Estatuas que lloran

Estatuas que lloran

StatuesWeep Wendy Grossman and Christopher French (editors). Why Statues Weep: The Best of ‘Skeptic’. Philosophy Press, 2010.

Siempre es difícil para revisar una antología, ya que la calidad de las contribuciones pueden variar mucho y el interés del crítico sobre diferentes temas también puede variar. Creo que la única manera que usted puede juzgar una recopilación de este tipo es por lo bien que refleja el contenido general de la revista.

El título hace referencia a un brote de afirmaciones de que las estatuas de la Virgen María en Irlanda y en otros lugares, lloraron lágrimas o sangre. Esto ocurrió poco antes de que la revista Skeptic comenzara su vida como The British and Irish Skeptic. Fue publicada por primera vez en Dublín por Wendy Grossman, como una rama del Skeptical Enquirer del CSICOP estadounidense. Sin embargo, pronto desarrolló su propio carácter. Creo que Skeptic tiene una visión bastante menos dogmática que la que veces parece tener la revista estadounidense.

Los capítulos del libro están divididos en secciones con títulos como “Debe haber algo en eso” y “Mitos populares favoritos” que observa algunas de las creencias más comunes, como los canales y la cara de Marte, el Mary Celeste, y Nostradamus. Creo que es razonable comentar que algunos de estos temas ya se han rebatido tan a fondo que hay poca necesidad de repetir los argumentos aquí, pero yo diría que el objetivo de los editores al incluir estas piezas es de presentar un panorama general de la revista a través de dos y media décadas.

Una sección con optimismo lleva por título “Lo que pasó con…” mira los temas que los editores parecen pensar que han bajado de debate general. No lo creo. Círculos de las cosechas, Rendlesham y los implantes extraterrestres, están todavía muy presentes entre nosotros. Dicho esto, vale la pena volver a leer. Tal vez esta sección hubiera sido mejor titulada como “Todavía con…”

El movimiento escéptico en los EU y Gran Bretaña tiene su origen en las campañas contra el fraude descarado y creencias que, aunque sinceras, pueden ser peligrosas y dañinas. La denuncia de John Diamond, de la medicina alternativa, escrita poco antes de morir de cáncer de garganta, es una polémica de gran alcance (aunque no está escrita en un estilo polémico). Mark Pendergrast, él mismo víctima de reclamos de falsos recuerdos, escribe de manera concisa y objetiva sobre la forma en que se les permite crecer a estas afirmaciones.

En otras secciones se tratan una amplia variedad de temas, incluyendo engaños (incluyendo las visiones en Knock), abducciones (el capítulo más bien débil, creo), el movimiento perpetuo, y una explicación informativa a la forma contra intuitiva en que algunas veces trabaja el azar y aleatoriedad. Es alentador ver algunos Magonianos representados en sus páginas: Kevin McClure, David Clarke y Martin Kottmeyer discuten, respectivamente, el Milenio, Rendlesham, y la curiosa manera en la que los ovnis han tenido cambios de velocidad con los años.

Por supuesto, este libro no va a cambiar la mente de nadie, ni es su intención, pero para una buena visión global de las cuestiones a las que se refieren los pensadores escépticos, se trata de una antología muy útil. – Revisión de John Rimmer

http://pelicanist.blogspot.com/2010/08/weeping-statues.html

El misterio de las centellas (246)

El misterio de las centellas (246)

El evento del que fui testigo ocurrió el 4-5-01. El día estaba nublado y húmedo, y se oían relámpagos a lo lejos. Decidí sacar el perro a correr antes de que lloviera, y nos fuimos a un parque junto al río cerca de nuestra casa.

Me bajé de la camioneta y caminé unos 15 metros cuando sentí algo que venía hacia mí por encima de mi hombro derecho, a una velocidad rápida. Me agaché para evitar ser golpeado, y delante de mí, flotando sobre el suelo, estaba una bola brillante, blanca del tamaño de una canasta.

Sonó un relámpago ensordecedor y la bola había desaparecido, pero la piel de mi rostro se sentía estirada, y mis manos hormigueaban.

Corrí a la camioneta y me fui del parque con un perro muy asustado.

El tiempo transcurrido desde que entré al parque y lo abandoné fue de 3 minutos. Mi marido y yo volvimos al parque más tarde esa noche, y no había evidencia del golpe del rayo. Llamé a la meteoróloga de la estación del tiempo, y ella me dijo que había visto una “centella”.

Mary B.

Springfield, Il. USA

Jefferson Starship. Hijack

Hijack – Jefferson Starship

The summer was dry like your nose when you’ve born behind cokl for a day & a season

We sail out into the grasshopper nite & we seek the righteous poison

Sunday morning’ in speedway you know the people come around for a reason

Sunday morning’

The land is green & you make it grow go to the forest & move

The sound of thundering electrical energy calls us to the park in the noon

C’mon anybody – now fill my pipe – to the park – to the forest and move

When I feel you comin’ round me – kidding in the sun

Going home move your mind – towards Mars and then beyond

Genesis is not the answer: two which we had before

It was – altogether in you

You know I remember the 23rd of November

To the abyss of Chicago you can see the barbed wire – pigs around a lot of nothing

The witch hunters wail & they bark & they wheeze & they try to turn us onto their poison

You know – a starship circling in the sky – it ought to be ready by 1990

They’ll be building it up in the air ever since 1980

People with a clever plan can assume the role of the mighty

Hijack The Starship

Carry 7000 people past the sun

And our babes’ll wander naked thru the cities of the universe – C’mon

Free minds free bodies free dope free music

The day is on its way to the day of ours

You breathe out you breathe in

And the glow of the machines’ll get you on

Grace fully growing – as wild as we can be

Only the sun knows what we really need to know

Only the sun holds the secret

And more than human can we be

‘Cause human is truly locked

To this planetary circle

You gotta ride – said the doctor of space

I have lived here once before

The lites in the nite are a village of stars

Of stars that I have explored

Beyond the … of beyond the void

And beyond that and more

Parallel links in this village of stars

Will lead you to the second door

And time won’t wait the doctor of space from the city of the sun to come

Where do we go from here?

Chaos or community

Can’t you see – on this future Sundays

7000 gypsies swirling together

An offering to the sun in the name of the weather

Gonna Hijack – Hijack the Starship