Dólar canadiense de 1954 (pareidolia)

Dólar Canadiense de 1954 (pareidolia)

DolarCanada1 En 1954 el Banco Central de Canadá lanzó una emisión de billetes de un dólar ca­nadiense con el retrato de la entonces joven reina Isabel II de Inglaterra.

Empezaron a circular los dólares, pero alguien descubrió que entre las ondas del pelo de la reina, estaba la cara del demonio.

La noticia corrió como reguero de pólvora y la gente se rehusó a re­cibir esos billetes con la cara del diablo.

DolarCanada2 Ante el re­pudio, el gobierno los retiró y los destruyó 1956. Modi­ficó el grabado de la plan­cha, se hizo nueva impre­sión del billete y el dólar volvió a circular, ahora ya “exorcizado”.

Se inventaron varias leyendas urbanas. Una de ellas decía que fue el trabajo de un miembro del IRA infiltrado en la casa de monedas de canadá.

Otra informaba que el artista grabador para inspirarse había fumado mariguana. Así, con a mente obnubilado por el humo de la dro­ga, dibujó entre la cabe­llera real, la cara de un ser feo, jetón, con una gran na­riz ganchuda. ¡El mismí­simo demonio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *