El monstruo del Loch Ness. Los primos de Nessie (16)

EL MONSTRUO DEL LOCH NESS. LOS PRIMOS DE NESSIE (16)

1 De diciembre de 1998 a enero de 1999 el doctor Elliott Bev tuvo la oportunidad de estudiar in situ una carcasa que se había encontrado varada en una playa en la península de Kaikoura, Nueva Zelanda. El cadáver era de un tiburón peregrino, y era similar a otro canal de tiburón 2 peregrino encontrado no mucho tiempo antes justo al sur de Kaikoura.

Arriba; Vista posterior de la carcasa. A un lado; Vista lateral de la cabeza mostrando los nares, las cuencas oculares y los ojos vacíos. Abajo; Vista frontal de la cabeza cerca del cartílago de la quijada.

3 Las fotografías muestran unos restos muy parecidos a los encontrados por la tripulación del Zuiyo Maru. La cabeza, el cuello, así como el cuerpo largo le daban la apariencia de una “serpiente de mar”. La forma y el número de vértebras del cuello (o cervicales) se ajustan con las vértebras en el dibujo 4 de Michihiko Yano. Se pueden contar con claridad aproximadamente diez vértebras. Entre ellas figuran unas vértebras que caen dentro de la caja torácica, que también han sido expuestas como resultado de la descomposición y erosión. Esto coincide con el informe de Yano de siete vértebras del cuello, e 5 incluso es significativamente menor que las trece vértebras del cuello de los plesiosauros de cuello corto como el Kronosaurus, que tenía la cabeza más grande de los plesiosauros. Y es, por supuesto, mucho menor que el número de vértebras (28-71) de los plesiosauros.

6 Arriba; Vista de la cabeza desde laparte superior mostrando dos proyecciones parecidas a dedos. A un lado; Cola de Parkie, una carcasa encontrada en Nueva Escocia, Canadá, el 14 de septiembre del 2002. Abajo; Cartílago roto.

Las vértebras de esta carcasa son claramente cortas y cilíndricas. Algunas estaban degradadas en el centro. 7 En la carcasa de Kaikoura se puede ver la forma original en las vértebras de la cola menos descompuestas. La forma de las vértebras parece corresponder a la descripción de Michihiko Yano, “…la vértebra cervical central parecía masivas y cuadrada…”. Esta es muy distinta de las vértebras de plesiosauros 8 y otros tetrápodos que tienen procesos radiantes.

A un lado; Vértebra del cuello. Abajo; Acercamiento de la vértebra del cuello mostrando una crin parecida a la del caballo.

9 El torso parece consistir principalmente de la columna vertebral y costillas cubiertas por restos de la piel y tejido fibroso, ya que la mayor parte del músculo se ha podrido. Las costillas, son bastante cortas en comparación con la longitud del tronco. Concuerdan con las proporciones del 10 organismo del Zuiyo Maru descrito por Yano – costillas de 40 cm y un torso de 6 m. Según Hasegawa y Uyeno, “la medición de Yano de las costillas era de 40 cm, que es demasiado corta para cualquier costilla de vertebrados con excepción de las costillas cartilaginosas de los tiburones”.

A un lado; Vista posterior de la carcasa de Kaikoura 1. Abajo: aletas pectorales.

Así mismo, de conformidad con la descripción de Yano, “…cada una de las vértebras (miden) 20 cm de diámetro”. El diámetro de las vértebras era de la mitad de la longitud de las costillas. Esta es también aproximadamente la 11 proporción de las costillas – vértebra del cadáver de Kaikoura.

Pierre Jerlström y Elliott Bev escriben[1]: El cadáver ha perdido todas las aletas, incluida la aleta caudal – lo que parece ser una aleta pectoral son en realidad órganos internos saliendo del cuerpo. El cadáver parece estar en la última etapa de 12 descomposición… Una de las características de los tiburones peregrinos es la piel que se desprende, dando la apariencia de una melena. Esta “melena” es claramente visible en la fotografía de Bev.

