Encuentros cercanos: La oleada 1977-1979 (Primera parte)

ENCUENTROS CERCANOS: LA OLEADA 1977-1979[1]

Por Héctor Escobar S.

CE1 Hemos descrito ya en este número dos oleadas ocurridas en México, la primera en marzo de 1950[2] y la segunda en los meses de julio, agosto, septiembre y octubre de 1965[3]. Centraremos ahora nuestra atención en la oleada que se produjo en México en los años setenta y que abarca fundamentalmente los años 1977, 1978 y 1979.

En esta época se da un fuerte interés por los ovni en México, se organizan varios congresos con exponentes a nivel nacional[4], como el Congreso OVNI Internacional de Acapulco en 1977 y los Encuentros OVNI 78 y 79 en la ciudad de México y en Monterrey; este interés está acompañado de numerosas conferencias de menor nivel así como de la aparición de numerosas publicaciones dedicadas al tema ovni, la más importante entre éstas la desaparecida Contactos Extraterrestres, que tuvo una vida de 145 números quincenales de fines de 1976 a mediados de 1982. Esta época implica además el estreno de una de las películas más taquilleras de todos los tiempos dedicada explícitamente al tema ovni, nos referimos a Encuentros Cercanos del Tercer Tipo de Steven Spielberg, estrenada en México en la IX Muestra Internacional de Cine el 28 de abril de 1978 y comercialmente el 30 de junio del mismo año en 15 salas de la capital del país siendo exhibida durante 14 semanas. Además de Encuentros Cercanos, el 28 de abril de 78, se estrenó en numerosas salas el documental Contacto Extraterrestre que permaneció en pantalla durante 5 semanas.

EncuentrosCercanosDelTercerTipo La presencia de todos estos factores así como una serie de casos “sensacionales” que se presentaron en México en esas épocas (en su mayoría reductibles a explicaciones racionales) mostraban que en el ambiente flotaba toda una fiebre ovni. Intentaremos analizar en este trabajo las principales características de este fenómeno.

La Casuística

La década de los setenta -decíamos líneas arriba- dio lugar a una serie de reportes bastante sui generis en lo que a la ufología mexicana refiere. Ya así 1973 había sido testigo del caso de un camionero que alegaba que su camión había sido quemado por duendes en Veracruz[5], en 1975 se da el famoso caso de Carlos Antonio de los Santos Montiel[6] y más tarde (1976) el caso de Rafael Pacheco Pérez, el piloto hipnotizado por los ovni[7]. Es en esta medida que empieza a registrarse un cúmulo creciente de reportes que se extiende desde 1975 para alcanzar un pico en 1978 y descender gradualmente hasta 1980 y desde ahí una casi total ausencia de reportes hasta 1991.

1977

Ajusco Probablemente uno de los años más impresionantes en lo que se refiere a casuística en México ha sido el año 1977, en éste ocurren reportes impresionantes: personas quemadas por un ovni en Coahuila, un ovni que congela un área de 4 metros en la carretera México-Cuernavaca; una familia aterrorizada por 2 ovnis en Teotihuacán; y finalmente, el que sin duda ha sido uno de los casos ovni más completo en la historia del mundo y obviamente de México: el Caso Puebla, que durante más de 10 años fue la prueba más concluyente de la realidad del fenómeno ovni. Pero empecemos por el principio.

C.E.[8] No. 12 publica una breve nota de Fernando Téllez en la cual se informa que el día 4 de abril numerosas personas llamaron a la policía informando sobre la presencia de dos extraños objetos en el Sur de la ciudad. El Sr. Mario Hernández quien regresaba de Cuautla, Morelos en compañía de su esposa e hijos, pudo ver dos objetos discoidales de cuya parte inferior surgía una fosforescencia color naranja, la parte superior de los mismos era opaca. Ambos objetos maniobraban conjuntamente y ascendieron hasta perderse de vista; al hacerlo, la parte inferior de los objetos despedía una especie de chispas, en tanto que la parte superior se tornó de color blanco intenso. Ese mismo día, pero entre las 0:30 y las 3:00, un controlador aéreo del aeropuerto Benito Juárez, informó sobre la presencia de dos ecos extraños al Sur de la ciudad.

OvniCuernavaca El siguiente caso reviste algunos aspectos únicos en la casuística mundial, se trata de un ovni que presuntamente congeló un área de terreno sobre la cual sobrevoló. El caso apareció relatado originalmente por Fernando Téllez en C.E. No. 13 bajo el título “El ovni que congeló 4 metros de terreno”. Al parecer, los hechos ocurrieron el 9 de abril siendo testigos los Sres. Víctor Castorena Guerrero y Pablo Mújica García. Ese día, ambos testigos viajaban a bordo de un automóvil por la autopista México-Cuernavaca. A la altura del Km 31, pasando el poblado de Topilejo, tras dar una vuelta en una curva, observaron un enorme objeto azul que descendía del cielo. Tal objeto era de forma elipsoidal y semejaba dos platos unidos y medía unos 20 metros de diámetro. Según el Sr. Castorena, el objeto era silencioso, pero para Mújica emitía un zumbido. El extraño objeto lanzó un rayo de forma cilíndrica y de color azul que, al llegar a tierra, congeló un área de 4 metros cuadrados. Hecho esto, el objeto se alejó a gran velocidad con rumbo Noreste. Según se informa resultaron congelados un árbol y un área de pastos. Los testigos y otras personas, no se indican sus nombres, recogieron del lugar muestras de hielo con follaje y hojas en su interior. Al analizarse el hielo resulto ser agua común[9].

Jimulco En C.E. No. 20, Santiago García nos informa de un avistamiento ocurrido en la localidad de Jimulco, Coahuila, el día 25 de abril. Ese día, numerosas personas manifestaron haber visto un objeto en forma de “tanque de gas” que empezó a descender hasta posarse o sobrevolar un poste de tendido eléctrico de alta tensión. Cuando el objeto se acercó al poste, el potencial eléctrico disminuyó notablemente hasta que, pasados unos 3 minutos, el objeto se alejó con rumbo Este, luego viró hacia la derecha y se alejó a gran velocidad.

El siguiente caso ocurrió a mediados de junio de 1977 en las cercanías de San Juan Teotihuacán en el estado de México, en una casa de campo que la familia testigo tenía para pasar los fines de semana. Aproximadamente a la 1:00 de la mañana, la familia se encontraba viendo televisión. En la casa, además del esposo se encontraban su esposa, la criada y los niños, estos últimos ya dormidos. Al acabar de cenar, la señora se fue a dormir pero, al mirar de reojo hacia la ventana, se percató de una luminosidad anormal en el exterior, por lo que intrigada, se asomó a ver qué ocurría. Al asomarse pudo ver con una elevación de unos 45° respecto al horizonte y a unos 100 metros de distancia, un objeto discoidal de color blanco mate. La Sra. Pérez lo comparó con un spot de luz neón. Cerca de éste se encontraba un segundo objeto de menor tamaño, también de apariencia discoidal que, al parecer, giraba sobre su eje emitiendo luces blancas rojas, amarillas y azules, a la vez que se movía como si fuese un péndulo. A menor altura había tres objetos más pequeños de color blanco.

DFPicardiaMexicana Alarmada, la Sra. Pérez avisó a su esposo y a la criada que afuera había unas luces muy raras. Primeramente, sin ver, la criada pensó que se referían a alguna estrella, pero al asomarse a la ventana se asustó y quedó muy impresionada con los objetos. Por su parte, el Sr. Pérez se asustó ya que le dio la impresión de que los objetos se acercaban a su casa, por lo que decidió apagar las luces y ordenó a su esposa y a la criada que se agacharan. Al parecer, los objetos se acercaron unos 10 o 15 metros y volvieron a quedar inmóviles. En estos momentos, el Sr. Pérez decidió llamar por teléfono a su madre, en el Distrito Federal, para contarle lo que ocurría. Esta conversación se prolongó por espacio de cuatro horas, tiempo que duró el avistamiento. Al rato, el objeto de mayor tamaño empezó a hacerse más nítido, a la vez que en el exterior de la casa comenzaba una fuerte ventolera. El Sr. Pérez cree que el viento variaba en relación a la intensidad de la luz del objeto, aunque también considera probable que esto haya sido sólo una impresión. Conforme el objeto se volvía más o menos nítido, se percibía un zumbido sordo al cual comparó con un motor eléctrico. Aparte de los objetos que se encontraban en los alrededores, el Sr. Pérez informa que en el horizonte se veían gran cantidad de pequeñas luces (como estrellas fugaces), pero no sabe si tendrían alguna relación con el fenómeno. OvniPueblaConforme pasaba el tiempo, el nerviosismo aumentaba, y al ver que los objetos no se alejaban ni desaparecían, el Sr. Pérez tomó una pistola con el fin de enfrentarlos, pero su esposa y la criada lograron evitar que saliera. A las 4:30 o 5:00, los objetos finalmente se elevaron perdiéndose en el espacio. Es de señalar que para los testigos, la duración subjetiva del avistamiento fue cuando mucho de una hora, pero que se dieron cuenta que había sido tanto tiempo al ver el recibo telefónico que indicaba cuatro horas de conferencia por larga distancia.

