El día después de Roswell (28)

EL DÍA DESPUÉS DE ROSWELL (28)

Laurore10jul1947 El 10 de julio el periódico de Paris, L’Aurore[1], informaba de la identificación de los restos encontrados en Roswell como los de un globo meteorológico (aunque sin decir que las fotografías publicadas mostraban un reflector de radar). Lo curioso es que menciona la idea de que hubiera sido un rumor propagado por el Ejército de los Estados Unidos para ya no investigar más y con ello resolver el misterio. Esta es quizá la primera vez que se plantea esa hipótesis.

Los “platillos voladores” mantienen su misterio

El misterio de los “platillos voladores” sigue sin resolverse.

El “Platillo” descubierto en una granja en Roswell sería un instrumento meteorológico, es decir, la parte metálica de un globo meteorológico.

A menos de que este nuevo rumor haya sido deliberadamente propagado por el ejército de EU para no buscar más (ilegible) para resolver el misterio.

Sin embargo, cientos de testigos de la base de “Pearl Harbour”, en el Pacífico, informaron ayer con sorpresa del vuelo masivo de “platillos”. Dijeron las autoridades.

Por su parte, ese mismo día l’Est Républicain[2], de Alsacia, Francia, informaba que el Almirantazgo había negado que su avión V-173 fuera el responsable de los avistamientos de platos voladores. Si los militares querían ocultar la verdad o deshacerse del tema de los platillos volantes, ésta era una oportunidad inmejorable. El V-173 era justo un avión sin alas que tenía una forma de disco volador. ¿Por qué no la aprovecharon? ¿Por qué habrían de usar los restos de un globo que en nada se parecía a los platillos voladores? Si en verdad existen los platos voladores y los militares americano conocen la verdad y la están ocultando a la humanidad, lo anterior es uno de sus más grandes misterios.

¿Es esto el “plato volador”?

v-173-01 El Almirantazgo en Washington dice que el V-173 (arriba), un avión sin alas, llamado “The Flying Pancake” es el único dispositivo que responde a la descripción de los “platillos voladores” que fueron vistos en el Oeste de Estados Unidos. El Almirantazgo agregó que el único avión de este tipo nunca ha salido de Bridgeport, Connecticut. ¡El misterio sigue en pie!

Había un fallo en la “teoría” de la conspiración para ocultar la supuesta verdad extraterrestre del asunto Roswell. Recordemos que por esas fechas muy pocos eran los que señalaban fuera de la Tierra para buscar la explicación al fenómeno de los platillos voladores. Ni siquiera los militares apuntaban en esta dirección, porque también ellos estaban en las mismas condiciones que el resto de la población: desconocían el origen.

En medio de esa ignorancia, no era de extrañar que el primer ministro soviético, Andrei Gromyko, se burlara de esa psicosis americana por los platívolos. Gromyko declaró a The New York Times que los discos volantes podrían ser soviéticos o un efecto del whisky británico exportado a los Estados Unidos[3]:

¿Platillos? Tal vez un poderoso disco lanzado por los rusos, sugiere Gromyko. O de lo contrario, observa el Jefe soviético, los británicos están exportando demasiado whisky a los EU. – “Propaganda de guerra”, dice Orville Wright.

nyt10jul1947 El “nerviosismo de los discos” ayer estaba dando vueltas de forma errática en alguna parte entre Marte y lo que un psicólogo erudito denomina “la proyección de un engaño”.

En un área astronómica bordeada por la parte alta de los cielos y el absurdo, estos fueron algunos de los lugares en donde se escucharon: las Naciones Unidas en Lake Success, un pueblo llamado Zabool en Irán, y otro llamado Shosef, Dayton, Ohio, Boise, Idaho, Ámsterdam, y Nueva York, aunque un poco avergonzado,…

(Se ha perdido esta parte del artículo)

…1940 publicó un informe detallado examinando el pánico que siguió a la transmisión de “Invasion from Mars” de Orson Welles, y es un experto en cuestiones como la dimensión personalista, ego-participación y causas motivacionales.

