Los Portulanos de Piri Re’is (Final)

Usted puede seguir las notas comenzando por la esquina noroeste, dando vuelta al sur, después siguiendo a lo largo del perímetro, y finalmente continuando en espiral hacia el centro. La lectura de algunas de las notas es realmente difícil. El mapa es trascrito por los expertos como sigue:

I. Hay una clase de tinte rojo llamada vakami, que usted no observa al principio, porque está a la distancia… las montañas contienen minerales ricos… Allí algunas ovejas tienen lanas de seda.

II. Este país esta habitado. La población entera va desnuda.

III. Esta región se conoce como el vilayet de Antilia. Esta en el lado donde se oculta el sol. Dicen que hay cuatro clases de loros, blanco, rojo, verde y negro. La gente come la carne de loros y sus sombreros se hacen enteramente de las plumas de los loros. Hay una piedra aquí. Se asemeja a la piedra de toque negra. La gente la utiliza en vez del hacha. Es muy dura… (ilegible). JPe vio esa piedra.

(Nota: Piri Reis escribe en el “Babriye”: “en las naves enemigas que capturamos en el mediterráneo, encontramos sombreros hechos de estas plumas de loro, y también una piedra que se parecía una piedra de toque”.)

IV. Este mapa fue dibujado por Piri Ibn Haji Mehmed, conocido como el sobrino de Kemal Reis, en Gallipoli, en el mes del muharrem del año 919 (es decir, entre el 9 de marzo y el 7 de abril del año 1513).

V. Esta sección dice cómo fueron encontradas estas costas y también estas islas.

Estas costas se nombran las costas de Antillas. Fueron descubiertas en el año 896 del calendario árabe. Pero se dice, que un Genovés infiel, cuyo nombre era Colombo, fue quién descubrió estos lugares. Por ejemplo, un libro que cayó en manos de dicho Colombo, y se encontró que en este libro decía que en el extremo del mar occidental (Atlántico) es decir, en su lado occidental, había costas e islas y toda clase de metales y también de piedras preciosas. El antedicho, habiendo estudiando este libro a fondo, explicó estas materias una por una al grande de Génova y dijo: “Vamos, deme dos naves, déjeme ir a encontrar estos lugares”. Ellos dijeron: “ O hombre improductivo, ¿se puede encontrar un fin o un límite al mar occidental? Su vapor esta lleno de oscuridad”. El mencionado Colombo vio que no conseguiría ayuda de los Genoveses, y se apresuró, fue al Bey de España, y contó su historia detalladamente. Ellos respondieron también como los Genoveses. En breve Colombo solicitó a esta gente durante mucho tiempo, finalmente el Bey de España le dio dos naves, vio que fueran equipadas bien, y dijo:

“O Colombo, si sucede como dices, te haremos kapudan (almirante) de ese país”. Diciendo lo cuál envió a dicho Colombo al mar occidental. El difunto Gazi Kemal tenía un esclavo español. El esclavo antedicho dijo a Kemal Reis, que él había ido tres veces a esa tierra con Colombo. Dijo: “Primero alcanzamos el Estrecho de Gibraltar, luego de ahí en línea recta hacia el sur y el oeste entre los dos… (ilegible). Habiendo avanzando en línea recta unas cuatro mil millas, vimos una isla frente a nosotros, pero gradualmente las olas del mar llegaron a quedarse sin espuma, es decir, el mar estaba calmo y la estrella del norte -los marineros en sus compases todavía decían estrella- poco a poco fue velada y llegó a ser invisible, y también se dice que las estrellas en esa región no se arreglan como aquí. Se ven en un arreglo diferente. Anclaron en la isla que habían visto anteriormente en el camino, vinieron los pobladores de la isla, tiraron flechas y no permitieron que tomaran tierra y pidieran información. Los varones y hembras tiraban flechas de mano. Los extremos de estas flechas estaban hechos de huesos de peces, y la población entera iba desnuda y también muy… (ilegible). Al ver que no podían desembarcar en esa isla; se cruzaron al otro lado de la isla, vieron un barco. Al verlos; el barco huyó y ellos (la gente en el barco) bajaron a tierra. Ellos (los españoles) tomaron el barco. Vieron que dentro de él había carne humana. Sucedió que esta gente estaba en esa nación y que iban de la isla en isla cazando hombres para comérselos. Dijeron que Colombo vio otra isla, ellos se acercaron, vieron que en esa isla había grandes serpientes. Evitaron desembarcar en esta isla y permanecieron allí diecisiete días. La gente de esta isla vio que ningún daño vino a ella de este barco, ella cogió pescados y se los trajo al barco en su pequeña canoa (filika). Éstos (españoles) estaban contentos y les dieron cuentas de cristal. Parece que él (Columbus) había leído en el libro que las cuentas de cristal eran muy valoradas en esa región. Viendo las cuentas trajeron más pescados. Éstos (españoles) siempre les dieron cuentas de cristal. Un día vieron oro alrededor del brazo de una mujer, tomaron el oro y le dieron cuentas. Les dijeron, si nos traen más oro, les daremos más cuentas, (dijeron). Ellos fueron y les trajeron mucho oro. Parece que en sus montañas hay minas de oro. Un día, también, vieron perlas en las manos de una persona. Vieron eso cuando; les daban cuentas, muchas más perlas les fueron traídas. Las perlas se encontraban en la costa de esta isla, en un punto a una o dos brazas de profundidad. Y también cargaron su nave con muchos árboles del palo de campeche y tomaron a dos naturales, los llevaron en ese año al Bey de España. Pero el susodicho Colombo, no sabiendo la lengua de esta gente, negoció mediante señas, y después de este viaje el Bey de España envió sacerdotes y cebada, enseñado a los naturales cómo sembrar y cosechar y convirtiéndolos a su propia religión. No tenían ninguna religión de ninguna clase. Caminaban desnudos y yacían como animales. Ahora estas regiones se han abierto a todos y han llegado a ser famosas. Los nombres para marcar los lugares en las citadas islas y costas fueron dados por Colombo, esos lugares se pueden conocer por ellos. Y también Colombo era gran astrónomo. Las costas y la isla en este mapa se tomaron del mapa de Colombo.

VI. Esta sección muestra de qué manera fue dibujado este mapa. En este siglo no hay mapa como este mapa en posesión de ningún otra persona. La -mano de este pobre hombre lo ha dibujado y ahora esta hecho. De cerca de veinte cartas y Mappae Mundi- éstas son las cartas dibujadas en los días de Alejandro, Señor de Los Dos Cuernos, que muestran el cuarto habitado del mundo; los árabes les llaman las cartas Jaferiye -a partir de ocho Jaferiyes de esa clase y de un mapa árabe de Hind, y de los mapas dibujados por cuatro portugueses que muestran los países de Hind, Sind y China geométricamente dibujados, y también de un mapa dibujado por Colombo en la región occidental lo he extractado. Reduciendo todos estos mapas a una escala se ha llegado a esta forma final. De modo que el presente mapa es tan correcto y confiable para los siete mares como el mapa de estos nuestros países es considerado correcto y confiable por los marineros.

VII. Es relacionado por el infiel portugués que en este punto la noche y el día son dos horas más cortos, en su más largo de veinte dos horas. Pero el día es muy caliente y en la noche hay mucho rocío.

VIII. En el camino al vilayet de Hind una nave portuguesa encontró un viento contrario (soplando) de la costa. El viento de la costa… él (ilegible) (la nave). Después de ser conducidos por una tormenta en una dirección meridional vieron una costa enfrente de ellos, avanzaron hacia ella (ilegible). Vieron que estos lugares son buenos ancladeros. Lanzaron el ancla y fueron a la orilla en barcos. Vieron gente caminando, todos desnudos. Pero lanzaron las flechas, sus puntas estaban hechas de huesos de peces. Permanecieron allí ocho días. Negociaron con esta gente mediante señales. Esa lancha vio estas tierras y escribió sobre ellas lo cuál… La lancha sin ir a Hind, regresó a Portugal, en donde, al arribar dio la información… Describieron estas costas en detalle… Ellos las han descubierto.

IX. Y en este país parece que hay monstruos de pelo blanco en esta forma, y también bueyes de seis cuernos. Los infieles portugueses lo han escrito en sus mapas…

X. Este país es una basura. Todo está en ruinas y se dice que aquí se encuentran grandes serpientes. Por esta razón los infieles portugueses no desembarcaron en estas costas y también se dice que son muy calientes.

XI Y estas cuatro naves son naves portuguesas. Su forma se describe abajo. Viajaron de la tierra occidental al punto de Abisinia (Habesh) para alcanzar la India. Dijeron hacia Shuluk. La distancia a través de este golfo es 4200 millas.

XII… En esta costa un

… está sin embargo

… en este clima de oro

… tomando una cuerda

… se dice que las midieron

(Nota: El hecho de que la mitad de estas líneas este perdido es la prueba más clara de que el mapa fue partido en dos).

XIII Y un kuke (un tipo de nave) Genovés que venía de Flandes fue atrapado en una tormenta. Impulsado por la tormenta vino a estas islas, y de este modo estas islas se conocieron.

XIV Se dice que en épocas antiguas un sacerdote de nombre de Sanvolrandan (San Brandan) viajó por los siete mares, así dicen. El antedicho desembarcó en este pez. Ellos pensaron que era tierra seca y encendieron un fuego sobre este pez, cuando la espalda del pez comenzó a quemarse se hundido en el mar, ellos reembarcaron en sus barcos y huyeron a la nave. Este acontecimiento no es mencionado por los infieles portugueses. Se toma del antiguo Mappae Mundi.

XV A estas islas pequeñas se les ha dado el nombre de Undizi Vergine. Es decir las Once Vírgenes.

XVI Y esta isla le llaman la Isla de Antillas. Hay muchos monstruos y loros y mucho palo de campeche. No está habitada.

XVII Esta lancha fue conducida a estas costas por una tormenta y permaneció donde encalló.

… Su nombre era Nicola di Giuvan. En su mapa se escribe que estos ríos que pueden ser vistos tienen la mayor parte de oro (en sus camas). Cuando el agua se había ido recogieron mucho oro (polvo) de la arena. En su mapa…

XVIII Ésta es la lancha de Portugal que encontró una tormenta y lleg (a esta tierra). Los detalles se escriben en el borde de este mapa. (Nota: vea VIII).

XIX Los infieles portugueses no van al oeste de aquí. Todo ese lado pertenece enteramente a España. Han hecho un acuerdo que se debe tomar como límite (una línea) dos mil millas al lado occidental del Estrecho de Gibraltar. Los portugueses no se cruzan a ese lado pero el de Hind y el lado meridional pertenecen a los portugueses.

XX Y esta carabela que encontró una tormenta fue conducida a esta isla. Su nombre era Nicola Giuvan. Y en esta isla hay muchos bueyes con un cuerno. Por esta razón llaman esta isla Isle de Vacca, que significa, Isla del Buey.

XXI El almirante de esta carabela se llama Messir Antón el Genovés, pero él creció en Portugal. Un día que la citada carabela encontró una tormenta, fue conducido a esta isla. Él encontró mucho jengibre aquí y ha escrito sobre estas islas.

XXII Este mar se llama el Mar Occidental, pero los marineros francos lo llaman el Mare d’Espagna. Lo que significa el Mar de España. Hasta ahora era conocido por estos nombres, pero Colombo, que abrió este mar e hizo estas islas conocidas, y también los portugueses, los infieles que han abierto la región de Hind han acordado juntos dar a este mar un nuevo nombre. Le han dado el nombre de Ovo Sano (Océano) es decir, huevo de los sonidos. Antes de esto se pensaba que el mar no tenía ningún extremo o límite, esto es, que al otro lado estaba la oscuridad. Ahora han visto que este mar esta ceñido por una costa, porque es como un lago, ellos lo ha llamado Ovo Sano.

XXIII En este punto hay bueyes con un cuerno, y también monstruos de esta forma.

XXIV Estos monstruos tienen siete palmos de largo. Entre sus ojos hay una distancia de un palmo. Pero son almas inofensivas.

Las montañas se dibujan en contorno y los ríos están marcados con líneas gruesas. En el mapa Piri Reis adopta y aplica las reglas de los signos emblemáticos mencionados en la página 28 del ‘Bahriye’. Así él indica las regiones rocosas con negro, las aguas arenosas y bajas con puntos rojizos, y las partes rocosas en el mar que no pueden ver los marineros con cruces.