El día 29 de julio, a las 6:00 de la mañana la ciudad de México se vio conmovida por el paso de un plato volador a gran altura, incluso se pudo obtener una película del paso del objeto. Se trata pues del famoso ovni de Puebla cuyos fragmentos fueron encontrados por Héctor Chavarría y Pablo Latapí en el lejano poblado de Jopala en plena Sierra de Puebla. El caso tuvo una amplia difusión a nivel mundial y desató una verdadera psicosis ovni con todo y marcianos[10], aunque trece años después se comprobara que el ovni de Puebla no fuera más que el reingreso de la tercera etapa del cohete que puso en órbita al Cosmos 929.

JaspersenLuisAndres-LosOvniYEvidenciasExtraterrestres Luis A Jáspersen[11] nos informa de un caso con fecha 12 de noviembre de 1977. En esa ocasión, aproximadamente a las 23:00, en Sabinas, Coahuila, el Sr. Jesús Ignacio Sosa Vega pudo ver, mientras regresaba a su casa un objeto alargado en forma de huevo de color blanco. El objeto descendía en diagonal y muy lentamente. El Sr. Sosa nos dice que se supuso que se iba a estrellar contra su casa por lo que decidió alejarse, pero recordó (sic) que su madre estaba en el interior de la misma, por lo cual regresó. En esos momentos se percató de que el objeto ni se acercaba ni se alejaba. El Sr. Sosa entró a su casa por su mamá y le contó lo que ocurría. Ambos salieron a ver el objeto, pero éste ya había desaparecido. En ese momento la señora comentó a su hijo que había escuchado ruidos en el techo. Al día siguiente subieron a la azotea y encontraron un rayón de 8 mm. a 1 cm. de ancho.

1978

El año 1978, traería también un caso muy interesante y uno de los pocos casos con buenas probabilidades, entre ellos el aterrizaje de Toluca, el supuesto secuestro de Perote, una serie de observaciones asociadas a movimientos sísmicos y una oleada provocada en diciembre por una avioneta publicitaria.

El día 18 de marzo un temblor de mediana intensidad sacudió a la ciudad de México, Fernando Téllez recogió en C.E. No. 38, en un artículo titulado “Ovnis el día que tembló”, algunos de los reportes que hubo con esa fecha. Como veremos, las descripciones coinciden bastante con las características del rayo en bola. El primer reporte nos lleva al estado de Puebla, y tiene por testigos a los Sres. Enrique Sánchez Silva y Fernando Martínez y dos de sus hijos, junto con el Coronel Prisciliano de la Mora y el Ing. Alejandro Muñoz. Ese día, las personas mencionadas habían salido de cacería y se encontraban en un paraje en las cercanías de Galarza, municipio de Izucar de Matamoros. Cerca de las 22:00, el joven Fernando se apartó del grupo y pudo ver en dirección al Popocatépetl una serie de luces que se elevaban a gran velocidad. El joven empezó a gritar alertando a los demás, quienes vieron un total de 10 objetos luminosos que se desplazaban con rumbo Sur.

Stendek36 Ese mismo día, pero en Cuautla, Morelos, a las 22:30, los hermanos Gerardo y Hugo Álvarez Hernández pudieron ver unas luces que en principio consideraron fuegos artificiales provenientes de alguna feria. Una de estas luces se proyectó en el cielo describiendo una parábola. La luz parecía ser incandescente y tenía una serie de pequeños puntos (sic). A su paso, dejaba una cauda de color amarillento con tonalidades blancas. Se observaron un total de 10 objetos, todos con rumbo Norte-Sur los que se perdieron de vista en pocos segundos. También en Morelos, pero en la ciudad de Cuernavaca, el Sr. Benjamín Corona Laureles, pudo ver entre las 23:00 y las 23:30, un objeto luminoso en el cielo. El objeto era de forma circular y de color azul verdoso. Primeramente se vio entre las nubes con rumbo Noroeste-Sureste; en un determinado momento despidió un brillo intenso y apareció entonces otro de menor tamaño. Ambos disminuyeron de tamaño y cambiaron su color a naranja. Los objetos se alejaron desapareciendo hacia arriba. En el mismo número de C.E. se publica una carta del Sr. Rogelio de Dios Peza quien informa que en el cerro de Jocotitlán pudo observar un objeto en dirección Norte-Sur. El objeto se encontraba a unos 200 metros de altura y emitía luces de color azul, rojo y verde.

Días después, el 26 de marzo se produjo el célebre aterrizaje de Toluca[12], en el cual tres grupos independientes de testigos pudieron ver un objeto luminoso aterrizar en las cercanías de un cerro, mismo que dejó un par de huellas de quemaduras en el piso.

MonterreyNuevoLeon Luis A. Jáspersen informa de un caso fotográfico ocurrido en Monterrey, Nuevo León, el día 31 de marzo relativo al avistamiento de Francisco Ribera, periodista del periódico La Tribuna de Monterrey, quien pudo ver un objeto luminoso que contrastaba con la oscuridad del atardecer. Ribera alcanzó a tomar su máquina fotográfica obteniendo dos tomas del objeto que se alejó a gran velocidad con rumbo Norte. Análisis posterior realizados sobre este material muestran que el supuesto ovni corresponde estrechamente con un reflejo en las nubes, por lo cual la credibilidad de la historia es muy poca.

SanPedroDelRosal C.E. No. 73 en un artículo titulado Cinco maestros perseguidos por un plato volador firmado por Kenia Velázquez informa de un interesante avistamiento ocurrido en julio de 1978. En esa ocasión un testigo identificado como Efrén, maestro de una escuela de San Bartolo, Estado de México, se dirigía en automóvil a su domicilio sito en Atlacomulco, Estado de México, en compañía de otros tres maestros. Aproximadamente a las 20:30, uno de los viajantes se percató de la presencia de una luz en el cielo, en los alrededores del poblado de San Pedro del Rosal. Otro de los pasajeros llamó entonces la atención acerca de otra luz a unos 200 metros de distancia y unos 70 de altura. Se trataba de un objeto que emitía una luz amarillenta y en su parte inferior se notaban claramente unas “patas muy largas”. Los maestros detuvieron el coche para observar mejor al objeto, mismo que permaneció flotando sobre una milpa. Los maestros volvieron a su automóvil y se acercaron al aparato. No habían avanzado ni 20 metros cuando el objeto empezó a moverse; al hacerlo su luminosidad disminuía. El objeto se alejó un poco y se posó en tierra cerca de o sobre el camino que llevaba a San Pedro del Rosal. Los maestros avanzaron unos 200 metros en el automóvil, en estos momentos el objeto volvió a elevarse y se alejó para perderse de vista tras unos cerros. Al ver que el objeto se había alejado, los maestros continuaron su camino, platicando sobre lo ocurrido. De pronto, alguien preguntó que qué pasaría si el objeto los siguiera. Cuál no sería la sorpresa de los jóvenes cuando, voltearon la vista y se percataron de que así era en efecto. Había un gran resplandor a sus espaldas a unos 15 metros por encima del asfalto y a unos 70 metros de distancia, distancia que se reducía cada vez más. Aterrorizados, los jóvenes urgían al conductor a que acelerara, cosa bastante difícil pues se trataba de una zona con bastantes curvas. Finalmente, al llegar a un tramo recto en las cercanías de Santiago Acotzilapan, pudo acelerar, y unos 150 metros antes de llegar al poblado, el objeto se elevó y se alejó.

RosendoHernandezGarcia C.E. nos informa en su No. 52 de un espectacular caso en un artículo titulado ¡Secuestro en Perote! firmado por Héctor Chavarría y Femando Téllez. El presunto caso ocurrió el 22 de julio de 1978 y tuvo por protagonista al Sr. Rosendo Hernández García[13]. Ese día, el Sr. Hernández en compañía del Sr. Sergio Perdomo, se dirigía de la ciudad de Perote a Martínez de la Torre, ambas en el estado de Veracruz. Ambos viajaban en un camión repartidor de una compañía embotelladora, quien conducía era el señor Perdomo. Según Hernández, al llegar a una bifurcación del camino con rumbo a Valsequillo, Puebla, el Sr. Perdomo detuvo el camión e “instantáneamente se quedó dormido”, Hernández informa que en esos momentos “se sintió impelido a bajar del camión” y caminar en cierta dirección, de pronto, se encontró frente a una luz muy intensa de apariencia fluorescente. En esta luz había unos seres brillantes, ante los cuales sintió mucho miedo y una sensación de frío muy intenso. En esos momentos, dos seres le tomaron de los brazos y lo llevaron al interior de la nave. En el interior de la misma, los seres se acomodaron en unos asientos anatómicos (sic) y sentaron a Rosendo en otro de iguales características situado entre ambos. Hernández señala que en estos momentos sintió “la sensación de haber flotado y vagado entre las estrellas”. Según el testigo, la nave tenía forma de dos platos unidos y medía unos 5 metros de diámetro, en tanto que los seres medirían aproximadamente 1.5 metros de estatura. En el interior de la nave sólo sobresalían los sillones y al lado derecho de estos había una palanca que, al accionarse produjo el despegue en medio de un ruido similar al ronroneo de un gato. Para Hernández, esta experiencia tenía las características de una ensoñación. Repentinamente, sin que recuerde nada más, y después de un periodo de tiempo que no puede precisar, informa que se encuentra nuevamente en tierra y se siente cegado por la intensidad de las luces exteriores de la nave. En esos momentos, presa del pánico corrió de nuevo hacia la carretera en donde logró parar un taxi que lo trasladó a la ciudad de Perote, en este lugar, fue encarcelado por alterar el orden. Una vez puesto en libertad se dirigió a su casa y se quejó de mucho desgano y un fuerte dolor de cabeza. Posteriormente, el taxista que lo llevo a Perote, Sr. Benigno Sánchez Brito manifestó haber encontrado a Hernández en medio de una crisis de nervios, cosa que fue confirmada por el jefe de la policía de la ciudad Sr. Leobardo Balderas Pérez. Según Sánchez Brito, Hernández gritaba que lo habían llevado a una nave espacial, le gritó que condujera despacio y amenazó con ahorcarlo si no le obedecía. Asustado, al llegar a Perote, Sánchez dio aviso a la policía lo que motivó el arresto de Hernández.

