Encuentros cercanos: La oleada 1977-1979 (Final)

ENCUENTROS CERCANOS: LA OLEADA 1977-1979[1]

Por Héctor Escobar S.

1979

30OvnisSobreTepoztlan C.E. No. 61 en una nota titulada Espectacular avistamiento sobre Tepoztlán y el periódico Diario de Morelos en su edición del 25 de febrero informan de una “flotilla de ovnis” que atravesaron el cielo morelense. El día 22, numerosos vecinos de Tepoztlán, Morelos, entre ellos Viviana Sotelo, Beatriz Aguirre y Carlos de la Huerta, informaron del paso de 30 extraños objetos por los cielos del pueblo. Los objetos se describen como 30 “bolas de fuego” que volaban en formación de ala de gaviota.

En C.E. No. 63, un artículo de Hugo S. del Real titulado Los pequeños cíclopes, informa de un interesante avistamiento. El 30 de marzo de 1979, en Ciudad Cárdenas, San Luís Potosí, los hermanos Joaquín y Héctor Juárez Ruiz de 10 y 8 años respectivamente regresaban de su escuela cuando, al atravesar un campo de fútbol, les llamó la atención numerosos “niños” que caminaban muy rápido. Al acercarse a ver, comprobaron que se trataba de cerca de 20 “hombrecitos” de aproximadamente 50 cm. de estatura. Estos hombrecitos tenían un sólo ojo en la frente pero, por lo demás eran normales. Los muchachos se aterraron y quisieron correr, pero en estos momentos los seres los vieron y empezaron a volar envueltos en una luz blanca.

Ciclopes A principios de abril, Ciudad Valles en San Luis Potosí se vio sacudida por una psicosis de ovnis.

El primer reporte aparece en el periódico local El Mañana, en donde se relata que el día 14 de abril, cerca de las 20:30, numerosas personas fueron testigos del paso de un extraño objeto volador. El Sr. Carlos Ramírez informó que su hijo de 9 años le advirtió acerca de una “bola de lumbre” que se encontraba en el cielo. Esto motivo que la familia saliera a la calle para mirar, pudiendo ver ahí un objeto que parecía un globo iluminado por dentro. El objeto parecía prenderse y apagarse y se movía despacio a pesar de que había bastante viento. La familia Ramírez avisó a sus vecinos, la familia Vidales quienes también vieron el misterioso objeto.

Por otra parte, la Sra. Avelína Hernández de Gutiérrez y su hijo también vieron un objeto en el cielo al cual describieron como el foco de un carro. El hijo de la señora informó que dos horas después también vio otros dos objetos que daban vueltas y vueltas.

1977 1978 1979 Total
Ene 2 2 11 15
Feb 2 3 4 9
Mar 3 10 3 16
Abr 3 7 8 18
May 0 10 5 15
Jun 4 6 3 13
Jul 1 3 6 10
Ago 3 5 1 9
Sep 4 1 2 7
Oct 2 3 4 9
Nov 2 16 9 27
Dic 4 9 6 19
? 2 2 17 21
Total 32 76 79 187
Tabla 1: Distribución mensual de casos 1977-1979

En el mismo periódico, en su edición del 17 de marzo informa del relato de otros testigos. El Sr. Guadalupe Díaz de León, Comandante de bomberos de la ciudad, describe al objeto como “un plato que se movía lentamente” y que luego se desplazó a gran velocidad. Según Díaz de León, el objeto se ensanchó y se volvió de color amarillento. Posteriormente se alejó hacia el Norte.

La Sra. Lidia Reina y su esposo, describieron al objeto como una luz intensa que cruzaba el cielo y agregaron que les pareció que el cielo se oscurecía. Simultáneamente a la observación se registró un apagón en los alrededores. El mismo periódico en su edición del 18 de abril informa de otro objeto visto en día 16, esta vez a las 23:00. El Sr. Nirvando Camacho informa que se encontraba en su casa y afuera de ésta, su esposa, su suegra y una niña vendiendo tacos, cuando una joven les señaló un objeto en el cielo. La señora se asustó y gritó a su esposo que se encontraba en el interior de la casa, al salir éste, pudieron ver que se trataba de un objeto brillante de forma alargada y en cuya parte superior había una especie de cúpula con una sombra en su interior.