Un estudio cercano del mapa nos muestra cómo Piri fue fiel a sus fuentes. En la bibliografía anexa al mapa él afirma que su mapa para los siete mares es tan seguro y exacto como el mapa del mediterráneo. De los varios nombres turcos en estas costas como Babadagi, Akburun, Yesilburun, Kizilburun, Altin Irmagi, Guzel Korfuz, Kozluk Burnu, Iki Hurmalik Burnu etc., nosotros deducimos que en su dibujo él hizo uso no solamente de los mapas portugueses en su posesión, sino también de la información provista por los varios marinos turcos que conocían estas costas. En su dibujo de la línea costera y en su marca de los sitios de importancia en ella notamos otra vez su notable exactitud. Es absolutamente exacto también en las posiciones de las Azores, de Madeira y de las Canarias.

En cuanto a la parte norte del mapa, vemos aquí cómo Piri Reis fue beneficiado por los nuevos mapas portugueses y registró en él los descubrimientos hechos antes de 1508 en la costa norteamericana por Amerigo Vespucci, Pinzon y Juan de Solís. Algunos de los topónimos de la costa suramericana, como Santa Agostini, San Megali, San Francisco, Puerto Rali, Todos Santos, Abrokiok, Cabo Frio y Katenio muestran una semejanza cercana a sus formas modernas. A excepción de las dos entradas sobre el nombre y la fecha del mapa, el resto de entradas fueron escritas por un calígrafo. Este hecho puede explicar los cambios que se observarán en varios nombres en el mapa. Otra razón de esto puede fácilmente ser la insuficiencia de la escritura árabe entonces en uso, para expresar palabras turcas.

Todos los ríos principales en América del sur están marcados en el mapa, aunque los nombres no se escriben. Es notable que él debió haber dibujado el Río de La Plata en el mapa a partir de todos los relatos, cuando Pinzon y Juan de Solís pasaron por él incluso nunca lo notaron. Fuera de las partes referentes al mapa de Colón, las escalas en millas son asombrosamente exactas. La tierra se extiende al oeste desde el sur de la Plata. Esta parte del mapa se dibuja evidentemente de acuerdo con la idea Ptolemaica del mundo, también se observa en el Mappa Mundi. Ocho años más tarde, cuando había acabado su mapa en el prefacio al libro él afirma eso, más al sur no hay tierra sino mar, lo que demuestra que él seguía los últimos descubrimientos con mucha atención. Pero, desde él el punto de vista de la importancia histórica de estos descubrimientos geográficos, este mapa es particularmente significativo para América Central.

Los estudios cercanos confirman la idea de que el mapa posee toda la información importante que estaba en el mapa de C. Colón dibujado y enviado a Europa en 1498 y también del mapa de Toscanelli que Colón tenía a su disposición cuando por primera vez se aventuró en sus viajes. Esta parte del mapa contiene muchas islas imaginarias con una pintura de un loro en cada una. La isla de Trinidad se escribe como “Kalerot”, que se deriva probablemente de un cabo en esta isla que Colón llamó “Galera”. Puerto Rico se nombra aquí San Juan Batichdo, y en su costa de Este se dibuja la pintura de una fortaleza. Hay, sin embargo, otra isla al oeste de Trinidad, otra vez con una pintura de un loro cerca del cual está escrito San Juan Batichdo. Dibujo varias de las islas en la costa suramericana enfrente Trinidad muestra la influencia de Colón, que creía que este nuevo continente descubierto era un grupo de islas. Esto también se observa en la isla de Haití, llamada por Colón Hispanyola, y por Piri la Isla de España: en vez de mostrarla extendiéndose de Este a Oeste, él la muestra extendiéndose de norte a sur, lo que prueba que Colón tomó esta como si fuera Zipango, es decir Japón como Marco Polo la llama y de acuerdo con las descripciones de Marco Polo de la isla, se da esta posición equivocada.

Las Antillas verdaderas se muestran en el mapa no como islas, sino como C. Colón creía que eran, un continente. Por lo tanto Piri llama a América Central “El condado de Antilia”, y la costa norteamericana “Lla costa de Antilia”. Es verdad que en cierto punto bastante cerca de la costa norteamericana se marca una isla llamada el Antilia, pero evidentemente se refiere a la isla legendaria considerada popularmente como fabulosamente rica y próspera cuando Colón comenzó sus viajes. Debe observarse, sin embargo, que al lado de la isla hay una nota que establece eso, contrariamente al error común, la isla no es próspera. Cuba, se muestra también como continente de acuerdo con la creencia firme de Colón. Tan confiado estaba Colón en esto que cuando estaba cerca de la costa de Cuba en 1494 hizo que su convicción fuera registrada por el notario público del barco, Fernand Perez de Luna, y pidió que todo la tripulación la firmara, como podemos ahora ver en el documento firmado el 12 de junio de 1494, que declara que, puesto que es absolutamente evidente que esto es un continente, quienquiera que intentara contradecir esta declaración sería multado con 1000 piezas de Maravedis y también su lengua sería cortada. Indudablemente la razón por la que Piri, también la muestra como un continente no era porque estuviera asustado de que le cortaran la lengua, sino porque él no cuestionaba la veracidad de esa pieza de información dada por una autoridad tal como Colón, que había ido a esas partes del mundo varias veces. Cuba también se muestra como continente en el mapa de Colón fechado en 1498, que formó la base para el de Piri más adelante; en el burdo bosquejo dibujado por el hermano de Cristóbal Colón, Bartolomeo, en 1503, en el mapa del mundo hecho por Ruysch en 1508, e igual en el mapa marino de Waldeesmuller en 1507.

Piri llama a las once islas en el sureste de Haití “Undizi Vergine”, que muestra que el número de islas no esta expresado por la palabra “once” lo que significa once en español pero es equivalente en la lengua materna de Colón, italiano. Ésta es otra indicación de cuan fiel es Piri al mapa de Colón, manteniendo cerca de la información del mapa de Colón que poseyó al parecer todo lo que estaba en el mapa anterior de Toscanelli, Piri nos lleva hasta el mapa más viejo de América y nos informa sobre varios aspectos de la fase más importante de la historia de los descubrimientos. Registrando las explicaciones dadas por el español que había participado en las tres expediciones de Colón y fue capturado más tarde por Kemal Reis, él relacionó la historia de estos descubrimientos de una fuente original libre de los últimos cuentos legendarios que habían crecido sobre ellos.

Dispersadas sobre el mapa hay algunas otras entradas que también nos aclaran sobre los varios detalles de los descubrimientos. Al lado de la pintura de una nave cerca de las Azores se escribe que este barco Genovés vino de Flandes, naufragó, y que los sobrevivientes descubrieron estas islas. De otra entrada sabemos que allí el mar es el Mar Occidental, pero los europeos lo llaman el Mar Español, y después de los descubrimientos de Colón el nombre se cambia a Ovasana, es decir, “Océano”.

Al lado de una pintura cerca de la isla de Santiano hay una nota que indica que los nombres de estos lugares fueron encontrados y dados por un marino Genovés traído de Portugal. En esta entrada cerca de la pintura de una nave cerca de la costa suramericana él resume toda la información dada en un mapa por Nikola di Juan que naufragó allí. En una de las notas sobre el Océano Atlántico menciona el tratado de “Tordesillas” 1599, y cierta línea que divida y las posesiones españolas y portuguesas.

Hacia el Norte, en el mapa hay una pintura de un pez en el cual esta dibujado una mujer y un hombre que hacen un fuego, cerca esta otra nave y tres personas en un barco. Ésta es la historia de San Brandan que era muy popular en la edad media, y fue registrada en las “mil y una noches”. Pero Piri no descuida agregar que la leyenda no viene de los portugueses sino del viejo Mappa Mundi. Esto muestra que el geógrafo turco hizo uso de muchas fuentes y no descuidó la información más última lo más cercana posible a su tiempo, y que él tenía mucho cuidado de su bibliografía.

De las varias clases de trabajo de investigación hechas en el mapa concluimos que comparado con otros mapas del período, el de Piri es el más perfecto y original. Interesará a americanos como uno de los mapas más viejos de su tierra, y los turcos estaremos siempre orgullosos que el autor de los mapas fuera uno de nosotros.

El segundo mapa de América

Quince años después de este primer mapa, Piri Reis dibujó un segundo, otra vez en Gelibolu. Como el anterior lleva su firma. Desafortunadamente tenemos hoy solamente una porción pequeña de él es decir una porción pequeña del hemisferio occidental. Es de 68/69 centímetros de tamaño. Se dibujaron figuras ornamentales en los márgenes y la mayor parte son en color.

