Murió Alvin Lawson (obituario)

Muere Alvin Lawson a los 80; ufólogo que cuestionó las creencias de los presuntos abducidos

alvinlawson Al pasar los años, el profesor de Cal State Long Beach se convirtió en un convencido de que la gente estaba usando los recuerdos del trauma natal para describir los encuentros con extraterrestres.

Alvin Lawson, profesor de inglés en Cal State Long Beach, que pasó décadas estudiando los objetos voladores no identificados y cuestionando las creencias de las personas que decían que habían sido secuestradas, ha muerto. Tenía 80 años.

Lawson murió el 8 de septiembre en el Western Medical Center en Anaheim por complicaciones de neumonía, dijo su hija, Leslie Dirgo.

Con los años, desarrolló “una especie de fascinación personal” por los ovnis, dijo su hija.

Lawson dio una clase sobre el tema en Cal State Long Beach, fundó una línea telefónica directa sobre los ovnis y se convenció de que las personas que decían que habían sido secuestradas en realidad estaban usando memorias de su nacimiento para describir los encuentros con extraterrestres.

“¿Qué sí creo que hay objetos voladores no identificados, cosas que la gente no puede explicar lo que son o por qué están ahí? Sí”, le dijo al St. Paul Pioneer Press en 1996. “¿Qué sí creo que los marcianitos verdes se encuentran adentro secuestrando a la gente? No”.

Alvin Houston Lawson nació el 11 de octubre 1929, en Fort Bragg, California, su padre, Roscoe, fue un director de escuela que se convirtió en superintendente de distrito, y su madre, Katherine, era maestra.

Lawson se graduó con un título de licenciatura de la Universidad de Berkeley en 1952, una maestría en 1958, y un doctorado en 1967, todos en Inglés, de la Universidad de Stanford. Sirvió en el ejército durante la Guerra de Corea.

En 1953, Lawson se casó con Barbara Slade. Se conocieron como estudiantes y músicos en la San Francisco State, a la que asistió Lawson como estudiante antes de cambiarse a Berkeley. Tocaba el clarinete y tocaba la trompeta en la banda de la escuela, dijo la hija de Lawson.

Lawson se unió a la facultad de Cal State Long Beach en 1962 y permaneció hasta mediados de la década de 1990, convirtiéndose en profesor emérito en 1990. Él era “un buen instructor que trabajaba duro”, especialmente enseñando sus intereses primarios como Nathaniel Hawthorne, Emily Dickinson, cuentos y literatura infantil, dijo Charles Pomeroy, un profesor jubilado de Inglés que compartió una oficina de la escuela con Lawson por cerca de 20 años.

El trabajo de Lawson en Long Beach también incluyó un curso de literatura ovni que examinaba cómo utilizaban las personas “el lenguaje para describir el fenómeno”, dijo Pomeroy.

No todo el mundo en la facultad entendía cómo Emily Dickinson y “ET” podrían interesar al mismo profesor.

“La vida universitaria es muy tolerante, pero mucha gente tenía la sensación de que era un interés muy inusual para que lo tuviera él”, dijo Pomeroy.

Lawson dijo una vez a un reportero del Times que su interés en los ovnis comenzó en la década de 1940 cuando leyó por primera vez los reportes de avistamientos. En la década de 1970 puso en marcha el UFO Report Center del Condado de Orange, que según un artículo del Times de 1992 recibió alrededor de 400 llamadas en su primer año.

Con un médico de Anaheim, William C. McCall, Lawson usó la hipnosis en personas que decían que habían sido abducidas. Lawson comenzó a ser más escépticos de los relatos, y él y McCall decidieron hipnotizar a la gente que no había hecho declaraciones sobre los extraterrestres. Se les pidió que imaginaran haber sido secuestrados para que los relatos pudieran ser comparados a los secuestros reportados. Lawson fue golpeado por las similitudes.

“Esperábamos que la gente que imaginaba las abducciones nos diera encuentros previsiblemente equivocados, acartonados. Pero nos dieron cosas increíbles”, dijo a The Times. “Eran tan ricos, variables e interesantes como las abducciones supuestamente reales”.

Lawson creía que la gente podía recordar el trauma de su nacimiento y los sujetos los mantenían por medio de imágenes y detalles similares.

“La investigación significaba que las personas que habían denunciado haber sido capturadas por los ovnis habían tenido experiencias al menos tan válidas como los sueños, las visiones en el lecho de muerte y la psicosis”, dijo al diario canadiense Globe and Mail en 1985. “Es decir, que no mienten, pero sus experiencias no son reales ni nada parecido a lo que hemos visto en las películas”.

Los puntos de vista de Lawson lo hicieron “un rebelde”, entre las personas interesadas en los ovnis, dijo su hija.

“Hay una suposición subyacente en su trabajo… suponer que cualquier persona que ve o ha visto a un extraterrestre tuvo un ‘trauma de nacimiento’”, dijo en un correo electrónico a The Times Robert D. Morningstar, editor del boletín y sitio web UFO Digest, “Él podría decir que todo lo que quería, pero ¿cómo probarlo?”

Lawson dijo de sus críticos en 1996: “Los verdaderos creyentes se enfadan conmigo Mis ideas representan una amenaza para sus sistemas de creencias. Para ellos soy como un ateo que aparece en una fiesta ofrecida por Jerry Falwell…”

Además de su esposa e hija, a Lawson le sobreviven su hermano Wilbur, de Fort Bragg, una hermana, Beverly, de Rocklin, California, y cuatro nietos.

http://www.latimes.com/news/obituaries/la-me-alvin-lawson-20100927,0,3909287.story

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.