Cuando los ovnis se disfrazan de reflectores

Eso no fue un ovni sobre Hamilton

13 de enero 2010

John Burman

Las luces extrañas en el cielo de la noche el fin de semana tomaron un nuevo giro, una explicación más cercana a la tierra.

Ningún ovni. Tampoco luces del norte.

Parece que fue el propio Chris Ecklund, de Hamilton, y su sistema de iluminación de medio millón de bujías que iluminan a una de las 125 caídas de agua de la ciudad, lo que provocó una oleada de avistamientos de ovnis de Stoney Creek Dundas.

Los testigos informaron sobre extrañas luces verticales en el cielo de Dundas y Waterdown al The Vike Report, una blog dedicado a los avistamientos de ovnis y lo paranormal con sede en Columbia Británica.

Brian Vike, que dirige su propio HBC Centre for UFO Research, dice en su blog que las luces se observaron alrededor de 8 pm del viernes.

Eso fue exactamente cuando Ecklund presionó el interruptor para encender Chedoke Falls en el extremo occidental de la ciudad, parte de su campaña para conseguir que Hamilton sea reconocida como la ciudad de las cataratas y un proyecto piloto para poner de relieve la belleza de las cataratas.

“Hemos tenido todas esas luces rebotando en el hielo y el agua. Fue impresionante y a las 8 pm fue cuando se encendió el interruptor.

“Teníamos toda la gente viendo colores: naranja, rojo y otros más”.

Vike, quien vive en Houston, BC, a medio camino entre Terrace y Prince George, no estuvo disponible para hacer comentarios.

Un testigo dijo a Vike que él y cinco amigos fueron a dar un paseo alrededor de las 8 horas y vieron luces verticales en el cielo y las vieron durante 30 minutos, una naranja palpitante que desaparecía y aparecía y una segunda vertical de color rojo.

El testigo, que no nombra Vike, en consonancia con su compromiso de confidencialidad en el sitio, dice que una luz tenía una abertura circular que parecía un ojo.

Luego las luces rojas se desvanecieron después de cinco minutos, dijo.

Ecklund también ha iluminado con proyectores azules las cataratas Sherman, y las Tiffany con luces claras de 550 millones de candelas, sin filtros y las Lower Westcliffe Falls.

Las fotos y videos de los efectos creados están en su página web: www.cityofwaterfalls.ca.

“No hay ningún misterio”, dice Ecklund. “Sólo fuimos nosotros”.

http://www.thespec.com/News/BreakingNews/article/704303

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.