¿Meteoro o estela de condensación?

Los expertos se dividen por foto de “meteoro”

Andrew Picken

Al principio se congeló por miedo a lo que parecía ser un avión en llamas que caía del cielo, hacia un campo en Midlothian.

Pero cuando se dio cuenta que no atestiguaba un desastre de aviación, mientras llevaba a su hija a la escuela, David Carson tomó su cámara fotográfica.

En los siguientes diez minutos, el hombre de 40 años, tomó docenas de fotos de una extraña raya de luz en el cielo de Lothians, que eventualmente tomó en un tono naranja y después pareció golpear la tierra.

Una llamada frenética a la policía le confirmó al Sr. Carson que no era un avión, pero los astrónomos están hoy en desacuerdo sobre lo que realmente habría podido ser el fenómeno.

El profesor John Peacock, del Instituto de Astronomía en la Universidad de Edimburgo, dijo que probablemente había sido una bola de fuego de un meteorito.

Pero el aclamado astrónomo Alan Pickup asegura que, la raya extraña de nube que brillaba intensamente, era simplemente una estela de condensación de un avión que pasaba.

El Sr. Carson acababa de meterse a su furgoneta para llevar a la escuela a su hija Jane, de 14 años, cuando observó un flash de luz peculiar en el cielo, hacia el Este.

“Vi una estela de vapor que parecía pertenecer a un avión, entonces debajo de ella estaba esta raya de luz realmente extraña”, explicó el restaurador de muebles y fotógrafo aficionado, que había tomado su cámara fotográfica para capturar la salida del sol en la fría mañana del lunes.

“Honestamente al principio pensé que un avión había caído, y me asusté.

“Le grité a Jane, “¿qué hago? ¿Qué debo hacer?”.

“Tomé la cámara fotográfica y comencé a tomar las fotos de la raya mientras se acercaba más a la tierra.

“Un poco más adlante pareció romperse y se volvió naranja brillante antes de parecer estrellarse en la tierra.

“Yo estaba realmente por todas partes porque no sabía si era el fin del mundo, fue un avistamiento tan extraño”.

El incidente, que ocurrió cerca de una milla al sur de Penicuik, cerca a la granja Ravensneuk, duró cerca de diez minutos a partir de las 8.30 am del lunes.

La bola de fuego -si eso es lo que era- se habría estrellado para tocar tierra a un par de millas al este de la A701 Peebles Road.

Si la roca golpeara la tierra sería clasificada como un meteorito más que meteoro.

El profesor John Peacock, del Instituto de Astronomía en la Universidad de Edimburgo, dijo: “Es probablemente una bola de fuego de un meteoro -un ejemplo absolutamente raro y espectacular, y bien digno de publicar”.

Sin embargo, un portavoz del British Geological Survey dijo que no había habido actividad sísmica que hubiera sido causada por una caída de meteorito en el área de Penicuik durante la fecha del incidente.

El escritor de astronomía Alan Pickup dijo que piensa que la raya era simplemente una estela de condensación del vapor de un avión. Dijo: “Las estelas de condensación en la dirección del sol de levante pueden parecer muy raras pero no hay manera que esto fuera un meteoro.

“Hay muchos falsos avistamientos debidos a condiciones como estas pero si hubiera sido un meteoro, entonces hubiera ocurrido mucho más rápido que esto y habría sido mucho más brillante”.

Una portavoz de la policía confirmó que los oficiales visitaron la casa del Sr. Carson e hicieron investigaciones en el British Geological Survey y en la British Airport Authority.

El resto del artículo se puede leer en:

Un pensamiento en “¿Meteoro o estela de condensación?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.