Los niños salvajes (17)

RAMU

La historia de Ramu, el “niño-lobo” de la India, es similar. En 1954 un obrero ferroviario, al echar casualmente un vistazo a un vagón que se encontraba en una vía muerta del ferrocarril de tercera clase, tropezó con un niño de mirada “completamente bestial” que jugaba en compañía de tres cachorros de lobo.

Los sucesos ocurrieron el 17 de enero de 1954 cerca de la ciudad de Laknau o Lucknow, estado de Uttar Pradesh, al norte de la India. El niño, de unos 10-12 años, no comprendía el habla, probablemente era retrasado mental. Era incapaz de andar sobre sus dos piernas, lo hacía con las rodillas y las manos, por lo que sus rodillas y las palmas de las manos estaban cubiertas de sólidas acrecencias callosas. Tenía los miembros deformados. Estaba totalmente desnudo. Su cuerpo está cubierto con cicatrices hechas, aparentemente por espinas y ramas agudas. En la nuca tenía unas cicatrices parecidas a las que dejan los colmillos de un perro. No hablaba, sólo articulaba sonidos no humanos, y se comportaba de manera agresiva. Los dientes los tenía deformes: puntiagudos y saliéndole de la boca. Comía frutas y carne cruda arrebatándola con sus dientes, lamía la leche de un plato y masticaba los huesos. Para dormir se arrinconaba en una esquina y protegía su cabeza como habitualmente hacen los lobos.

Fue llevado al Hospital de Balramphur en Laknau, a 400 kilómetros de la capital, donde recibió atención médica, pero también fue expuesto al público. La noticia causó verdadera sensación y se extendió por toda la ciudad, llegando a rebasar las fronteras de la India. Atrajo multitudes, aunque los boletos costaban algunos annas. Más de 12,000 lo visitaron durante las primeras dos semanas que Ramu estuvo “en exhibición” en el patio del hospital. Las 800 rupias ganadas fueron a una caridad, que por cierto, no cubría el caso de Ramu.

En el periódico The Hindu, del 10 de febrero de 1954 podemos leer:

“El “Niño lobo” de 7 años, que había estado internado en el Hospital de Balramhpur Hospital desde el 17 de enero, ha encontrado a sus padres. Se dice que pertenece a la comunidad Khatick y vivió en Lucknow. Según ellos, Ramu, como se conoce a este niño, fue raptado por un lobo mientras dormía en el regazo de su madre una noche hace seis años. Se hicieron esfuerzos desesperados para encontrarlo, y finalmente se creyó que había muerto. Una visita al Hospital de Balramphur después de los reportes de la prensa llevó al reconocimiento del “Niño lobo” por sus padres, quienes lo identificaron por una marca sobre su sien y una mancha azulosa en su muslo derecho”.

En efecto, en medio de toda esta confusión, un pobre vendedor de frutas, llamado Prasad, se presentó con su esposa en el hospital donde se cuidaba al niño y pidió que se lo mostraran.

Ocho años atrás había desaparecido su hijo y, según él, lo más probable era que lo hubiera raptado un lobo, cuando la madre con el hijo dormían en el patio, en una estera.

“Si éste es mi hijo”, indicó Prasad, “debe tener en la sien una pequeña cicatriz”.

Y efectivamente, el niño poseía esa marca. Ramu le fue entregado a su padre. Pare ese entonces ya le había tomado el gusto al pan y los vegetales cocidos.

Pero Ramu no estaba interesado en la compañía de los seres humanos y particularmente les temía a los adultos, pero cuando fue llevado al zoológico se vio particularmente agitado cuando vio a los lobos. En una visita al zoológico no quiso alejarse de la jaula de los lobos y mordió a sus cuidadores que intentaron arrastrarlo. Esto, junto con el hecho de que Ramu lamía la leche del plato, desgarraba su comida y era feliz royendo huesos por horas, sugirió a los doctores que había crecido entre lobos y por eso le llamaron el Segundo niño lobo de Lucknow.

Un reporte proveniente de Nueva Delhi relata otra historia parecida:

“Ramu fue dejado a una distancia de doscientos metros de la entrada a la foresta. Apenas se hubieren alejado quienes lo cuidaban, el niño, que no habla, comenzó a gatear rápidamente hacia los primeros árboles, donde empezó a aullar. No tardaron mucho en contestarle no uno, sino muchos aullidos similares desde el fondo de la selva. Ante esta respuesta Ramu mostró una agitación singular y comenzó a girar sobre sí mismo para detenerse luego y repetir el llamado. Fue entonces cuando se asomó el largo hocico de un lobo oscuro que se acercó al niño pausadamente. (…). Ramu restregó sus labios contra el hocico del animal, que era en realidad una loba. Los cuidadores trataron de atrapar a la bestia pero ésta, tras intentar en vano subirse a un árbol, se perdió a la carrera entre el espeso monte”.

Tiempo después, a la muerte de sus padres, Ramu fue internado en un asilo para indigentes. Ahí fue estudiado durante 15 años por un grupo de médicos y especialistas de toda la India y de otras partes del mundo. Nunca aprendió más de cuarenta palabras y sus avances fueron bastantes limitados. Se sentía intimidado por la presencia humana. Prefería la compañía de los animales.

Los periódicos reportaron que murió el 20 de abril de 1968.

Según datos estadísticos de la misma India, existen registrados 31 casos de niños salvajes, de los cuales 29 pudieron sobrevivir a las dificultades de la selva con la simpatía y cariño de los animales que los amamantaron.

Continuará…

¿Qué son esas cosas en el cielo?

¿Qué son esas cosas en el cielo?

Vernon Whetstone

Una cosa agradable de escribir una columna de astronomía son las preguntas que recibo, que me gusta contestar. Estas vienen sobre todo de gente que me para en la calle, de llamadas telefónicas o incluso por mail.

Casi todas comienzan con la frase, “qué es esa cosa brillante”, o “vi algo ayer por la noche,” o una variación de eso.

Me gusta contestar estas preguntas porque casi siempre conducen a una discusión de astronomía en general y en cómo te involucras en la búsqueda de “cosas hacia allá fuera”.

Así que, pensando en “matar dos pájaros con una piedra”, voy a tratar aquí las preguntas que me hacen más frecuentemente.

Pregunta uno: “¿Qué es esa cosa brillante en el sudoeste por la tarde poco después de la puesta del sol?” Esta es fácil: es el planeta Júpiter, actualmente en la constelación Ophiuchus. Estará allí hasta diciembre cuando cruzará a sagitario donde pasará el año próximo.

Júpiter toma 12 años órbitar alrededor del sol y pasa, en promedio, un año en cada uno de las 12 constelaciones zodiacales a lo largo de la eclíptica. Aunque Ophiuchus no es una de las constelaciones zodiacales, en círculos astronómicos a veces se le llama el décimotercero signo del zodiaco.

Aun cuando Júpiter está en Ophiucus, esta a cinco grados a la derecha de Antares, la estrella más brillante de Scorpius, que es una constelación zodiacal. Cinco grados son casi como el ancho de tu puño cerrado sostenido a la longitud de los brazos.

Pregunta dos: “¿Qué es esa cosa brillante en el momento antes de la salida del sol?” Una vez más esta es fácil. Es el planeta Venus. Aunque sólo es Venus parcialmente iluminado por el sol (en este momento a través de un telescopio parecerá una luna creciente muy delgada), presenta un espectáculo deslumbrante en el cielo de la mañana.

Júpiter y Venus no son los únicos planetas visibles ahora. Marte, se eleva justo después de la medianoche. Saturno, emergiendo de detrás el sol, se eleva justo después de las 5 de la mañana y está conjuntamente con Regulus, la estrella más brillante de Leo, el león. Sin embargo el par es dévil y está muy bajo en el horizonte del este.

Pregunta tres: “Vi algo ayer por la noche, era como un brillante en el cielo, no duró mucho, pero seguro que era brillante.”

Si se supone que el espectador no vio un meteorito excepcionalmente brillante, podría haber sido una llamarada de Iridium, el reflejo del sol en una cara de un satélite de comunicación orbitando. Son hermosos de ver, y parecen casi como una estrella que estalla.

La flota de los Iridium fue pensada originalmente para permitir la comunicación telefónica vía satélite. Era una idea novedosa, pero algunos años adelantada a su tiempo. La compañía original se arruinó. Los activos, incluyendo los satélites ya en órbita, fueron comprados por otra compañía que está intentando hacer que funcione.

Si deseas ver un destello de Iridium, ve a www.heavens-above.com. Proporciona tu latitud y longitud (disponible de una base de datos proporcionada) y te darán la época, la localización, y la dirección del siguiente destello visible en tu área. Es divertido buscarlos y verlos.

http://www.mccookgazette.com/story/1279515.html

Ovnis en Paignton

Asombra el show de luces ovni naranja, roja y verde

La fiebre de ovnis ha agarrado otra vez la Bahía con una cadena de testigos que cuentan haber visto una exhibición de luces misteriosas sobre Paignton el fin de semana pasado. Pero la fuente del desconcertante show de la noche anterior vista a principios de este mes ha insistido: “Esta vez no éramos nosotros”.

Ian Davies, encargado del hotel de Osborne en Torquay, reveló que las linternas de los deseos lanzadas en una fiesta de bodas en la cervecería del hotel eran probablemente responsables de la gran ilusión.

Pero las “más de 100” luces anaranjadas/rojas/verdes que flotaban sobre Paignton desde la dirección de Dartmouth el fin de semana no tenían nada que ver con él o su personal.

“Lo he comprobado – y no éramos nosotros”, dijo Ian, quien dijo que los invitados de la boda que lanzaron alrededor de una docena de linternas de los deseos al principio del mes no habían obtenido el permiso del personal para hacer eso.

Las linternas de los deseos son globos de 3 ft de altura que llevan velas en un marco ligero de metal.

El más reciente incidente sucedió en las primeras horas del domingo en que una escuadrilla entera de ellas apareció ante varios testigos en Paignton.

Entre ellos estaba el taxista David Green que dijo que él vio cerca de 100 bolas de fuego descender en el hotel aproximadamente a las 1.45 am.

Volaron alrededor por cinco minutos y después desaparecieron.

“En ese momento estaba en Ailescombe Drive con tres pasajeros. Una dijo que ella pensó que era el fin del mundo. Pensé que podía ser una lluvia de meteoritos. Nunca he visto nada como eso. Era absolutamente extraordinario. La noche sólo agregó combustible a nuestra incredulidad en lo que veíamos”, dijo David que tiene 50 años y vive en Roselands.

El pensionado Terence Bowyer, de 67 años, de Copley Close, Paignton, tuvo una experiencia similar casi al mismo tiempo.

Él dijo: “Eran más de las 1.10 am y había una serie de luces en formación superior a 100, como una raya en el cielo.

“Telefoneé a la policía porque nunca había visto algo similar antes. Era increíble.

“Venían de Brixham e iban hacia Torquay, pero algunas de ellas parecían apagarse”.

Ken y Julie Adamson, de Highfield Crescent, Paignton, volvían a casa en un taxi después de una noche con los amigos cuando vieron el fenómeno.

Su taxi dio vuelta por Kings Ash Road hacia la casa cuando vieron “algo” en el cielo, causando que el conductor del taxi frenara en medio del camino.

Ken dijo: “Debe haber sido entre las 12.30 am la 1 am.

“Íbamos alrededor de la esquina y dije “mira eso” cuando vi 40 luces viajando lentamente a través del cielo, sin hacer ningún ruido.

“Todos salimos para mirarlas y no viajaban en una misma dirección. Algunas iban al revés”.

Julie dijo: “Había una luz azul delante de ellos que parecía volverse y esperar a las otras para ir para arriba”.

Ken agrega: “Sí, habíamos estado bebiendo, pero el conductor del taxi no, y lo que él vio lo hizo parar el taxi en medio del camino”.

La pareja dijo que las brillantes luces naranja eran de un tamaño, casi igual que una pelota pequeña, volando ala altura de las nubes.

Andy Lockyear, otra vez en Paignton, dijo: “a las 1.05 am yo, mi madre y mi hermano más joven estábamos afuera fumando cuando vimos algunos objetos extraños que venían del área de Queen Elizabeth Drive y que volaban sobre nosotros en el cielo.

“Había entre 20 y 30 de ellos y eran rojos, anaranjados y verdes brillantes, haciendo una trayectoria lentamente sobre nosotros hacia Torquay antes de desaparecer en el cielo”.

http://www.thisissouthdevon.co.uk/displayNode.jsp?nodeId=135239&command=displayContent&sourceNode=135077&contentPK=18491998&folderPk=79060&pNodeId=134831

Ovnis en West Berkshire

Newburytoday.co.uk investiga la posible explicación para la cadena de avistamientos de ovnis sobre el distrito

Por Liam Sloan/Miles Amoore

El misterio que rodea una cadena de avistamientos de ovnis en los cielos de West Berkshire pudo haber sido solucionado por los reporteros de newburytoday.co.uk.

Informes de luces anaranjadas volando bajo han emergido regularmente durante los dos años pasados.

Un conductor del taxi de Swindon que conducía por Hungerford a principios de este verano vio cuatro formas anaranjadas brillantes en el cielo, y el pasado mes de septiembre un triángulo de luces que brillaban intensamente fue fotografiado sobre Greenham Common.

Los testigos las vieron volar por tres minutos antes de apagarse en el cielo de la noche.

Cuando divulgamos otro avistamiento de esferas anaranjadas sobre Greenham a mediados de agosto, newburytoday.co.uk recibió una carta enigmática que afirmaba poder solucionar el misterio ovni.

El paquete incluía “un globo ovni de aire caliente” – una linterna voladora diseñada para engañar a los cazadores de extraterrestres para hacerlos pensar que ET había caído cerca.

Los corresponsales anónimos afirmaron que sus amigos habían lanzado globos similares sobre West Berkshire por dos años, conduciendo a un aumento de los avistamientos de ovnis reportados en newburytoday.co.uk.

En nombre de la ciencia, lanzamos el globo desde Stroud Green con un antiguo testigo de ovnis a la mano. Una vez que se hubiera elevado en el cielo, cogió la brisa y parecía desde la tierra como una luz que se deslizaba silenciosamente.