Más tarde, el 14 de septiembre de 2002, se encontró otra carcasa a orillas de Parkers Cove, Nueva Escocia, Canadá. Según los periódicos:

“La criatura de ocho metros de largo tiene una pequeña cabeza pegada a un largo cuello delgado y luego a un enorme cuerpo de cavidades y cartílagos. Enormes, cuencas oculares vacías dan al cadáver un aspecto misterioso. Curiosamente, largos cabellos gruesos cubren 13 las aletas – un detalle confuso.

Arriba; Vista posterior mostrando los tejidos conectivos. A un lado; Acercamiento a a aleta pélvica y vista parcial del clasper. Abajo; Tejido graso cubriendo los órganos internos.

“Algunos dicen que la 14 bestia tiene la forma de un famoso monstruo marino -aunque el cuello puede ser más corto se lo que estamos acostumbrado con el monstruo del Lago Ness”.

Los restos de esta nueva carcasa, a la que se le dio el nombre de Parkie, fueron analizados por los doctores Herman y Don 15 Stewart, de la Universidad de Acadia. Posteriormente los doctores Pierre Jerlström y Henry De Roos, estudiaron el canal. Los primeros resultados encontraron que las mediciones hechas por Yano al canal del Zuiyo Maru coincidían estrechamente con las de Parkie (ver la Tabla 1). Lo siguiente es parte del artículo original de Jerlström y De Roos[2]:

Arriba: Órganos internos incluyendo dos lóbulos del hígado.

Tabla 1. Medidas promedio de carcasas de ‘sharkosauro’. ND = No Determinado.

Mediciones de los órganos Zuiyo Maru Parkie Kaikoura
Longitud total 10 m 8 m 8.8 m
Longitud del cuerpo 6 m 5.9 m ND
Longitud del cráneo 450 mm aprox. 450 mm ND
Ancho del cráneo o ‘vista frontal’ 300 mm aprox. 350 mm ND
Longitud del cuello 1.5 m 1.37 m ND
Longitud de la cola (+ numero de vertebras) 2 m (15 vértebras) 0.7 m (7 vertebras) (13 vértebras)
Diámetro de las vértebras del cuello 200 mm aprox. 180 mm ND
Diámetro de las vértebras de la espalda 150 mm ND ND
Diámetro de las vértebras de la cola 125–130 mm (en la base de la cola) 140 mm ND
Longitud de la “costilla” 400 mm ND aprox. 400 mm
Longitud de la aleta pectoral 0.98 m 1.07 m ND
Longitud de la primera aleta dorsal ND aprox. 610 mm No presente
Longitud de la aleta pélvica ND 350 mm ND
Longitud del Clasper ND 0.58 m ND
Longitud de la ‘Fibra córnea’ (aleta pectoral) 200-300 mm 152-203 mm ND
Diámetro de la ‘fibra córnea’ 2.5 mm 2.5 mm ND

16 También inicialmente se notó un muy fuerte olor de aceite de hígado de bacalao. Esto también estaba mezclado con un fuerte olor pútrido/nauseabundo típico de los animales muertos. Sin embargo no había olor de amoniaco, como cabría esperar de un pescado descompuesto.

17 Arriba; Aleta anal. A un lado; Clasper señalado por la flecha. Abajo; Aleta dorsal mostrando las puntas libres levantadas.

El esqueleto del canal era un típico “seudo plesiosauro” y estaba hecho enteramente de cartílago. La cabeza/cráneo era bastante dura y contaba 18 con la típica estructura “nare” en la parte delantera. También era redonda, no como la “cabeza de una tortuga”, y notablemente similar a la fotografía y el dibujo de Yano. Además la observación del cráneo reveló lo que parecían ser dos cuencas oculares con restos de globos oculares saliendo de ellos y unidos 19 al nervio óptico. Había también dos proyecciones cartilaginosas de 150 mm como dedos, encima de cada “nare”.

La forma del cuerpo y las proporciones eran muy similares a las de la carcasa del Zuiyo Maru. Parkie tenía 8 m de largo, con un cuello de 1,37 metros de largo, y una larga cola de 0,7 metros –la carcasa de Kaikoura-2- medía 8,8 m de longitud.

