El príncipe Mongo de Zambodia

El príncipe Mongo de Zambodia

El príncipe Mongo, alias Robert Hodges regresó de Zambodia para descubrir que su patio delantero era “un desastre total”.

“Acabo de descubrir que los grupos de sanidad de Memphis, ante la solicitud de los vecinos, limpiaron mi patio”.

La escena ocurrió el 12 de noviembre de 1976. Más de una docena de trabajadores sacaron tres camiones llenos de basura, incluido un viejo ataúd, tinas y hasta un par de retretes. Fue la primera vez que conocí la historia del príncipe de Zambodia.

Robert Hodges nació en 1662 en el planeta Zambodia, de un sistema solar a unos 9 años luz de la Tierra. Mongo dijo que fue enviado a la Tierra con la misión de salvar a cientos de miles de personas cuando llegue el fin del mundo. Actualmente se encuentra trabajando para evitar el contagio de la gripe aviar.

“Cuando choqué con la tierra, me fragmente y me desperdigué por todo el mundo. Desde entonces estoy en el proceso de ensamblarme”.

Su primera identidad en la tierra fue como jefe indio de los Pies negros en las Dakotas. Desde entonces, él ha tenido 33 esposas, todas han muerto. “No pueden durar lo que yo”, explica.

A pesar de haber nacido en 1662 dice tener 333 años. El número 3 es su preferido porque tiene algún significado especial en Zambodia; algo que no ha explicado.

Príncipe Mongo no es alto, mide unos 1.65 metros, y tiene una panza prominente. Su cabello “hace cosas divertidas todo el tiempo. Algunas mañanas, soy rubio. Otras, soy un arbusto. Y otras más, es negro profundo. Hay gran energía en mi pelo; ayuda a protegerme contra los demonios que intentan atraparme”.

Sus padres de la tierra se llamaban Roebuck y Minnie. Se sabe que tiene un hermano millonario. De hecho el príncipe Mongo también es millonario. Posee una casa de $2 millones en Fort Lauderdale, en el fraccionamiento exclusivo Las Olas Boulevard, así como su hogar en Memphis. También tiene una casa en Virginia Beach. Acostumbra esquiar en Vail y su casa de Florida tiene un muelle privado de madera conectado al canal Intracostal en donde amarra su yate.

En Memphis, llegó a poseer varios nightclubs, incluyendo Planeta del príncipe Mongo, una discoteca gigante de 30,000 pies cuadrados, y otro llamado el Castillo, que estaba en una mansión de piedra centenaria que parecía como si hubiera pertenecido a Nosferatu.

Sin embargo Mongo no usa zapatos, incluso cuando esquía en Vail. El príncipe de Zambodia duerme en una pequeña estera, y usa viejas camisetas y shorts. “No necesito el dinero”, dice. “Vivo de las estrellas la tierra y la energía del sol”.

Existen diversas versiones en torno al origen de la fortuna de Mongo. Unos dicen que compró un seguro contra la pérdida de sus facultades mentales. Luego fingió estar loco y la compañía de seguros le tuvo que pagar varios millones, con el único inconveniente para Mongo que debe continuar pareciendo loco, o por lo menos, excéntrico. Otros afirman que su hermano millonario es quien le proporciona el dinero, pero tal vez lo más simple es pensar que Hodges heredó su fortuna de Roebuck y Minnie.

Si no se conoce con toda seguridad el origen, por otra parte sí se sabe que Mongo ha tenido buena mano en los negocios. A mediados de los setenta tenía una pizzería llamada “Prince Mongo’s”. Luego abrió un bar en la calle Beale y lo llamó Planeta del príncipe Mongo. El establecimiento cambió dos veces de nombre, primero a Planeta del rey Mongo (esto fue cuando murió su padre, el rey de Zambodia, y el príncipe fue promovido de puesto); y luego a Planeta de San Mongo, cuando Hodges comenzó a pregonar su santidad.

Bueno, así es como Mongo cuenta la historia, pero la realidad es que le retiraron la licencia de cerveza por vender alcohol a menores de edad. Mongo, hábilmente, cambió los papales para que uno de sus empleados apareciera como dueño del local. Luego abrió otro local en un edificio llamado Ashler Hall, adyacente a un área residencial. En 1992 fue acusado por las muertes de dos adolescentes que murieron en un accidente automovilístico después de que les sirviera cerveza en el Castillo.

No sé que ocurrió en el caso de la muerte de los adolescentes, pero lo que sí se es que fue encarcelado por descargar basura en el patio de uno de sus enemigos.

En la vecindad de Midtown, en donde él vivía, el patio delantero estaba constantemente lleno por completo de chatarra. Para Mongo se trataba de obras de arte, pero la razón principal era hacer enojar a sus vecinos. En su pórche de entrada, por ejemplo, había seis árboles de Navidad rodeando la puerta. “Mi Navidad no comienza como todos. La Navidad cambia para mí dependiendo de la luna y de las líneas de energía. Este año, es en febrero”.

Durante años luchó con sus vecinos de Midtown hasta que finalmente anunció que mudaría sus “reliquias sagradas” hacia el centro de la ciudad. En septiembre del 2002 recibió nuevas demandas de los vecinos La Shelby County General Sessions Court le ordenó quitar los objetos de su patio delantero incluyendo escusados, muebles de patio, cabezas de maniquí y sombrillas de playa.

Principe Mongo se negó a acatar la orden y apareció para su audiencia en la Corte del Ambiente usando una capa verde, una peluca gris, anteojos de soldador y un pollo de goma. Fue enviado a la cárcel por diez días y se lo multó por casi $14,000. Dos años más tarde aceptó la culpa y pagó una multa de $500.

Hodges ha competido por la alcaldía del condado innumerables veces; siempre ha perdido, aunque en 1986 quedó en tercer lugar (de tres candidatos). Dice que ha ido a varias universidades -incluyendo la universidad de Virginia, Tulane, Columbia, y William and Mary- y que tiene un doctorado, aunque nunca ha explicado en qué es su doctorado.

Algo que se conoce muy poco de Mongo es su altruismo. Siempre trata de ayudar a los desposeídos, o a la gente de la calle, como él prefiere llamarlos.

Mongo dice que es a ellos, entre otros, a quienes salvará en el final de los tiempos. Cuando llegue ese día, “tomaré a la gente que voy a salvar para regresar a Zambodia.”

http://www.memphishistory.org/People/FunPeople/RobertPrinceMongoHodges/tabid/273/Default.aspx?PageContentMode=1

http://en.wikipedia.org/wiki/Prince_Mongo

http://www.newtimesbpb.com/Issues/2006-01-19/news/norman_full.html

2 pensamientos en “El príncipe Mongo de Zambodia”

  1. me gustó mucho la historia del príncipe de zambodia príncipe mongoo me gustaría poder contactar con el príncipe mongo mi número celular en colombia es 317 4785 me identifico mucho con la manera de pensar del príncipe mi correo electrónico es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.