Resultados del ADN del "chupacabras" de Cuero

No es el “Chupacabras”, sólo un Coyote

Las pruebas de ADN muestran que el animal encontrado este verano no es la mítica criatura chupadora de sangre

SAN ANTONIO, noviembre 2, 2007

(CBS / AP) Los resultados son: El animal feo, de orejas grandes encontrado este verano en el sur de Texas no es el mítico, chupador de sangre chupacabras. Es sólo un simple coyote viejo.

Biólogos de la Universidad Estatal de Texas anunciaron el jueves por la noche que habían identificado el pelo de la criatura parecida a un perro.

La afiliada a CBS, KENS TV de San Antonio presentó una muestra de tejido del animal para las pruebas.

“La secuencia de ADN es prácticamente idéntica al ADN del coyote”, dijo el biólogo Mike Forstner en una declaración. “Esta es probablemente la respuesta que muchos anticipaban. Yo mismo realmente pensé que era un perro doméstico, pero el Chupacabras de Cuero es un coyote de Texas”.

Phylis Canion y algunos de sus vecinos descubrieron tres cuerpos de animales de 40 libras en un periodo de cuatro días en julio, en una carretera fuera de su rancho en Cuero, 90 millas al sureste de San Antonio.

Canion dijo KENS que su rancho había sido molestado durante años por una criatura que robó sus gatos y chupó sus pollos.

Canion dice que guardó la cabeza de uno de los animales que encontró para poder llegar hasta el fondo de su origen a través de pruebas de ADN y luego montarlo para la posteridad.

Chupacabras significa “goat sucker”, en español, y se dice que tienen su origen en Puerto Rico y México. Su lugar en el folclore es similar al del Bigfoot o el coco, excepto que tiene un apetito por la sangre de los animales de granja, como cabras y gallinas.

Se han tomado muestras adicionales de piel para tratar de determinar la causa de la pérdida de pelo del animal, dijo Forstner.

El misterio recibido atención en todo el mundo, incluso en lugares tan lejanos como Arabia Saudita, informó KENS. En la secundaria de Cuero cientos de estudiantes llevaban camisetas con fotos de la criatura en el Día del Chupacabras, el mes pasado.

http://www.cbsnews.com/stories/2007/11/02/national/main3444760.shtml

Cierra el CIOVI de Uruguay

Nuestro amigo Luis Eduardo Pacheco, editor de StratoCat – http://stratocat.com.ar, nos da la mala noticia de que el CIOVI (Centro de Investigación de Objetos Voladores Inidentificados), de Uruguay, da por concluidas sus actividades.

En una entrevista a El País, uno de los sobrevivientes de CIOVI, Germán Vázquez, da la siguiente razón para cerrar el grupo: “la gente ya no tiene interés en el tema”, y subraya “El fenómeno Ovni existe, pero es algo sociológico. Si hay vida extraterrestre inteligente, nunca llegó al planeta Tierra”.

Si me pidieran un consejo, sería que continuaran en la labor pero con el enfoque de Milton Hourcade: tratando de explicar los avistamientos ovni como fenómeno sociológico debido a la confusión de fenómenos atmosféricos y otros fenómenos de apreciación. Pero como no me han pedido consejo, lo único que me queda es lamentar la desaparición de una de las pocas asociaciones ovni que valieron la pena.

La nota en El País:

50 años de archivos X en Uruguay

Ovnis. Ciovi, la institución pionera en el estudio del fenómeno se despide tras medio siglo sin obtener pruebas de vida extraterrestre | La Fuerza Aérea recibe 40 denuncias de “avistamientos” por año

ANDRÉS LÓPEZ REILLY

En 2008 la comisión que inició el estudio del fenómeno Ovni en Uruguay cumplirá 50 años. Será festejo y despedida, porque “la gente ya no tiene interés en el tema”, La Fuerza Aérea, sin embargo, recibió el último año 40 denuncias de “avistamientos”.

El 29 de abril de 1958 un grupo de jóvenes que rondaba los 20 años de edad inauguró la investigación del fenómeno Ovni en Uruguay. Inspirados por las películas de “platos voladores” que producía Hollywood, y por las noticias de avistamientos y extraños fenómenos que llegaban desde varios rincones del planeta, formaron el Centro de Investigación de Objetos Voladores Inidentificados (Ciovi).

