¿De dónde vienen los fantasmas?

¿De dónde vienen los fantasmas?

30 de octubre 2009 por Hazel Muir

New Scientist No. 2732.

Tapices flamencos comparten las paredes con retratos de antiguos. De cerca, los ornamentos de hierro de la chimenea se transforman en cabezas de demonios. Este lugar está supuestamente acosado por el fantasma de Tom Skelton, un bufón del siglo XVI que se dice fue asesinado. La cara malévola de “Tom Fool” nos mira desde una pintura levemente iluminada, fuera de la habitación.

Mi misión es pasar la noche en la Sala de Tapices en el Castillo de Muncaster en Cumbria, Reino Unido. Con anterioridad había tranquilizado a mi editor al reírme de las historias de fantasmas, pero mi valentía se estaba desmoronando. Todavía no creo en fantasmas, pero tengo miedo de la atmósfera el viento me da pánico. Dos anteriores huéspedes se han enloquecido en la noche, un futbolista de primer nivel y un escéptico intransigente, que vinieron a burlarse. Luego me entero de que no voy a ser capaz de salir de la sala sin disparar las alarmas antirrobo del castillo. ¿Qué estaba buscando?

Estoy aquí debido a una controvertida teoría de que algunos informes de fantasmas podrían ser causados por raros campos magnéticos que desencadenan reacciones extrañas en el cerebro. Hay una larga tradición de cazar esos campos en los lugares supuestamente embrujados – e incluso de tratar de producirlos en el laboratorio. Hasta ahora, los resultados han sido desiguales, por lo que he seguido a los neurólogos y psicólogos hasta el Muncaster Castle para ver si, en este caso, al menos, la ciencia puede poner a descansar un misterio fantasmal.

El investigador principal es Jason Braithwaite, psicólogo cognitivo de la Universidad de Birmingham, Reino Unido. Braithwaite es un escéptico con un antiguo interés en la psicología de las experiencias y las creencias paranormales. “Estas experiencias extrañas parecen ser parte de la operación normal del cerebro”, dice Braithwaite. “Ningún modelo de la función cerebral puede considerarse completo hasta que los explica”.

Fue en la década de 1970 que Michael Persinger, neurocientífico de la Universidad Laurentian en Sudbury, Ontario, Canadá, propuso que algunas alucinaciones podrían ser provocadas por los campos magnéticos. Es bien sabido que los pulsos magnéticos de 1 o 2 teslas pueden estimular las neuronas en el cerebro, pero a veces se usan para tratar la depresión. Persinger, sin embargo, estaba interesado en los campos mucho más débiles, del orden de 1 a 10 microteslas, que pueden surgir de los aparatos eléctricos tales como un secador de pelo, o simplemente existen en los campos naturales de fondo.

El resto de este interesante artículo se puede consultar en la revista o en la página web de New Scientist:

http://www.newscientist.com/article/mg20427321.200-where-do-ghosts-come-from.html?page=1

Informe semanal de la "oleada" inglesa (96)

Informe semanal de la “oleada” inglesa (96)

Globovnis126 Albany, Enfield, Middlesex, Londres, 9 de abril de 2007, 21:00. Más de treinta objetos del tamaño y forma de pelotas de tenis, a unos 200-300 pies en el aire, viajando a unas 60-90 millas por hora.

Deal, 16 de agosto de 2008, 21:30. Una gran bola naranja volando a gran altura, con una luz amarilla en su interior. Se mantuvo estática en el aire durante 10 minutos hasta que desapareció.

Westhoughton, Bolton, Lancz, 11 de octubre de 2009, 00:50. Tres luces naranja viajando hacia Bolton desde Westhoughton. Se pararon por unos 10 minutos y luego siguieron su camino.

Bramhope, Leeds, 17 de octubre de 2009, 19:55. Viajaba con mi esposo cuando noté 4 luces naranja del tamaño de una pelota de futbol, flotando a unos 15 pies del terreno, entre l0os árboles. Tres de ellas formaban un triángulo y la cuarta volaba alrededor. Paramos el auto para ver mejor. Luego nos acercamos un cuarto de milla, salí del auto y vi que ahora las luces viajaban haciendo una línea recta, siguiendo el camino frente a mí. Desaparecieron en lo que parecía ser una nube. Si eran lámparas chinas, volaban muy bien, parecían ser guiadas a control remoto.

Sheffield, 17 de octubre de 2009, 21:00. Estaba viendo la televisión cuando mi hija dijo “¡Dios mío, qué es eso!”. Miré hacia fuera de la ventana y vi una gran luz naranja en el cielo. Mi esposa pensó que era un avión incendiándose. Vivimos al Sur de Sheffield y estamos en la trayectoria de vuelo hacia el aeropuerto de Manchester, así que constantemente vemos aviones. Tomé un video del objeto. Pienso que puede ser una linterna china, pero estaba tan lejos y era tan grande para ser una linterna. Cuando vi el video, la forma del objeto era de un diamante. Cruzó de Sur a Norte en silencio y desapareció dentro de las nubes. Un momento después apareció otra en el mismo lugar.

Stockton on Tees, 17 de octubre de 2009, 21:00. Salí al jardín para sacar a mi perro y vi un objeto naranja incandescente. Era un objeto, no una luz o reflejo. Se veía muy grande y al principio pensé que era un globo de aire caliente. Es la única forma en que lo puedo describir. No era una linterna china, era mucho más grande. Entré a casa y llamé a mi familia. Mi hija lo vio ir dentro de las nubes.

Cumbria, 17 de octubre de 2009, 24:00. Mi hermana y yo viajábamos hacia Kendal, Cumbria, sobre la A590, cerca de Lindale, cuando vimos en el cielo tres esferas brillantes de color naranja: dos a la distancia, pero la tercera cerca de nosotros. No pudimos estimar la altura, pero era similar a la de un avión de pasajeros. Mi hermana vio bien la que estaba sobre nosotros. Es difícil de explicar, pero era redonda con algo parecido a “rayos de bicicleta”. Las más distantes simplemente se veían como flamas redondas de color naranja.

Skellingthorpe, Lincoln, 22 de octubre de 2009, 19:15. Salí de casa para ir a la tienda por comestibles. Estaba subiendo al auto cando vi una luz brillante de color naranja hacia el Norte. Pensé que era un meteorito o un pedazo de chatarra espacial. Luego pensé que estaba viendo la parte posterior de un jet. La continué observando hasta que desapareció. Luego noté una segunda luz, que estaba al sur, y que hizo el mismo trayecto. No pude escuchar ningún tipo de ruido. Mi impresión es que la luz era generada en el centro de una especie de estructura, posiblemente como producto del sistema de propulsión. Definitivamente era una máquina.

Lowedges, Sheffield, 24 de octubre de 2009, 21:55. Una gran bola de fuego viajando a gran velocidad en línea recta, sin hacer ruido. Duró unos 15 segundos.

Nuneaton, Warwickshire, 25 de octubre de 2009, 2:00. Vi tres luces naranja en formación lineal. No tenían luces de navegación ni producían sonido. Estaban aproximadamente a dos millas de distancia. Se movían más rápido que un helicóptero. Las vi en compañía de dos oficiales de la policía y otros miembros del George Eliot Hospital.