El misterio de las centellas (269)

El misterio de las centellas (269)

Mi novio y yo estuvimos en la Florida este fin de semana pasado. Hubo una tormenta de movimiento rápido alrededor de las 4:00 de la mañana. Yo fui despertada por un brillante destello seguido (ni siquiera por un segundo) por el más fuerte trueno que he escuchado y luego por los gritos de mi novio que dormía a mi lado.

Se dejó caer sobre la cama como si tuviera un ataque mientras gritaba el nombre de su hermana. Comenzó a tratar de salir de la cama y no podía mover sus piernas. Cuando finalmente fue capaz de levantarse de la cama, estaba cubierto de piel de gallina y se quejaba de que el lado derecho de su cuerpo estaba paralizado y los músculos del lado derecho de su cuerpo se flexionaban y no paraban de hacerlo.

Nos levantamos y caminamos alrededor con el novio de su hermana mirando por la ventana y notamos que un árbol en la parte posterior del complejo de apartamentos estaba en llamas. Inmediatamente pensamos que mi novio había sido alcanzado por un rayo. Llamamos a los paramédicos y no encontraron nada fuera de lo común, pero que todavía no se sentía bien.

Cuando le pedí que me contara lo que pasó, me dijo que se había despertado por la tormenta y mientras estaba contando los relámpagos y los truenos, una bola de luz blanca y azul, del tamaño de una pelota, fue hacia él y, a continuación aterrizó en su regazo. Al aterrizar, la luz brilló más y, a continuación se produjo el estruendo.

Le pregunté de dónde vino la luz y me dijo que parecía como si viniera de la televisión y que no quería hablar de ello a nadie, porque tenía miedo de que pensaran que estaba loco.

Ha pasado dos días desde que ocurrió y sigue sin sentirse bien. Sus dedos de la mano y los dedos de los pies en el lado derecho de su cuerpo siguen estando tiesos.

K Masiello

Taunton, MA USA

Buchanan & Greenfield. The Invasion

Bill Buchanan And Howard Greenfield

Novel Records 711

The Invasion/What A Lovely Party (8/11/1964)

Buchanan escribió algunas canciones pop, incluyendo el hit que co-escribió con Bobby Vee “Please Don’t Ask About Barbara”. En 1964, hizo un disco final, esta vez colaborando con el veterano Howard Greenfield en “The Invasion” (Invasión 711). En esta canción, los Beatles eran los invasores de las tierras americanas, y la fórmula (incluyendo la canción de Greenfield “Nutley down at the airport”) era prácticamente idéntica a la de “The Flying saucer”.