Ovni2 La investigación de los hechos llevada a cabo por Téllez y Chavarría arrojó serias discrepancias entre el relato de Hernández y lo que al parecer ocurrió. Primeramente, según manifestó Perdomo, Hernández y él habían estado bebiendo cerveza y detuvo el camión a fin de descansar un rato porque le había dado mucho sueño y pensó que sería peligroso seguir conduciendo en esas circunstancias. El hecho de que Hernández no haya podido recordar hacia donde se encontraba el objeto, así como un rastreo del terreno que no arrojó la menor evidencia de la posible presencia del objeto, hicieron que Téllez y Chavarría sospecharan de un posible fraude, con intenciones no muy claras. Posteriormente, Hernández alegó recibir una serie de mensajes de los seres del espacio, es decir ingresó al mundo de los contactados, al parecer con poco éxito. Una hipótesis alterna pudiera ser un trastorno de tipo alucinatorio temporal quizá originado por el alcohol o por algún estado de ansiedad. En ambos casos, los investigadores que trabajaron el caso consideran unánimemente que se trata de un caso falso[14].

AnatolioRiosCruz Algunos periódicos de esta época, dieron cierto interés a un adolescente llamado Anatolio Ríos Cruz que decía haber sido contactado por seres extraterrestres. La información apareció principalmente en el periódico El Sol de México y en el No. 2 de la revista OVNI, esta última en un artículo firmado por Raúl Duarte con el título: Comunicación extraterrestre en ciudad Nezahualcóyotl.

La historia empieza el 3 de noviembre de 1978, cuando, según su relato, Anatolio Ríos fue despertado por una potente luz que penetraba a través de su ventana. Extrañado, el joven preguntó a su tía, en cuya casa vivía, qué ocurría. La tía le contestó que no saliera pues había una luz muy fuerte en la cima de un cerro cercano. Anatolio no hizo caso y salió a ver la luz, pero de pronto perdió la conciencia del tiempo y se quedó mirándola fijamente. En ese momento, informa haber recibido “mensajes telepáticos” de los seres que tripulaban el ovni. Según Anatolio, los seres que se comunicaban con él decían provenir de la constelación Sherox (según El Sol de México) o Xer (según OVNI). Los mensajes advertían a los terrícolas de la necesidad de acabar con las armas nucleares. Según el joven Ríos, los xeroxianos son de 1.35 metros, tienen un solo ojo y la retina (sic) semejante a los gatos. Según manifiesta Anatolio, también se sintió impelido a escribir una serie de signos que llevó al Observatorio Nacional a fin de que los analizaran (¿?). Entre otras de las “informaciones” Ríos dice que la Galaxia Xer (ya no constelación) se encuentra a 11 años luz (sic) y a 345 grados latitud Norte con 280 minutos. Al día siguiente de su “experiencia” el joven Cruz fue sometido a un examen por los maestros de su escuela a fin de averiguar su estado mental (¿?). Algunos opinaban que eran cuentos y otros que decía la verdad y algunos otros que se trataba de un caso psiquiátrico. En este examen el joven Ríos explicó, entre otras cosas, que no veía tele “porque intoxica”. Finalmente no se abundó más en torno al asunto, por lo cual se desconocen mayores datos. Sin embargo, en nuestra opinión, el fenómeno podría deberse a un brote psicótico de tipo esquizofrénico, ya que cuenta con algunos detalles propios de este tipo de enfermedad. Por un lado la edad del joven, la invención de neologismos (palabras extrañas), la gran cantidad de cosas sin sentido, así como su comportamiento excéntrico.

DFAvioneta2 Durante el mes de noviembre de 1978, la ciudad de México se puso de cabeza ya que se informaba de un ovni que surcaba sus cielos durante las noches. Probablemente esto haya sido lo que vio Anatolio Ríos Cruz y en su caso desencadenó un estadio psicógeno. Los reportes llegaron por miles tanto a periódicos, estaciones de radio, canales de televisión y las revistas que para entonces se publicaban en relación al tema ovni. Uno de los primeros informes lo recoge C.E. en su No. 53, con fecha 5 de noviembre y teniendo por lugar la carretera Jilotepec-Ixtlahuaca en el Estado de México. Según el reporte, numerosas personas pudieron ver cerca de las 20:00 un objeto luminoso con la forma de una tapa de olla exprés. OVNI No. 2 también informa del mismo avistamiento y añade que se “confirmó en el aeropuerto de que no se trataba de ninguna nave conocida”. El día 8 en Chimalistac, Estado de México, un grupo de alumnos y maestros de la Escuela Superior de Nezahualcóyotl vieron un objeto al cual describieron como “el planeta Saturno” que parecía querer aterrizar. Ese mismo día un pequeño periódico de Ciudad Nezahualcóyotl publica en primera página, una dudosa fotografía de un plato volador. Copia de Nezahualcoyotl2 Según el periódico, la foto fue obtenida por varios integrantes de una patrulla de salvamento, entre ellos Martín Osorio, Gabriel Martínez, y David García. Al parecer, cuando el equipo de C.E. quiso obtener una copia de la misma, los negativos desaparecieron (¿coincidencia o maniobra para ocultar un truco?). Algunas contradicciones apuntan fuertemente a la posibilidad de un truco; por ejemplo, al contar la historia, los “testigos” hablan de un objeto muy brillante que giraba en el cielo. Sin embargo, en la fotografía se ve un objeto completamente opaco, lo cual perfectamente podría ser una tapa arrojada al aire o algún objeto similar. Probablemente la mayor contradicción es que se informa Copia de Nezahualcoyotl1 que el objeto fue visto durante la noche y la fotografía es diurna. El día 14 fue la apoteosis de los ovnis; ese día numerosas personas informaron de avistamientos. A las 22:45 se informa desde Naucalpan, Estado de México de un objeto muy luminoso. Igual reporte se recibió desde Tlalpan, y desde la colonia Anáhuac. Igualmente, vía carta algunas personas como el Sr. Luís Bolaños comunican a C.E. de la observación de un objeto circular con luces en los bordes. A las 21:45, el Sr. Pablo González informó de un objeto con luces en hilera. Desde la colonia Guerrero, Ernesto Arriaga informó de un objeto con forma de trompo que se desplazaba hacia el Norte a unos 25 metros de altura; en un lugar cercano, Oscar Zapién[15] informó de un objeto luminoso que giraba emitiendo luces de colores.

La explicación de los objetos giratorios que durante noviembre y diciembre aterrorizaron a México se debió a una o varias avionetas publicitarias a las cuales se había adicionado un equipo de luces en las alas, en el cual aparecía un mensaje publicitario de una compañía de coches. OVNI en su número 5 incluso publica una entrevista con el piloto de una de tales avionetas.

DFCarrillo5 C.E. No. 56 publica un artículo de Carlos Guzmán Rojas con el título “Trompo volador fotografiado en el D.F.” La misma información apareció en el periódico El Nacional con fecha 12 de diciembre de 1978. Ese día a las 13:15, el joven Alberto Carrillo Luvianos se encontraba jugando con sus perros en un jardín cuando pudo ver en el cielo dos jets y casi simultáneamente llamó su atención un objeto brillante. El joven corrió a su casa a fin de avisar a sus padres de la presencia del objeto. Primeramente, el padre pensó que se trataba de la avioneta publicitaria, pero cambió de opinión al ver el objeto. El padre del joven Carrillo relata que vio un objeto en forma de copa, de color rojo en la parte inferior con una media pelota blanca en su parte superior. Como se observa claramente en las fotografías, se trata de un objeto en forma de trompo que corresponde en mucho a la forma de un globo sonda. Es muy probable que se tratara de uno de estos artefactos.

Continuará…


[1] Publicado originalmente como Escobar S. Héctor, Encuentros Cercanos: La oleada 1977-1979, Perspectivas Ufológicas, Año 2, No.6, septiembre de 1995. Págs. 35-49. (Nota de LRN)

[2] Ver: http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/la-oleada-de-1950/ (Nota de LRN)

[3] Ver: http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/la-oleada-de-1965-primera-parte/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/la-oleada-de-1965-final/ (Nota de LRN)

[4] Ver este mismo número de Perspectivas Ufológicas, Escobar, H. La oleada de 1950 y La oleada de 1965.

[5] Escobar, H. Los Fraudes OVNI en Méxi­co. Perspectivas Ufológicas, 2 pp. 22-26. http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/los-fraudes-ovni-en-mxico/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/los-fraudes-ovni-en-mxico-final/

Ver también http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/04/chaneques-incendiarios/ (Nota de LRN)

[6] Ruiz Noguez, L. El piloto acosado por los ovnis, Perspectivas Ufológicas 2 pp. 44-54.

[7] Téllez, F. El piloto hipnotizado, por los ovni, C.E. 6.

[8] Se refiere a Contactos Extraterrestres. (Nota de LRN)

[9] Escobar, H. Los Fraudes OVNI en Méxi­co. Perspectivas Ufológicas, 2 pp. 22-26. http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/los-fraudes-ovni-en-mxico-final/

[10] Escobar, H. Los Fraudes OVNI en Méxi­co. Perspectivas Ufológicas, 2 pp. 22-26. http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/los-fraudes-ovni-en-mxico-final/

Chavarría, H.; Escobar H. El ovni de la sierra de Puebla, Alternativa Racional a las Pseudociencias, N° 23. España, 1991.

[11] Jáspersen, L. A. Los ovni y evidencias extraterrestres, Uni­verso, México, 1979.

[12] Téllez, F. Aterrizaje en Toluca, Perspectivas Ufológicas, No.1. pp.21-25.

[13] Chavarría, H. Secuestro en Perote. Perspectivas Ufológicas. 2. pp 31-33.

[14] Con su estilo habitual, Chavarría se refería a este caso como el del “Pedote de Perote”. En México se les dice “pedos” a los borrachos. (Nota de LRN)

[15] Este avistamiento impactó de tal modo a Zapíen que se volvió ufólogo.

El día después de Roswell (36)

EL DÍA DESPUÉS DE ROSWELL (36)

Muroc Veamos con más detenimiento la investigación de la Fuerza Aérea del testimonio de varios avistamientos de ovnis, el 8 de julio de 1947, en la Base Aérea de Muroc, California.

Hay un expediente (número 333,5) que incluye las declaraciones de los oficiales que fueron testigos de los avistamientos en la Base Muroc. El sobre tiene una portada que dice:

CONFIDENCIAL
CUARTEL GENERAL DE LA CUARTA FUERZA AÉREA

CONSULTAR FUNDA

Expediente Nº 333,5 ID (No lo quite de este documento)

Nota: Utilice esta funda para notas en relación con este artículo. Todas las notas se NUMERARÁN CONSECUTIVAMENTE, de arriba a abajo. Los artículos deben tener conectados todos los registros necesarios para la acción inteligencia. Se dibujará una línea del ancho total de la línea debajo de cada nota.

ASUNTO: Evaluación de “Discos voladores”
NO: FECHA DE PARA OBSERVACIONES
2 4 Ago A-2 CI(D) 1. Se ha informado de que el Comandante de la Base Aérea del Ejército Muroc había visto platillos voladores o discos en esa zona hace algún tiempo. También se informó que el Comandante en Jefe llamó la atención sobre los objetos a otros oficiales en la Base.

2. Se solicita que se prepare una hoja guía con el fin de obtener una descripción de lo que fue visto que incluya tiempo, lugar, altitud, velocidad, características de vuelo y cualquier otra información posible.

3. Se aconseja que se utilice la discreción y el tacto en la investigación de este asunto.

/s/

GRAHAM Adjunto A-2

2 4 Ago CI (D) CIC Pedir que la hoja guía se envíe a través de los canales del CIC a la agente del CIC en Muroc AAB y cualquier otra información obtenida se transmita al A-2.

/s/

GRAHAM CI (D)

Dentro del sobre se incluyen los siguientes documentos:

CONFIDENCIAL
CUARTEL MUROC ARMY AIR FIELD

OFICINA DEL COMANDANTE

MUROC, CALIFORNIA


jsr / TAM

14 de agosto 1947

ASUNTO: Investigación de “discos voladores”

PARA: Comandante General

Cuartel de la Cuarta Fuerza Aérea

Hamilton Field,

San Francisco, California

ATEN: CA de S, A-2

1: En cumplimiento de la HOJA GUÍA de fecha 6 de agosto de 1947, asunto, Investigación de “Platillos voladores”, las declaraciones cerradas se incluyen para su información.

Firmado

HARRY. D. BLACK

Capitán, MAC,

Oficial de Inteligencia
Inc. 1-8 Declaraciones Re: Discos voladores”

CONFIDENCIAL

El primer documento son dos folios que constituyen la declaración firmada del Teniente Joseph C. McHenry, director del Cuartel:

Discos CONFIDENCIAL

DECLARACIÓN JURADA

(ESTADO DE CALIFORNIA)

(Condado de Kern)

La siguiente es una declaración rendida por el Teniente primero Joseph C. McHenry, director acuartelamiento, Muroc Army Air Field, Muroc, California, declaración rendida el 11 de julio de 1947, al señor Thomas A. McMillan, CIC S/A. de esta estación.

La siguiente declaración relativa a la observancia real de lo que se ha denominado como un “disco volador” o un “platillo volador” es verdadera y correcta y se señala que la observación mencionada anteriormente fue hecha por mí, personalmente, mientras disfrutaba de completa salud en mente y cuerpo.

El martes 8 de julio de 1947, aproximadamente a las nueve-treinta AM (09:30) estaba conversando con el personal de la Oficina de Intercambio de correos. Mi parte de esta conversación fue como sigue:

“Alguien tendrá que mostrarme uno de estos discos (sic) antes de que lo crea”.

Al salir de la Oficina de Correos, me fui directamente a mi oficina y antes de entrar oí uno de nuestros aviones locales en el patrón de tráfico. Mirando hacia arriba, como siempre lo hago observé la aeronave, y parecía un poco a la izquierda, de donde observé dos (2) objetos plateados, de una forma esférica o como de disco, desplazándose alrededor de trescientas (300) millas por hora, o tal vez menos, aproximadamente ocho mil (8,000) pies, en dirección a unos trescientos veinte grados (320) hacia el Norte.

La primera vez que observé estos objetos llamé al Sgt./S Gerald E. Nauman, Sgt./T Joseph Ruvolo y a la señorita Jannette Marie Scotte que inmediatamente llegaron a donde yo estaba. Señalé en la dirección de los objetos, y les pregunté “¿Díganme lo que ven ahí arriba?”. Entonces, los tres (3) con varios comentarios declararon: “Son discos voladores”. A fin de verificar mi observación les pedí que me dijeran en qué dirección se desplazaban los objetos, sin indicar la dirección yo mismo, y otra vez, los tres (3) de manera consistente declararon que los objetos se movían hacia Mojave, California.

Tuve tiempo de mirar hacia otro lado en varias ocasiones y renovar mi visión de los objetos para asegurarme de que no eran el resultado de la tensión del ojo, o una ilusión óptica de cualquier naturaleza. Los objetos en cuestión no se repetían, no eran aviones, los objetos no podrían haber sido globos sonda lanzados desde esta estación, ya que viajaban contra el viento predominante, y ya que la velocidad a la que viajaban, descalificaba el hecho de que fuesen globos meteorológicos.

(Hoja 2)

CONFIDENCIAL

Después de observar estos fenómenos y con la esperanza de que tuviera tiempo de conseguir nuevos testigos, de inmediato corrí a la farmacia para buscar personal que es funcionario médico, para verificar, por mi propia curiosidad, la observación real de estos objetos, pero al momento que llegué al porche de atrás otros siete (7) miembros del personal estaban conmigo, los objetos que había en ese momento, desaparecieron, debido a la velocidad con que viajaban. Tras realizar investigaciones adicionales, dos (2) de nosotros al mismo tiempo, avistamos otro objeto plateado esférica o de naturaleza como de disco a unos ocho mil (8,000) pies, viajando en círculos sobre el extremo Norte. Llamé la atención de la señora Naum a los objetos y los señalé al resto del personal de pie que estaba cerca. Todos vimos el objeto, con la excepción de dos (2) de siete (7) del personal. Todos nosotros, apartamos la mirada del objeto para asegurarnos que no había tensión en los ojos o permitir que el objeto se convirtiera en una ilusión óptica.

De mi observación real el objeto circundaba en un círculo demasiado estrecho y agudo para que fuera un avión que yo conozca. No podría haber sido algún tipo de ave debido a la reflexión que se creó cuando el objeto alcanzó cierta altura. El objeto no podría haber sido un globo meteorológico local, ya que es imposible que un globo meteorológico se quede a la misma altura, siempre y circule de esa forma consistente al igual que el objeto antes mencionado.

Estoy familiarizado con los resultados de mantener la visión demasiado constante en el sol o cualquier objeto brillante y soy consciente de que las ilusiones ópticas son posibles y probables. Deseo hacer esta declaración de que la observación antes mencionada fue un asunto real.

Esta declaración ha sido libre y voluntaria, sin ningún tipo de amenazas o promesas por la fuerza. Esta declaración consta de dos (2) páginas, y es la verdad de acuerdo con mi conocimiento y creencia. Rubrico todas las correcciones que se juzguen necesarias.

s/s joseph c mc henry

1º T. JOSEPH C. MC HENRY, AC

TESTIGO:

s/s, thomas a. mc millan

THOMAS A. MC MILLAN

La siguiente declaración es del Mayor Richard R. Shoop, recabada por Thomas A. McMillan:

Globos1 CONFIDENCIAL

DECLARACIÓN JURADA

(ESTADO DE CALIFORNIA)

(Condado de Kern)

La siguiente es una declaración hecha por el Mayor Richard R. Shoop, Oficina del Jefe de Tecnología. División de Ingeniería, Muroc Army Air Field, Muroc, California, la declaración fue dada el 11 de julio 1947.

Aproximadamente al mediodía del 8 de julio de 1947, el coronel Gilkey me llamó la atención sobre un objeto en el aire. Observé entre los cinco (5) y ocho (8) millas al Norte lo que parecía ser un objeto metálico delgado. Parecía ser metálico debido a que el método en el que viajaba hizo que el sol se reflejara como en una superficie al parecer de color aluminio. El objeto se movía desde una altura intermedia en una forma oscilante, casi hasta la superficie de la tierra y luego comenzó a subir de nuevo. Subió a una altura bastante elevada y se alejó lentamente en la distancia. El objeto parecía ser del tamaño de un avión de búsqueda, pero no tenía la forma de un avión convencional. El tiempo que el objeto estuvo a la vista fue de aproximadamente ocho (8) minutos. Este mismo objeto fue visto por mi esposa, al mismo tiempo.

Esta declaración fue libre y voluntariamente sin ningún tipo de amenazas o promesas por la fuerza. Esta declaración consta de una (1) página, y es la verdad de acuerdo con mi conocimiento y creencia. Rubrico todas las correcciones que se juzguen necesarias.

s/s richard r. shoop

MAYOR, RICHARD R. SHOOP, AC

TESTIGO:

s/s, thomas a. mc millan

THOMAS A. MC MILLAN

Sigue la declaración del Capitán John Paul Strapp, que está comprendida en dos folios:

Globos2 CONFIDENCIAL

DECLARACIÓN JURADA

(ESTADO DE CALIFORNIA)

(Condado de Kern)

La siguiente es una declaración hecha por el capitán John Paul Strapp, Flight Test, Muroc Army Air Field, Muroc, California, declaración rendida ante el Sr. Thomas A. McMillan, agente CIC, de esta estación, el 12 de agosto de 1947.

A las 11:50 horas, del 8 de julio de 1947, mientras que el que suscribe estaba sentado en un camión de observación situado en el Área # 3, Rogers Dry Lake, con el propósito de observar un P-82 en un experimento de asiento eyectable, se observó lo siguiente desconocido.

El que suscribe estaba mirando hacia arriba, hacia una formación de dos (2) P-82 y un avión A-26 que volaba a 20,000 pies, preparándose para llevar a cabo un experimento de eyección de asiento, cuando observó un objeto redondo de aluminio de color blanco, que al principio se asemejaba a un paracaídas. La primera impresión fue que se había producido una expulsión prematura del asiento y el dummy. Este cuerpo fue expulsado a una altura determinada inferior a 20,000 pies, y estaba cayendo a una tasa tres (3) veces la observada en el paracaídas que se expulsó treinta minutos más tarde. A medida que caía derivaba lentamente hacia el Noroeste contra los vientos dominantes, hacia el monte Wilson. La velocidad, el movimiento horizontal no se pudo determinar, pero parecía más lento que la velocidad máxima de 50 a 80 de los aviones.

Mientras este objeto descendía a un nivel lo suficientemente bajo para permitir la observación de su silueta lateral, presentó un perfil ovular[1] distintivo, con dos (2) proyecciones en la superficie superior que podrían haber sido aletas gruesas o nobs. Estos se entrecruzaban entre sí a intervalos, lo que sugiere o bien un giro o una oscilación de tipo lento.

No había llamas de humo, hélices, ruido de motor, ni se observó cualquier otro medio de propulsión visible. El color era plateado, parecido a la tela de aluminio pintada, y no parecía tan denso como un paracaídas.

Cuando el objeto bajó a un nivel tal que entró en la línea de visión de las cimas de las montañas, se perdió de vista del observador.

Se estima que el objeto estuvo en la línea de visión durante unos 90 segundos. De las cinco (5) personas sentadas en el camión de observación, cuatro (4) observaron este objeto y formularon observaciones al respecto. Estas personas incluyen:

Sr. Lenz – Civil, Wright Field, en Dayton, Ohio

(No se dan otros nombres)

Lo que sigue es mi propia opinión personal sobre este tema:

1. Creo que fue un objeto artificial, como se demuestra claramente por el contorno y el aspecto funcional.

(La hoja 2 dice)

CONFIDENCIAL

2. Su tamaño no estaba lejos de 25 pies como un paracaídas.

3. El camino seguido por este objeto parecía como si hubiera caído desde una gran altura.

Veo que esto no fue una alucinación o fantasía de un sentido de otra índole.

Esta declaración ha sido libre y voluntaria, sin ningún tipo de amenazas o promesas por la fuerza. Esta declaración consta de dos (2) páginas, y es la verdad de acuerdo con mi conocimiento y creencia. Rubrico todas las correcciones que se juzguen necesarias.

s/s john paul strapp

CAPITÁN JOHN PAUL STRAPP, AC

TESTIGO:

s/s, thomas a. mc millan

THOMAS A. MC MILLAN

La siguiente es la declaración del Mayor J. C. Wise, piloto de pruebas:

Globos3 CONFIDENCIAL

DECLARACIÓN JURADA

(ESTADO DE CALIFORNIA)

(Condado de Kern)

La siguiente es una declaración hecha por el mayor J. C. Wise, piloto de pruebas, Muroc Army Air Field, Muroc, California, declaración rendida ante el Sr. Thomas A. McMillan, agente CIC, de esta estación, el 13 de agosto de 1947.

El 7 de julio de 1947, aproximadamente a las 10:10, mientras se elevaba el XP-84 del suelo me di cuenta de que todo el mundo estaba mirando hacia arriba al aire. Hacia el Norte cerca de 10,000 pies de altura, estaba un objeto que en un primer momento supuse que era un globo meteorológico, pero después de verlo por un tiempo me di cuenta de que estaba oscilando con un movimiento hacia delante y girando sin perder altura. Viajaba alrededor de 200 a 225 mph, y se dirigía de Oeste a Este.

El objeto era de color blanco amarillento y yo estimaría que se trataba de una esfera de unos 5 a 10 pies de diámetro.

No tuve tiempo de perseguirlo en un P-80.

Esta declaración fue libre y voluntariamente sin ningún tipo de amenazas o promesas por la fuerza. Esta declaración consta de una (1) página, y es la verdad de acuerdo con mi conocimiento y creencia. Rubrico todas las correcciones que se juzguen necesarias.

s/s j. c. wise

MAYOR J. C. WISE, AC

TESTIGO:

s/s, thomas a. mc millan

THOMAS A. MC MILLAN

Sigue la declaración de un coronel (Gilkey), que parece no haber hecho un documento por escrito:

ReflectorDeRadar1 CONFIDENCIAL

DECLARACIÓN JURADA

(ESTADO DE CALIFORNIA)

(Condado de Kern)

La siguiente es una declaración por vía oral del coronel Gilkey, Comandante Muroc Army Air Field, Muroc, California, dada al capitán Harry D. Black, oficial de inteligencia, el 11 de agosto de 1947.

El Coronel Gilkey, declaró que al principio creyó que el objeto que vio, era de papel y no le dio importancia o los objetos no eran lo suficientemente importantes como para ser reportados. No había nada que ver con suficiente claridad por el coronel para hacer más justificable un reporte posterior.

Esta declaración oral fue dada libre y voluntariamente sin ningún tipo de amenazas o promesas por la fuerza. Esta declaración consta de una (1) página, y es la verdad de acuerdo con mi conocimiento y creencia.

s/s harry d. black

CAPT. HARRY D. BLACK, MAC

La señorita Jannette Marie Scott, secretaria del Teniente J. C. McHenry, también presentó su declaración:

atlanta2 CONFIDENCIAL

DECLARACIÓN JURADA

(ESTADO DE CALIFORNIA)

(Condado de Kern)

La siguiente es una declaración hecha el 14 de julio de 1947, por Jannette Marie Scott, Secretaria del Teniente de primera J. C. McHenry, director de acuartelamiento, Muroc Army Air Field, Muroc, California.

Soy plenamente consciente de mis derechos civiles y constitucionales, y entiendo la importancia de hacer esta declaración.

En la mañana del martes 8 de julio de 1947, aproximadamente a las 10:00 am, mientras escribía algunas cartas, y me hacía cargo de mi rutina de trabajo, el Teniente McHenry me llamó, junto con el Sgt./T Joseph Ruvolo y el Sgt./S Gerald E. Nauman, al frente del Edificio de B.O.Q. “A”. Apuntando hacia arriba en una dirección directamente por encima de mí, nos pidió que le explicáramos lo que veíamos. Había dos objetos en forma de disco de color plateado volando hacia Mojave, California, uno directamente sobre el otro, a una velocidad de entre 300 y 400 millas por hora, con una altura de aproximadamente 8,000 pies. Escuché con atención durante unos minutos, y no oí ningún avión no tripulado, como debe ser escuchado desde cualquier aeronave. También dirigí la mirada a otro lado y miré de nuevo al mismo lugar, fui capaz de distinguir los mismos objetos de nuevo. Después de haberme asegurado que no tenía fatiga ocular, estaba convencida de que estos objetos no eran globos meteorológicos, debido a la posición horizontal en el que volaban. Tampoco podían haber sido aves de ninguna naturaleza, debido a la reflexión definitiva de los rayos solares.

He estado en esta Base, teniendo en cuenta la ausencia de seis meses, por aproximadamente dieciocho meses, y estoy familiarizada con todos los tipos de aeronaves.

Alrededor de tres o cuatro minutos después que estos objetos voladores casi habían desaparecido, miré alrededor y avisté otro objeto volador, similar a los objetos antes mencionados. Este objeto volador era de color plata y tenía la forma de un disco. A diferencia de los dos primeros este objeto estaba volando en un círculo cerrado, no perdía ni ganaba altura, aproximadamente a ocho mil pies de altura, por lo tanto, yo estaba convencida de que no podría haber sido un globo meteorológico, y debido al estrecho círculo no podría haber sido algún tipo de aeronave.

Esta declaración fue libre y voluntariamente sin ningún tipo de amenazas o promesas por la fuerza. Esta declaración consta de una (1) página, y es la verdad de acuerdo con mi conocimiento y creenci (sic). Rubrico todas las correcciones que se juzguen necesarias.

Yo soy de mente y cuerpo sanos, y juro que esta declaración es verdadera y correcta.

s/s jannette marie Scott

Jannette Marie Scott

TESTIGO:

s/s, thomas a. mc millan

THOMAS A. MC MILLAN

La declaración del Sargento Segundo Gerald E Nauman, curiosamente, está firmada por T. C. Robinson:

atlanta3 CONFIDENCIAL

DECLARACIÓN JURADA

(ESTADO DE CALIFORNIA)

(Condado de Kern)

La siguiente es una declaración dada por el Sgt./S Gerald E Nauman, 4144th, AAFBU, Muroc Army Air Field, Muroc, California, declaración rendida el 14 de julio de 1947, al primer J. C. McHenry, director de acuartelamiento.

El ocho de julio de 1947 a las diez (10:00) por la mañana observé personalmente dos (2) discos voladores, volando en dirección Norte hacia el Este a una altitud estimada de siete u ocho mil pies de altura, viajando aproximadamente a tres o cuatrocientas millas por hora.

Sólo unos minutos antes de esto estaba en la Oficina de acuartelamiento y el primer Teniente Joseph C. McHenry, me llamó y a otros dos (2) afuera. Luego nos preguntó qué veíamos. Vi dos (2) objetos con mis propios ojos, y entonces, como ahora, estaba en perfectas condiciones físicas. Tengo visión 20-20 y estoy seguro de que estos dos (2) objetos no podrían haber sido aviones, globos meteorológicos o pájaros. Debido a la altitud en la que volaban, despedían un reflejo definitivo de los rayos del sol.

Además de estos dos (2) discos a los pocos minutos vi otro objeto a la misma altitud hacer ciertas maniobras como volar en un círculo estrecho. Los dos discos ya habían desaparecido. Este objeto, en mi conocimiento de los aviones no podría haber sido un avión debido a la maniobra muy apretada que estaba haciendo. He estado en vuelo y he estado en todo tipo de aviones desde 1943 y nunca en mi vida he visto nada como esto. Si es necesario, y puedo, juro por esta declaración.

Esta declaración fue libre y voluntariamente sin ningún tipo de amenazas o promesas por la fuerza. Esta declaración consta de una (1) página, y es la verdad de acuerdo con mi conocimiento y creencia. Rubrico todas las correcciones que se juzguen necesarias.

s/s t. c. robinson

PFC. T. C. ROBINSON

TESTIGO:

s/s, thomas a. mc millan

THOMAS A. MC MILLAN

Finalmente está la declaración jurada del Sargento Tercero Joseph Ruvolo:

CONFIDENCIAL

DECLARACIÓN JURADA

(ESTADO DE CALIFORNIA)

(Condado de Kern)

La siguiente es una declaración dada por Sgt./T Joseph Ruvolo, 4144th, AAFBU, Muroc Army Air Field, Muroc, California, la declaración dada el 14 de julio de 1947, al primer Teniente J. C. McHenry, director de acuartelamiento.

Esta es mi propia declaración escrita de lo que vi el 8 de julio de 1947.

Soy suboficial a cargo de la Oficina de acuartelamiento, de este campo, y el primer teniente Joseph C. McHenry, es el oficial a cargo del acantonamiento.

Cerca de las 9:45, regresaba de la Oficina del Correo cuando me llamó para que saliera y me pidió que mirara hacia arriba a lo que señalaba y para mi sorpresa vi dos (2) objetos voladores que me parecieron como dos (2) discos voladores u objetos en forma de platillo de color plata, volando en dirección Noroeste a una velocidad de aproximadamente 350 o 400 millas por hora y a una altitud de unos 7,500 o 8,000 pies. No podía oír un rugido de motor como uno de nuestros aviones y no podría haber sido un globo.

Yo soy de buena salud y mente sana y no halucino (sic).

Esta declaración fue libre y voluntariamente sin ningún tipo de amenazas o promesas por la fuerza. Esta declaración consta de una (1) página, y es la verdad de acuerdo con mi conocimiento y creencia. Rubrico todas las correcciones que se juzguen necesarias.

s/s joseph ruvolo

Sgt./S JOSEPH RUVOLO

TESTIGO:

s/s, thomas a. mc millan

THOMAS A. MC MILLAN

El archivo se cierra con resumen ejecutivo que indica el número de copias procesadas.

charles-moore CONFIDENCIAL

CUARTEL GENERAL DE LA CUARTA FUERZA AÉREA

Oficina del Jefe Adjunto del Estado Mayor, A-2

Inteligencia

Hamilton Field, California

TÍTULO Investigación de disco volador. INVESTIGACIÓN REALIZADA EN: Muroc AAF, Muroc, California

OFICINA DE CONTROL: Comando de Defensa Aérea, Mitchel Field.

EXPEDIENTE Nº 1208-I PERÍODO CUBIERTO 8 de julio 1947

CLASIFICACIÓN DEL CASO: Incidente

FECHA 18 de agosto 1947 ESTADO DEL CASO: Pendiente

MOTIVO DE LA INVESTIGACIÓN: Investigación iniciada a petición del Comando de Defensa Aérea referencia ltr Hq ADC, dtd 7 de julio 47, archivo D333.5 ID, Asunto: Investigación de disco volador.

SINOPSIS:

El 8 de julio de 1947, aproximadamente a las 1000 horas, ocurrieron dos incidentes en las inmediaciones de la Base Aérea de Pruebas en Muroc.

No está siendo considerada mayor investigación de estos incidentes por esta sede.

DISTRIBUCIÓN COPIAS APROVADO:

AAF 2

ADC 1 DONALD L. SPRINGER, Teniente Coronel, GSC

6º Ejército 1 AC DE S, A-2

F.B.I., S.F. 1

Archivo 4AF 2

W.D., P.M.G. forma No.110

01 de abril 1944

Los militares no le dieron mayor importancia a este caso y finalmente lo archivaron. A pesar de las declaraciones de los testigos el comportamiento de los objetos recuerda al de globos con reflectores de radar, como los que se estaban probando en esos días. Tal vez fueron este tipo de aparatos y por ello el Ejército no continuó las investigaciones.

REFERENCIAS

Aldrich Jan, Project 1947 Report on “Crashed Discs”, UFO Research Cincinnati, artículo en internet, http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

Aldrich L. Jan, Project 1947: A Preliminary Report on the 1947 UFO Sighting Wave, UFO Research Coalition, 1997.

Arnold Kenneth, The Coming of the Saucers. A documentary report on sky objects that have mystified the world, edición del autor, Amherst, 1952. 192 s.

Berliner Don, The U.S. Air Force’s Project Blue Book UFO investigation, Fund for UFO Research, 1996. 9 s.

Bloecher Ted, Report On The UFO Wave of 1947, sin pie de imprenta, 1967. 190 s.

Bougard Michel, Des Soucoupes Volantes aux OVNI, SOBEPS, J. P. Delarge, 1976. 287 s.

Chalker Bill, UFO History Keys, Ufologist, July 2006. Artículo en internet, http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

Davis Isabel & Bloecher Ted, Close Encounter at Kelly and Others of 1955, CUFOS, Evanston Illinois, 1978. 196 s.

Durrant Henry, Les dossiers des ovnis, Volumen 50 Les Énigmes de l’univers, Robert Laffont, Paris, 1973. 309 s.

Eberhart M. George, A Geo-Bibliography of Anomalies primary access to observations of UFOs, ghosts, and other mysterious phenomena, Greenwood Press, Westport, 1980. 1114 s.

Flammonde Paris, UFO Exist!, G. P. Putnam, 1976. 406 s.

Fuller, Curtis, The Flying Saucers – Fact or Fiction?, Flying Magazine, July 1950.

Gross E. Loren, Charles Fort, the Fortean Society, and Unidentified Flying Objects. A survey of the unidentified flying object mystery from August 1895 to August 1947, edición del autor, 1976. 113 s.

Gross E. Loren, UFOs: A History. Volume 1, July 1947-December 1948, Arcturus Book Service, Scotia, New York, 1982. 160 s.

Guieu Jimmy, Black-out sur les Soucoupes Volantes, Fleuve Noir, Paris, 1956. 320 s.

