Científico que desafía a la criptozoología

Fantástica, Sobrenatural, ciencia extraña

Por Kathryn Skelton

Sábado, 3 de noviembre de 2007

Un escéptico lleva el mundo criptozoológico a su laboratorio de Maine.

Irv Kornfield tiene en su refrigerador un objeto negro, peludo que parece un nudillo de la Bestia Turner. También hay un trozo de lo que alguna vez se sospechó era la espalda del monstruo marino de Nueva Escocia.

Un conocido experto nacional de ADN, Kornfield ha dirigido el laboratorio forense en la Universidad de Maine durante sus 10 años. Su trabajo habitual es la vida silvestre y la caza furtiva. Los monstruos son una actividad secundaria.

El profesor veterano, con un sentido del humor seco y un enfoque poco ortodoxo en el aula, como falsificar el esqueleto de un supuesto roedor extinto totalmente ficticio – le encantaría conseguir una muestra del “chupacabras” de Texas.

Más cerca de casa, “Sería un verdadero aliciente encontrar algo entre un oso negro y un ser humano que ha vivido cerca del Monte Katahdin todos estos años”, dijo Kornfield.

Ojo, el no cree ni por un minuto que el chupacabras o los monstruos del mar realmente existen. El se burla de la idea. Él es un científico.

Kornfield hace cosas extrañas como un servicio público.

“Tenemos la capacidad de responder a las preguntas. Podemos decir, ‘Sí… es el Bigfoot, ¿puede usted creerlo?’”, dijo en una reciente visita a su laboratorio.

La mayoría de las veces, los casos de ADN de Kornfield son intrigantes, pero claro, cosas como, ¿ese montón de tripas en el bosque concuerdan con el alce en el congelador de ese tipo?

Él hace mucho trabajo para el Maine Warden Service. Es uno de los seis laboratoristas no comerciales en el país que prestan asistencia a las agencias de vida salvaje de otros estados. Este verano, Kornfield confirmó el record de pesca en South Dakota del muskellunge más grande de la historia. En ese caso, tenía que averiguar si el pescado era tan grande porque era un híbrido.

No. Era un muskellunge puro.

En los tribunales de Maine, ayuda a la fiscalía. Los resultados de ADN se aceptan como hecho con tanta frecuencia que sólo testificó en cuatro de 100 casos. Fuera del estado, ayuda a la defensa analizando los resultados de otros laboratorios en casos con seres humanos, en busca de errores.

Entre todo eso, Kornfield, un profesor de Biología y Patología Molecular forense, utiliza el laboratorio para responder a las preguntas del público. Él toma los casos a su discreción, a veces por un pago.

Una mujer del condado de Kennebec llamó poco después de que su marido mordió una galleta Oreo y encontró algo feo de color negro y marrón de un cuarto de pulgada cuadrada.

“La primera reacción fue que era la piel de roedores”, dijo Kornfield. Él cree que era la primera parada en el camino hacia una demanda legal.

Su veredicto: un trozo de papel.

Otro bocado sospechoso encontrado en la sopa de un restaurante chino y puesto en el laboratorio. Una uña de tortuga.

Bestias míticas, bestias de aula

Loren Coleman ha enlazado a Kornfield con la criptozoología. Empezó con una gran masa que desembarcó en la costa de Nueva Escocia hace cuatro años. Estaba muy degradada, tal vez incluso con tentáculos.

“Los interés (de Coleman) son simplemente mantener el bote agitado, y él lo ha mencionado”, dijo Kornfield. “El dijo, ‘¿Podría echarle un vistazo?’ Yo le dije, ‘Por supuesto’”.

Como lo hizo con la Bestia Turner el pasado mes de agosto, Kornfield tomó una muestra, hizo una secuencia de ADN y la comparó con millones de criaturas. Resultó ser un tiburón peregrino.

Se trata de un destino similar al de la Bestia Turner, que, después de toda la alharaca del verano pasado, resultó ser un perro.

Kornfield ha hecho varias propuestas a las personas en Texas que tienen lo que una mujer supone es un chupacabras – una bestia mítica que ataca y bebe la sangre del ganado – que fue atropellado por un automóvil cerca de su propiedad. “La mujer noNo responde y no espero que lo haga”.

Algunas criaturas extrañas pueden haber generado los mitos, dijo Kornfield. Él plantea la escena de uno muy antiguo que ha escuchado en Maine:

Afuera está nevado fuerte. Su grupo de caza está atascado debajo de un árbol. Uno de sus amigos se encuentra enfermo. Usted tiene hambre. Él parece sabroso.

Pero usted no se lo va a comer por él riesgo de ser atacado por algo que vive en el profundo y oscuro bosque y ataca a las personas que recurren al canibalismo.

El asistente de investigación de postgrado de Kornfield, Dan DenDanto, dice que podría haber algunas criaturas importantes en lo profundo del océano, que el hombre no ha descubierto todavía.

“Confío en eso, apostaría la cola mi perro…” dijo Kornfield. “Hay un montón de cosas que todavía están ahí. ¿Van a venir a usted con un AK – 47 y colmillos gigantes que están infectados con quien sabe qué? Si, tal vez…”

Pero él no lo cree.

Kornfield enseña a los estudiantes a ser más escépticos. Al comienzo de Introduction to Forensics, les pide no violar leyes de derechos de autor sobre los materiales de clase. Ellos firman un acuerdo, sellado en un sobre, firman el exterior, y continúan.

Entonces él los reprende.

¡No entreguen su ADN (su saliva, en el sobre), y la firma tan fácilmente! Cuestionen la autoridad.

Él retira el esqueleto ficticio del rhinograde que ha venido utilizando como un apoyo de clase. El animal supuestamente extinto, con una nariz más larga que su cuerpo, tiene toda una historia detrás: Lo encontró en una tienda de antigüedades mientras viajaba. Incluso muestra un video de su supuesto primo, el elefante musaraña, tomado en el National Zoo.

“He decidido que lo estoy haciendo por mi propia diversión. Los niños no están recibiendo suficiente de esto para comprender que, en realidad, pueden ser engañados”, dijo Kornfield.

Pero él tiene más apoyos. Todavía parte de esa lección: Un par de esqueletos de bebés dinosaurio “reales” incrustados en una losa de roca, comprados por $ 5 cada uno en China.

http://www.sunjournal.com/story/236849-3/MaineNews/Weird_wicked_weird_Weird_science/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.