50º aniversario del histórico vuelo espacial con monos

50 º aniversario del histórico vuelo espacial con monos

28 de mayo de 2009

Escrito por Nicholos Wethington

Able La imagen a la izquierda no es un astronauta primate del “Planeta de los Simios”. Se trata, en realidad, de un verdadero mono del espacio. El día de hoy marca el 50 aniversario del primer vuelo al espacio de un ser vivo que sobrevivió a la expedición. El 28 de mayo de 1959, una mona rhesus, llamada Able, y una mona ardilla llamada Miss Baker se convirtieron en las primeros “astronautas” en sobrevivir a un vuelo de vuelta del espacio.

Aunque ellas no fueron los primeros animales lanzados al espacio, Able y Baker ayudaron a allanar el camino para los vuelos espaciales tripulados, mostrando que los animales pueden, en efecto, sobrevivir a los rigores del lanzamiento y el regreso de una nave espacial. Sus signos vitales fueron monitoreados durante la misión, lo que dio a los científicos una mejor comprensión de lo que ocurre en un cuerpo vivo durante los viajes espaciales.

Lanzadas a bordo de un cohete Jupiter AM-18, Able y Baker volaron a una altura de 360 kilómetros y viajaron 1700 millas desde su lugar de lanzamiento en el Eastern Space Missile Center en Cabo Cañaveral, Florida. Su cápsula aterrizó en el océano, y fue recuperada por un buque de la Marina de los EU al mando de Joseph Guion.

Guion dijo a la NASA, “Tan pronto como la saqué del agua, estaba volando por todo el lugar. La nave estaba rodando y el cono de la nariz oscilaba hacia adelante y hacia atrás. Y yo sólo esperaba que nadie saliera herido… Todavía no sabíamos si los monos estaban vivos porque no teníamos telemetría. Y un técnico corrió hasta el extremo posterior de la misma y la conectó y dijo, ‘¡Están vivas!’ Así que todos gritaron ‘¡Yupi!’ Y ahí fue cuando por fin pude decir: ‘¡Ah! Relax’”.

Todo el vuelo duró unos 15 minutos, y durante nueve minutos las dos minúsculas astronautas experimentaron ingravidez. Después de la recuperación de su cápsula, a las monas se les permitió relajarse en un cuarto con aire acondicionado a bordo del buque y, a continuación, fueron escoltadas a Washington, DC, para una conferencia de prensa.

Para ver un video de Able y Miss Baker preparándose para el vuelo, vea este video en Youtube: Able and Baker blast off, from Universal News 1959.

Able murió, lamentablemente, pocos días después del vuelo. Necesitaba una operación para eliminar un electrodo médico infectado, y tuvo una reacción adversa a la anestesia. Miss Baker, sin embargo, sobrevivió otros 25 años, viviendo en el U.S. Space and Rocket Center en Huntsville, Alabama. Durante el resto de su vida, recibió más de 100 cartas al día de niños que leyeron sobre sus aventuras en los libros de texto y quería decirle ‘Hola’.

Baker La contribución de Miss Baker estaba lejos de ser olvidada al momento de su muerte, y en su funeral en 1984 la asistencia fue superior a 300 personas. Ella tiene todavía una lápida en la parte frontal del Alabama Rocket Center para recordar su parte en la historia de los vuelos espaciales.

Able y Baker fueron precedidas por una larga serie de intentos fallidos de los EU para poner lanzar primates al espacio. El primer intento fue Albert, que voló 39 millas (63 kilómetros) el 11 de junio de 1948 a bordo de un cohete V2, pero murió de asfixia durante el vuelo. Albert II llegó realmente al espacio (más de 62 millas/100km) el 14 de junio de 1949, pero murió por los efectos de la reentrada.

Los primates no fueron los primeros seres vivos enviados intencionalmente al espacio. La distinción le pertenece a un miembro de una parte diferente del reino animal: las moscas de la fruta. Las moscas de la fruta fueron enviadas al espacio, junto con una muestra de semillas de maíz, en 1947 para poner a prueba los efectos de la radiación a gran altura.

Así pues, para celebrar este acontecimiento histórico en los vuelos espaciales, puede ser apropiado comer un plátano para el desayuno (o almuerzo, o cena, o las tres)

http://www.universetoday.com/2009/05/28/50th-anniversary-of-historic-space-monkey-flight/

Jesús en una tapa (pareidolia)

Familia ve la imagen de Jesús en una Marmite

JesusTapa Puede que no sea inmediatamente evidente para todos, pero una familia está convencida de que pueden ver el rostro de Jesús en la tapa de un frasco de Marmite.

Claire Allen, de 36 años, dice que fue la primera en percatarse de la imagen en la parte inferior de la tapa, ya que estaba poniendo la levadura en la tostada de su hijo.

Su esposo Gareth, de 37, dijo que no podía creer a sus ojos cuando lo vio.

El señor Allen, de Ystrad, Rhondda, dijo: “Los niños siguieron comiendo, pero yo me quedé con la tapa”.

Explicó: “Claire la vio primero y llamó a su padre para que viniera a tomar una foto.

“La primera vez que la vi no estaba seguro, pero cuando me alejé, comenzó a salir. Pensé que sí, que era justo la imagen de Jesús.

La señora Allen dice que su hijo de 14 años de edad, Jamie, también comentó sobre la semejanza.

Ella dijo al South Wales Echo: “Jamie dijo de inmediato que se parecía a Dios, y mis otros niños (Robbie, 4, y Tomas, 11), incluso dijeron que podían ver una cara.

“La gente podría pensar que estoy loca, pero me gusta pensar que Jesús nos está cuidando.

“Hemos tenido un par de meses difíciles, mi madre ha estado realmente mal y es reconfortante pensar que si él está allí, le gustamos”.

http://news.bbc.co.uk/2/hi/uk_news/wales/8071865.stm

Construcciones ovni (64)

TorontoCityHall2 Construcciones ovni (64)

A finales de los cincuenta las autoridades de la ciudad de Toronto, Ontario, Canadá, decidieron organizar un concurso arquitectónico para escoger el mejor diseño para el edificio del ayuntamiento.

Se recibieron 520 proyectos de 42 países.

El ganador fue anunciado en una ceremonia en 1958 por el alcalde de Toronto, Nathan Philips. Se trataba del arquitecto finlandés Viljo Revell.

La construcción comenzó en 1961 y el complejo se inauguró el 13 de septiembre de 1965.

TorontoCityHall3

TorontoCityHall4

TorontoCityHall6

TorontoCityHall7

TorontoCityHall10