Guieu Jimmy, Les soucoupes volantes viennent d’un autre monde, Fleuve Noir, Paris, 1954. 320 s.

Hall David Michael & Connors A. Wendy, Alfred Loedding & The Great Flying Saucer Wave of 1947, Rose Press, Albuquerque, New Mexico, 1998. 192 s.

Hall David Michael, UFOs: A Century of Sightings, Galde Press Inc., Lakeville, MN, 1999. 398 s.

Hall H. Richard, The UFO Evidence, NICAP, Washington, 1964. 184 s.

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/02/el-da-despus-de-roswell/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-3/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-4/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/03/el-da-despus-de-roswell-5/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-6-2/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-7/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-8/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/04/el-da-despus-de-roswell-9/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-10/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-11/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-12/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-13/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/05/el-da-despus-de-roswell-14/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-15/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-16/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-17/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/06/el-da-despus-de-roswell-18/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-19/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-20/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-21/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-22/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/07/el-da-despus-de-roswell-23/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-24/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-25/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-26/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/08/el-da-despus-de-roswell-27/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-28/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-29/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-dia-despus-de-roswell-30/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/09/el-da-despus-de-roswell-31/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-32/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-33/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-da-despus-de-roswell-34/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2011/10/el-dadespus-de-roswell-35/

http://project1947.com/index.html

http://ufohistorykeys.blogspot.com/2008/05/flying-saucers-entered-mainstream-in.html

http://users.skynet.be/sky84985/chron9.html

http://www.nicap.org/1947.htm

http://www.nicap.org/ufoe/section_7.htm

http://www.nicap.org/waves/1947fullrep.htm

http://www.project1947.com/acufoe.htm

http://www.project1947.com/fig/muroc47.htm

http://www.roswellproof.com/militarydebunk.html

http://www.ufodna.com/chrono/ce3/1947.htm

http://www.ufoevidence.org/documents/doc1682.htm

http://www.ufoinfo.com/humanoid/humanoid1947.shtml

Hynek Josef Allen, The Hynek UFO Report, Dell Publishing Company, New York, 1977. 304 s.

Lorenzen Coral, The Great Flying Saucer Hoax, William Frederick Press, 1962. 257 s.

Maccabee S. Bruce, UFO/FBI Connection: The Secret History of the Government’s Cover-Up, Llewellyn Publications; Woodbury, Minnesota, 2000. 216 s.

Mallan Lloyd, Official Guide to UFOs, Science & Mechanics Publishing Company, New York, 1967. 96 s.

McDonald E. James, UFOs – An International Scientific Problem, presentado el 12 de marzo de 1968, en el Canadian Aeronautics and Space Institute Astronautics Symposium, Montreal, Canadá. 40 s.

Michel Aimé, Lueurs sur les Soucoupes Volantes, Maison Mame, No. 4 de la serie Découvertes, 1954. 286 s.

Nolaane D. Richard, Clark David and Roberts Andy, Phantoms of the Sky. UFOs – A Modern Myth?, Robert Hale, 1990. 204 s.

Our World Today, The Deseret News, Utah, July 12, 1947.

Randle D. Kevin, A History of UFO Crashes, Avon Books, New York, 1995. 276 s.

Randle D. Kevin, Project Moon Dust, Avon Books, New York, 1999. 328 s.

Randle D. Kevin, The Roswell Encyclopedia, Harper Collins, New York, 2000. 416 s.

Randle D. Kevin, The UFO Casebook, Warner Books, New York, 1989. 256 s.

Ruppelt J. Edward, The Report on Unidentified Flying Objects, Doubleday & Company, Inc., New York, 1956. 278 s.

Shalett Sidney, What You Can Believe About Flying Saucers, Saturday Evening Post, April 30 y May 7, 1949.

Steiger Brad, Proyecto Libro Azul, Edaf, Madrid, 1977. 384 s.

Vallee Jacques, Anatomy of a Phenomenon. Unidentified Objects in Space–A Scientific Appraisal, Henry Regnery Company, New York, 1965. 209 s.

Weinstein Dominique, Aircraft UFO Encounters: military, airliner, private pilot’s UFO sightings from 1916 to 1997, Project ACUFOE, Paris, 1999. 60 s.

Wilkins T. Harold, Flying Saucers on the Attack, Ace Books, 1967. 329 s.

Wilkinson G. Frank, The Golden Age of Flying Saucers: Classic UFO Sightings, Saucer Crashes and Extraterrestrial Contact Encounters, New Paradigm Press, 2007. 120 s.

www.cufos.org/BB_Unknowns_1_7.pdf


[1] Sic.

De engaños y mistificaciones

De engaños y Mistificaciones[1].

Paul Hopkins

Este artículo fue publicado en Merseyside UFO Bulletin nueve meses después de que David Simpson y SIUFOP llevaron a cabo su famoso engaño experimental en Warminster. A pesar de las observaciones y sugerencias hechas durante años, Paul Hopkins no sabía que SIUFOP había realizado su experimento, cuando escribió esta pieza. La naturaleza del experimento no se hizo de conocimiento público hasta el verano de 1972, cuando Flying Saucer Review publicó un editorial exponiendo el engaño. Un enlace al artículo de David Simpson en MUFOB revelando todos los detalles del experimento/engaño se puede encontrar al pie de este artículo[2].

Donde quiera que haya un misterio o intriga, o cuando el hombre se cierne al borde del descubrimiento, inevitablemente se producirán engaños. Grandes engaños del pasado como el Hombre de Piltdown han hecho siempre cauteloso a los científicos y a las autoridades, por una buena razón, ya que su reputación como expertos es vulnerable a través de los medios de comunicación. De todos los temas que se encuentran bajo la sombra del engaño, los ovnis tienen una cuota más elevada, lo cual es lamentable, ya que es muy fácil, tanto para el público, como para los expertos, no tener en cuenta cualquier evidencia a favor de los ovnis, y por lo tanto la clase y cualquier número de eventos debidos a las actividades incuestionables de bromistas. En cuanto a las bromas, hasta ahora en lo que se refiere a la escena de los ovnis se pueden colocar más o menos en tres grandes categorías. Los engaños en primer lugar, perpetrados por diversión pura, y realizados de una manera alegre. En segundo lugar, engaños perpetrados por chiflados por una serie de razones tortuosas, como una genuina creencia de que son mensajeros o embajadores de criaturas alienígenas. También la necesidad de ser aceptados como figuras prominentes en la actividad ovni, para crear un aura de misterio acerca de sí mismos, y por pura locura. En tercer lugar, las bromas de los adictos a la publicidad y los que están en el juego para obtener beneficios personales y financieros.

Por supuesto, no hay ninguna línea divisoria estricta entre una categoría y la siguiente, y un bromista a menudo cubre estas tres categorías, pero será fuertemente sesgado hacia una. En el examen de un engaño se debe considerar la calidad de ese engaño en cuanto al costo total para el falsificador en términos de tiempo, finanzas, y los posibles daños a la reputación; y por otro lado el bombardeo total realizado por el engañado; y, finalmente, el éxito de la operación en su conjunto por lo que toca al falsificador. Es la determinación de éxito quizás el factor más difícil de evaluar, ya que los motivos del bromista, o bromistas, se tienen que determinar primero, deberá tenerse en cuenta el factor tiempo entre el acontecimiento y la investigación, por lo que el investigador, con el fin de iniciar sus trabajos y tener un punto de referencia del que se pueda seguir una línea de investigación, tendrá que utilizar una gran cantidad de conjeturas en cuanto a la personalidad de cualquier persona relacionada con las observaciones.

Los ovnis son mucho fenómenos transitorios, y más aún cuando aparecen como luces en el cielo. De tales observaciones o afirmaciones es poco lo que el investigador puede deducir ya que no sólo tiene que considerar la posibilidad de un engaño, sino también cosas tales como confusión de identidad de objetos comunes en circunstancias especiales, o la ignorancia por parte del testigo de objetos astronómicos y fenómenos atmosféricos. Un falsificador tiene poco que ganar a partir de observaciones a distancia, salvo tal vez una mención en el boletín local, a menos que la “observación” sea una parte intrincada de un engaño más grande, y el falsificador confíe en el efecto acumulativo.

El efecto acumulativo puede operar en varias formas de acuerdo con el control que el bromista tenga sobre su situación. Los oportunistas pueden funcionar inmediatamente después de un avistamiento en otras partes a fin de que se añada el impulso a su propia historia, mientras que algunos se basan en otros que salen con historias similares. La posterior llegada de los investigadores, los turistas ingenuos (con la esperanza de ser testigos de un evento) y los lunáticos, prepara a la localidad para que un engaño cuidadosamente planeado que puede llevarse a cabo con bastante éxito, ya que la afluencia de las diferentes facciones causa confusión al investigador serio. Esto, creo yo, es lo que sucedió en Warminster. A pesar de que esta situación es difícil de racionalizar, debido a su naturaleza compleja, que a menudo permite un cierto grado de protección al bromista o los bromistas.