El profesor Crespi dijo: “La verdadera cuestión es si (una ‘visión’ de un platillo volador) es una ilusión con alguna referencia objetiva o si las personas que han “visto” los discos son engañosas en su origen y están expresando un engaño o simplemente proyectan una ilusión (…)

ESCORIA Y METEORITOS

En medio de la oleada al parecer fueron hallados fragmentos de meteoritos el día 9 de julio. Aunque resulta sospechoso, o por lo menos curioso, ya que justo el 9 The Erie Dispatch[4], de Pennsylvania, había informado a sus lectores sobre la historia de Donald Bunce, de Titusville, quien había encontrado alguno fragmentos de “platos voladores” el 21 de junio[5]. Los fragmentos fueron analizados por el profesor de Geología H. R. Mitchell, quien declaró que se trataba de escoria.

La historia del Erie Dispatch decía:

“Platillo volador” de la zona se cree que es un meteorito

La pequeña pieza de material metálico encontrado por Donald Bunce, de Troy Center, RD 1, e identificada como parte de las historias de “platillos voladores” que circulan a través de la nación, ha sido descrita por un profesor de la Universidad de Gannon como “de origen meteórico”.

Una pequeña prueba científica realizada por el profesor Francis J. Herrmann, químico de la Universidad de Gannon mostró que el objeto contiene “níquel y hierro, signos claros de su origen meteórico”, dijo el Profesor Herrmann.

El objeto fue encontrado por el señor Brunce[6], poco después de medianoche del 21 de junio. Él dijo que había notado un brillo blanco en el cielo y al investigarlo, después de que chocó con el suelo, encontró el objeto meteórico.

Al describir las propiedades del objeto, el señor Brunce, en una declaración escrita al Erie Dispatch, dijo, “al día siguiente lo llevé a la tienda y se lo mostré a los amigos… Intentamos clasificarlo y parecía como el acero. También tratamos de romperlo en piezas pequeñas. Se rompe como el hierro fundido.

Al día siguiente el mismo The Erie Dispatch[7] informaba de nuevos hallazgos, esta vez en East Springfield y en Machester Beach. Se habló de “meteoritos”, pero era demasiada la coincidencia para que justo el día después de aparecer un reportaje sobre “restos de platos voladores”, hubieran caído “meteoritos” y sus fragmentos se hubieran encontrado.

Se ha informado de más “Meteoritos” en zonas cercanas

Albert Edward Jones, un RFD, East Springfield, dijo anoche que un objeto similar al descrito en The Erie Dispatch cayó a 25 pies de distancia de su casa temprano en la mañana de ayer.

El señor Jones dijo que él y su esposa estaban durmiendo a las 2 a.m. cuando escucharon un ruido terrible que tomaron por un trueno.

Su esposa, Ellen, ayer por la mañana encontró el objeto medio enterrado en la tierra. La señora Jones describió el objeto como similar al de la foto de ayer en el Erie Dispatch, pero dijo que era un poco más grande.

John L. Brice, del 2925 de Liberty Street, también reportó el hallazgo de un objeto similar el jueves por la noche en Manchester Beach.

El señor Brice estaba caminando con sus dos hijos cuando encontró el objeto.

Dijo que tenía nueve pulgadas de largo, cinco y media pulgadas de ancho y tres pulgadas de grueso.

El oficial de policía Hugh Wolcott, de Warren, informó que también avistó lo que él cree era uno de los misteriosos “discos voladores” en el horizonte del Sur. El hombre de la noche en el Hotel Carver, Warren, y uno de los huéspedes del hotel, así como un pasajero y el conductor de un taxi local también observaron el objeto en el cielo.