Allí encontramos la parte norte del Océano Atlántico y de las regiones recién descubiertas de América del Norte y Central. Hay cuatro rosas de los vientos en el. El Trópico de Cáncer se muestra aquí, aunque no estaba en el primer mapa. Hay también escalas de mulas en él, cada una con veinte divisiones. De las notas al lado de ellas sabemos que la distancia entre las divisiones es de 50 millas, y entre dos puntos es de 10 millas. Las escalas aquí son más grandes que en el anterior. Vemos Groenlandia en el Norte y las Azores hacia el Sur. Algunos de los nombres con “San Mikal”, “Santa Mariya”, “Eurico”, y “San Jorjo”. Al sur de Groenlandia se ven dos pedazos grandes de tierra; el que esta al Norte se llama Baccalao. En el mapa hay una nota que dice que Baccalao fue descubierto por los portugueses. En otra nota más abajo cerca de “Terra Nova” dice que aunque estas costas fueron descubiertas por los portugueses, todo es desconocido hasta ahora, y solamente las partes que se muestran en el mapa se han descubierto. Más al Norte todavía uno puede ver la península de la Florida dibujada muy parecida a la que conocemos hoy. Él la llama San Juan Batisto. El nombre fue dado primero a Puerto Rico en el mapa anterior.

Las partes de tierra que se ven al lado son las penínsulas de Honduras y de Yucatán, descubiertas en 1517 y 1519 respectivamente. Distinto al primer mapa, dibujado bajo la influencia de Colón, las islas de Cuba, Haití, las Bahamas y las Antillas se dibujan exactamente. Uno puede leer las palabras “¡Es! Di Vana” sobre Cuba. Aunque hay numerosos nombres a lo largo de la costa de Venezuela, muy pocos pueden ser leídos. Entre las palabras legibles está San Cilormi, Monte Krago, Detonos, Die Sagram, Ponte Sogon, Didas y Sare.

En este segundo mapa el dibujo de la línea costera muestra mejoría en la técnica y también semejanza cercana al concepto moderno de estas áreas. Se da cuidado especial a las secciones pedregosas y rocosas. Hay, sin embargo, una leve distorsión en el mapa de la posición verdadera del continente como lo conocemos hoy. Este error fue cometido, debido a la negligencia en no tomar en consideración los diez a trece grados de diferencia en el ángulo del compás contemporáneo. Este error se observa en todos los mapas contemporáneos sin ninguna excepción.

Sobre este mapa, como en el anterior, hay algunas notas explicativas, pero se registran más brevemente. La nota sobre la esquina izquierda del mapa, debajo de las escalas con los puntos largos y ornamentales, da la firma del autor así como la fecha 1528 (935 D. H.). Al lado de las medidas hay una nota que indica las millas, donde él dice que la distancia entre dos secciones es 50 millas y entre dos puntos 10 millas.

Sobre el segundo sistema de escalas más al Norte dice otra vez que la distancia entre dos secciones es 50 millas y entre dos puntos 10. La idea en las dos notas es la misma pero una o dos palabras son diferentes.

Al lado del lugar de los nombres en las notas cerca del Labrador dice que “Éste es Baccalao, los infieles portugueses la descubrieron. Todo lo que se sabe sobre ella se registra aquí”. De la posición en el mapa entendemos que estas costas son de “Terra Nova”. Sabemos hoy que el explorador portugués, Carl Real descubrió Terra Nova en 1500, y su hermano, Miguel Real, un año más tarde en 1501, descubrió el Labrador.

La parte del excedente de la nota sobre América Central esta dañada sin embargo lo que queda es muy interesante. “Dividiendo la tierra… para encontrar dónde comienza el mar… el vilayet que… más allá del cuál”, puede ser leído.

Aquí hay una referencia a un explorador que planeó cruzar por tierra para alcanzar el Océano. Es absolutamente posible que Piri se refiera a Balboa que cruzó América Central y alcanzó el Océano Pacífico en 1513.

Otro término interesante usado en el mapa es lo que él llama los trópicos: “Alargadores de los días”. En sus propias palabras la explicación es la siguiente: “Bu hat gu»n gayet uzadigi yere isarettir” lo que significa que estas líneas indican la parte del mundo donde los días se hacen más de largos.

Los marinos en el siglo XVI, al cruzar el Océano Atlántico desde la costa de Europa y África usadas para aprovechar los vientos y las corrientes del golfo. En este mapa las últimas se muestran con flechas acentuadas que indican la dirección tomada.

