Los ET bomberos de Broad Haven

Se dan a conocer nuevos detalles de un caso ovni

Tom Bourton

Son 60 años desde que fue acuñado el término de platillo volador, y tengo que admitir que mantengo un punto de vista algo cínico en cuanto a los ovnis y la vida extraterrestre.

Hace treinta años, una esquina al suroeste del País de Gales fue atrapada en un “flap” – una ola de avistamientos en un área – que comenzó a ser conocida como The Broad Haven Triangle.

Así que cuando recientemente los detalles sobre estos casos fueron dados a conocer por el National Archive en Kew, no pude resistir el emular un poco a Mulder y Scully.

Hojeando los documentos en Kew, la historia comenzó a revelarse. Era abril de 1977 y Rosa Granville, que dirigía el Haven Fort Hotel en Little Haven, estaba en cama aproximadamente a las 2.30 am cuando fue despertada por unas luces extrañas y ruidos.

Mirando fuera de su ventana, vio un objeto que describió como un “plato de cabeza” en el campo al lado del hotel y dos criaturas “humanoides sin cara” con cabezas en punta.

El incidente, dijo en una carta subsiguiente que escribió a su MP Nicholas Edwards, la dejó “agitada y asustada y sin ningún deseo de tener otro encuentro”.

“Me gustaría mucho oír una explicación, me ayudaría a aliviar la impresión que tengo desde mi encuentro”, agregó.

Hablando al Web site de la BBC del País de Gales, la señora Granville recordó el objeto: “Era un poco como un platillo de cabeza – parecía gelatinoso”.

“Había tanto calor – estaba al lado de la ventana – mi cara se sentía quemada.

“Había una luz que venía de él y llamas de todos colores. Entonces (las criaturas) salieron de estas llamas, que es lo que no entiendo.

“Grité “hola, qué están haciendo allí” – parecían no tener cara. No pude ver sus facciones”.

Ella dijo que fue a buscar a otra gente en el hotel para mostrarles, pero cuando volvió a la ventana pocos minutos más tarde, los objetos y los hombres ya se habían ido.

Cuando visitó el sitio del supuesto aterrizaje por la mañana, ella agregó que allí había “dos pulgadas de tierra quemada”.

Al recibir la carta de la señora Granville en 1977, el señor Edwards entró en contacto con el Ministerio de la Defensa y el teniente de vuelo Cowan, un oficial de la Royal Air Force en Brawdy, que después visitó el hotel.

En su informe a los jefes del MoD, el teniente de vuelo Cowan escribió: “(La señora Granville) me dijo que una noche en abril de este año ella vio un objeto redondo “como la luna ocultándose” en la tierra, en un campo en la parte posterior de su propiedad. Dos “humanoides” muy altos, “sin cara” salidos de este objeto (aproximadamente del tamaño de un autobús pequeño) parecían “tomar medidas o recolectar cosas”.

“Honorarios del aterrizaje”

El teniente Cowan dijo que examinó el sitio del aterrizaje pero “no pudo encontrar ninguna evidencia de un aterrizaje” y no podía ofrecer ninguna otra explicación.

Agregó finalmente que, “si un ovni llega a la RAF en Brawdy le cobraremos los honorarios normales del aterrizaje y lo informaremos inmediatamente”.

Otros incidentes reportados en el área de Broad Haven en ese tiempo incluían un avistamiento de alumnos de una escuela que afirmaron haber visto una nave espacial cerca de su patio. Entonces una familia dijo que vio varios ovnis en el transcurso de una semana, así como varios avistamientos de criaturas vestidas de plateado.

En su informe, el teniente Cowan mencionó la posibilidad de que “un bromista local” estuviera trabajando, y cuando lo contacté recientemente dijo que la descripción de los extraterrestres proveniente de muchos testigos “encajaba exactamente con el tipo de traje protector que sería utilizado en caso de un fuego en una de las refinerías locales en Milford Haven”.

Éste parece de hecho haber sido el caso ya que en 1996, el Western Mail publicó un informe en el cual un hombre de negocios, Glyn Edwards, de 44 años, admitió que él había vagado alrededor del área en un traje plateado en 1977 como broma.

“Los avistamientos extraterrestres estaban en su apogeo, así que decidí dar un paseo alrededor para divertirme un poco”.

Sin embargo, la señora Granville sigue insistiendo que ella no había sido sujeto de una broma.

“Siempre tendrás gente tonta fingiendo, pero lo que yo vi era definitivamente un humanoide”, dijo.

Recordando, la señora Granville dijo que ella deseaba que hubiera habido una explicación de la RAF en Brawdy, pero ellos han negado siempre que sus aviones o sus hombres estuvieran implicados.

El investigador y conferencista doctor David Clarke, que ha escrito un libro llamado Flying Saucerers: A Social History of UFOlogy, dijo que el relato de la señora Granville fue parte “de una gran oleada de ovnis” en ese entonces.

“A pesar de que sabemos que hubo un bromista en el área, el hecho de que el relato de la señora Granville ha seguido siendo constante por más de 30 años demuestra que ella vio algo inusual”, dijo.

“Hasta donde se, el hecho de que la RAF hizo una investigación de un encuentro de ovnis, es único”.

La verdad todavía está allá afuera…

http://news.bbc.co.uk/2/hi/uk_news/wales/6740247.stm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.