Marcianito que me abduces

Marcianito que me abduces

Marcianito que me abduces

amarga compañía.

Ya no me secuestres,

ni de noche ni de día.

Déjame ya solo,

Te lo pediría.

Marcianito que me abduces

amarga compañía.

Las horas que pasan,

las horas perdidas.

Con un hipnotista

las recordaría.

Marcianito que me abduces

amarga compañía.

No me pongas implantes,

de los que te guían.

Que aunque son chiquitos

sí me dolerían.

Marcianito que me abduces

amarga compañía.

Aléjate de mi lado.

Quita tu mano de la mía.

Y deja que descanse en los brazos

de Hopkins, Jacobs y Mack.

Marcianito que me abduces

amarga compañía.

Ya no me secuestres,

ni de noche ni de día.

déjame en paz y alegría,

con todos los ufólogos, Strieber y compañía.

Amen

Ángel de mi guarda

Ángel de mi guarda,

dulce compañía.

No me desampares,

ni de noche ni de día.

No me dejes solo,

que me perdería.

Ángel de mi guarda,

dulce compañía.

Las horas que pasan,

las horas del día.

Si tú estás conmigo

serán de alegría.

Ángel de mi guarda,

dulce compañía.

No me dejes solo,

Sé en todo mi guía.

sin ti soy chiquito

y me perdería

Ángel de mi guarda,

dulce compañía.

Ven siempre a mi lado.

Tu mano en la mía.

Hasta que descanse

en los brazos de Jesús, José y María.

Ángel de mi guarda,

dulce compañía.

No me desampares,

ni de noche ni de día,

hasta que me pongas, en paz y alegría,

con todos los santos, Jesús y María.

Virgen María

Madre de Dios

tuya es mi vida

reza por mí.

Santa Mónica bendita

bendice mi camita

que ya me voy a dormir.

Cuatro esquinitas, tiene mi cama,

cuatro angelitos, guardan mi alma.

Con Dios me acuesto

con Dios me levanto

con la gracia y favor

del Espíritu Santo.

Amen.

Post Comment