Avistamientos

A la misma hora, el Sr. Sergio Cabrera reportó, un objeto luminoso que lentamente se desplazaba en dirección Noroeste. El objeto era rojizo y tenía una especie de cúpula encima.

Los detalles de los objetos vistos a baja altura, que lo describen “Como un globo iluminado desde adentro” no puede descartarse que se tratara en realidad de eso: un globo de aire caliente soltado por algunos bromistas.

También El Mañana en su edición del 26 de abril informa que el día 24, numerosas personas pudieron ver a las 18:00 un extraño objeto volador. La Sra. Lucía Monroy Trejo y su hija, María del Rosario López Monroy, informaron de un objeto visto abajo de por donde volaba un jet. Según las descripciones se trataba de una bola plateada que fue visible durante una media hora. ¿Venus?

LosOvninautasLeOrdenaronElSuicidio Finalmente, a mediados de agosto nos llega un extraño caso, que perfectamente podríamos adjudicar a graves problemas psicopatológicos. El caso aparece relatado en C.E. No. 72 por Hugo S. del Real en un artículo titulado Los ovninautas le ordenaron el suicidio.

El 16 de agosto, el Sr. José Ángel Morales Partida, humilde tallador de Ixtle, domiciliado en la ranchería de El Fresno, había salido a cazar conejos. Eran cerca de las 7:30 cuando pudo oír un penetrante silbido, al mirar hacia arriba se percató de un objeto redondo que giraba en el cielo, a unos 50 o 60 km. de altura (sic). El objeto era color rojo, muy brillante y producía un silbido muy intenso, ante lo cual se tapó los oídos ya que el ruido era prácticamente insoportable. Al taparse los oídos “escuchó” ”una voz muy ronca que le hablaba en español, pero con acento extranjero”. La voz le decía: “Una vida mejor te espera hombre. Deja en paz a los seres irracionales. Usa tu arma hombre; decídete. Úsala contigo mismo para asegurar tu felicidad. Vente con nosotros hombre, vente…” Esto es lo último que recuerda.

Por su parte, la Sra. Ana Partida de Morales, madre del joven informó que no vio nada pero encontró a su hijo tirado en el suelo, boca arriba y tapándose los oídos y quejándose de un fuerte dolor de cabeza. Según la señora, desde esta experiencia, su hijo ha cambiado mucho, vive en constate temor y tiene “una expresión de idiotez”.

El caso parece corresponder cercanamente a una alucinación, probablemente de origen orgánico (epilepsia del lóbulo temporal). Como no se continuó la investigación del caso es imposible dar mayores detalles.

Diversos medos de comunicación, entre ellos el periódico Uno Más Uno del 28 de marzo de 1979 y la revista C.E. en su número 62, en un artículo de Pablo Latapí titulado Ovnis sobre C. U. informan de un avistamiento ocurrido en el Distrito Federal el día 26.

OvnisCU Ese día, varias personas, entre ellos Ramón Márquez director de la sección deportiva del periódico Uno Más Uno, el Sr. Fausto Rosales, colaborador de C.E. y la Srita. Elena Reséndiz pudieron ver un extraño objeto desde distintos puntos en el sur de la ciudad de México. Cerca de las 20:00, el Sr. Márquez salía de las oficinas que se encuentran junto al estadio olímpico México 68 en Ciudad Universitaria cuando pudo ver en uno de los estacionamientos a un hombre mirando a través de unos binoculares. Esta persona resultó ser el Ing. Ignacio Martínez que esta­ba observando un punto de luz color rojo que flotaba en el cielo. Al acercarse Márquez, Martínez le indicó que se trataba de un objeto que hacía movimientos extraños. Según Márquez, se trataba de un objeto ovalado que emitía destellos intermitentes, su superficie parecía estar seccionada y tenía como dos cruces; además había una pequeña luz que volaba abajo de él -como siguiendo sus movimientos-. El objeto que se encontraba aproximadamente a unos 1,000 metros de altura se alejó para volver a acercarse posteriormente, este movimiento lo repitió en dos ocasiones.

FaustoRosales En un lugar cercano, Fausto Rosales y Elena Reséndiz se encontraban a bordo de un automóvil cuando llamó su atención una luz roja en el cielo en los alrededores de Ciudad Universitaria, al sur del D.F. Según estos testigos, el objeto emitía destellos blancos y tenía unas luces amarillas en sus extremos. Este objeto se alejó hacia arriba. Posteriormente, otro objeto pasó a mucha menor altura. Este era un objeto de color amarillo que cambiaba de forma (no se especifica cómo). Al alejarse este objeto apareció a continuación una luz roja volando a gran velocidad, que se colocó cerca de donde había estado la primera, en donde permaneció por espacio de 5 minutos, transcurridos los cuales ascendió y –“como si se hubiera desintegrado”– quedaron en su lugar 6 o 7 lucecitas que se alejaron con rumbo al Ajusco (Suroeste). Minutos después, las mismas personas informaron de otro objeto al cual describieron como una pompa de jabón color rojo con dos luces en su interior, que se alejó a enorme velocidad.

Con fecha 30 de mayo, C.E. recoge en una nota titulada Ovnis sobre el Distrito Federal un interesante reporte del Sr. Alejandro Zúñiga Roa. A las 14:40 de ese día, el Sr. Zúñiga, policía militar, se encontraba junto con un grupo del ejército ejecutando labores de reforestación en el cerro del Ajusco en la parte suroeste del Distrito Federal. En compañía de otros soldados pudo ver un objeto al cual describe como un trapezoide alargado iluminado con un resplandor blanco; posteriormente este color se volvió color rojo y luego amarillo. El objeto sobrevolaba a baja altura sin emitir el menor ruido y se perdió en el bosque.

DistribucionDeLosCasos En esa misma nota se hace referencia a lo observado por el Sr. Roberto Velasco Martínez a las 13:40 del 17 de junio en el D.F. En esa ocasión, el Sr. Velasco se encontraba comprando boletos para una sala cinemato­gráfica cuando llamó su atención un extraño objeto a unos 400 metros de altura. Dicho objeto era de forma pentagonal, de color rojizo opaco y con bordes resplandecientes; flotaba y giraba sobre su eje. Debajo de este objeto también flotaba una pequeña esfera verde brillante. Tampoco hay mayores datos.

Ovnis en Ciudad Juárez: con este título aparecen los titulares del periódico El Mexicano de Ciudad Juárez, Chihuahua del día 16 de mayo de 1979, haciendo referencia a un avistamiento ocurrido a las 22:00 del día anterior. Numerosos testigos que presenciaran el fenómeno, entre ellos el Sr. David Carrizales, describieron un objeto en forma de dos platos con una especie de torre en su parte superior que despedía una luz brillante: el objeto ascendió primero y luego se desplazó de manera horizontal con rumbo al aeropuerto. Según algunos informes, el objeto dejaba una cauda luminosa.

PueblaPuebla2 A grandes titulares, El Sol de Puebla publica en su edición del 6 de julio de 1979, unas impresionantes fotos de un disco volador, fotografiado accidentalmente al tratar de obtener unas fotografías de un halo solar que fue visible desde esa localidad el día anterior. En esa ocasión, los médicos Dres. Javier Ayala Ríos y Hugo Flores Gutiérrez se encontraban en la azotea de su casa fotografiando un halo solar que se registró en Puebla entre las 12:00 y las 14:00. Pudieron lograr una serie de fotos que muestran un ovni invisible. La explicación de estas fotografías así como muchas similares, es decir supuestos ovnis invisibles que aparecen al fotografiar el sol o la luna, se encuentra en las máquinas fotográficas, simplemente es un reflejo de la luz solar que se produce al interior del sistema óptico de la cámara.

OvnisSobreVeracruz Tiempo después C.E. 76 informa en una nota titulada Ovnis sobre Veracruz acerca de un avistamiento ocurrido en la ciudad de Veracruz, Veracruz, el día 18 de octubre de 1979 a las 21.00.