La línea dibujada sobre Cuba debe, por supuesto haber estado dibujada más al norte, y la península de Yucatán se debió haber puesto enteramente debajo de ella; pero tal exactitud no se podría esperar de la técnica cartográfica de la época.

Tales errores técnicos se pueden observar también en otros mapas contemporáneos. Debemos, por lo tanto, reconocer la grandeza y el valor del trabajo entre otros mapas del período después de precisar brevemente sus varios méritos y deméritos.

Como puede ser observado fácilmente en este mapa, Piri Reis continuó siguiendo los nuevos descubrimientos con gran interés. Es notable que, considerando los resultados de los nuevos descubrimientos, él debió corregir en este mapa las inexactitudes del primero en cuál se engañó por su confianza incuestionable en el mapa de Colón. En este segundo mapa Piri Reis mostró solamente las partes del mundo que habían sido descubiertas ya y dejó en blanco las partes inexploradas, explicando que esto era por el hecho de que aún eran desconocidas. Así, Piri probó, de nuevo, cómo observó los principios de métodos científicos al dibujar este mapa.

Comparación de los mapas de Piri Reis con otros mapas contemporáneos

Los mapas o cartas llamadas portulanos, 1. C. Manuales de navegación, fueron dibujados por primera vez en el siglo XIII. Tenemos ejemplos de tales trabajos anteriores a ese período, pero la clase que podría compararse con Piri Reis’ es principalmente de los siglos XIV a XVI.

El primer portulano de Europa se encuentra en el trabajo de Adamus Biemensis de 1076. Luego viene el mapa llamado Pisane, dibujado probablemente en el décimotercer siglo. Los mapas que aparecen después contienen el nombre del autor y la fecha del dibujo. El más temprano entre éstos es el portulano de Pietro Vesconti, fechado en 1320. A esto se agrega una sección del trabajo de Marino Snudus, bajo el nombre de “Liber Secretaruin Fidehum Vía”.

Así, en vista del desarrollo de este tipo de manuales y de cartas, será útil hacer una breve revisión comparativa de otros trabajos contemporáneos, especialmente de los mapas que muestran América.

Los portulanos y manuales escritos después del siglo XIV mencionan la isla de “Brasil”, y en 1414 la isla de “Cipangu” y de “Antilia”. Se cree que entre 1474 y 1482 Toscanelli envió un portulano junto con una carta a Cristóbal Colón.

Desafortunadamente, estos documentos no han sobrevivido. En esa carta él se supone que dijo que de acuerdo con el testimonio de varios que habían ido por ese camino, si uno se mantenía viajando hacia el Oeste eventualmente alcanzaría Asia.

Según lo que De la Ronciere escribió, este mapa portugués fue dibujado entre 1488 y 1493. Una fotografía del mapa será encontrada en otra página de este libro, junto con la porción que Kretchner re-dibujo (p. 39).

La información se dispersó por todo el mundo después de 1507 en que Amerigo Vespucci escribió en una carta diciendo que era un continente nuevo y él lo llamó “Novus Mundus”. San Die, que publicó la carta, sugirió el nombre de “América”.

Por otra parte hay algunos que aseguran que el nombre de América fue adoptado porque los naturales de Nicaragua llamaban una parte de su tierra “América”. Es verdad que en la primera mitad del siglo XVI este continente nuevo atrajo la atención de geógrafos, y que dio lugar a varios mapas que fueron dibujados. Piri Reis era uno de estos cartógrafos. Por lo tanto, una comparación de su trabajo con otros mapas contemporáneos dibujados entre 1507-1550 nos revelará la grandeza de los mapas de Piri como documentos históricos en el descubrimiento de América.

Conclusión

Como se ha indicado ya, en la época de Piri Reis, el Imperio Turco Otomano era la potencia dominante en el Mar Negro, el Marmara y el Mar Rojo, y luchaba por el predominio sobre el Egeo, el Mediterráneo y el Océano Indico. Para tal posición el Imperio tuvo que tener una flota equipada de todas las armas más modernas. Los archivos del estado nos dan un poco de material más interesante y más rico referente a estas organizaciones. Lo que el autor de este folleto desea demostrar, sin embargo, era solamente algunas de las características de un marino y erudito turco, el escritor de una guía marina y el cartógrafo de dos mapas del mundo, hombre que había participado en numerosas empresas privadas y de estado en los distintos mares.

Estudios cercanos de los mapas nos revelan el hecho que en comparación con otros mapas contemporáneos éstos muestran estar compuestos con un más avanzado espíritu y método científicos. Los dos mapas de Piri se complementan. Estamos en deuda de tales guías invaluables en el mundo académico para aclararnos esta fase más importante de los descubrimientos geográficos. En cualquier historia del período deben tomarse como datos de información directa. La bibliografía mostrará la abundancia de publicaciones sobre estos trabajos. El autor ha tenido siempre intenso placer al estudiar este tema en varias ocasiones, y ha pensado que es su deber compartir algo de la información con un grupo cada vez más grande de lectores.

La vida y los trabajos de Piri Reis muestran no solamente las grandes cualidades heroicas y guerreras de los turcos en los siglos XV y XVI, sino también su contribución al mundo académico y a la civilización. Piri vivió en una época en que la cultura turca era fértil en cada campo. El siglo XVI se mira universalmente como la Edad de Oro de la civilización turca en la historia. Piri fue uno de esos que dejó grandes trabajos detrás de ellos no solamente para su propia nación sino para toda la ciencia de la geografía del mundo, y se convirtió así una figura importante para la historia de la civilización. Una nación vive mientras ella puede producir trabajos culturales en cada época.

Para concluir: los dos mapas de Piri Reis podrán interesar a los americanos como los mapas más viejos de su propia tierra. Y los turcos estaremos siempre orgullosos de haber tenido al autor de tales trabajos, y estaremos alegres de recordar que nuestros antepasados también estuvieron interesados en el continente americano.

Diversas versiones del “Bahriye”

El Bahriye lleva dos diferentes fechas: 1520 (927 árabe) y 1525 (932 árabe). La primera versión recibió renombre entre los marinos contemporáneos y fue copiada para ser utilizada en la flota.

La otra versión es la que fue presentada a Suleyman después de que el autor le hiciera nuevas adiciones. Hasta ahora no se han encontrado copias originales. Las copias existentes en las bibliotecas son versiones más recientes de éstas.

Versión 1521

1 Estambul. La Biblioteca del Departamento de Hacienda, Palacio de Top-kapi. No 575.

2 Estambul. Biblioteca del Palacio De Topkapi. No: 333

3 Estambul. Biblioteca de Nuruosmaniye. No: 2290.

4 Estambul. Biblioteca de Nuruosmanlyc. No: 2292 fecha: 162~

5 Estambul. Biblioteca de Koprtilti. No: 172. (sin fecha)

6-7 Estambul. Biblioteca del Museo Naval. No: 59, 50 (2 copias).

8 Dresden. Fecha de la copia: 1544 (961 árabe). Parte de ella fue publicada en 1926 por Paul Kable.

9-10 Bologne. No: 3612-3613. Solamente una tiene una fecha: 9574 (A. 982)

11 Berlín. Profesor Martman. 1644 (A. 10~0)

12 Berlín. Biblioteca del Estado.

13-14 París. Biblioteca Nacional. No: 220-965 (956). Uno lleva la fecha: 1587 (A. 996)

15 Viena. Ninguna fecha.

16 Londres. Biblioteca Bodleian de Oxford. 1525 (932 Árabe) Versión

17 Estambul. Biblioteca de Santa Sofía. (esta versión fue publicada en 1935 en Estambul con una introducción, un índice y un facsímil.)

18 Estambul. Biblioteca de la Universidad. No: 4654

19 Estambul. Biblioteca de Koprulu. No 171

20 Estambul. Palacio de Topkapi, Biblioteca de Revan. No: 18-1633

21 Estambul. Biblioteca de Husrev Pasa. No: 264, 1770 (A. 1184)

21 Estambul. Biblioteca de Husrev Pasa. No: 1770 (A. 1184)

22-23 Estambul. Biblioteca del Museo Naval. No: 88. (sin fecha)

24 Estambul. Biblioteca del Mijo. No: 1

25 Estambul. Palacio de Topkapi, Biblioteca del Quiosco de Bagdad. No: 388

26-27 Estambul. Biblioteca de Nuruosnianiye. No. 989 – 3004.

28 Estambul. Biblioteca de Atir Efendi. No: 227

29 Estambul. Biblioteca de Yeni Cami. No 790

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.