EL CASO DE LINCOLN LA PAZ

life752 Para rizar más el rizo justo ese día el experto en meteoros y meteoritos, el astrónomo Dr. Lincoln La Paz, tuvo un avistamiento, no de un meteoro sino de un objeto elíptico blanco. El avistamiento fue durante el día, a las 16:47, y fue publicado en la revista LIFE[8]:

Incidente 2 El 10 de julio de 1947 a 16:47, uno de los mejores astrónomos de los Estados Unidos estaba conduciendo de Clovis a Clines Corners, Nuevo México. Su esposa y sus dos hijas adolescentes también estaban en el coche. (Por motivos profesionales ha pedido a LIFE que mantenga su identidad[9]). Era un día soleado, pero en toda la mitad occidental del cielo había un “mar de nubes confuso”. De repente, cuando el coche se dirigía hacia esas nubes, “todos nosotros casi al mismo tiempo nos dimos cuenta de un curioso objeto brillante casi inmóvil”, entre las nubes. Al instante, por un viejo hábito en el tratamiento de los fenómenos celestes, comenzó a hacer cálculos con el material que tenía a mano. Tomó un lápiz con el brazo extendido, midió el tamaño del objeto contra el parabrisas del coche, midió la distancia entre sus ojos y el parabrisas, etc. Su esposa y sus dos hijas hicieron lo mismo, cada una hicieron cálculos independientes. El objeto, dice el científico, “mostró un perfil regular fuerte y firme, es decir, uno de un carácter suave elíptico mucho más duro y más cortante que los bordes de las nubecillas… El tono del objeto luminoso era un poco menos blanco que la luz de Júpiter en un cielo oscuro, no era de color aluminio o plateado… El objeto claramente exhibía una especie de movimiento oscilatorio… Este movimiento de bamboleo sirvió para resaltar el objeto como una superficie rígida, o como un cuerpo sólido”. Después de 30 segundos a la vista, el elipsoide se movió lentamente detrás de una nube (273 grados de azimut, 1 grado de elevación) “y pensamos que lo habíamos perdido”. Sin embargo, unos cinco segundos más tarde volvió a aparecer (275 grados de azimut, 2 grados de elevación). “Este remarcable ascenso muy repentino me convenció de que se trataba de un dispositivo aéreo completamente nuevo”. Después de reaparecer, el objeto se movió lentamente de Sur a Norte a través de las nubes. “Cuando se veía proyectado en contra de estas nubes oscuras, el objeto dio la fuerte impresión de auto-luminosidad”. Cerca de dos minutos y medio después de que lo vieron por primera vez, la cosa desapareció finalmente detrás de un banco de nubes.

lapaz “EVALUACIÓN

“El astrónomo avala la exactitud aproximada de sus observaciones y cálculos. Él determinó que el objeto no estaba a menos de 20 ni a más de 30 millas de su punto de observación, que era elipsoidal y rígido, que tenía 160 pies de largo y 65 pies de espesor, si se vio a la distancia mínima, o 245 pies de largo y 100 pies de espesor, si se vio a la distancia máxima, y que su velocidad horizontal oscilaba entre 120 y 180 mph y su elevación vertical estaba entre 600 y 900 mph. También observó que el objeto se movía con un bamboleo, no tenía sonido, y no dejó estela de vapor. Su esposa e hijas apoyaron sus observaciones y sus cálculos estaban de acuerdo con los suyos propios, aunque un poco menos conservadores. La apariencia del objeto y el comportamiento no corresponden a un fenómeno óptico o celestial conocido. Ningún avión proyectado, cohete o misil guiado puede hacer una ascensión vertical rápida sin dejar un rastro de vapor o de escape.

Lincoln La Paz fue un matemático, cazador de meteoritos, astrónomo, pionero en el campo de los meteoritos. En un momento en que los meteoritos eran considerados simplemente como curiosidades, tuvo la visión para reconocer su importancia científica. Él estableció varios programas de investigación de meteoritos en la Universidad de Nuevo México y describió numerosos nuevos meteoritos, muchos de los cuales se habían recuperado. También, casi sin ayuda, estableció una colección de meteoritos en la UNM.

