Ovnis: Anatomía de un fraude

Ovnis: Anatomía de un fraude

18 de noviembre de 2010

La necesidad de creer.

¿Cuál es la diferencia entre un engaño y un fraude descarado? Para mí por lo menos, el engaño es una treta perpetrada para provocar una respuesta emocional, mientras que un fraude involucra algún tipo de ganancia que puede ser monetaria o de otra clase. En Internet sólo en 2009 imperaban los fraudes y estafas:

“Desde el 1 enero 2008 al 31 diciembre 2008, el sitio web IC3 recibió 275.284 quejas. Esto es un aumento (33,1%) en comparación con 2007, cuando se recibieron 206.884 denuncias. Estos documentos estaban compuestos principalmente de quejas relacionadas con cuestiones fraudulentas y no fraudulentas en Internet” http://www.consumerfraudreporting.org/internet_scam_statistics.htm

¿La comunidad ufológica ha sido objeto de un fraude descarado? Creo que la “Autopsia extraterrestre” de Ray Santilli y el “extraterrestre muerto” en una bolsa de Jonathan Reed son dos ejemplos típicos de fraudes ovni. En la comunidad ufológica siempre hay un grupo de personas que quieren creer, así que consideran que los puntos de vista opuestos ya no son una parte de su educación ovni. Es fácil considerar que cualquier punto de vista opuesto es una pérdida de tiempo teniendo en cuenta lo que hacen los detractores con los testigos ovni. Pero incluso muchos siguen considerando como refutación los casos explicados por gente buena dentro de nuestra comunidad. En una ocasión en 2009 salía de la UFOIC, y tomé un transporte al aeropuerto con otros asistentes. Hubo una discusión entre un investigador de ovnis y un productor grado b de cortometrajes ovni. El productor, a pesar de que se le dijo que Santilli admitió que la película era un fraude descarado, siguió sosteniendo que la película era real. El argumento que presentó, por supuesto, terminó culpando al gobierno… ¿y qué más hay de nuevo?

Todos debemos recordar que la literatura sensacionalista, los libros, los DVD, realmente pueden hacer dinero y siempre que el dinero esté involucrado nuestra comunidad debe tener más cuidado. Libros como “Comunión” y “Día después de Roswell” ganan millones de dólares. Estas ganancias potenciales podrían fácilmente beneficiar a la gente sin escrúpulos que ven en usted y en mí a unos tontos.

El “doctor» Jonathan Reed es un buen ejemplo de cómo engañar a la mayoría de la gente una parte del tiempo. Este hombre construyó la estafa perfecta para la comunidad ufológica. Lo primero que debe tener un estafador es alguien o algo para respaldar su historia. El bueno de Jonathan tenía un vídeo, fotos y un amigo. El amigo “Robert Raith” salió delante para el paseo. Ahora, lo grandioso de Reed es que no tenía pruebas reales, incluso el propio “Dr.” Jonathan Reed no tenía pasado.

He aquí una breve sinopsis de su descripción del encuentro para UFO Casebook:

En el día en cuestión, el perro de Reed fue a husmear en los arbustos hasta que algo llamó su atención. Suzy ladró a Reed quien pronto escuchó su ladrido. En un momento los ladridos se volvieron un sonido aún más ominoso. Reed estaba seguro de que Suzy estaba peleando con un animal salvaje, tal vez un oso. Había visto uno al principio del día. Agarró la rama de un árbol grande para protegerse de algún animal feroz, finalmente llegó lo suficientemente cerca como para ver la causa de la lucha. Para su sorpresa, observó a un ser más allá de su imaginación más salvaje.

La bestia se movía a una velocidad lumínica, y vibraba al mismo tiempo. La bestia agarró a Suzy y comenzó a rasgarla en pedazos. Reed gritó y llamó la atención de la bestia, que lo miró de una manera feroz y amenazante. De alguna manera Reed logró romper la cabeza de la bestia, matándola supuestamente. La criatura tenía cerca de 4-5 pies de alto, pero tenía más características de adulto que lo que indicaba su tamaño infantil. La criatura llevaba ropa de una sola pieza, negra, que se reparaba cuando se cortaba o se rompía. Reed, agotado por la terrible experiencia emocional, descansó por un tiempo, pensando qué hacer.

Después de un período de dos horas, Reed escuchó un zumbido en el bosque, y lo siguió hasta que vio un obelisco negro flotando sobre la tierra. Luchando contra el aire pesado, cargado de electrostática, Reed logró tocar el obelisco. Finalmente, el zumbido se detuvo. Él no vio ni escuchó a nadie… ni otra cosa en las proximidades del obelisco negro. El médico estaba enfermo y agotado por completo, pero trató de recuperar su fuerza. La oscuridad se acercaba, por lo que Reed envolvió el extraterrestre en una manta térmica para el largo viaje de hora y media de regreso.

Al mismo tiempo, miles de pensamientos pasaron por su cabeza. ¿Había hecho el descubrimiento del siglo? Si era así, ¿cómo iba a preservarlo y protegerlo? Llegando a casa, puso al extraterrestre en un congelador en su garaje. Pronto cayó en un profundo sueño. Al día siguiente, volvió a la nevera, sacó al extraterrestre, y al mismo tiempo que manipulaba las partes del cuerpo extraterrestre, grababa en vídeo a la criatura.

Trató de encontrar algunos amigos para compartir la experiencia, pero halló uno. Trató de ocultar sus fotos y videos con otro amigo, pero en última instancia la mayor parte de las pruebas se perdieron, a excepción de algunas que se las arregló para guardarlas.

Reed afirma que él y su amigo eran seguidos dondequiera que iban, sus vidas fueron amenazadas, y saquearon la casa de Reed. El extraterrestre, que había vuelto milagrosamente a la vida, se había ido. Reed dice que durante 2 años tuvo que vivir en la clandestinidad, e incluso no pudo encontrar un grupo ovni que le ayudara con su historia. También afirma haber recibido un disparo durante los años siguientes a la aventura.

Muchos, incluso algunos investigadores ovni, le creyeron a Reed y le dieron el beneficio de la duda. Reed afirmaba que debido a que los ufólogos no habían encontrado ningún pasado de él eso le dio credibilidad a la historia. Por supuesto, si no había un Dr. Jonathan Reed no se encontraría ningún pasado. La historia continuó y pronto comenzó a desmoronarse cuando la gente que conocía a este hombre se acercó a descubrir su historia:

Bill Werner y Denise Charvet conocían a Jonathan Reed muy bien antes de octubre de 1996, ambos declararon que su verdadero nombre es Jonathan Bradley Rutter y hablaron de la información sobre su historia personal que era contraria a lo que Jonathan había dicho en programas de radio, en conferencias públicas, sitios web, etc.,” http://www.ufocasebook.com/reedalien.html

Oh, pero esto no impidió que la gente siguiera creyendo en Reed, después de todo el gobierno seguramente puso a estas personas a mentir acerca de él. Todos los buenos investigadores de ovnis pidieron que las pruebas de vídeo y fotos fueran analizadas. Reed, por supuesto, no permitiría esto, después de todo, el gobierno tiene el poder de influir en todos, y si los guardaban en una bodega estos videos y fotos desaparecerían.

Entonces, Reed y su compañero recorrieron todos los programas de radio ovni. Continuamente promovían su libro e hicieron lo que yo creo que fue una buena cantidad de dinero. Los que impugnaban su historia fueron llamados detractores por algunos en la comunidad ufológica.

Déjeme preguntarle al lector esto. ¿Cómo podemos decir por un lado, que los servicios de inteligencia han sido capaces de mantener la presencia ovni/ET como una fantasía ante los ojos del público por más de 60 años y por otro lado se gastan millones en suprimir un vídeo borroso y una foto de un tipo que no tiene ninguna prueba real?

¿Qué haría usted si quisiera hacer decenas de miles de dólares? ¿Cuánto dinero se necesita para hacer un muñeco con los ojos que se abren y cierran? ¿Qué haría falta para hacer una nave ovni de cartón y pintura? ¿Qué tan fácil sería hacer que parezca que se mueven?

En el siguiente vídeo podrás ver un pequeño grupo que hace exactamente eso:

Realidad o falsificación Jonathan Reed.

Todos debemos ser empáticos hacia los testigos ovni que presentan en público sus experiencias ovni. Sin embargo, cuando hay dinero de por medio hay que ser muy prudentes. Hay gente que haría cualquier cosa por dinero, incluyendo el asesinato… falsificar un encuentro alienígena no sería nada para gente como esa. Engaños y fraudes no hacen más que desacreditar la realidad de los ovnis y los encuentros con alienígenas, mucho más que todos los detractores juntos. Depende de nosotros usar el sentido común y las pruebas independientes antes de defender una historia como verdadera y real y engañarnos a nosotros mismos.

Joseph Capp

UFO Media Matters

Non-Commercial Blog

http://ufomedia.blogspot.com/2010/11/ufos-anatomy-of-fraud.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.