Esos uruguayos, hoy setentones, admiten sin tapujos que la intención que los movía entonces era encontrarse con “seres del espacio”.

Aunque muchos los tacharon de “locos” por muchos, abordaron el tema de forma seria y metódica. Tanto es así que el sistema de investigación que inventó el Ciovi fue adaptado, años después, por la Fuerza Aérea Uruguaya, en la cual funciona, desde 1979, la Comisión Receptora Investigadora de Denuncias Ovni (Cridovni).

El Ciovi es una organización civil sin fines de lucro que en los hechos abandonó la investigación hace años, aunque mantiene una página web y sus miembros continúan en contacto, siempre atentos a las noticias que surgen en el mundo sobre el tema. Los únicos dos integrantes que quedan del grupo original son Milton Hourcade, quien vive actualmente en Estados Unidos, y Germán Vázquez, que por su trabajo en la Oficina de Personal de la desaparecida fábrica “Alpargatas”, era la persona idónea para entrevistar a los “testigos” de los avistamientos.

Otros seis integrantes completan el cuadro actual del Ciovi, que el año próximo estará cumpliendo medio siglo de vida. Sin embargo, será festejo y despedida, porque “la gente ha perdido interés en el tema y ya no se sorprende con nada”, según dijo Germán Vázquez a El País, al ser entrevistado en su casa del barrio Malvín.

Cincuenta años después, Vázquez resume el fruto de las investigaciones del Ciovi con una frase que seguramente algunos no quisieran oír: “El fenómeno Ovni existe, pero es algo sociológico. Si hay vida extraterrestre inteligente, nunca llegó al planeta Tierra”.

Continúe leyendo en:

http://www.elpais.com.uy/07/11/01/pciuda_311411.asp

Humanoides voladores

¡Tenía razón Maussàn! Los “Humanoides voladores” existen. Y seguro que también deben existir los “caballos voladores” que “mueven las patitas”. Es más, ahora creo que existen hasta las EBANIS (Entidades Biológicas Aéreas No Identificadas), de las que tanto habla el ufólogo.

Ahora estoy convencido porque los he visto.

En efecto, son humanoides y vuelan.

Pero me da la impresión que son globos.

Espero que a Maussán no se le ocurra salir a decir que no son globos porque, al igual que en el video del “caballo volador” que movía las patitas, acá también el “humanoide volador” está moviendo algo un poco arriba de las patitas.

http://www.flickr.com/photos/liberoliber/499856798/

Diseños antiguos reinterpretados

DISEÑOS ANTIGUOS REINTERPRETADOS

Kentaro Mori

Los Euhemerísticos, aquellos que defienden que los mitos del pasado son “relatos” literales, tienen una amplia gama de armas para convencer al público. Entre ellas están varias imágenes, diseños y esculturas antiguas que parecen encontrar paralelo en el mundo moderno. Astronautas, máquinas, naves, ETs y hasta OVNIs son encontrados hasta el agotamiento. Algunos de estos diseños realmente se parecen mucho a lo que los euhemerísticos afirman que son. Pero sólo si los vemos a la luz de nuestra propia cultura moderna, lo cual es exactamente lo que hacemos cuando los vemos sin ningún compromiso.

Por ejemplo, vean la escultura budista a la izquierda, que representa un árbol sagrado.

Luego vean una obra de Deschámps, su “aparador de garrafas”:

¿Qué quiere decir esto? ¿Será que los budistas del pasado hicieron contacto con los extraterrestres usando aparadores de garrafas y deseando su retorno comenzaron a construir “imitaciones”? Apuesto que no. La verdad, el árbol sagrado budista de la escultura no sólo se parece a un aparador de garrafas, podemos encontrar “paralelos” en los almacenes de ropa, en los simples soportes giratorios de las medias. Los exhibidores de periódicos, y los soportes giratorios de las tarjetas postales también son muy parecidos. Podemos hallar similitudes en varios otros lugares. Hasta en algunas perchas.

Luego abajo se ven dos diseños de tribus antiguas:

Si los vemos a la luz de nuestra cultura, se parecen a dibujos esquemáticos de submarinos o quizás de naves espaciales circulares. El primero parece ser una nave de tres pisos, mientras que el segundo es más complejo. Si miramos bien, vemos que en ambos en la parte superior hay extrañas bolas, pareciendo indicar fuentes de luz. ¿Realmente, serían indicativos de un contacto?

Sin embargo, para la cultura que realmente hizo estos dibujos, ellos no representan naves. Representan los mundos. Las divisiones internas representan las divisiones entre los diferentes mundos espirituales, el conocido conjunto cielo-tierra-infierno. El segundo diseño también representa estos tres mundos, la extraña especie de cruz en medio es el “axis mundi”, o el eje del mundo, por el cual el chamán -y solamente él- podía atravesar y viajar así por los mundos espirituales. El primer dibujo también tiene este axis mundi, pero es menos obvio. Ahora sí tienen sentido, “las extrañas bolas”, en la parte superior: son solamente representaciones de estrellas.

Si alguien todavía tiene dudas de lo que son y de que los antropólogos las reinterpretan erróneamente o que sólo se pueden entender como diseños esquemáticos de naves extraterrestres, veamos un diseño más:

En este de aquí, claramente, vemos sólo el cielo y la tierra. En el centro está el axis mundi, y en la parte superior queda claro que las “extrañas bolas” son de hecho sólo representaciones de las estrellas.

¿O será una nave con animales?

De todas formas, para ayudar a representar este argumento, también escribí una parodia “Contactos en el Pre-escolar”* (satirizando las teorías del “Contacto en la Pre-historia”), mostrando que si los diseños antiguos pueden ser reinterpretados como contactos con extraterrestres, los diseños infantiles también lo pueden ser. En la parodia, no mostré diseños antiguos, lo que hago aquí. Veamos la figura de la izquierda:

Claramente muestra personas dentro y fuera de una tienda. Si no fuese por la tienda, muchos estarían inclinados a creer que sería el diseño de seres extraterrestres…

El dibujo esta estilizado –exactamente como los dibujos infantiles. ¿O será que las gallinas antiguamente no tenían ojos?

Todavía tenemos otros ejemplos en la arquitectura, como el de abajo.

Sin duda, parece haber salido de una película de ficción científica. Me arriesgo a decir que parece el núcleo central del reactor nuclear de la “Estrella de la muerte” de la Guerra de las Galaxias.

Pero es claro, solamente es una columna ornamentada sacada de su contexto y vista a los ojos de nuestra cultura. Si observamos todo el resto de la construcción, veremos que este es un estilo arquitectónico que nada tiene que ver con los reactores nucleares de las películas de George Lucas.

Espero que después de estos ejemplos, haya quedado claro el problema de reinterpretar los diseños antiguos. Los interpretamos a través de nuestra cultura contemporánea, cuando en verdad fueron hechos por otras culturas, con diferentes mitos, creencias y principalmente, escuelas de arte.

Esto no prueba que todo diseño antiguo que parezca representar algo avanzado pueda ser descartado, pero recuerda que es el fruto del simple buen sentido: necesitamos investigar lo que el objeto podría representar en la cultura que lo construyó antes de imponer nuestra cultura sobre otras, algo que además de todo es arrogante.

Es realmente posible que hayamos sido visitados en el pasado y que esas visitas hayan terminado siendo indistinguibles de la mitología pura. Puede también ser posible que su hijo haya visto un monstruo debajo de la cama, y que por este hecho que se parece mucho a la “mitología” infantil, usted desprecie su relato.

El caso de los Dogon habría podido acabar con la ambigüedad y las dudas sobre esta cuestión. Si una tribu todavía en la edad de piedra tuviese leyendas que indicaran conocimientos astronómicos no sólo iguales, sino superiores que los nuestros, eso sería una evidencia muy buena a favor de los contactos antiguos con civilizaciones avanzadas.

La verdad hay muchas otras evidencias por las cuales una visita podría haber sido notada de forma indistinguible, la mayor parte de ellas involucrarían conocimientos científicos avanzados. Pero a despecho de eso, no ha sido encontrada ninguna de ellas. Es una pena, todo lo que tenemos hasta el momento son relatos de monstruos debajo de la cama. ¿Usted cree en ellos?

* También escribí una parodia sobre la reinterpretación de textos antiguos, como la Biblia y los apócrifos, como “relatos” del contacto. En “Los contactos de Grimm“, busqué demostrar que si la Biblia se toma literalmente, también se deberían tomar las historias de hadas.