente: él tomó posesión del mapa cuando estaba con Kemal Reis en las costas españolas en el mediterráneo. En una referencia a las costas de Valencia dice que una vez en esas costas él y Kemal Reis tomaron, en una sola acción marina, siete barcos españoles (Bahriye, p. 596). Hemos observado ya cómo él se refiere a la “Antilia” y a los naturales de las Antillas.

En una de las notas marginales sobre el mapa Piri menciona un español que había participado en tres de las expediciones de Colón y luego fue hecho prisionero por Kemal Reis. Este español había dado más datos interesantes de Colón a Kemal Reis. Es absolutamente posible que lo capturaran durante la batalla cuando algunos de esos artículos que pertenecían a los naturales también fueron tomados.

El mapa de Colón en posesión de Piri fue dibujado en 1498, y, ya que sabemos que Kemal Reis y Piri había luchado contra los españoles en 1501, la adquisición de Piri del mapa durante esa guerra es absolutamente plausible.

Aunque Piri había dibujado un mapa del mundo entero, la porción que ahora tenemos de él es solamente de las costas occidentales de Europa y de África, del Océano Atlántico, de América Central y del Norte.

El mapa se dibujó en una piel de corzo en varios colores. Como otros mapas contemporáneos no tiene ninguna línea de longitud o de latitud. Sin embargo podemos ver dos compases rosas de los vientos una en el norte y la otra en el sur. Cada una de las rosas se divide en 32 porciones y las líneas de división se extienden más allá de los marcos de la rosa. Cada rosa de los vientos es igual a una milla marina, como se muestra en las medidas de las áreas cerca de la rosa de los vientos. El mapa es 90/65 centímetros de tamaño.

Tiene varios colores y está decorado con numerosas ilustraciones. En las capitales de Portugal, Marrakesh y Guinea, hay pinturas de sus respectivos soberanos. Además de éstos, en África hay pinturas de un elefante y de una avestruz, y en América del sur de llamas y de pumas. En los océanos y a lo largo de las costas vemos ilustraciones de naves. En las tierras y los mares hay entradas a veces relevantes, a veces inaplicables a las pinturas. Todos esta escrito en Turco, y puede también ser encontrado en su libro “Bahriye”.

Continuará…


[1] Traducción al español Luis Ruiz Noguez.[2] Mapa, o carta, «portulano» en la fraseología contemporánea, un término usado para tales cartas que muestran la posición de puertos y se basan en la idea de que la tierra es plana.

Un pensamiento en “Los Portulanos de Piri Re’is (3)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.