Siguen los abusos a los "niños brujos"

Abuso de “niños brujos” en aumento, dice el grupo de ayuda

18 de mayo de 2009

Por Faith Karimi

NinosBrujos (CNN) – Christian Eshiett es un pre-adolescente que pasó mucho tiempo haraganeando con sus amigos en el sur de Nigeria. Se escapaba de la escuela y huía de su hogar durante días, frustrando a su abuelo, quien supervisaba la atención del niño.

“Lo golpeaba severamente con bastones hasta que se rompían, sin embargo, nunca derramó una lágrima”, dijo Eshiett Nelson Eshiett, de 76 años. “Un día, tomé una escoba y lo golpee y comenzó a llorar. Entonces yo supe que estaba poseído por demonios…

Las brujas nigerianas están aterrorizadas por las escobas

Desde ese día, hace dos años, Christian, ahora de 14, fue marcado como brujo. Los abusos se intensificaron.

“Me quitaban la ropa, mi ataban y me golpeaban”, dijo a CNN en una entrevista telefónica.

El niño es uno de los llamados niños brujos en Eket, en una ciudad rica en petróleo en el estado de Akwa Ibom, Nigeria.

Se les culpa de causar enfermedad, muerte y destrucción, lo que genera que algunas comunidades los castiguen terriblemente para “limpiarlos” de sus supuestos poderes mágicos.

“Los niños acusados de brujería a menudo son encarcelados en las iglesias durante semanas sin fin y son golpeados, no se les alimenta y son torturados para extraerles una confesión”, dijo Gary Foxcroft, director del programa de Stepping Stones Nigeria, una organización sin fines de lucro que ayuda a los supuestos niños brujos de la región.

Muchos de los señalados tienen rasgos que los hacen resaltar, incluyendo discapacidades de aprendizaje, terquedad y dolencias como epilepsia, añadió.

La cuestión de los “niños brujos” se está disparando en Nigeria y otras partes del mundo, dijo Foxcroft.

Los estados de Akwa Ibom y Cross River tienen unos 15,000 niños señalados como brujos, y la mayoría de ellos terminan abandonados y maltratados en las calles, dijo.

Christian huyó de su hogar y vagó por alrededor de dos años con otros niños acusados de lo mismo. Dijo que le robaron, mendigó por alimento y realizó trabajos humildes para sobrevivir.

La difícil situación de los “niños brujos” es motivo de preocupación entre las organizaciones de ayuda, incluidas las Naciones Unidas.

“Es un problema creciente en todo el mundo, no sólo entre las comunidades africanas, sino en países como Nepal”, dijo Jeff Crisp, jefe de desarrollo de políticas y evaluación del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados. “Estamos tratando de ver si es un problema de negligencia”.

La creencia en la brujería se distribuye en todo el mundo. Alrededor de 1,000 personas acusadas de ser brujas en Gambia fueron encerradas en centros de detención en marzo y obligadas a beber una peligrosa poción alucinógena, dijo la organización de derechos humanos Amnistía Internacional.

En 2005, los familiares de una niña de 8 años de edad, de Angola viviendo en Inglaterra fueron declarados culpables de torturarla por ser una “bruja”, según el Times Online.

Los pastores han sido acusados de agravar el problema con el argumento de tener la capacidad de reconocer y exorcizar a los “niños brujos”, a veces por una cuota, dijeron los trabajadores.

Pero algunos son verdaderos creyentes, como un ministro de Lagos, Nigeria. Él identifica los niños afectados por la brujería de forma gratuita, dijo.

“A veces, tenemos un sueño que nos muestra que una determinada persona está sufriendo por la brujería”, dijo el reverendo Albert Aina, el pastor principal de la Iglesia Four Square Gospel. “A veces, usted tiene un niño que tiene marcas inexplicables en el cuerpo porque luchan en la noche. Son fáciles de identificar, pero ¿por qué cobrar cuando has recibido un regalo de Dios?” dijo Aina.

Una vez que un niño es marcado como brujo, el estigma puede durar para siempre.

Christian fue reunido con su abuelo, un antiguo instructor de teatro en una universidad de Nigeria. Eshiett dijo que su hijo dejo que su nieto regresara a casa porque él lo ama y que aboga por la educación de los jóvenes.

Pero, añadió, que no cree que Christian haya sido o pueda ser liberado de la brujería.

“Cuando eres poseído, seguirás poseído, nadie puede liberarte de Satanás”, dijo Eshiett, añadiendo que su nieto es un brujo, ya que todavía exhibe el comportamiento indisciplinado y no toma en serio la educación.

Las organizaciones de ayuda reconocen que la creencia es aceptada y popular en algunas comunidades.

“No es la creencia en la brujería lo que nos preocupa”, dijo Foxcroft. “Reconocemos el derecho de las personas a tener esta creencia con la condición de que ello no conduzca al abuso de los niños”.

Foxcroft, cuyo documental, Saving Africa’s Witch Children, fue transmitido el año pasado, habló con un panel de Naciones Unidas sobre la cuestión en abril.

El voluntario dijo que está planeando una conferencia mundial en el 2010 y campañas de sensibilización pública, incluida la cuestión de las películas nigerianas. La industria del cine de la nación, apodada Nollywood, es una forma popular de entretenimiento en los países africanos.

Los funcionarios del gobierno también se han sumado a la lucha.

Akwa Ibom recientemente añadido una cláusula en la Ley de los Derechos del Niño, diciendo que cualquier persona encontrada culpable de acusar a un niño de ser brujo recibiría hasta 12 años de prisión.

“Esto es revolucionario, y Stepping Stones Nigeria aplaude el gobierno del estado de Akwa Ibom por esto”, dijo Foxcroft.

Pero, añadió, hay más trabajo por hacer, y otros grupos, especialmente las iglesias, tienen que colaborar para resolver el problema.

“El papel de la comunidad cristiana en el presente no puede ser subestimado”, dijo Foxcroft. “Desafortunadamente, el hecho es que este sistema de creencias está siendo difundido por los llamados cristianos”.

http://edition.cnn.com/2009/WORLD/africa/05/18/nigeria.child.witchcraft/index.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.