Otra forma en que el efecto acumulativo puede influir en un engaño es en el caso de un engaño bastante simple “clase uno”, donde el falsificador, al ver que el público – al menos algunos elementos de la población – lo está tomando en serio, lleva la broma un poco más allá. Mientras él sigue siendo relativamente desapercibido, el montaje continúa hasta que el timador se da cuenta de que su fama se ha extendido más allá de los confines de su país, y también que algunas personas eminentes está tomando un gran interés en el asunto. El timador se enfrenta ahora a un dilema. Él debe admitir su maldad y ser castigado por la prensa, o mantener un frente hasta que todo el problema se desvanezca. Si consideramos la saga de Adamski en este contexto, como un hombre atrapado por su propio engaño, entonces las peculiaridades de la historia se explican por sí mismas. Ciertamente, el asunto de Adamski fue, y sigue siendo, una parte integral de un engaño acumulado debido a los numerosos que saltaron a su carro antes y después de su muerte. Dos de las mejores facciones conocidas (al menos para mí) son el IGAP, en EU, y la Sociedad Aetherius, en Inglaterra. Ambas sociedades se basan en el hecho de que los seres humanos de esta época moderna son esencialmente inseguros, especialmente en Occidente, donde el cristianismo está muriendo lentamente, y el mundo está aparentemente en equilibrio al borde de un holocausto nuclear. Las nuevas religiones centradas en los seres del espacio tipo Adamski llenan en alguna medida este vacío religioso, ya que proporcionan la seguridad de los guardianes extraterrestres de la tierra. El atractivo de una religión atrae y satisface las necesidades de muchas personas y, como tal, el engaño de Adamski se ha convertido en una leyenda de auto-proliferación.

De la experiencia de Adamski, es evidente que con el fin de perpetrar una broma exitosa con una larga vida y la probabilidad de un buen rendimiento en términos de apoyo y financiamiento, se debe recurrir a una demanda de contacto con alguna relación mítica o imaginaria, con un mensaje para la humanidad. Tales eran en esencia las reivindicaciones de Dan Fry, Truman Bethurum y muchos otros. Alternativamente, se puede apelar a los instintos agresivos del hombre mediante la asignación de actos de violencia y la interferencia con la maquinaria de visitantes extraterrestres. Sin embargo, tales afirmaciones no parecen ser tan exitosas como las de visitantes amistosos.

Cada nueva afirmación de contacto, cada observación y reivindicación de fotografía ovni, presenta un desafío y una carga para el investigador de ovnis, que puede extenderse por varios meses sin resultado definitivo en el siguiente final de ese período. Aparte de la confusión de identidad, uno siempre se queda con la conclusión de que o bien efectivamente se produjo un evento extraterrestre, o se perpetró un engaño y el falsificador tiene la intención de guardar silencio. (Las personas hablan a menudo de “la conspiración de los hombres de negro”, pero a mí me parece que no hay pruebas de una gran conspiración mundial.)

El punto es, en mi opinión, que probablemente sabemos más acerca del fenómeno ovni que de los fenómenos de mistificación, y para ello sugiero agregar una cuarta clase de engaño a las tres ya mencionadas. Es decir, engaños perpetrados con el objeto de estudiar una mistificación y su efecto acumulativo sobre las personas. Sugerir deliberadamente la creación de un engaño, sin duda, invoca una gran controversia en el mundo ovni. Sin duda, esto se ha hecho antes en pequeña escala. Muchos aficionados a la fotografía falsifican imágenes de ovnis sólo para demostrar que es fácil, y de hecho lo es. Sin embargo, esas imágenes rara vez toman al investigador serio mucho tiempo. De igual forma, las historias más locas u ocultas. Yo sugiero que hay un caso para la creación de un engaño cuidadosamente planificado y controlado a gran escala. En efecto, sería deseable la creación de un segundo Warminster con el único propósito de examinar el tiempo que tarda en llegar un engaño, a observar la llegada de parásitos y locos, para tener en cuenta el costo total, y lo más importante de todo, para estudiar las reacciones de los testigos.

Aquellos lectores que han estado en Warminster probablemente apreciarán lo que quiero decir cuando me refiero a ella como una ciudad del tamaño de un engaño. Es demasiado grande para que sus habitantes se conozcan íntimamente, y sin embargo la información se distribuye de manera bastante rápida a través de diversos medios de comunicación. Al estar situada en una ruta principal tiene una población itinerante, bastante grande, especialmente durante la temporada turística, más la propiedad relevante de esta ciudad es que está situada en una región del país que está profundamente arraigada en la historia primitiva del hombre. Así para los historiadores convencionales, la zona es en gran medida un santuario para los ocultistas, que creen que el Santo Grial todavía no se ha encontrado, o que una nueva era amanecerá con Avebury o Stonehenge en el centro del universo. Naturalmente los campamentos del ejército agregan interés y ayudan a promover el misterio de la zona, tanto por su presencia y actividades extrañas, especialmente cuando se trata de hacer ruidos.

En una de estas zonas no es de extrañar que un falsificador podría, después de familiarizarse con el entorno y los rasgos de alrededor y de la población local (y también contando con la pequeña afluencia de seguidores de la “nueva era” manteniendo sus vigilias) garantizar una audiencia. Así, para una broma experimental, los investigadores tendrían que encontrar una ciudad que tiene propiedades muy similares a las de Warminster. Una vez hecho esto, sus problemas no han hecho más que empezar, si no están transgrediendo de alguna forma la ley. Es una simple cuestión de hacer que aparezcan luces en el cielo a su antojo, siempre y cuando uno tenga un asistente. Un par de bolsas de polietileno llenas de gas de carbón y unidas levantarán una pequeña batería y la bombilla en el aire. Estrictamente hablando, esto es ilegal, salvo que haya obtenido el permiso del Ministerio de Defensa y también notificado a los aeropuertos locales.

Una vez más, no es demasiado difícil hacer que un cráter aparezca en el campo de un granjero, y para los experimentadores le sugiero que intenten el método siguiente. En primer lugar obtengan un tubo de hierro, por ejemplo alrededor de cinco pies de largo y 1½ pulgada de diámetro. Al final coloque un par o más de dientes cortantes afilados, y en el otro taladre un agujero para tomar una barra de tommy. Armado con este dispositivo y un martillo grande, el tubo puede penetrar profundamente en el suelo y los núcleos de tierra removida por una serie de perforaciones que se repiten hasta que se queda con un agujero bastante recto sin problemas. Para añadir interés puede sacar varios canales que irradien del agujero central y hacer varias otras depresiones interesantes alrededor. Llenar el hueco central con una mezcla finamente dividida de magnesio, aluminio y estaño, (los tres componentes de metal que supone tienen los platillos voladores) insertar una mecha de ignición y retroceder. Con una alta proporción de magnesio en la mezcla se producirá una llama extremadamente caliente y brillante que debería atraer algo de atención. En caso de que el momento sea equivocado y no haya nadie en las cercanías, es seguro que el agricultor se encontrará con la profanación de su campo en un momento u otro. Esto es preferible, ya que puede dar tiempo a que lluvia lave las huellas delatoras de ceniza blanca.

Ahora podemos ver que puntuación se obtiene. En primer lugar está el costo de la tubería. A continuación, varias libras se tendrán que pagar por el costo de llenar el agujero con una mezcla explosiva. Habrá caído fuera de la ley en varios aspectos. Por invasión de propiedad, y hacer daño a un cultivo, (recuerde, la hierba es un activo valioso para un agricultor, por no hablar de la cebada, la avena o las patatas.) Y por la descarga y posesión de material explosivo. A medida que su engaño cobra impulso, sospecho que así también aumentan en proporción el número de actos antisociales que ha cometido.

Lo que nos lleva a dos puntos. En primer lugar un bromista muy probablemente tiene tendencias antisociales. Esto explicaría por qué muchos contactados quieren patear en los dientes a la ciencia moderna y a la sociedad. Ellos quieren ser considerados aparte de la manada, como seres seleccionados a menudo guiados por inteligencias superiores desde arriba. Al igual que muchos inquietos “estudiantes” que quieren dar una sacudida a las convenciones; teniendo reporteros y camarógrafos corriendo de un lado en una búsqueda inútil, mientras ellos mismos se sientan de nuevo cautivados por su capacidad de perturbación, mientras que sus egos se hinchan. En segundo lugar el falsificador de un gran engaño corre el riesgo real de ser demandado o procesado. Así, se ven obligados a permanecer en el anonimato.

Con estos puntos en mente la creación de una broma experimental no es el tipo de cosa que se debe intentar en la noche. Tampoco debe ser hecha por un organismo de aficionados, ya que los resultados no sólo son susceptibles de ser desastrosos, sino también perdidos. La cooperación de las entidades locales es necesaria, inclusive la policía y el consejo local. Se tendría que obtener permiso del Ministerio de Aviación, si se quisiera lanzar objetos al cielo, y así sucesivamente.

En resumen, a gran escala, organizar un engaño ovni podría proporcionar información valiosa sobre la manera de pensar y reaccionar a lo que ellos piensan que es un fenómeno desconocido. Al enfrentarse luego con situaciones ovni artificiales, inspiradas en historias de casos anteriores, a pesar de que el estímulo es falso, la reacción sería la misma que sería más probable que se produzca en las condiciones genuinas de un avistamiento y un flap ovni. Entonces, y sólo entonces, el investigador de ovnis realmente sabrá lo que está haciendo.

http://magonia.haaan.com/2009/hoaxes/


[1] Publicado originalmente en Merseyside UFO Bulletin, volumen 3, número 6, diciembre de 1970.

[2] Ese artículo lo publicaremos la próxima semana en Marcianitos verdes.