Extraterrestres de arcilla (Final)

EL CASO FILIBERTO CAPONI

SEXTO ENCUENTRO (20 DE SEPTIEMBRE DE 1993)

El 20 de septiembre fue el siguiente avistamiento.

Me quedé de guardia todas las noches. No podía dormir. Así que a las 3 de la mañana lo vi bajo la casa. ¡Ahí está de nuevo!, me dije y antes de fotografiarlo levanté a mi abuela, que duerme en el cuarto contiguo, pero ella no fue capaz de verlo desde su ventana, aunque estaba justo debajo de ella. Estaba de pie. Entonces bajamos y mi abuela lo pudo ver en todo su esplendor. Tenía miedo porque creía que estaba viendo cierta clase de ser maligno. Comenzó a gritar, mientras yo trataba de calmarla y me aproximaba para fotografiarlo.

Primera foto del 20 de agosto.

Luego se repitió la misma escena de siempre: el ser se volteó hacia Caponi. La abuela Perla Antonia le suplicó a su nieto:

Alejémoslo de aquí Filiberto. Tengo miedo.

Pero yo corrí detrás de eso, hasta el arco, en el campo, bajo la lluvia. Pero lo perdí y me quedé todo mojado en medio de la hierba.

LAS FOTOS

En resumen Caponi tuvo 6 encuentros, aunque los ufólogos contabilizan sólo 5, considerando los sucesos del 9 y 10 de mayo como uno solo. También tuvo un casi encuentro el 8 de agosto. El primer encuentro fue el 9 de mayo (sin fotografías). El segundo, también sin fotografías, el 10 de mayo. El 24 de mayo tomó dos fotos. El 11 de agosto 1 foto; el 20 dos fotos de la criatura sentada; y el 20 de septiembre una última fotografía de la criatura parada y cubierta con una sustancia sanguinolenta frente al taller de Caponi.

Las fotos fueron publicadas por la revista semanal Visto, No. 43 del 28 de octubre de 1993. También aparecieron en el programa I Fatti Vostri del 5 de noviembre, conducido por Giancarlo Magalli (viernes 5 de noviembre de 1993)

Pasó el tiempo y las fotos fueron olvidadas hasta que, en julio del 2001 volvieron a aparecer en el programa Maurizio Costanzo Show, al mismo tiempo que se publicaban en la revista UFO Notiziario.

Pronto llegaron varios ufólogos para investigar el caso. Entre ellos podemos contar a Fratini Maximum del CETE, de Roma; Roberto Pinotti, Gianfranco Lollino y Massimo Angelucci del CUN; y Fabio Della Balda, del CROVNI de San Marino.

Foto número 2 del 20 de agosto.

El magistrado de Ascoli Piceno ordenó confiscar las fotos de Caponi e inició un procedimiento judicial en su contra, acusándolo de “diseminar noticias falsas y exageradas que alteran el orden público”. Su material fotográfico fue confiscado como evidencia en un juicio al que se le sometió.

A pesar de que en su testimonio hubo contradicciones en cuanto al número de fotos que sacó y los que dio a conocer al público, y de que se demostró que Filiberto era un artesano que trabajaba la arcilla de terracota, que luego moldeaba y pintaba, en mayo de 1994, la corte sobreseyó los cargos y le regresó las fotos.

DESCRIPCIÓN DEL HUMANOIDE

La criatura mide unos 70 centímetros. Esta es la descripción que Filiberto proporcionó al CUN:

La cabeza es esférica con dos ojos al frente orientados hacia los lados. Están fijos y tienen una percepción pobre. Son parecidos a los ojos de una mosca, como un panal con muchos puntos negros. Parecen pulidos, como si fueran de plástico.

La cara no muestra movimiento alguno, excepto por la boca que se abre y cierra con regularidad. La boca muestra mucha salivación. No se le ven dientes ni lengua. Parece un pico que recuerda la boca de las tortugas.

La piel es rugosa y con cicatrices, mientras que la piel de la cabeza es completamente tersa, aunque tiene manchas. También el pecho muestra manchas de color blanco y amarillo.

Foto del 20 de septiembre.

Las piernas son delgadas pero musculosas, como las pezuñas de los carneros. En las manos se distinguen tres dedos, pero no los mueve. Tampoco mueve los brazos. Estos últimos son frágiles y la fibra muscular contraída se puede ver en los movimientos, pero es poco perceptible porque las manos parecen atrofiadas y casi no las mueve. Los dedos tampoco se ven muy bien, sólo cuando hace un movimiento con los hombros.

Los tubos salen de la piel para entrar de nuevo en ella, pero parecen ser diferentes a la piel. No parecen ser parte del cuerpo, sino algo añadido a él. Los tubos se mueven un poco, mientras que el vientre es inamovible, como si no respirara.

Las piernas son la parte más fuerte, si consideramos la forma en que corre. Tiene dos dedos en los pies, uno ligeramente más largo que el otro, tal vez un pulgar.

Hay tres chichones a su espalda. El del cuello parece ser el más grande.