Había un gran clavícula/faja pectoral que se rompió cerca del cuello. Esta estructura parece idéntica a la del Zuiyo Maru y, como ya se mencionó, es la forma equivocada un plesiosauro el cual tiene un cuerpo plano. La clavícula se pudo 20 haber roto con el contacto con las rocas en la playa de la Bahía de Parkers. En comparación, el del Zuiyo Maru fue pescado del fondo del mar frente a la península de Banks, Christchurch, y por lo tanto, su esqueleto parece haber estado más protegido contra los daños.

21 Arriba; otra vista de la parte posterior mostrando la «crin de caballo», producto de la descomposición muscular. A un lado, Estructuras de la quijada o mandíbula. Abajo; Acercamiento a una de estas estructuras.

La cola y las vértebras del cuello de Parkie eran casi idénticas en forma y tamaño a las que se 22 informaron anteriormente para la del Zuiyo Maru y Kaikoura-1 y -2: son en forma de bloque y sin procesos vertebrales, que es típico de los tiburones y otros peces, pero no de tetrápodos como un plesiosauro.

La cola es más corta que la del Zuiyo Maru -7 vértebras en comparación con 15- pero no disminuyen al final al igual que la del Zuiyo Maru, lo que sugiere que se había roto un segmento con menos vértebras. La ruptura de la cola y la pérdida de la aleta caudal 23 son características bien conocidas de la descomposición del tiburón peregrino.

Arriba; Microfotografía de los dentículos de la piel de Parkie. A un lado; Algunos de estos dentículos rotos muestran una cavidad pulposa. Abajo; Sección transversal de un dentículo dérmico de un tiburón.

Las aletas pectorales de un metro también estaban 24 unidas a la mitad de la cintura escapular. Tenían la misma forma y proporción para el resto del cuerpo como las aletas del Zuiyo Maru. A pesar de que estas aletas eran amplias y unidas a su base, estaban unidas a un punto más estrecho, como las descritas por Yano para Zuiyo Maru. Es 25 importante señalar que el dibujo de Yano de las aletas pectorales no se ve nada como sus fotografías.

A un lado; Forma y arreglo de dentículos de tiburón típicos. Abajo; Ojo y nervio óptico de la criatura.

27 También había un par de aletas posteriores, o pélvicas, que son claramente más pequeñas que las aletas pectorales. Aunque Yano dibujó ambos pares de aletas del mismo tamaño, no tomó una foto de las aletas de la parte trasera, por lo que su afirmación no puede ser apoyada. Es importante señalar que en 28 una entrevista, Yano mencionó que las aletas de la parte trasera podrían haber sido más chicas: “¿Qué opina del tamaño de las aletas frontales y traseras?”, preguntó Obata. “No creo que hubiera mucha diferencia”, dijo Yano. “Si trato de recordar, creo que las delanteras eran mayores… Lamento que usted no 29 pueda ver bien en la imagen”.

Arriba; Tejido del sistema digestivo. A un lado; Esto es lo que se esperaría de la aleta pélvica de un raya, destruida por el continuo golpeteo de las olas.

Todas las aletas de Parkie contaban con las 30 características fibras córneas de seudo plesiosauro o ceratotrichia alrededor de los bordes de la aleta.

Aproximadamente el 50% de la piel había desaparecido y la mayor parte de la superficie del canal era blanquecino como en la del Zuiyo Maru. Algunos restos de 31 piel gris estaban presentes en áreas tales como las aletas pectorales (véase más adelante). Algunos mechones de cabello negro, al igual que las fibras eran también visibles, especialmente en los alrededores de la zona del cuello donde el cadáver estaba cubierto en parte con lo que parecía ser una crin. Esto 32 es también igual a la del Zuiyo Maru y otros seudo plesiosauros, y se debe al deshilachamiento parcial de la superficie del músculo.

El cadáver tenía principalmente músculo blanco con la consistencia de una pechuga de pollo. Según Yano, el músculo parkcarc del Zuiyo Maru también era principalmente de color blanco, excepto que se “observaba músculos rojizos alrededor de la vértebra caudal cuando la cola se cortó parcialmente cerca de su base”. Parkie también destacaba algunos músculos de color rojo, pero estos se limitaban a la zona de la columna vertebral, que también incluía la cola.

El músculo blanco de Parkie tenía fuertes bandas de tejido elástico, que parecían idénticas a la mycommata anclada a los músculos de peces y tiburones. Esto también fue observado en el Zuiyo zuiyoKrono1 Maru, pero no es una característica de los tetrápodos.

Debajo de los músculos ventrales, una capa de tejido graso de 150-200 mm protege los órganos internos. No había, sin embargo, costillas como cabría esperar de tetrápodos -tanto Zuiyo Maru y Kaikoura-2 no tenían costillas- que de zuiyoKrono2 nuevo está en consonancia con la identidad de un pez/tiburón.

Debajo de la larga cola de Parkie, había una aleta anal muy descompuesta. Esta aleta es diferente claramente de cualquier tetrápodo conocido. Una observación más cuidadosa de todas las aletas reveló que no contenía ningún hueso, sea-dragon sino estaban formadas principalmente por tejido conectivo, fibras dérmicas y cartílago. Esta es también una característica típica de los tiburones y otros peces.

Inmediatamente detrás de las aletas traseras hay dos largos y duro apéndices cartilaginosos como terminaciones en garra. mhad005 Estos se encuentran en la misma posición anatómica y tenían la misma forma y proporciones que se espera para los claspers sexuales -las estructuras de apareamiento que sólo se presentan en las aletas pélvicas de los tiburones machos. Desde su aparición, es evidente que estas estructuras podrían haber sido fácilmente confundidas con un juego extra de aletas o apéndices en “monstruos y serpientes”.

Una estructura en el centro, una aleta dorsal, estaba también claramente presente. Una sola aleta unida a la mitad de la sección dorsal de BallardWashington1906 Parkie, en una posición esperada para un pez o tiburón. Esta aleta era notablemente menor que las aletas pectorales, pero más triangular. También incluía una punta trasera libre cerca de su base, una característica de los tiburones. Al igual que las demás aletas había fibras Regalecus25 córneas, pero principalmente en el borde posterior frente a la parte trasera de Parkie hasta el ápice de la aleta. Cartílago y tejido conectivo conectado al torso.

Mirando más cerca a la Regalecus26 muy debatida imagen de la parte posterior del Zuiyo Maru, es evidente que hay una aleta dorsal idéntica en la misma posición. Las primeras aletas dorsales de Parkie y Zuiyo Maru son claramente similares en tamaño, así como en la forma y proporciones globales. Ambas también tienen tejido conectivo en su base y fibras córneas a lo largo del borde posterior y el ápice de la aleta. La aleta del Zuiyo Maru Regalecus27 parece más redondeada en su ápice, pero esto puede deberse a una diferencia en su nivel de descomposición (y posiblemente a variación entre las poblaciones de tiburones peregrinos en Nueva Zelanda y el norte de Estados Unidos / Canadá). Asimismo, el torso presenta de forma gradual, la característica descomposición del tiburón peregrino. Debido a su reducido tamaño en comparación con el resto del canal y las aletas pectorales más prominentes, Yano parece haberla olvidado en su descripción del Zuiyo Maru. Lo que probablemente también le ayudó a pasar por alto esta aleta es que se había deteriorado considerablemente y no tenía la típica forma de Regalecus28 aletas de tiburón.

Una cuidadosa observación de la parte inferior del cráneo de Parkie reveló estrías de paladar, indicando que se trataba de la parte superior del paladar de la criatura y que el resto de la boca y la mandíbula inferior se habían separado de la cabeza es otra característica conocida del proceso de descomposición de los tiburones peregrinos. El caso de las partes desaparecidas de la boca se reforzó cuando un número de largas estructuras cartilaginosas fueron identificadas a 6 metros de la carcasa -eran estrechas, largas y curvas, y parecían ser parte de las mandíbulas desplazadas y agallas de la criatura.

Se retiró una capa de 15-20 cm de grasa para descubrir los órganos internos. Los órganos parecen estar intactos todo Regalecus29 en contraste con lo descrito para el Zuiyo Maru, que resultaron dañados y comidos por peces/gusanos. Ya que con anterioridad no se habían descrito los órganos internos de estas criaturas en los anteriores canales, tuvimos la suerte de poder estudiarlos aquí.

Podían identificarse una Regalecus30 serie de órganos/tejidos, incluyendo un muy largo estómago. Entre las estructuras más prominentes están dos órganos muy largos, que miden 3,66 m y 3,2 m, respectivamente. Estos son coherentes con los hígados de los tiburones, que se componen de un lóbulo central pequeño o Regalecus31 mediano, y dos grandes lóbulos que pueden ser de hasta un tercio de la longitud del cuerpo de los tiburones, -si añadimos la longitud de la cola y la cabeza desaparecidas de Parkie el canal tendría 8 m, y el hígado sería alrededor de un tercio de su longitud. En los tiburones peregrinos el hígado suele ser el 20% Serp de su peso corporal, y estos tiburones son cazados todavía hoy comercialmente a causa de los grandes depósitos de aceite en sus hígados. Esto también ayudó a explicar por qué el cadáver tenía un fuerte olor a aceite de hígado de bacalao.

Análisis de la piel

El color de la piel de Parkie, de las zonas donde la piel está todavía intacta basking10 en su mayoría, es grisáceo-marrón claro y se sentía como un papel de lija característico de la piel de tiburón. Este color concuerda con el de los tiburones peregrinos, que Barra por lo general tienen un color marrón grisáceo a gris pizarra, casi negro, en la superficie superior.

Se retiró una muestra de los tejidos de la piel y, posteriormente, se analizó por microscopía BermudBlob electrónica. La estructura fina de la piel era típicamente como la del tiburón, compuesta de pequeñas púas, conocidas como escamas placoides o dentículos dérmicos, que son responsables de la característica piel de papel lija del tiburón. Un hueco interior también podría ser visto en algunos de los dentículos rotos. Esto es coherente con la cavidad pulpar de los dentículos y confirma aún más que estas estructuras son realmente dentículos de tiburón vasculares (suministran sangre). Las púas de Parkie, sin embargo, son cónicas con un ápice puntiagudo y muy BermudaBlob distinto de los dentículos planos de otros tiburones, como el tiburón ballena (el más grande del mundo), el tiburón blanco, etc. Además, a diferencia de estos otros tiburones, los dentículos señalan por lo menos en tres direcciones. Dentículos que apuntan en todas direcciones en lugar de una dirección uniforme es una característica de la BermudaBlob2 piel del tiburón peregrino.

Secuenciación del ADN

Si Parkie es efectivamente un tiburón peregrino, esto sería confirmado por su ADN.

El profesor Herman y Don Stewart de la Universidad de Acadia obtuvieron una muestra de tejido de Parkie, a partir de la cual extrajeron el ADN y llevaron a cabo una PCR (Polymerase Chain Reaction) utilizando el análisis de algunos primarios específicos de ADN, del tiburón peregrino ‘bscythF2’ y ‘bscytbR1’.

Primario Secuencia de ADN del Primario
bscytbF2 5’ CGTAGGCTATCTTTTGCC 3’
bscytbR1 5’ GTGATTAGGAAGGGGAGA 3’

Bermudablob3 Los primarios fueron desarrollados por un laboratorio británico para ayudar a la verificación del tiburón peregrino y productos derivados en los productos comerciales, debido a las preocupaciones de un declive en todo el mundo en los números del tiburón peregrino. Estos primarios han demostrado poseer una alta CampFircom1 especificidad para el ADN del tiburón peregrino, ya que es necesario hacer frente a examen jurídico. Los primarios se basan en el gen citocromo b (cytb) del Cetorhinus maximus, un gen mitocondrial que codifica la proteína mitocondrial.

CampFircom2 De acuerdo con la estrategia, si los resultados del PCR demostraran ser negativos, esto significaría que Parkie no era un tiburón peregrino, y se debe hacer un nuevo análisis para tratar de identificar qué tipo de criatura es. Según Herman:

“Cuando se probó, las muestras dieron siempre positivo de manera inequívoca. El ADN amplificado muy fuertemente, lo que indica una concordancia con el tiburón peregrino. En la actualidad existe poca duda en mi mente, sobre la base de las pruebas de ADN, que Parkie es efectivamente un tiburón peregrino”.