Steve Hillen – quién, con su hija, el mes pasado vio una luz anaranjada volando bajo – no cree que explique su anterior avistamiento.

Él dijo: “Los que vi eran una forma más grande, y más naranja”.

Pero Steve Harris, de la Sociedad Astronómica de Newbury, piensa que los globos podrían ofrecer una explicación para los avistamientos de ovnis.

“Parece ciertamente muy impresionante. La forma en que se enciende – alguien con una cámara de vídeo podría tomar fácilmente una película, hacer zoom in, y con distorsiones se podría parecer mucho a un ovni.

“Podría ser un buen competidor para algunos de los que hemos visto”.

Él dijo que otras explicaciones podrían incluir chatarra espacial, helicópteros militares en vuelo bajo, o satélites.

“La estación espacial internacional es especialmente brillante – casi tan brillante como un avión con las luces de aterrizaje encendidas”, dijo.

Véanos probar nuestra teoría en el vídeo del enlace de arriba.

http://www.newburytoday.co.uk/News/Article.aspx?articleID=5262

Los niños salvajes (16)

NIÑOS SALVAJES EN ESPAÑA

Otro niño que había aprendido a hablar antes de vivir con los lobos fue Marcos Rodríguez Pantoja, “el niño salvaje de la Sierra Morena”, que tenía cerca de siete años cuando lo abandonaron en los bosques montañosos solitarios del sudoeste de España en 1953. Poco antes lo habían vendido a un anciano pastor, que al morir dejó al ganado y al niño a la buena de dios. El niño vivió por un tiempo en la choza, pero luego se trasladó a una cueva. Pasó los siguientes 12 años sin hablar a otro ser humano. El día que la Guardia Civil le rescató de esa vida, apenas sabía un puñado de palabras y caminaba descalzo. Dicen que cuanto adquirió más vocabulario, le dio por repetir: “Yo, con mucho gusto, volvería”.

Marcos había nacido el 7 de mayo de 1946 en un pueblo de Jaen. Sus padres lo vendieron al anciano pastor para que le ayudara a cuidar sus cabras. El anciano sólo vivió unos cuantos meses y dejó a Marcos en las montañas.

Una vez al año los vecinos del pueblo subían para llevarse a las cabras más jóvenes. En esa ocasión le llevaban alimento, pero Marcos decía que era tan malo, que pefería seguir comiendo perdices, huevos, frutas y plantas.

En el monte se hizo amigo de los lobos. Cuando la Guardia Civil llegó a rescatarlo, su piel se había tornado morena y estaba cubierta de cicatrices. Sus pies estaban llenos de callos, pues andaba descalzo.

La historia la recogió Gabriel Janer Manila en su tesis doctoral La problemática educativa dels infants selvátics: el cas de Marcos (1979) y posteriormente en su libro L’Infant selvàtic de Sierra Morena (1999), y también fue el argumento de “Marcos”, una obra para niños del dramaturgo británico Kevin Lewis. En la obra Marcos, tras un duro proceso de adaptación, termina siendo camarero, pero vive triste recordando su antigua vida, cuando criaba una manada de ovejas en lo alto de las montañas, y tenía por amigos a un grupo de lobos y pájaros.

Cuando se publicó el libro, el psicólogo mallorquin Gabriel Janer no desveló su paradero, pero afirmaba que llevaba una vida más o menos normal como pastor.

Otro caso similar. En 1960 la Guardia Civil de As Neves, Pontevedra recibió una denuncia de que un joven estaba atado a un poste en medio de un rebaño de cabras. Lo recogieron y lo llevaron al Hospital Provincial de Pontevedra para que fuera atendido por A. Vázquez, profesor de psicología en el Monasterio Mercedario de Poio, graduado en la Universidad de Lovaina.

Vázquez llevó al joven de 15 años al Convento-Mosteiro de Poio para que lo cuidaran. Balaba como una cabra y hacía ruidos como de cerdo. Sus padres eran un campesino portugués y una aldeana gallega que todos los días, al salir a trabajar, dejaban amarrado al niño en el pesebre de las cabras. El “niño cabra” andaba a gatas, gruñendo, comiendo del suelo y defecando en donde le agarraba la naturaleza.

En 1980 fue capturado un “niño-mono” por varios habitantes de La Junquera, cerca de la frontera Catalana-Española con Francia. Era un niño de 13 años, hijo de un costarricense y una húngara, que trepaba a los árboles tan bien como cualquier simio. Las primeras versiones habían catalogado a Aureliano Alvaro Takacs, que así se llamaba, como un niño mono que lanzaba horribles y guturales chillidos y apedreaba a todo ser humano que se le acercara.

Lo único cierto de la leyenda era su agilidad para desplazarse por los espesos bosques de la región.

Continuará…