Nunca emitió un sonido entendible. Era un grito compuesto por dos ‘líneas exactas y precisas’ alternadas en un lamento regular. Sin embargo parecía estar interesado en la luz: en la última foto estaba mirando hacia una lámpara de alumbrado público, y parece que tuvo un sobresalto con el flash. Incluso he llegado a pensar que estaba posando para las fotos.

Una cosa más. He pensado en capturarlo, pero creo que es una idea absurda.

Lo que me preocupa es que no se le de la importancia que merece y que sólo se discuta en los tabloides. Pero en verdad nadie estuvo realmente interesado. Con pocas excepciones. Y de los varios ufólogos que me contactaron, pocos me creyeron. Si alguien cree que yo lo fabriqué, lo desafío a que me lo demuestre.

CONCLUSIONES

Caponi se equivoca, no son sus detractores quienes deben demostrar que eso es falso. Es Caponi quien tiene que demostrar que sus fotos y toda su historia son verdaderas. Desconozco la razón del sobreseimiento. Tal vez después de que pasó el escándalo y las aguas regresaron a su curso, los magistrados desistieron de los cargos. Aunque parece que sí se le impuso una multa.

La historia es poco creíble y ni siquiera es original. La escena se repita una y otra vez: el humanoide cruza sigilosamente por delante de Caponi, parece que no lo ve, y luego se gira al ser iluminado por el flash, para inmediatamente después salir huyendo.

Dibujos del propio Caponi.

Está, además el hecho de que Caponi se dedica a la fabricación de figuras de terracota. Para él sería muy fácil fabricar dos o tres pequeños modelos de arcilla y luego fotografiarlos. Si los ufólogos no consideran esta posibilidad es que se les puede vender el Pentágono.

Aparte de Filiberto, sólo su padre y su abuela vieron al ser. En ambos casos la observación fue en pésimas condiciones. Podría ser que el mismo Filiberto colocó sus modelos de arcilla en posiciones adecuadas para que sus familiares las pudieran observar. Bajo esta perspectiva repasemos las observaciones y veremos que encajan perfectamente.

Desafortunadamente para la historia de Caponi no se cuenta con otro tipo de evidencia. El mismo Filiberto ataja la posibilidad de atrapar al humanoide. Pero no solo eso. Las vendas con sangre que podrían dar el espaldarazo definitivo a su historia, como siempre ocurre en la ufología, han desaparecido.

En Internet se dice que en Julio de 1993 se detectó un OVNI en los radares del aeropuerto de Roma y que la Fuerza Aérea Italiana envió dos cazas para interceptarlo. El OVNI fue derribado mediante dos misiles aire-aire. Los fragmentos cayeron en un canal del Monte Vettore, cerca de Pretare d’Arquata, pero el piloto de uno de los cazas vio tres esferas que dejaban el OVNI justo antes de la explosión. Luego, tres días después (23 de julio) Caponi encontró a su extraterrestre. La historia es apócrifa y no corresponde al relato original de Filiberto.

En definitiva, lo más probable es un montaje de Filiberto, cuyos motivos pueden ser varios: intereses ufológicos, dinero, fama entre sus amigos, una broma que se salió de las manos.

REFERENCIAS

Good Tim, Unearthly Disclosure. Conflicting Interests in the Control of Extraterrestrial Intelligence, Century, 2000.

http://www.edicolaweb.net/da040111.htm

http://www.ufocasebook.com/caponi.html

IL CASO CAPONI. I ripetuti incontri fra un piccolo essere umanoide, apparentemente ferito, e un giovane di Pretare d’Arquata, che lo fotografò nel 1993, artículo en Internet, http://www.edicolaweb.net/da040101.htm. El artículo está dividido en los siguientes apartados:

IL CASO CAPONI »

UN TESTIMONE SOTTO PRESSIONE »

LA NOTTE DEL PRIMO INCONTRO »

UNA GARZA IMBRATTATA DI SANGUE »

SI È VOLTATO PER GUARDARMI… »

CONFIDENZE AD UN AMICO »

ERA ANCORA «LUI» »

UNA SECONDA «PELLE» PROTETTIVA »

L’ULTIMO INCONTRO »

RITRATTO DI UN «ALIENO» »

IL CASO RESTA APERTO »

Un pensamiento en “Extraterrestres de arcilla (Final)”

  1. Es sorprendente que un ser con tan pobres capacidades motrices, como las que narra el supuesto testigo, pueda ser capaz de desarrollar tecnologia tan avanzada ¿Será posible que una especie con las manos y los dedos atrofiados, como narra Caponi refiriendose a su humanoide, pueda ser capaz de crear naves espaciales que viajen a velocidades relativistas, como las que requiere un viaje interestelar?

    Si nos fijamos en las dos fotos tamadas el 20 de agosto, el presunto humanoide esta exactamente en la misma postura, lo que significa que entre el lapso de la toma de ambas fotos, la supuesta criatura no se movió. Quedó totalmente paralizado, y no reaccionó ni siquiera al flash de la camara. De esta circunstancia, pudiera pensarse que se trata de una escultura rigida.

    Tambien la apariencia del ser es como si se tratara de barro humedo. La hipotesis de la escultura de arcilla me parece por mucho la mas verosimil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.