CriaturaTifon Los resultados de este estudio muestran claramente que Parkie es el mismo tipo de criatura que el transportado por el Zuiyo Maru frente a la costa de Nueva Zelanda en 1977, (y también con los canales de Kaikoura). Los dos cadáveres muestran una extraña similitud, que comparten la misma forma del cuerpo, proporciones y tamaño general. Ambos soportan un esqueleto cartilaginoso que carece de una caja torácica, vertebras en forma de bloque sin procesos vertebrales, aletas parecidas a la de los peces, así como músculos de color blanco con una fuerte elasticidad del tejido conjuntivo. FraudeSerpienteMarina Todas estas son características de los peces, pero no de los tetrápodos, como los mamíferos o plesiosauros. Además, ambos comparten idénticas características que se esperan de un tiburón peregrino, como el tamaño (el segundo pez más grande después del tiburón ballena), las Esqueleto mandíbulas y las branquias (piezas bucales) que se caen durante la decadencia, una típica aleta dorsal del tiburón (con una punta trasera libre en Parkie), y la presencia de fibras córneas en las aletas. Lo que caracteriza de manera inequívoca Parkie como un tiburón peregrino -y, por tanto, también al Zuiyo Maru y las dos carcasas de Kaikoura1 Kaikoura- son sus dos grandes lóbulos del hígado, un par de claspers (Parkie era un tiburón macho), dentículos de piel en todas las direcciones, y, por último, ADN mitocondrial específico del tiburón peregrino.

Como ya se documentó, todos cadáveres de tiburón peregrino se descomponen mostrando el mismo patrón característico, tal como: la pérdida de los arcos branquiales y partes de la mandíbula, dejando un cráneo como el de una tortuga, la pérdida de la aleta caudal, una “melena” deshilachada de músculo; aletas con filamentos córneos, y mycommata (tejido conectivo anclar los músculos de los peces y los tiburones). De nuestro estudio de Parkie y el Zuiyo Maru (y Kaikoura-2) ahora hemos identificado otras de estas características en los seudo plesiosauros en descomposición, tales como: las estructuras parecidas a “nare” que son simplemente parte del cráneo; un par de proyecciones del cráneo parecidas a dedos, lo que parecen ser grandes GlobsterCarolinaNorte aberturas/órbitas de los ojos, un gran y visible cintura pélvica y la pérdida temprana de la aleta dorsal.

La conclusión general del informe de investigación original de CPC, junto con las conclusiones de nuestro estudio anterior, apoyan claramente la identidad de un tiburón peregrino para la carcasa NewFounlandBlob2001 del Zuiyo Maru. Uno de los estudios CPC señaló una serie de inconsistencias aparentes con el tiburón peregrino y algunos han afirmado que estas constituyen elementos de prueba suficientes para que el Zuiyo Maru sea algún tipo de mamífero desconocido o plesiosauro. Massachusetts1970 Sin embargo, estas características han sido encontradas en Parkie:

(a) “La cubierta de fuertes fibras dérmicas como en los mamíferos”. Estas están claramente presentes en Parkie como ‘mechones’ y ‘melena’ de color gris/negro, y son el resultado del deshilachamiento del tejido muscular.

Harbor1 (b) “Los tejidos como de grasa -la grasa no se encuentra en los peces”. Encontramos una capa de 150-200 mm de grasa en los tejidos de músculo blanco en torno a la zona ventral, que cubre los órganos internos. Por otra parte, los tiburones peregrinos se caracterizan por tener grandes depósitos de grasa en su piel.

(c) “Los peces no poseen músculos rojos”. Músculos rojos eran evidentes a lo largo de la zona de la TiburonZuiyo columna vertebral de Parkie.

(d) “El olor era de un mamífero, no el fuerte olor a amoníaco de putrefacción de los peces y los tiburones”. Parkie no olía a amoníaco, ya sea, por que había una fuerte NewRiverInlet olor pútrido nauseabundo, como el de los animales terrestres muertos, Whippy2 mezclado con un fuerte olor a aceite de hígado de bacalao.

(e) “La cabeza era dura, a diferencia de la de un pez”. Esto también coincide con el cráneo de Parkie.

(f) “Los nares se encontraban en la parte frontal del cráneo -no como en los tiburones”. Estas estructuras están presentes en Parkie.

Todas estas características de Zuiyo Maru y Parkie pueden, por tanto, simplemente añadirse a la lista de características típicas de Whippy carcasas de tiburón peregrino.

Otra característica también regularmente planteada contra la identidad del tiburón peregrino del Zuiyo Maru es el tamaño y la composición de las aletas pectorales. Yano dibujó las aletas pectorales y pélvicas del mismo tamaño. Pero no tomó una Ponik foto de las aletas traseras, y durante una entrevista, mencionó que las aletas traseras podrían haber sido menores. Por lo tanto, esto no puede ser considerado como prueba. Aunque Yano también consideró que las aletas pectorales consistían de hueso, esta observación Ponik no tiene peso, ya que el cartílago duro en las aletas del tiburón peregrino daría la misma impresión.

También se ha comentado mucho acerca de la falta de una aleta dorsal en la carcasa del Zuiyo Maru, o incluso la creencia de algunos de un par simétrico de pequeñas aletas dorsales. Pero en la fotografía de Yano, la carcasa claramente tiene una aleta dorsal comparable a la aleta dorsal media de Parkie. La aleta del Zuiyo Maru parece más redondeada en su ápice, pero esto puede ser simplemente una consecuencia de una mayor descomposición y, Morag posiblemente, también la variación entre las poblaciones de tiburones peregrinos en Nueva Zelanda y el norte de Estados Unidos / Canadá. Morgawr3 Las diferencias observadas en las mediciones de las aletas, vértebras, etc., también pueden ser debidas a las diferencias entre las especies o simplemente debido a las variaciones sexuales de los tiburones peregrinos.

Yano tampoco menciona o Morag10 dibuja claspers en la carcasa del Zuiyo Maru. Dado que estas prominentes estructuras están estrechamente relacionadas con las aletas pélvicas de tiburón macho, el canal del Zuiyo Maru parece haber sido de una hembra de tiburón peregrino.

A partir de este estudio, parece que Parkie se adapta a la descripción de muchos de estas criaturas, lo que indica que se trata simplemente de tiburones peregrinos. También es interesante observar que estos “seudo plesiosauros” aparecen con frecuencia en las zonas donde viven los tiburones peregrinos, el mundo del ártico y aguas templadas, que incluyen las costas del este de Canadá y Nueva Zelanda.

Continuará…


[1] Jerlström Pierre & Bev Elliott, Further evidence that the Zuiyo-maru carcass was a basking shark, not a plesiosaur, Technical Journal, Volume 13, Issue 2, Novemeber 1999, Pags. 83-87.

[2] Jerlström Pierre & De Roos Henry, Parkie: a new ‘pseudoplesiosaur’ washed up on the Nova Scotia coast,

5 pensamientos en “El monstruo del Loch Ness. Los primos de Nessie (16)”

  1. guau me e kedado alucinada casi ni tengo palabras de lo k e visto bueno yo kiero decir una cosa por favor no maten a los tiburones no son una especie protegida como los cocodrilos o otras especies a sido el unico animal que a sobrevivido a 5 extinciones i ahora en china i en otros paises los matan para cortar las aletas i comerselas el tiburon blanco i el tiburon ballena estan en peligro de extincion aun desde que los descubrieron por culpa de la gente que los matan aun no saben nada de ellos ni dedonde vienen ni nada lo unico que pido ayuda para poder publicar esto i k no los maten vean la pelicula tiburon en las garras del hombre i veran que todo lo que digo es verdad .

  2. ola soi yuse i uff ke fotos tan fascinantes me gustaron mucho lloos felicito x su gran trabajo! i pz keria decirles ke stoi deakuerdo kon rocio no asesinena a nuestra naturaleza x ke son un privilegio i ai ke koncrvarloz! grax.. <3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.