La respuesta de Bud Hopkins

La respuesta de Bud Hopkins

BuddHopkins Bud Hopkins ha respondido a las críticas de su ex esposa, Carol Rainey, aparecidas en la revista Paratopia.

En (hasta ahora) dos notas (“Deconstructing the Debunkers: A Response” 1 y 2), ataca de manera visceral y personalmente a su ex esposa. No hay nada que apoye sus “teorías” sobre el fenómeno de la abducción.

Eso confirma una de las críticas de Rainey, de que Hopkins no sigue ningún método, mucho menos el científico. Bud se ha limitado a difundir chismes, a crear hombres de paja que pueda derrotar fácilmente, y a hacer ataques ad hominem. No aporta ninguna prueba que apoye sus investigaciones.

Etiqueta a Rainey como “detractora” (debunker). En este sentido los gringos consideran esta palabra como un adjetivo peyorativo, pero creo que están equivocados. Me han dicho, muchas veces, que soy un detractor y yo lo veo como un halago. Uno de mis amigos incluso tiene un blog con ese nombre (saludos Martín). Me sentiría ofendido si me llamaran creyente, o crédulo, como lo es Hopkins.

Bud dice que Rainey considera a casi todos los secuestrados como unos mentirosos, pero en su artículo de Paratopía Carol no dice nada de eso en ningún lugar. Lo mismo piensa el ufólogo Kevin D Randle, que escribe:

“Hopkins explica la complejidad de tratar de mantener todas las mentiras durante las investigaciones complicadas, pero nunca menciona que estos supuestos mentirosos contarán con la asistencia de los investigadores para ayudarlos a mantener la historia coherente y en el desarrollo de información corroborativa.

“¿Qué quiero decir?

“Basta con mirar las transcripciones publicadas en los distintos libros de los investigadores de las abducciones. Usted ve las mismas preguntas una y otra vez hasta que se da la respuesta correcta… y, a menudo en la historia son ignorados y olvidados los errores del pasado. En otras palabras, es el investigador el que está suministrando la mayor parte de esos detalles que corroboran, ayudando a mantener la compleja historia y seleccionando sólo aquellas partes que confirman sus nociones preconcebidas.

“Aquí hay un pequeño y sucio secreto sobre la investigación de abducciones. Toda la evidencia es anecdótica. No hay evidencia física real. Oh, por supuesto, hablan de implantes, pero cuando estos han sido retirados y analizados, no hay nada que sugiera una tecnología extraterrestre.

“Aquí está el segundo pequeño y sucio secreto. Contrariamente a lo que Hopkins o David Jacobs creen, la hipnosis no es una buena herramienta de investigación. Oh, por supuesto, Hopkins habla acerca de un “libro de revisión por pares” acerca de la hipnosis, publicado por una editorial universitaria, pero el editor es David Jacobs. ¿Realmente cree que cualquier artículo que sugiera que la hipnosis no puede ser la mejor técnica de investigación se publique en ese libro? ¿No sería mejor fuente para la opinión objetiva las diferentes revistas de psicología que han estudiado la hipnosis? (Véase, por ejemplo, “Scientific Status of Refreshing Recollection by the Use of Hypnosis”, International Journal of Clinical and Experimental Hypnosis 34, 1 (1986) 1 –12; Robert A. Baker, “Hypnosis, Memory and Incidental Memory”, American Journal of Clinical Hypnosis 25, 4 (1983) 253 – 300; Eddie Bullard, “Hypnosis No ‘Truth Serum’”, UFO 4,2 (1989) 31 –35: J.H. Conn, “Is Hypnosis Really Dangerous?” International Journal of Clinical and Experimental Hypnosis 20 (1972) 61 – 69; M. Garry and E. Loftus, “Pseudo-memories without Hypnosis”, International Journal of Clinical Hypnosis, 42, 4 (1994) 363 – 78; K. Grabowski, N. Roese and M. Thomas, “The Role of Expectancy in Hypnotic Hypermnesia: A Brief Communication”, International Journal of Clinical and Experimental Hypnosis, 39 4 (1991) 193 – 7, por nombrar sólo algunas)”

En este momento el mundo de las abducciones está muy revolucionado. Uno podría pensar que ha llegado a su fin otro más de los mitos relacionados con los ovnis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.