En tanto la "bruja" agoniza sus victimarias salen libres

Baño de gasolina y lumbre a una bruja

Todo por amenazar a una vecina con “secarla en vida”.

Por Gabriel Rodríguez Vázquez

Huixquilucan, Estado de México. 31 de agosto 1984. Por amenazar a una incrédula vecina de que la “secaría en vida”, una moderna hechicera fue salvajemente golpeada por una muchedumbre, quien le prendió fuego después de rociarla con gasolina.

Juana Reyes de Flores fue la presunta “bruja” que fue víctima por un grupo de iracundas mujeres, encabezadas por Catalina de la Cruz, a quien la hechicera había amenazado.

Los hechos se registraron el pasado jueves entrada la tarde, en el poblado denominado San Francisco Ayotusco.

Después de una larga espera y de nerviosismo la muchedumbre inició la caza de la “bruja”.

En una de las callejuelas fue sorprendida Juana Reyes de Flores por el grupo de mujeres que primeramente la atacaron con palos y puntapiés.

Acto seguido la rociaron con gasolina y posteriormente le prendieron fuego. Hasta el momento, informó la Policía Judicial, el estado de la “bruja” era delicado debido a las quemaduras sufridas.

Otros vecinos al percatarse del ataque de que fue objeto la hechicera solicitaron la presencia de la policía, quien logró la detención de la incrédula Catalina de la Cruz.

Al ser interrogada la detenida junto con sus cómplices, señalaron a la Policía Judicial que Juana había amenazado a Catalina que en unos cuantos días “la iba a secar en vida”.

Lo que motivó que Catalina viviera días de incertidumbre, por lo que ésta reunió a un grupo de amigos y decidieron planear el ataque y la quema de la presunta “bruja” con el objeto de romper el “hechizo”.

En tanto la “bruja” agoniza sus victimarlas salen libres

70 mil pesos de fianza y… a su casita

“Sólo queríamos darle un susto, pero…”

Por Gabriel Rodríguez Vázquez

Huixquilucan, Estado de México. 1 de septiembre 1984. En tanto la moderna “bruja” atacada y quemada por sus propios familiares –Catalina y Candelaria de la Cruz, madre e hija- se debate entre la vida y la muerte, ayer sus victimarias obtuvieron su libertad caucional, tras los trámites de agilización” que realizó el juez segundo de lo penal, quien les fijó una fianza de 70 mil pesos.

Catalina y Candelaria de la Cruz habían ingresado el mismo día que golpearon salvajemente y prendieron fuego tras rociar a la “hechicera” Juana de Flores, al penal de Barrientos, en Tlalnepantla, en donde sólo permanecieron unas cuantas horas dado a los ágiles trámites que ahí se registran.

En tanto Juana Reyes, según conoció La Prensa a través de la Policía Judicial, se hallaba internada en el Hospital Rubén Leñero, en el Distrito Federal, debido a las quemaduras sufridas de manos de sus victimarias.

Por otro lado y de acuerdo al acta levantada por la agente del Ministerio Público de este municipio, Elda Cervantes Flores, tanto Catalina como Candelaria de la Cruz fueron consignadas ante el citado juez con el acta 257/84, quien las dejó en libertad bajo caución con el acta número 1410/84, horas después de golpear, rociar y prender fuego a la “hechicera”.

“SE NOS PASÓ LA MANO”

Según dejaron asentado Catalina y Candelaria de la Cruz en el acta 257/84 lo siguiente:

“Nada más queríamos darle un susto, pero se nos pasó la mano”.

El problema con Juana Reyes de Flores es por rencillas que surgieron a raíz de la posesión de unas tierras las cuales datan de hace meses, además de que “es sobrina de mi esposo”, añade Catalina.

“En cierta ocasión Juana me había amenazado de rociarme con una pócima, la cual me secaría en vida, paulatinamente. Ese día llegó, me sorprendió y me bañó con un líquido.

“En venganza, urdimos cómo sacarnos la espina. El día 30 de agosto aproximadamente a las 11:00 horas la espiamos a que saliera de su casa, ubicada en Huixquilucan.

“Madre e hija la atacamos con golpes y después la rocié con gasolina y le prendimos fuego. Más tarde la Policía Judicial nos detuvo, aunado a que uno de los vecinos solicitó su presencia”.

4 pensamientos en “En tanto la "bruja" agoniza sus victimarias salen libres”

  1. increíble que haya quien aún cree en esas cosas… lo que la estupidéz y el fanatismo son capaces de hacer, no se compara ni con el supesto poder de la hechicería si es que existe

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.