Arqueólogos y astronautas

Arqueólogos y astronautas[1]

Roger Sandell

Fort2 Charles Fort hizo la sugerencia de que ciertos misterios de la arqueología podrían explicarse postulando la existencia de visitantes extraterrestres en la prehistoria. Como de costumbre, es difícil decir cuán seriamente Fort mismo tomó esta idea, pero, con el crecimiento de la ufología en la década de 1950, varios escritores como M. K. Jessup y Desmond Leslie desarrollaron ideas similares.

Sin embargo, estos escritores eran aparentemente desconocidos para el Sunday Mirror, que en 1969 publicó una serialización de Chariots of the Gods?, de Erich von Daniken, un libro que proponía teorías similares que, según el Mirror eran “nuevas”, “increíbles” y “revolucionarias”. (La ignorancia del Mirror de los escritores anteriores en el mismo campo no se ha disipado por la resistencia propia de von Daniken a reconocer sus predecesores.) Como resultado de la atención atraída por el libro, fue seguido por una secuela, Return to the Stars y varios trabajos similares de otros autores, como Not of this World de Peter Kolosimo. ¿Qué evidencia tienen por sus creencias estos escritores? ¿Es necesario volver a escribir la historia temprana del hombre con el fin de incluir una visita extraterrestre?

Daniken5La primera pregunta obvia es si esta ETV (“visita extraterrestre”) se llevó a cabo. Aquí no hay respuestas claras. Ningún abogado de la ETV parece capaz de producir pruebas de que en un momento y un lugar único, se llevó a cabo una interferencia de la historia humana. En su lugar, nos dan una mezcla de misterios de Egipto, Roma, Japón, México, etc., que datan de diferentes épocas. Así, aunque la ETV de von Daniken parece haber ocurrido en los tiempos del Antiguo Testamento, él dedica una gran cantidad de espacio para las estatuas de la Isla de Pascua y las ciudades de los mayas, las cuales datan de 1000 dC. A veces esta ignorancia de las fechas puede llegar a niveles bastante grotescos. Así, las advertencias de Arthur Shuttlewood de sus amigos voladores incluyen un mapa que pretende mostrar cómo las figuras “prehistóricas” de los caballos blancos en Wiltshire están de alguna manera relacionada con avistamientos de ovnis. De hecho, sólo dos caballos blancos de Wiltshire tendrían algún derecho a ser prehistórico y el resto están a menos de 300 años de antigüedad[2].

shuttle Peor que esta ignorancia es la credulidad total de los defensores de la ETV. Para ellos una fuente parece tan buena como otra y así sus libros mezclan los hallazgos de los arqueólogos genuinos con los de “las civilizaciones perdidas”. Von Daniken describe este libro como sigue:

“Nadie en el mundo sabe su verdadera edad. Durante miles de años esta doctrina esotérica fue custodiada en las criptas del Tíbet, por rutas desconocidas sus enseñanzas llegaron a Japón, India y China, y las huellas, de sus ideas se encuentran incluso en las tradiciones de América del Sur. Los primeros padres de la Iglesia hicieron todo lo posible para borrar esta doctrina secreta. Sin embargo, todos sus esfuerzos fracasaron y los textos fueron transmitidos oralmente de generación en generación”[3].

De hecho no hay una sola palabra de verdad. El Libro de Dyzan fue compuesto en la década de 1900 por la ocultista Madame Blavatsky, supuestamente a través de la escritura automática. Su contenido ha sido desacreditado como, “basado en escritos científicos contemporáneos y el ocultismo, plagiado sin crédito y utilizado de una manera torpe”[4].

binderEjemplos como éste se podrían multiplicar[5], Otto Binder, otro escritor de ETV, cita a un supuesto “texto babilónico de7,000 años de edad” que describe las etapas de la construcción de un ovni[6]. Si el documento existe, es más notable, aparte de alguna significación ufológica, ya que es 3,000 años más antiguo que los primeros textos escritos conocidos, que proceden de Sumeria, c. 2,000 antes de Cristo, e incluso ¡más antiguo que la fundación de Babilonia, c, 1,800 antes de Cristo!

Este tipo de error claramente sólo podía ser hecho por los que se apresuran a imprimir sin tomarse la molestia de adquirir un conocimiento elemental de los temas que discuten. Pero, por supuesto, no todas sus pruebas se basan en engaños. Estructuras como las pirámides y Stonehenge, que figuran en los libros prominentemente ETV son bastante reales, ¿aportan alguna prueba más convincente?

Una vez más la respuesta es no. El principal reclamo hecho es que estas estructuras sólo podrían haber sido construidas por una tecnología superior. Sin embargo no hay ningún misterio acerca de los métodos utilizados para construir las pirámides. Tallas del antiguo Medio Oriente muestran claramente enormes piedras que son arrastradas por cuadrillas de esclavos[7] y en una pirámide las pandillas han dejado grafittis en los que se jactan de su destreza en el transporte de las piedras[8]. Que este método de construcción era perfectamente factible está demostrado por una cuerda en una cantera egipcia antigua, que tenía 18 pulgadas de diámetro y cuando se probó demostró tener una resistencia a la rotura de 75 toneladas[9].

Como un ejemplo de documentación completa de la forma en que las hazañas de ingeniería son posibles sin una tecnología avanzada está el caso de Domnico Fontana, uno de los ingenieros del Papa durante el siglo 16. En una ocasión, Fontana logró elevar en posición vertical una columna de un centenar de toneladas, como los ingenieros del mundo antiguo lo habían hecho, sólo con el esfuerzo humano y animal[10].

keel Stonehenge ofrece igualmente pocas pruebas para una ETV. Aquí el principal error de los teóricos es que exageran el primitivismo de la cultura británica en el período de la construcción de Stonehenge, en un intento de demostrar que sus constructores debían haber venido de otros lugares. Así, John Keel establece que los británicos de esa época eran “un pequeño grupo de personas que acababa de salir de la Edad de Piedra (que) tenía algunas herramientas primitivas hechas de huesos”[11]. Debe haber tomado estas impresiones de los dibujos animados que muestran los constructores de Stonehenge como figuras de monos arrastrando a sus mujeres por los cabellos, los hechos son muy diferentes.

Alrededor de 1600 aC, cuando se hizo el trabajo importante en Stonehenge, Gran Bretaña era el hogar de una cultura bastante avanzada que producía una variedad de objetos como cerámica y joyería y estaba en contacto con la civilización en desarrollo de Grecia[12].

Otra pieza favorita de la prueba ETV es la teoría de Gerald Hawkins de que Stonehenge es una computadora astronómica[13]. Aunque los teóricos de la ETV por lo general establecen esto como un hecho, esta idea no es más que una teoría, aunque ciertamente no es descabellada. Sin embargo, uno podría pensar que los extraterrestres con grúas, máquinas anti-gravedad o lo que sea que utilizaron para construir Stonehenge podrían haber encontrado una manera más fácil de predecir los ciclos astronómicos que erigir grandes monumentos.

En resumen, los defensores de la ETV no han logrado establecer su caso. Gran parte de ello se basa en un malentendido y mal comunicado. Donde toca en hechos históricos no explica nada.

Para leer más

El campo de las teorías arqueológicas marginales se trata en Lost Tribes and Sunken Continents de Robert Wauchope, y dos libros de L Sprague du Camp, Lost Continents y Citadels of Mystery. Aunque estos libros no mencionan la teoría de la ETV, varias de sus conclusiones siguen siendo válidas. Du Camp también ha escrito The Ancient Engineers que explica lo que se sabe realmente de la tecnología temprana. Un ataque directo a von Daniken, Crash go the Chariots de Clifford Wilson, se ha sido publicado en los EU.

Posdata: Ya que este artículo fue escrito von Daniken publicó un nuevo libro, El Oro de los Dioses, que trata de descubrimientos arqueológicos que dice haber hecho en América del Sur. No he tenido tiempo para examinar estas afirmaciones con suficiente detalle para comentar sobre su autenticidad o importancia arqueológica. Sin embargo, no parece añadir nada al caso de la ETV.

http://magonia.haaan.com/2009/archaeoligists/


[1] Publicado originalmente como Sandell Roger, Archaeologist and Astronauts, Merseyside UFO Bulletin, volume 6, number 1,  July 1973.

[2] White Horses and Other Hill Figures

[3] Return to the Stars – Evidence for the Impossible Von Daniken, Erich.

[4] Lost Continents: Atlantis Theme in History, Science and Literature Sprague, du Camp, L.

[5] Para más ejemplos vea: Creighton, G. ‘But I read it in a book’, Flying Saucer review, 19,1; Davies, P. ‘The Piri Reis Map’. FSR 18.2; Mailbag, FSR, 18.5.

[6] Binder , Otto Flying Saucers Are Watching Us .

[7] Se muestra una en: Myth of the Machine: Techniques and Human Development: 1 .

[8] The Pyramids of Egypt (Penguin archaeology)

[9] Bury, J. Pelican History of Greece.

[10] Hogben, L. Men, Missiles and machine.

[11] Keel, John. Our Haunted Planet

[12] Bibby, C. 4000 Years Ago

[13] Hawkins, Gerald S. Stonehenge Decoded

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.