Los detalles del avistamiento de 2-1/2 minutos son científicamente precisos, con elevaciones angulares, acimuts, tamaños angulares, duración, distancias, etc., y respaldados por otros testigos a los que La Paz pidió que hicieran sus anotaciones independientemente de él, antes de comparar notas.

MeteoroVerdeDibujoDeLaPaz Se trata de un avistamiento muy impresionante porque La Paz era un experto en la observación visual. La Paz había tenido años de experiencia al entrevistar a los testigos de avistamientos de meteoritos con el fin de determinar sus órbitas y de encontrar y recuperar meteoritos caídos con éxito en base a sus entrevistas con los testigos, lo que demuestra la exactitud de los detalles que obtenía con sus métodos. Se pasaba horas y días con los testigos para precisar el acimut, la elevación y, especialmente, la duración del avistamiento (sin este factor crucial no se puede determinar la velocidad y por lo tanto, la órbita solar)[10].

OTROS AVISTAMIENTOS DEL 10 DE JULIO

A lo largo del día se obtuvieron una serie de avistamientos, que si bien no alcanzaban las altas cotas del día 9, por lo menos mantenían la oleada y cierto interés por parte de la prensa.

George Dey y Roy Wilson informaron haber visto platillos voladores al Oeste de Buhl, Idaho, por encima de la granja de Joel Hart. Dijeron que vieron la primera luz a las 13:20 y luego objetos volando en formación, que posteriormente se dispersaron[11].

A las 15:23 h varios testigos en St. Jean vieron platillos voladores redondos y brillantes.

harmon1 En Harmon Field, Terranova, Canadá (48.54 ° N, 58.56 ° W), entre las 15:00 y las 17:00, hora local, tres miembros de la tripulación de un avión de Pan American Airways, A. R. Leidy, J. N. Mehrman, y J. E. Woodruff, que se encontraban en tierra, observaron por un corto tiempo un disco translúcido o en forma de rueda de camión plateada, del tamaño de un transporte C-54, que volaba muy rápido a 10,000 pies de altura, y dejaba una estela azul oscuro. Luego subió y se abrió camino a través de las nubes. Se tomó una foto de una especie de estela de humo[12]. El Libro Azul lo explicó como un meteoro.

A las 16:30 horas George Vance observó en Logan Virginia Occidental, “un objeto redondo y con la parte posterior en forma de tortuga”, que brillaba intensamente y volaba en línea recta[13].

harmon2 En ese día claro dos discos plateados parecidos a platillos con una cúpula en la parte superior pasaron lentamente sobre la ciudad de Cheyenne, Wyoming[14].

Smith Tarrant, un coronel de la Fuerza Aérea, vio desde la puerta de una tienda, en Temple, Texas, dos discos volando a unos 1,500 pies, en línea recta a velocidades de 200 a 250 mph. Salieron de su punto de vista hacia el Sur después de observarlos tres minutos, no percibió ningún sonido, o emisión de una estela o que tuvieran un medio de propulsión convencional[15].

Alrededor de sesenta personas se encontraban en la finca de John Cox, en Missouri, cuando vieron dos conjuntos de discos que volaban en grupos de dos o tres, de Norte a Sur. Algunos volaban de forma aislada, pero la mayoría estaban en formación. El mismo tipo de observación fue hecha por el señor y la señora Dykes y el señor y la señora Van Buren y sus familias mientras circulaban por la carretera 65. La vista de este fenómeno llevó a estas personas a estacionarse en la parte inferior de la carretera, donde se les unieron otros automovilistas[16].

ReportesLibroAzul A las 19:00 horas Ray Carpenter y su esposa, de Brockton, Montana, vieron un objeto iluminado en un banco de nubes oscuras. Ex director del aeródromo de Wolf Point, Carpenter estimó que el tamaño del objeto era similar al de un avión privado, aunque volaba muy rápido[17].

A las 20:00 un piloto de Lee Geophysical Company, de Tulsa, Oklahoma, vio un ingenio luminoso girando hacia el sur. Un testigo independiente J. C. Penman, vio por contra “una lámpara fluorescente redonda” ir hacia el noreste[18].

El 10 de Julio el Daily Tribune[19], de Lewiston, Idaho, publicó la siguiente historia, que también fue reproducida por el Sunset News[20], de Bluefield, West Virginia.

Disparos no pueden hacer que aterricen los discos voladores

roswell3 Johnny Johnson, empleado de la empresa E. L. Mansure en Virginia hizo un vano intento de hacer aterrizar a los “discos voladores”, con su escopeta, la noche del miércoles cuando fueron vistos por su esposa en el camino a Brush Fork.

Johnson explicó que su esposa y unos amigos se encontraban en su camino a casa, de la iglesia, alrededor del 10 p. m. cuando los objetos fueron vistos por primera vez. En ese momento él estaba dormido, pero cuando su esposa lo despertó, cogió su escopeta y disparó hacia el cielo en varias ocasiones.

Sin embargo, lo único que cayó fue la esperanza de Johnson de capturar una de las curiosidades conocidas a nivel nacional.

Él dice que los discos eran objetos con forma de platillo y que parecían estar a una corta distancia de la tierra.

Volaron alrededor por unos treinta minutos, dijo Johnson, y tras varios intentos, se dio por vencido y volvió a su cama a soñar con cosas como los elefantes de color rosa y los discos voladores.

Finalmente en ese día 10 de julio ocurriría otro de los casos más importantes de disco estrellados. Esta sabrosa historia la contaremos en la siguiente entrega.

REFERENCIAS

Adamski George & Leslie Desmond, Aterrizaje de platillos voladores, Editorial Indo-Hispana, México, 1955. 262 s.

Aldrich Jan, Project 1947 Report on “Crashed Discs”, UFO Research Cincinnati, artículo en internet, http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

Aldrich L. Jan, Project 1947: A Preliminary Report on the 1947 UFO Sighting Wave, UFO Research Coalition, 1997.

Anónimo, Area ‘Flying Saucer’ Believed Meteorite, The Erie Dispatch, Pennsylvania, Thursday, July 9, 1947.

Anónimo, Est-Ce La “Soucoupe Volante”?, l’Est Républicain, Alsace, France, 10 juillet 1947. Artículo en internet, http://wiki.razing.net/ufologie.net/press/estrepublicain10jul1947f.htm

Anónimo, Learns Shots Can’t Ground Flying Discs, Daily Tribune, Lewiston, Idaho, July 10, 1947.

Anónimo, Learns Shots Can’t Ground Flying Discs, Sunset News, Bluefield, West Virginia, July 12, 1947.

Anónimo, Les “soucoupes volantes” gardent leur mystère, L’Aurore, Paris, France, le 10 juillet 1947.

Anónimo, More “Meteorites” Reported Found In Nearby Areas, The Erie Dispatch, Pennsylvania, Thursday, July 10, 1947.

Anónimo, Saucers? Maybe a Mighty Russian Throwing a Discus, Gromyko Hints. Or else, the Soviet Chief Observes, British Are Exporting Too Much Whiskey to the U.S. – “War Propaganda”, Says Orville Wright, The New York Times, New York, July 10, 1947.

Arnold Kenneth, Coming of the Saucers. A documentary report on sky objects that have mystified the world, edición del autor, Amherst, 1952. 192 s.

Berliner Don, The U.S. Air Force’s Project Blue Book UFO investigation, Fund for UFO Research, 1996. 9 s.

Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. 190 s.

Bougard Michel, Des Soucoupes Volantes aux OVNI, SOBEPS, J. P. Delarge, 1976. 287 s.

Darrach H. B. Jr. & Ginna Robert, Have We Visitors From Space?, LIFE Magazine, April 7, 1952. Artículo en internet, http://www.project1947.com/shg/csi/life52.html

Davis Isabel & Bloecher Ted, Close Encounter at Kelly and Others of 1955, CUFOS, Evanston Illinois, 1978. 196 s.

Durrant Henry, Les dossiers des ovnis, Volumen 50 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1973. 309 s.

Eberhart M. George, A Geo-Bibliography of Anomalies primary access to observations of UFOs, ghosts, and other mysterious phenomena, Greenwood Press, Westport, 1980. 1114 s.

Flammonde Paris, UFO Exist!, G. P. Putnam, 1976. 406 s.

Fuller, Curtis, The Flying Saucers – Fact or Fiction?, Flying Magazine, July 1950.

Gross E. Loren, Charles Fort, the Fortean Society, and Unidentified Flying Objects. A survey of the unidentified flying object mystery from August 1895 to August 1947, edición del autor, 1976. 113 s.

Gross E. Loren, UFOs: A History. Volume 1, July 1947-December 1948, Arcturus Book Service, Scotia, New York, 1982. 160 s.

Hall David Michael & Connors A. Wendy, Alfred Loedding & The Great Flying Saucer Wave of 1947, Rose Press, Albuquerque, New Mexico, 1998. 192 s.

Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. 398 s.

Hall H. Richard, The UFO Evidence, NICAP, Washington, 1964. 184 s.

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/el-da-despus-de-roswell/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-3/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-4/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-5/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-6-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-7/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-8/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-9/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-10/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-11/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-12/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-13/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-14/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-15/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-16/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-17/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-18/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-19/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-20/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-21/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-22/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-23/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-24/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-25/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-26/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-27/

http://ufo-logic.xooit.com/t129-ARCHIVES-DE-PRESSE.htm

http://users.skynet.be/sky84985/chron9.html

http://www.angelfire.com/indie/anna_jones1/lapaz.html

http://www.nicap.org/1947.htm

http://www.nicap.org/470704e.htm

http://www.nicap.org/muroc470707dir.htm

http://www.nicap.org/ufoe/section_7.htm

http://www.nicap.org/waves/1947fullrep.htm

http://www.project1947.com/acufoe.htm

http://www.ufodna.com/chrono/ce3/1947.htm

http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

http://www.ufoinfo.com/humanoid/humanoid1947.shtml

Hynek Josef Allen, The Hynek UFO Report, Dell Publishing Company, New York, 1977. 304 s.

Lorenzen Coral, The Great Flying Saucer Hoax, William Frederick Press, 1962. 257 s.

Maccabee S. Bruce, UFO/FBI Connection: The Secret History of the Government’s Cover-Up, Llewellyn Publications; Woodbury, Minnesota, 2000. 216 s.

Mallan Lloyd, Official Guide to UFOs, Science & Mechanics Publishing Company, New York, 1967. 96 s.

McDonald E. James, UFOs – An International Scientific Problem, presentado el 12 de marzo de 1968, en el Canadian Aeronautics and Space Institute Astronautics Symposium, Montreal, Canadá. 40 s.

Michel Aimé, Lueurs sur les Soucoupes Volantes, Maison Mame, No. 4 de la serie Découvertes, 1954. 286 s.

Nolaane D. Richard, Clark David and Roberts Andy, Phantoms of the Sky. UFOs – A Modern Myth?, Robert Hale, 1990. 204 s.

Randle D. Kevin, A History of UFO Crashes, Avon Books, New York, 1995. 276 s.

Randle D. Kevin, Project Moon Dust, Avon Books, New York, 1999. 328 s.

Randle D. Kevin, The Roswell Encyclopedia, Harper Collins, New York, 2000. 416 s.

Randle D. Kevin, The UFO Casebook, Warner Books, New York, 1989. 256 s.

Ruppelt J. Edward, The Report on Unidentified Flying Objects, Doubleday & Company, Inc., New York, 1956. 278 s.

Shalett Sidney, What You Can Believe About Flying Saucers, Saturday Evening Post, April 30 y May 7, 1949.

Steiger Brad, Proyecto Libro Azul, Edaf, Madrid, 1977. 384 s.

Vallee Jacques, Anatomy of a Phenomenon. Unidentified Objects in Space–A Scientific Appraisal, Henry Regnery Company, New York, 1965. 209 s.

Weinstein Dominique, Aircraft UFO Encounters: military, airliner, private pilot’s UFO sightings from 1916 to 1997, Project ACUFOE, Paris, 1999. 60 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Attack, Ace Books, 1967. 329 s.

Wilkinson G. Frank, The Golden Age of Flying Saucers: Classic UFO Sightings, Saucer Crashes and Extraterrestrial Contact Encounters, New Paradigm Press, 2007. 120 s.

www.cufos.org/BB_Unknowns_1_7.pdf


[1] Anónimo, Les “soucoupes volantes” gardent leur mystère, L’Aurore, Paris, France, le 10 juillet 1947.

[2] Anónimo, Est-Ce La “Soucoupe Volante”?, l’Est Républicain, Alsace, France, 10 juillet 1947. Artículo en internet, http://wiki.razing.net/ufologie.net/press/estrepublicain10jul1947f.htm

[3] Anónimo, Saucers? Maybe a Mighty Russian Throwing a Discus, Gromyko Hints. Or else, the Soviet Chief Observes, British Are Exporting Too Much Whiskey to the U.S. – “War Propaganda”, Says Orville Wright, The New York Times, New York, July 10, 1947.

[4] Anónimo, Area ‘Flying Saucer’ Believed Meteorite, The Erie Dispatch, Pennsylvania, Thursday, July 9, 1947.

[5] Ver: http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-5/

[6] Hay un error en el apellido.

[7] Anónimo, More “Meteorites” Reported Found In Nearby Areas, The Erie Dispatch, Pennsylvania, Thursday, July 10, 1947.

[8] Darrach H. B. Jr. & Ginna Robert, Have We Visitors From Space?, LIFE Magazine, April 7, 1952. Artículo en internet, http://www.project1947.com/shg/csi/life52.html

[9] Más tarde se reveló que era el Dr. Lincoln La Paz el mismo que investigó el incidente 10, de LIFE, de las bolas de fuego verde.

[10] El caso es un clásico que ha sido reproducido en diversos medios:

Adamski George & Leslie Desmond, Aterrizaje de platillos voladores, Editorial Indo-Hispana, México, 1955. Págs. 47-53. (Aquí se reproduce el artículo completo de LIFE, sin citar la fuente, adjudicándoselo a Desmond Leslie.

Bougard Michel, Des Soucoupes Volantes aux OVNI, SOBEPS, J. P. Delarge, 1976. 287 s.

Durrant Henry, Les dossiers des ovnis, Volumen 50 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1973. Pag.16.

Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. 398 s.

http://www.angelfire.com/indie/anna_jones1/lapaz.html

[11] Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. Pág. 64.

[12] www.cufos.org/BB_Unknowns_1_7.pdf

[13] Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. Pág. 64.

[14] Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. Pág. 64.

[15] Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. Pág. 64.

[16] Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. Pág. 64.

[17] Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. Pág. 65.

[18] Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. Pág. 65.

[19] Anónimo, Learns Shots Can’t Ground Flying Discs, Daily Tribune, Lewiston, Idaho, July 10, 1947.

[20] Anónimo, Learns Shots Can’t Ground Flying Discs, Sunset News, Bluefield, West Virginia, July 12, 1947.

Post Comment