El misterio de las centellas (441)

El misterio de las centellas (441)

Lo que me pasó tuvo lugar hace aproximadamente un año, y no tengo una explicación para ello. Vi una bola brillante flotando en los arbustos de mi casa. Pulsaba, y tenía un brillo verde. Yo la descartaría como una luciérnaga, debido a su tamaño. Era casi tan grande como una pelota de baloncesto. Yo no sabía qué diablos era. Pensé que quizás era alguien entre los arbustos, con algún tipo de lámpara. Corrí adentro y cogí un bate de béisbol, pero cuando volvì a salir, se había ido. Supongo que fue una centella, pero realmente no puedo estar seguro.

Frank Kafka

Bumblebee, AZ USA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *