Más de la caída SL-4

Misteriosa bola de fuego vista sobre Smithers

Citzen

La enorme bola de fuego que fue vista volando sobre el cielo cerca de Smithers esta semana era probablemente un fenómeno natural, según el coordinador del Canadian Fireball Reporting Centre en la University of Calgary.

Alan Hildebrand dijo que el objeto que fue visto por mucha gente era probablemente un meteorito, más bien que el cuerpo del cohete ruso Soyuz-U que regresó a la tierra en una trayectoria de norte-a-sur esa misma mañana.

En el primer lugar, se esperaba la caída del cohete tres horas antes, alrededor de las 5 de la mañana, según el Center for Orbital and Re-entry Debris Studies en los E.U., dijo. Aunque habría viajado sobre el Este de Alberta, todavía no habían reentrado a la atmósfera en esa locación así que no había observaciones de cauda sobre esa región, observó Hildebrand.

Una enorme bola de fuego apareció delante del parabrisas de Laurie Beaton mientras conducía de Smithers a su trabajo en New Hazelton el jueves a las 8:08 de la mañana.

“Estaba horizontal delante de mi parabrisas e iba cayendo”, dijo ella el viernes.

Beaton conducía en un área abierta al Noroeste de Smithers, cerca de 11 kilómetros del aeropuerto de la comunidad, cuando vio por primera vez el objeto intensamente brillante. Parecía tener el tamaño de una pelota de basketball, y tenía una cola larga.

“Entonces pasé a través de los árboles y eso bajo detrás de ellos”, dijo Beaton. “Era enorme. Probablemente nunca antes en mi vida vi algo similar, y tal vez no lo vuelva a ver”.

Ella dijo que lo vio solamente por un par de segundos. “Iba al Noroeste”, dijo. “Iba de mi derecha a la izquierda”.

“Parecía como si estuviera muy cerca de mí” agregó. “Era tan brillante. Era blanco fuego en el frente, y amarillo naranja por detrás. El resto de él era de un color azul zafiro, como la llama en una estufa de gas”.

“La cola era realmente larga,” dijo Beaton, gerente de marca de una unión de crédito en New Hazelton, cerca de 430 kilómetros al Este de Prince George. “Era como un cometa”.

Fue justo antes del amanecer y la luna todavía estaba en el cielo y tenía un poco de bruma sobre ella, recordó. El objeto ardiente en sí mismo era realmente claro.

Hildebrand dijo que los reportes de objetos llameantes en el cielo fueron recibidos de Idaho, Wyoming y Colorado. Un fragmento del cohete pudo haber golpeado cerca de Riverton, Wyo., según una historia de Associated Press.

No sólo estaban regresando los restos del cohete tres horas antes que la bola de fuego que vio Beaton, sino que también estaban más al Este para poder verse al Norte o Noroeste de B.C., dijo.

“Fue una experiencia de una sola vez en la vida”, dijo Beaton. “Fui comprar un boleto de la lotería. ¿Quién sabe y me la gano?”

http://www.princegeorgecitizen.com/news/current/n_empty.php?sid=1372951

Una gran bola de fuego: Testigos de nueve estados ven la combustión de chatarra espacial

Dan England

Scott Permer no estaba seguro si veía un meteorito, o quizá la inspiración para una película de palomitas de verano de Steven Spielberg, cuando la brillante bola de fuego cruzó el cielo.

“No podrías dejar de notarlo”, dijo Permer de Greeley, el gerente distrital del Tribune que entregaba artículos a un transportista la mañana del jueves. “Qué vista más impresionante”.

Se convirtió en bola de fuego que cruzó el cielo a las 6:15 de la mañana del jueves, momentos antes de que el cielo nocturno fuera besado por los primeros rayos de la mañana. Era un cohete ruso, no un meteorito ni un ovni. El cohete fue confirmado por NORAD el jueves por la mañana. Un informe dice que un fragmento aterrizó cerca de Riverton, Wyo., pero no se reportó ningún daño y no se cree que los restos sean peligrosos.

La trayectoria de los restos pasaba aparentemente a través de Wyoming a Colorado cerca de la frontera occidental del Estado. Pasó sobre Merker y cerca de Grand Junction, y viajó al sur, posiblemente hasta New México, dijo Chris Peterson, astrónomo independiente que también hace cierto trabajo para el Museo de Ciencia y Naturaleza de Denver.

Peterson se despertó asustado por llamadas telefónicas en una mala hora (recordar, los astrónomos trabajan en la noche) y más tarde recogió más de 100 relatos de testigos de nueve distintos estados en su Web site. El Weld County Dispatch recibió alrededor de una docena de llamadas de residentes sobre la luz.

“Usualmente no vienen tan temprano por la mañana” dijo Peterson de las llamadas telefónicas. “Era obvio que había sucedido algo”.

Peterson tiene cámaras fotográficas a través del estado y estableció claramente la trayectoria de vuelo a través de las películas. Su observatorio está en su hogar en Guffey, cerca de 40 millas al oeste de Pikes Peak, una ciudad cerca de nada, un hecho que le gusta porque le permite gozar de los cielos oscuros.

La película fue la primera en capturar chatarra hecha por el hombre mediante un sistema de cámaras fotográficas, en operación durante cinco años. Peterson calculó que los restos eran artificiales por la forma en que se rompieron en la atmósfera y llamó al NORAD para confirmarlo, basado en informes de científicos rusos que esperaban que el cohete cayera y se incorporara a la atmósfera más o menos en ese tiempo. El cohete era un Soyuz SL-4 usado para lanzar al espacio un telescopio francés desde Baikonur, Rusia, el 26 de diciembre. Los restos estaban a 37 millas sobre la tierra, o más de 150.000 pies de altura, cuando los vio en el cielo.

“La manera en que se fragmentaron no parecía correcta”, dijo Peterson. “Un meteorito es básicamente una roca, y se rompe en algunos pedazos. Esta cosa simplemente explotó en muchos fragmentos”.

http://www.greeleytrib.com/article/20070104/NEWS/101040092

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *