Niegan registro a la Iglesia de la Virgen del Orgasmo

Tribunal: clímax prematuro de la Iglesia de la Virgen del Orgasmo

Publicado: 29 Abr 09

IglesiaVirgenDelOrgasmo La Iglesia de la Virgen del Orgasmo (Orgasmens Madonnas Kyrka) ha sufrido un decepcionante retroceso después de que la corte sueca declaró que el nombre de la iglesia es inaceptable y ofensivo.

El fundador de la iglesia, el artista Carlos Bebeacua que reside en Lövestad en el sur de Suecia, ha estado luchando una larga batalla legal para registrar la Iglesia de la Virgen del Orgasmo como una comunidad religiosa en Suecia.

Fundada por Bebeacua a principios del decenio de 1990, la Iglesia de la Virgen del Orgasmo se basa en un cuadro del mismo nombre de Bebeacua que provocó protestas en el mundo en 1992 durante la Feria de Sevilla, España.

“El orgasmo es Dios, el orgasmo debe ser adorado”, dijo una vez Bebeacua al periódico Kvällsposten.

“El orgasmo es la última sensación de la lujuria, no debe limitarse a la eyaculación. Puede llegar a través del arte o mirando un paisaje y pensar ‘¡Guau!’”

Bebeacua espera que al registrar la Iglesia de la Virgen del Orgasmo como comunidad religiosa en Suecia animará a más personas a considerar el orgasmo como Dios.

En noviembre de 2008, logró una importante victoria cuando el tribunal administrativo del condado revocó una orden de la Agencia de Servicios Administrativos, Financieros y Legales de Suecia (Kammarkollegiet), que le había negado el registro a la Iglesia de la Virgen del Orgasmo porque su nombre es ofensivo.

Pero Kammarkollegiet recurrió la sentencia ante el Tribunal Administrativo de Apelación, que el martes anuló la decisión del tribunal inferior.

Según el tribunal de apelaciones, el nombre de la Iglesia de la Virgen del Orgasmo de Bebeacua “viola lo que se considera una práctica aceptable” y por lo tanto se le puede negar el registro como una comunidad religiosa.

En concreto, el tribunal está en desacuerdo con la yuxtaposición de las palabras “Virgen”, “orgasmo”, e “iglesia”.

“En opinión del tribunal administrativo de apelaciones, la intención de esa combinación de palabras, incluso en relación con el registro de una comunidad para actividades religiosas, debe ser el de ofender, no sólo a aquellos dentro de los círculos más amplios del público en general que tienen inclinaciones cristianas, sino también a la sociedad en general”, escribió la corte.

http://www.thelocal.se/19154/20090429/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *