El día después de Roswell (13)

EL DÍA DESPUÉS DE ROSWELL (13)

AlfredLoeddingGFSWave1947 Continuamos con los avistamientos del domingo 6 de julio. Ese día de hecho fue uno de los más activos de la oleada de 1947. En su libro[1] Michael David Hall y Wendy A. Connors, dedicado a la vida del primer investigador de ovnis de la Fuerza Aérea, Alfred Loedding, le dedican casi todo el capítulo cuatro a este día, bajo el título The Onslaught (La Embestida).

El 6 de abril también fue el día del supuesto avistamiento sobre el Parque Yellowstone, que resultó ser un engaño, pero que los ufólogos continúan relatando en sus libros[2]. También fue el día del incidente de Isla Maury, un fraude que tendría funestas consecuencias y del que nos ocuparemos más adelante.

Las preguntas son, ¿cuántos de los casos del 6 de julio (y en general de toda la oleada) fueron bromas y fraudes? ¿Cuántos otros fueron confusiones? Y ¿cuántos más fueron inventos simplemente por estar a la moda de los “platos voladores”?

A finales de la larga semana de tres días, los incidentes de platillos voladores siguieron aumentando en número. Ese domingo por la mañana comenzó con uno de los casos más singulares de todo el año. A continuación se presenta una relación completa con el testimonio de un notable encuentro con un ovni en Omaha, Nebraska. El testigo se dirigió al Tribune, de Pocatello, Idaho, para entregar un informe detallado[3]:

Mogul2 “Aunque tengo mucha prisa, voy camino a Omaha para visitar a un familiar enfermo, debo apresurarme a escribir unas pocas líneas para describir un incidente que tuvo lugar hace sólo un rato. Mi hijo y yo hemos estado manejando desde que salimos de Seattle ayer, y llegamos a esta ciudad sólo hace poco más de una hora. Apenas amanecía y mientras íbamos por la calle principal, se me ocurrió echar un vistazo a un lado, y vi un disco del tamaño de una rueda de carro de granja flotando lentamente a la mitad de la calle, hasta que se paró. Frené al instante, pero tuve que seguir conduciendo cuando esta cosa se elevó. Se detuvo por unos cuantos segundos, pero conseguí verlo bien, ya que apenas estaba a 30 metros de distancia, y casi inmóvil. No era un platillo, sino un disco. Estaba rodeado por un tubo que tenía una gran abertura en un extremo, como un embudo, y terminaba en un punto afilado en el otro. En el centro del disco pude distinguir un bulto, como si una placa hubiera sido soldada en el disco, y había dos bandas estrechas de metal casi paralelas entre sí por encima y por debajo de la sección media[4].

“Empecé a salir del coche pensando que si este objeto extraño caía tendría la oportunidad de examinarlo más de cerca, pero algo lo estaba sosteniendo. Algo lo jaló hacia arriba, y entonces ocurrió una cosa más extraña. El disco estaba siendo sometido a una serie de sacudidas cortas, avanzando un pie o dos en cada ocasión. La parte en forma de embudo del tubo se puso en el borde del disco para que éste pudiera rodar libremente, y después de trasladarse una distancia de unos 20 metros, se elevó con facilidad y comenzó a subir inmediatamente. Pensé que era transparente, pero no, eso se debió a la reflexión de la luz. El sol no había salido aún, pero este efecto brillante marcó la tendencia a elevarse del disco. Una vez que parecía haberse detenido en el aire, giró rápidamente, entonces salió (sic) a lo que yo diría que debe haber sido el Noreste, y pronto desapareció de la vista.

“Todo el incidente duró sólo unos cuarenta segundos. Me acerqué y examiné el lugar donde había aterrizado, pero parecía haber tocado el suelo con tanta ligereza que no dejó huella. Estoy convencido de que el vuelo del disco era sin duda controlado, dando señales que indicaban su posición, y también que no era dañino”.

Alrededor de las 6:00 EST de ese día cerca de Miami, Florida, fueron vistos múltiples objetos no identificados. Los observadores, Fred Walsh y su esposa, los describieron como “objetos plateados y redondos que tenían cerca de diez a quince pies de ancho”. Los objetos aparecieron por primera vez fuera de los Everglades y se dirigieron hacia el sur[5].

Más hacia el Oeste a las 8:20 PST un piloto veterano de la Primera Guerra Mundial, Frank Tylman y su hijo, vieron un objeto en forma de disco mientras conducían dos millas al Oeste de Pittsburg, California. Tylman declaró que “Iba hacia el Mount Diablo… cuando lo vimos giró en el sentido contrario a las agujas del reloj”. Tylman calculó la altura del objeto en unos 3.000 pies y, definitivamente, moviéndose “más rápido que los aviones a reacción”, aunque indicó que era del tamaño aproximado de un avión P-80.

El objeto parecía “circular” y “tenía un grosor definido, que se curvaba hacia afuera en ambas superficies superior e inferior”. Continuó explicando que, a diferencia de un avión, no dejaba humo o vapor, ni hacía ningún sonido que pudiera haber sido escuchado por encima del ruido de su propio vehículo y el viento. El avistamiento duró sólo 30 segundos mientras el disco pronto desapareció en el horizonte del Sur[6].

A las 9:30 a.m. un disco que parecía más grande que un avión sobrevoló Tampa, Florida, dirigiéndose al Sureste[7]. A las 10:00 CST un disco similar fue visto en Alexandria, Louisiana. En este caso, cuatro personas siguieron visualmente el objeto aéreo inusual hacia el Noroeste[8]. Cuatro discos fueron vistos ese día en Nueva Orleans por Robert G. Hellman del US Army al salir de Camp Bliss. Hellman se dirigía a su habitación de hotel por la mañana cuando vio los discos por encima de la calle Canal. Él los describió como platos de colores, rosa y plata, girando y destellando, en apariencia volando en formación de V en un curso estable[9]. Y alrededor de ese tiempo hubo avistamientos de más de un disco en Texas[10].

En ese día notable ocho platillos fueron vistos cerca de una montaña en el estado de Washington y Francis Howell dijo que “aterrizó” muy brevemente cerca de Tempe, Arizona[11]. Los militares aparentemente recogieron un archivo de este incidente en particular, pero los investigadores sólo encontraron una carpeta vacía cuando se les permitió revisar los registros de la Fuerza Aérea sobre ovnis en la década de 1960. En 1976, cuando los archivos fueron entregados a los Archivos Nacionales, no se encontraron indicios de que ningún tipo de observación hubiera sido investigada. Hall y Connors entrevistaron a Donald Loedding y él les dijo que este pudo haber sido uno de los “casos de aterrizaje”, de los que le habló su padre[12].

JamesMcDonald También en esa mañana a las 10:00 MST el famoso entrenador de fútbol Niles (Mike) Casteel, de la Universidad de Arizona, reportó haber visto un disco volador pasar sobre Tucson, Arizona. Este mismo objeto, o uno similar, fueron reportados por Wallace B. Magness del Air Materiel Command de Davis Monthan AAFB. Al describir el incidente al ufólogo James McDonald en 1967, Magness caracterizó el objeto que él vio como la luz redonda más brillante que jamás había visto[13].

También en Canadá hubo avistamientos. Un periódico de Columbia Británica informó a sus lectores[14]:

“Columbia Británica. El misterio de los “platillos voladores” se hace cada vez más desconcertante para los residentes locales. El fin de semana, seis personas, tres de ellos residentes de Mallardville, afirmaron haber visto discos destellando en el cielo al mediodía del domingo”.

La Real Fuerza Aérea Canadiense también se ocupó de algunos de estos avistamientos. El siguiente es un mensaje dirigido a los cuarteles de la Fuerza Aérea:

RCAF R.C.A.F. CYPHER MESSAGE

DE: AWAC

PARA: AFHQ

Número del Originador Fecha

AG715 7 de Julio

SECRET PARA DIA

El siguiente mensaje fue recibido en este cuartel de Cambridge Bay. Cita. A58 7 julio unclas. Operación Escarabajo. Para su información un objeto desconocido, probablemente meteorito pasó sobre nuestro campamento en dirección Suroeste, el 6 de julio a las 23:55 horas. Escuchado por muchos del personal que estaban despiertos en ese momento. Hizo un fuerte rugido similar al de un jet. Fin de cita. En estos cuarteles no se tomó ninguna acción. Se envía para su información[15].

PASADO EL MEDIO DÍA

A las 13:00 Paul R. Bates, un pasajero en un avión que volaba a diez millas al Sureste de Boise, Idaho, fue testigo de un destello de un “plato volador” sobre un fondo montañoso. Llamó a una azafata, que corrió para tratar de verlo, pero en ese momento la nave había desaparecido hacia el Suroeste[16].

Sólo cuarenta y cinco minutos más tarde, a las 13:45 CST, la tripulación de un B-25 del Ejército de la Fuerza Aérea informó de un espectáculo similar durante un vuelo procedente de Ogden, Utah. Éste se convirtió en uno de los pocos casos en que un ovni fue visto desde arriba. Su avión estaba sobre Clay Center (39.32 ° N, 97.13 ° W), a 100 millas al Oeste de Kansas City, Missouri, a 10,000 pies cuando el piloto de la AAF, Mayor Archie B. Browning, vio un objeto plateado muy brillante. Lo describió como “parecido a la forma de la parte superior de un tanque de agua” de 30 a 35 pies de diámetro. Las condiciones meteorológicas eran claras con visibilidad ilimitada cuando se vio por primera vez el disco a diez millas adelante y por debajo de la parte izquierda del B-25. El ovni pudo haber estado inicialmente suspendido debido a que el piloto se acercaba a una o dos millas. El disco comenzó su curso en paralelo hacia el Este, a una velocidad de 210 millas por hora. Browning giró hacia la extraña nave, que estaba subiendo a 11,000 pies. Sin embargo, justo en ese momento, aceleró bajando a gran velocidad y prácticamente desapareció hacia el Este[17].

Hynek Este informe no recibió una clasificación de no identificados. En los archivos de la Fuerza Aérea se le dio una anotación atribuyéndolo a una posible “reflexión”. Muchos casos fueron asignados con explicaciones astronómicas o meteorológicas, porque el consultor de la Fuerza Aérea, el astrofísico Dr. J. Allen Hynek, contratado en 1948, hizo comentarios en ese sentido en los casos de los archivos que revisó para los militares.

En esos primeros años el Dr. Hynek no creía que hubiera mucho que investigar en los avistamientos de discos. Él, de hecho, sentía que todos se podían atribuir a simples “nervios de la posguerra”. Queda claro que su veredicto de los primeros casos no se debió a ningún intento de desacreditar de su parte o a una conspiración en nombre de los militares.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que muchos de estos avistamientos de principios de julio no fueron investigados por los militares -menos de tres a cinco por ciento[18]. Simplemente eran demasiados para ser localizados y estudiados. Por ejemplo, los numerosos avistamientos que fueron reportados alrededor de las diferentes áreas del país ese día, sólo fueron recogidos a través de los periódicos por Loedding y otros investigadores.

A las 14:00 W. D. Secrest estaba cazando tortugas en un riachuelo de Chickamauga Creek, Tennessee, cuando vio tres objetos voladores con forma de disco sobre el área. Al principio tuvo miedo y se escondió detrás de un árbol. Entonces se dio cuenta de que uno de los discos descendió y flotó sobre un campo cercano. Fue capaz de ver bien el objeto y de ver una cabina con dos figuras como pilotos en el interior cuando el objeto se inclinó. También notó una joroba negra detrás de la cabina, que a su juicio alojaba los motores. Los otros dos discos se mantuvieron en el aire, mientras que el disco inferior parecía revisar el terreno. De repente, voló hacia arriba, tomó una posición de liderazgo frente a los otros dos discos y los tres despegaron a una velocidad increíble[19].

El Daily Enterprise de Bartlesville, Oklahoma informó de un avistamiento en torno a las 14:30-15:00 MST sobre Colorado y Kansas[20]:

John Phillips Jr., del departamento de aviación de Phillips Petroleum y Henry Barbarick, piloto de la empresa, volaban a 10,000 y 12,000 pies. Phillips, quien piloteaba el avión, fue primero en ver el ‘plato volador’. Él le gritó a Barbarick que estaba leyendo los mapas, pero Barbarick dijo que el ‘plato’ pasó tan rápido que no pudo verlo.

“Unos minutos más tarde Phillips vio otro de los extraños objetos voladores que dijo que parecía una gran ‘puerta de hangar’ en el horizonte, pero de nuevo Barbarick no pudo verlo.

“Un momento después apareció otro en la parte delantera del avión y luego se disparó sobre el avión, y esta vez Barbarick vio el objeto.

“Phillips dijo que al menos nueve ‘platillos’ aparecieron en un espacio de quince minutos. Ambos hombres dijeron que los discos estaban volando a una velocidad tan tremenda que eran incapaces de verlos bien. Intentaron, sin éxito, cronometrarlos cuando brillaban. Phillips giró el avión para obtener una mejor visión de ellos, pero habían desaparecido en el momento en que el avión dio la vuelta.

“Phillips dijo que los discos varían en tamaño de un pequeño avión hasta un transporte de gran tamaño. Dijo que tenían forma de platillo con el frente inclinado hacia arriba. Dijo que definitivamente estaban hechos de metal, ya que brillaban como la plata bajo el sol. Parecían estar girando, dijo.

“Barbarick dijo que le dio una sensación ‘como si alguien estuviera disparando fuego antiaéreo hacia ti’”.

CACEROLAS DE PASTEL

También en esa zona del país a las 14:45 MST un disco metálico moviéndose muy rápido fue descubierto en Denver, Colorado, mientras que otro apareció en el mismo momento en el centro sur de Wyoming[21]. Quince minutos más tarde y 100 millas al Norte, a las 15:00 MST, los residentes de Casper, Wyoming, el señor G. W. Gibson y su esposa tuvieron un avistamiento de un disco brillante[22]. Al mismo tiempo, un disco muy rápido apareció en Santa Rosa, California. Los observadores Calvin McEntire y su hermano Jack McEntire pensaron que era la cosa más rápida que jamás habían visto[23]. Otros cuatro avistamientos de un disco metálico solitario tuvieron lugar en California en torno a esa misma hora en Long Beach, Mill Valley, Hamilton Field, y Fairfield-Suisun Army AFB[24].

El incidente de la Base Aérea de Fairfield-Suisun, California (38.25 ° N, 121.99 ° W), involucró al Capitán James H. Burniston del Ejército de la Fuerza Aérea y su esposa, que vieron desde su patio trasero un objeto que no tenía alas ni cola. El objeto recorrió tres cuartas partes de la bóveda celeste en cuestión de sólo 60 segundos. Señalaron un movimiento oscilante de la nave misteriosa, que viajaba en dirección Sureste a unos 10,000 pies, rodando de un lado a otro tres veces, con un lado reflejando mucho el sol. Cuando rodó se hizo más difícil de ver, lo que sugiere que el objeto era más delgado en una dimensión que en la otra. Su tamaño se comparó con un C-54 (118 pies) y por los ruidos de otras aeronaves en las proximidades, Burniston no pudo determinar si el objeto emitía algún sonido perceptible. Este caso terminó en los registros de la Fuerza Aérea y llegó a ser considerado por los investigadores como Loedding como uno de los casos verdaderamente inexplicables. A día de hoy sigue teniendo oficialmente el sello de no identificado en los archivos de la Fuerza Aérea[25].

Taser A las 15:00 CEST una mujer de Clearwater, Florida, reportó “objetos cayendo que parecían cacerolas de pastel viajando muy alto en el aire y a una velocidad muy alta”. Cuando los discos pasaron en un curso de Oeste a Sureste, “los árboles se inclinaron” por una fuerte ráfaga de viento que se supone fue causada por su paso[26].

A las 16:00 CCT, doce personas en Throckmorton, Texas, vieron un disco que produjo un “ruido de chisporroteo”[27].

En Tucson un abogado muy respetado, Joseph Hendron, y su esposa observaron tres “discos de color plata” sobrevolando a las 17:00. Otros tres testigos en Tucson informaron discos tan sólo 30 minutos antes. Entre ellos, estaba Walter Laos quien estimó su velocidad en 200 kilómetros por hora y altitud entre 5,000 y 6,000 pies[28]. (Laos tuvo un avistamiento anterior el 22 de junio.)

Arizona es también notable porque en la tarde del 6 una serie de extraños avistamientos en Tucson comenzaron describiendo grandes discos acompañados por un grupo de objetos más pequeños. Estos fueron vistos fusionándose, y luego separándose de las más grandes “naves madre”. Sorprendentemente, estos mismos tipos de observaciones luego se movieron en el sentido de las manecillas del reloj alrededor de una circunferencia en los Estados Unidos hasta casi la misma hora de la noche siguiente. Ciudades en donde se informó de avistamientos de “naves de compañía” asociadas a grandes “discos madre”[29] incluyen Hollywood y Palmdale, en California; Tacoma, Washington; Cicero, Illinois, y Manchester, Maine[30].

A las 17:15 EST el patrullero Frederick Schlauch del departamento de policía de Elizabeth, Nueva Jersey, dijo haber visto dos “objetos brillantes” volando hacia el Noreste.

Mogul3 Acababa de cambiar un neumático cuando vio los objetos. Schlauch dijo que eran muy brillantes y se movían de forma errática. Schlauch los comparó con “placas de cromo”, que se “sumergían de forma oscilante”. Estimó que la velocidad de los objetos era cercana a la de un avión de combate (unas 400 millas por hora), pero subrayó que “no eran aviones”[31].

A las 17:30 en Emporia, Kansas, un silencioso ovni en forma de dirigible “flotó” a baja altura sobre un campo de trigo. Este objeto se acercó a tres mujeres que trabajaban en el campo del Sur, pero luego viró lentamente hacia el Suroeste[32].

Sólo media hora más tarde a las 18:00 EST dos objetos brillantes en forma de disco volaron sobre Cincinnati, Ohio, viajando de Sur a Norte[33].

Las actividades continuaron con un avistamiento en Missouri a las 18:00 CCT cerca de Mound City, cuando el señor y la señora Dunn y sus hijos estaban tomando un paseo en coche con el señor J. W. Hendrix, su esposa y sus hijos. Los testigos descubrieron lo que describieron como un platillo volador, tres a cuatro millas al Este de Mound City. Luego salieron del camino y la Sra. Hendrix señaló que tenía un tono plateado y parecía ser de buen tamaño a su paso lentamente hacia el Oeste. Pero después de unos cinco minutos un avión entró en el área del Noreste haciendo que el platillo cambiara repentinamente de dirección y se dirigiera rápidamente hacia el Norte.

Alrededor de las 19:00 W. C. Miller, de St. Joseph y otras cinco personas observaron un disco brillante que volaba muy alto en el cielo viajando en dirección Suroeste. Lo tuvo a la vista por cerca de dos minutos y medio. Aproximadamente al mismo tiempo la familia de J. E. Johnson, de la cuadra 2900 de la calle Jule informó que un platillo volador viajaba del Noreste hacia el Suroeste. Se mantuvo a la vista durante unos cinco minutos[34]. La familia de C. D. Frank y Ernest Smith y su esposa también vieron un disco plateado, mientras iban hacia el Sur de St. Joseph a las 19:00[35].

A las 19:45 el Dr. Walter Hoefer, con su hijo y su hija, dijeron haber visto seis objetos redondos u ovalados volando al Oeste de San Luis. El señor Hoefer dijo que volaban en silencio hacia el Sur a una altitud muy elevada. Él fue capaz de correr y coger sus prismáticos antes de que se perdieran de vista. Con la ayuda de los prismáticos notó un punto de luz en el centro de los objetos[36].

INTELIGENCIA MILITAR

Al mismo tiempo a varios kilómetros de distancia, en Shrewsbury, el señor George Willson su esposa y su hija y el señor Charles Downs y su esposa dijeron haber visto dos grupos de tres discos volando hacia el Este[37]. Justo al este de San Luis, la señora N. P. McDonald y su hija Nancy y la señora Walter Simonds de Scanlon Avenue vieron un vuelo consolidado de seis objetos en dos grupos de tres cada uno hacia el Este[38]. Otro residente de San Luis, Miss Lois Bogner, confirmó el mismo avistamiento desde Sutherland Avenue al igual que Leonard Coleman y su hermana de otra parte de la ciudad en la Pershing Avenue[39]. Por último, en Ferguson, Missouri, William A. Good y su esposa vieron un disco a la misma hora[40].

Demostrando ser el día más ocupado hasta la fecha, las actividades de los platillos incluso llegaron a la primera página del New York Times y lo harían durante los siguientes tres días. Los ovnis también llamaron la atención de los militares del Ejército, la Armada y la Guardia Nacional que envió patrullas a las regiones de la costa del Pacífico.

En Manhattan Beach, California, A. W. McKelvey voló un P-51 de combate en patrulla sobre Van Nuys a 35,000 pies. Cinco P-51 de la Guardia Nacional de Oregón cruzaron las montañas Cascade y un sexto sobre Portland, todo ello sin éxito. Un nuevo caza de combate P-80 de Muroc Army Air Field y seis P-51 en Portland estaban dispuestos, pero no hubo avistamientos[41]. Una unidad aérea de la Guardia Nacional en Sioux Falls, Dakota del Norte, tuvo un poco más de emoción cuando llegó un informe de un “disco plateado de cola corta”. Uno de sus pilotos en una patrulla recibió la llamada de interceptar, pero no pudo localizar el ovni. De vuelta al Noroeste, la Guardia de Oregón puso ocho P-51 en el aire y tres bombarderos A-26 armados con cámaras telescópicas. IrvingOSchaefer El General Irving O. Schaefer de la Guardia Aérea Nacional de Colorado, dijo a los periodistas que tenía sus aviones de combate en espera y listos para hacer una intercepción de un momento a otro[42].

Las unidades militares de inteligencia también comenzaron a entrar en escena en forma significativa, archivando algunos avistamientos e incluso llevando a cabo algunas investigaciones de bajo nivel[43]. En aquel día el grupo de inteligencia del Ejército del Aire de la Fuerza bajo el Air Materiel Command en Dayton, Ohio, sintió la necesidad de hacer una declaración a la prensa, pero sólo pudo decir que no había recogido ninguna “información de buena reputación”[44]. Entonces, por alguna razón, el general CurtisELeMayCurtis E. LeMay hizo una declaración. LeMay era el famoso líder de la campaña de bombardeo estratégico de Japón, pero por entonces dirigía la investigación y el desarrollo de todas las nuevas tecnologías en el Pentágono para el Ejército. No dio una visión real del pensamiento militar sobre el fenómeno, simplemente destacó que los informes no eran nada de qué preocuparse[45].

En St. Louis, Missouri, hubo avistamientos a las 20:00 CCT[46]. Un Ingeniero de aviación vio un objeto oval hacia el Sur desde la parte  central de Wyoming[47].

En Rochester, Nueva York, a las 20:30 EST el señor Kenneth Ohley y su esposa observaron desde su patio un disco blanco “volando” hacia el Este[48]. Un hombre en Glen Falls tuvo una observación similar, pero notó luces como fuego de color rojo y azul en el objeto que había visto[49].

En Washington D. C. a las 20:40 EST, el ex cadete del Ejército Hazen Kennedy vislumbró un objeto volador “color naranja” a 1,000 o 1,500 pies moviéndose a más de 1,000 millas por hora[50].

Mogul4 Por la noche un disco apareció en Beverly, Massachusetts. En ese mismo estado, dos discos muy similares se observaron en Wenham[51]. En Valley Stream, Nueva York, esa misma noche John Heathcote, de catorce años de edad, vio tres objetos voladores “en forma de placa” en una formación en V hacia el Oeste[52].

A treinta millas de distancia de Industrial City el señor George Painter y su esposa dijeron haber visto a través de prismáticos un objeto extraño viajando rápidamente hacia el Este a gran altura. Se veía como una luz brillante desde tierra, pero con la ayuda de sus binoculares el señor Painter pudo ver un disco rodeado de “una nube oscura como una sombra”.

A las 20:55 CCT el sargento Ira L. Livingston de Birmingham, Alabama, informó que él y su compañero, Herman M. Sockwell, y otros notaron un objeto redondo en el cielo del Oeste dirigiéndose hacia el Sur en una trayectoria de vuelo en arco. Después de su paso, observaron seis más, uno a la vez, atravesando el mismo curso. Livingston, que tenía 250 horas como piloto artillero y aéreo, estimó que los objetos se desplazaban desde 500 hasta 600 millas por hora a unos 2,000 pies con un tenue resplandor.

Cientos de otros residentes en Birmingham observaron discos, mientras la estación de radio local registró hasta 400 llamadas sobre las extrañas luces de las 20:00 a las 21:00[53]. Uno de los testigos de Birmingham, Marvin Pharo, dijo que los objetos incrementaron su número y parecían “ir a la montaña” en el Sur. J. H. Chatham, un inspector de minas del Estado, junto con sus vecinos, describió haber visto discos voladores fluorescentes “en forma de huevo, bastante bajo frente a la montaña” fuera de Birmingham.

Otros residentes de la ciudad como el señor J. R. Martin y su esposa los describieron “como un platillo”. Miss Connie Murdock del 512 South 10 Court Street observó nueve objetos que sólo pudo calificar “como pegotes de luz que se movían alrededor en el cielo”[54]. Robert Crossland del Birmingham Age-Herald captó dos fotografías de los objetos extraños. Inteligencia del Ejército realizó un análisis de las fotos y concordó con los fotógrafos profesionales de Birmingham que representaba “una imagen real de los discos misteriosos”[55].

Mogul1 Todavía a las 21:30 llegó por lo menos un informe más de Missouri a 50 millas al Sur de St. Joseph. Presentado a los periódicos por S. D. Wilson de Independence, quien dijo ver una “fila de platillos” volando en fila india en dirección Norte a lo largo del lago Gardner. Viajaban a gran velocidad en línea recta. Cada uno parecía tener una luz brillante en su parte inferior[56].

Los medios de comunicación nacionales, a través de los periódicos y la radio, también dieron el 6 algunas posibles explicaciones para los fenómenos. Muchas teorías hablaban de un posible vínculo con los ensayos nucleares e incluso se sugirió que los avistamientos podían representar manifestaciones físicas de señales de Marte. La mayoría de los científicos, sin embargo, optaron por ignorar el tema y los que hicieron comentarios, sugirieron una conexión con pruebas militares.

Sobre este punto dos de los astrónomos más importantes del país fueron citados por la prensa. El Dr. Gerard Kuiper, director del Observatorio Yerkes de la Universidad de Chicago, en Williams Bay, Wisconsin, y el Dr. Oliver Lee, jefe del Observatorio Dearborn de la Universidad Northwestern en Evanston, declararon que los discos curiosos eran “artificiales” y, probablemente, “radio- controlados”. Lee dijo que “el Ejército, la Armada y la Fuerza Aérea están trabajando en todo tipo de cosas en secreto”[57]. Irónicamente, muchos en las fuerzas armadas en esa fecha se estaban empezando a preguntar si alguna otra rama del servicio tenía un vehículo de pruebas experimentales sometido a pruebas secretas. Muchos años después conoceríamos el Proyecto Mogul que daría pie al mito más famoso dentro de la historia de los platos voladores: Roswell. ¿Estaban las autoridades militares probando detectores Rawin para evitar ser sorprendidos por un ataque soviético durante ese largo fin de semana de fiestas nacionales?[58]

REFERENCIAS

Aldrich L. Jan, Project 1947: A Preliminary Report on the 1947 UFO Sighting Wave, UFO Research Coalition, 1997.

Anónimo, Big Little Stories Picked Up In a Day’s News Run, Independence Examiner, Missouri, 9 July 1947, Pag. 3.

Anónimo, Emporia Women See Flying Saucer Floating Slowly Over Flint Hills, Gazette, Emporia, Kansas, 7 July 1947, Pag. 1.

Anónimo, Flying Disc Is Seen Near Here, St. Joseph Gazette, Missouri, 7 July 1947, Pag. 1.

Anónimo, Flying Saucers Seen by Three Groups, St. Joseph News-Press, Missouri, 7 July 1947, Pag. 1.

Anónimo, More St. Louisans See Discs In Air, Like Flying Piepans, St. Louis Star-Times, Missouri, 7 July 1947.

Anónimo, Six Tucsonians Say They’ve Seen Flying Saucers, The Yuma Sun & Arizona Sentinel, 9 July 1947, Pag. 1.

Anónimo, Sky Disc Hunted By Coast Planes, The New York Times, New York, 7 July 1947, Pags. 1, 3.

Berliner Don, The U.S. Air Force’s Project Blue Book UFO investigation, Fund for UFO Research, 1996. 9 s.

Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967.

Bougard Michel, Des Soucoupes Volantes aux OVNI, SOBEPS, J. P. Delarge, 1976. 287 s.

Fenwick W. Robert, Fast Buckley Plane Waiting to Chase Disk With Camera, The Denver Post, Denver, Colorado, 7 July 1947.

Hall David Michael & Connors A. Wendy, Alfred Loedding & The Great Flying Saucer Wave of 1947, Rose Press, Albuquerque, New Mexico, 1998. 192 s.

Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. 398 s.

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/el-da-despus-de-roswell/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-3/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-4/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-5/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-6-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-7/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-8/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-9/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-10/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-11/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-12/

http://ufo-logic.xooit.com/t129-ARCHIVES-DE-PRESSE.htm

http://users.skynet.be/sky84985/chron9.html

http://www.beyondweird.com/ufos/Project_Blue_Book_California_Sightings.html

http://www.hbccufo.org/modules.php?name=News&file=categories&op=newindex&catid=15

http://www.nicap.org/1947.htm

http://www.nicap.org/470704e.htm

http://www.project1947.com/acufoe.htm

http://www.ufoinfo.com/humanoid/humanoid1947.shtml

Hynek Josef Allen, The Hynek UFO Report, Dell Publishing Company, New York, 1977. 304 s.

McDonald E. James, UFOs – An International Scientific Problem, presentado el 12 de marzo de 1968, en el Canadian Aeronautics and Space Institute Astronautics Symposium, Montreal, Canadá. 40 s.

Michel Aimé, Lueurs sur les Soucoupes Volantes, Maison Mame, No. 4 de la serie Découvertes, 1954. 286 s.

Ruppelt J. Edward, The Report on Unidentified Flying Objects, Doubleday & Company, Inc., New York, 1956. 278 s.

www.cufos.org/BB_Unknowns_1_7.pdf


[1] Hall David Michael & Connors A. Wendy, Alfred Loedding & The Great Flying Saucer Wave of 1947, Rose Press, Albuquerque, New Mexico, 1998. 192 s.

[2] http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-3/

[3] Tribune, Pocatello, Idaho, 7 July 1947.

[4] Esta descripción nos recuerda los blancos de radar sostenidos por globos.

[5] Miami Herald, Miami, Florida, 7 July 1947, Pag. IB.

[6] Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967.Pag. Ill-17.

[7] Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. Index.

[8] American Press, Lake Charles, Louisiana, 7 July 1947.

[9] Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. Pag. II-5.

[10] Ibid.

[11] News-Press, St. Joseph, Missouri, 7 July 1947; Daily News, Boulder City, Nevada, 7 July 1947, Pag. 1; y The Oregonian, Portland, 7 July 1947.

[12] Entrevista con Donald Loedding, 22 de agosto de 1998.

[13] Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. Pag. II-7.

[14] http://www.hbccufo.org/modules.php?name=News&file=categories&op=newindex&catid=15

[15] http://www.collectionscanada.gc.ca/base-de-donnees/ovni/001057-119.01-f.php?&isn_id_nbr=13046&page_id_nbr=5057&record_id=13046-5057-10873&interval=20&&PHPSESSID=vqr8qm1gn068kurt4u9nr7avt1

[16] Aldrich L. Jan, Project 1947: A Preliminary Report on the 1947 UFO Sighting Wave, UFO Research Coalition, 1997. Pag. 83.

[17] www.cufos.org/BB_Unknowns_1_7.pdf y http://users.skynet.be/sky84985/chron9.html

[18] Investigación conducida por Jan L. Aldrich.

[19] El reporte es sospechoso y se dio muchos años después http://www.ufoinfo.com/humanoid/humanoid1947.shtml

[20] Daily Enterprise, Bartlesville, Oklahoma, 7 July 1947, Pag. 1.

[21] The Denver Post, Denver, Colorado, 7 July 1947; Rocky Mountain News, Denver, Colorado, 7 July 1947; y Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. Pag. 111-17.

[22] Tribune-Herald, Casper, Wyoming, 7 July 1947.

[23] Bee, Sacramento, California, 7 July 1947.

[24] Examiner, Los Angeles, California, 7 July 1947; Chronicle, San Francisco, 7, 8 July 1947; Tribune, Salt Lake City, Utah, 6, 7 July 1947; y News, San Francisco, 7 July 1947.

[25] Project Blue Book Files, Rollo No. 1, Casos 39 y 36, listados como Incidentes 89 y 47 en los documentos de 1947. Berliner Don, The U.S. Air Force’s Project Blue Book UFO investigation, Fund for UFO Research, 1996. 9 s. http://www.nicap.org/1947.htm, www.cufos.org/BB_Unknowns_1_7.pdf, y http://www.beyondweird.com/ufos/Project_Blue_Book_California_Sightings.html.

[26] Herald, Bradenton, Florida, 8 July 1947; y Sun, Clearwater, Florida, 7 July 1947, Pag. 1.

[27] American Press, Lake Charles, Louisiana, 10 July 1947.

[28] Anónimo, Six Tucsonians Say They’ve Seen Flying Saucers, The Yuma Sun & Arizona Sentinel, 9 July 1947, Pag. 1.

[29] Este es el origen del concepto de las naves madre y los discos exploradores.

[30] Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. Pag. I-11. Bougard Michel, Des Soucoupes Volantes aux OVNI, SOBEPS, J. P. Delarge, 1976. 287 s. Pag. 39.

[31] Star-Ledger, Newark, New Jersey, 7 July 1947; Evening News, Newark, New Jersey, 7 July 1947; Evening News, Trenton, New Jersey, 7 July 1947; The New York Times, New York, July 1947; New York Sun, New York, 7 July 1947; New York World-Telegram, New York, 7 July 1947.

[32] Anónimo, Emporia Women See Flying Saucer Floating Slowly Over Flint Hills, Gazette, Emporia, Kansas, 7 July 1947, Pag. 1.

[33] Enquirer, Cincinnati, Ohio, 7 July 1947.

[34] Anónimo, Flying Disc Is Seen Near Here, St. Joseph Gazette, Missouri, 7 July 1947, Pag. 1; y Anónimo, Flying Saucers Seen by Three Groups, St. Joseph News-Press, Missouri, 7 July 1947, Pag. 1.

[35] Times, Kansas City, Missouri, 7 July 1947.

[36] Globe-Democrat, St. Louis, Missouri, 7 July 1947; Post-Dispatch, St. Louis, Missouri, 7 July 1947;
y Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967.Pags. III-8-9.

[37] Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967.Pags. III-8-9.

[38] Ibid.

[39] Ibid

[40] Ibid.

[41] Anónimo, Sky Disc Hunted By Coast Planes, The New York Times, New York, 7 July 1947, Pags. 1, 3.

[42] Fenwick W. Robert, Fast Buckley Plane Waiting to Chase Disk With Camera, The Denver Post, Denver, Colorado, 7 July 1947.

[43] Associated Press news service, 6 July 1947.

[44] Chicago Tribune, Illinois, 7 July 1947, Pag. 8.

[45] Ibid.

[46] Anónimo, More St. Louisans See Discs In Air, Like Flying Piepans, St. Louis Star-Times, Missouri, 7 July 1947.

[47] http://www.nicap.org/waves/1947fullrep.htm

[48] Democrat-Chronicle, Rochester, New York, 7 July 1947; Knickerbocker News, Albany, New York, 7 July 1947; y New York World-Telegram, New York, 7 July 1947.

[49] The New York Times, New York, 7 July 1947, Pags. 1, 5.

[50] Post, Washington, D. C., 7 July 1947; Sun, Baltimore, Ohio, 7 July 1947; Chicago Tribune, Illinois, 7 July 1947; y Constitution, Atlanta, Georgia, 7 July 1947.

[51] Salem Evening News, Massachusetts, 7 July 1947, Pag. 1.

[52] New York World-Telegram, New York, 7 July 1947; y Daily Star, Windsor, Ontario, 7 July 1947.

[53] The Oregonian, Portland, 7 July 1947.

[54] News & Age-Herald, Birmingham, Alabama, 7 July 1947; Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. Pag. III-4.

[55] Project Blue Book Files, Rollo No. 1, Caso 40, listado como Incidente 56 en los documentos de 1947.

[56] Anónimo, Big Little Stories Picked Up In a Day’s News Run, Independence Examiner, Missouri, 9 July 1947, Pag. 3.

[57] Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. Pag. MO.

[58] No sería una hipótesis descabellada ya que un ataque sorpresa justo el día de la independencia (o en días subsecuentes), cuando se baja la guardia, tendría grandes probabilidades de ser exitoso.

12 Comments

Page 1 of 1

Post Comment