Javier Krahe. Ovnis

Ovnis – Javier Krahe

El año 2000

–a la luz de un candil–

los supervivientes

no vean más plan,

que un terrible llanto

y crujir de dientes,

se puede apostar,

sin menospreciar

a aquellos profetas,

que aseguran que,

el remedio viene

de otros planetas.

Una nueva fe,

a la escala de

nuestro pobre ingenio,

una solución

de ciencia ficción

de cara al milenio:

que un rayo de luz

celeste conduzca

al hombre expectante.

¿Quién no ha visto algún

vulgar y común

platillo volante?

Que hay ovnis y tal

no creo que haga falta

que lo demuestre,

¿cuál es su intención?

esa es la cuestión

del extraterrestre.

No voy a afirmar

que quieran violar

a nuestras hermanas

o implantar aquí,

costumbres así

como americanas.

Tampoco creer,

que venga a ofrecer

al género humano

un ser superior

su ayuda exterior,

su especie de mano.

No encuentro normal

que en traje espacial

nos llegue el Mesías,

que en la Osa Mayor

se preocupen por

nuestras tonterías.

Opino más bien

que, así como quien

asiste a un estreno,

está de mirón,

menuda función

para alguien ajeno,

qué espectacular

telón nuclear

caerá un día de éstos

y, tras el telón

que enorme ovación

sobre nuestros restos.

De ahí el interés

del extraterrestre

por nuestra escena.

Yo estimo que no

repetirle el show

sería una pena,

claro que ya sé

que si queda en pie

alguien todavía,

el año 2000

–a la luz de un candil–

de nuevo la lía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.