En esa ocasión, los periodistas Jorge Priego y Álvaro Wong, además del inspector de policía Lázaro Ferrer Ávila, pudieron ver lo que describieran como 4 platos voladores. Según la nota se trataba de tres objetos de color blanco y uno más color rojizo. Se informa que los objetos fueron visibles casi durante una hora. En esta nota se resalta el hecho de que, a pesar de haberse observado durante tanto tiempo, los periodistas no hayan tomado una fotografía del fenómeno. Según el jefe del Servicio Meteorológico Sr. Cesar Luna Baunza, es muy probable que se haya trata­do de una confusión con objetos astronómicos comunes aunque observados en circunstancias anómalas.

Otro caso psicopatológico nos lo ofrece el periódico Carteles del Sur de la ciudad de Oaxaca, Oaxaca, que informa en su edición del 11 de diciembre de un extraño caso en una nota titulada ¿Ovnis en la costa de Oaxaca?, firmada por Félix Tomás Velasco García.

El día 30 de noviembre el campesino Sr. Manuel Fidel Cruz López de 39 años, fue “atacado” por unos ovnis. Según el relato de Cruz, ese día se encontraba desyerbando un palmar de su padre sito a unos 15 Km. de Oaxaca en Pinotepa Nacional. Súbitamente bajó un plato volador de 50 metros de ancho y unos “dos pisos de altura” del cual bajaron ocho seres altos y negros “como africanos”. Según Cruz los seres que hablaban en mixteco le ordenaron castrarse utilizando el machete que en esos momentos llevaba. ¡Cruz obedeció! y, medio atontado por la hemorragia, vagó algunas horas por el monte con el miembro en su mano. Finalmente llegó al palmar propiedad de Fortino Fuentes Guzmán quien le prestó primeros auxilios y de ahí fue trasladado a la ciudad de Oaxaca donde continua internado. El caso obviamente reviste características psicopatológicas graves, y puede considerarse producto de un severo trastorno de tipo esquizofrénico.

Análisis de la oleada

ReportesArgentinos Uno de los primeros elementos que nos llama la atención en esta oleada es que ésta difícilmente obedece al término, ya que se trata de un total de 191 casos distribuidos como se indica en la Tabla 1.

La primera diferencia que podemos ver, si comparamos con las oleadas del 50 y del 65 es que en estos casos se trata de un número alto de avistamientos pero con una distribución en el tiempo mucho mayor. La Figura 1 nos muestra la distribución de estos tres años de acuerdo a los meses.

La distribución tipológica de los casos se puede ver en la Figura 2.

Creemos que estas diferencias tan radicales obedecen a la existencia en esta época de numerosas revistas dedicadas a los ovnis que recogían constantemente informes de avistamientos. Algunos factores psicosociales, por ejemplo el estreno en abril de 1978 de la película Contacto Extraterrestre y posteriormente en junio de Encuentros Cercanos, parecen tener un efecto significativo en el aumento de informes. Para comprobar lo anterior veamos la Figura 1 que recoge estos tres años (36 meses: enero 1977 a diciembre 1979) de manera ordenada. Vemos así tres etapas. Una primera etapa enero 1977 a febrero 1978 donde se mantiene un promedio bajo de casos 2 por mes (una línea casi plana); a la cual sigue inmediatamente una segunda etapa caracterizada por un súbito aumento desde marzo de 1978 a mayo y luego una posterior disminución de los informes para saltar luego espectacularmente en noviembre de 1978 e ir decreciendo hasta agosto de 1979 para luego subir finalmente de nuevo en noviembre del mismo año. Son identificables así dos elementos: el primero corresponde a marzo de 1978 (mes 15) es cuando empieza en México a anunciarse la película Encuentros Cercanos del Tercer Tipo, en abril (mes 16) se exhibe por primera vez en la Muestra de Cine y también en abril se estrena Contacto Extraterrestre;. Finalmente en julio se estrena comercialmente Encuentros Cercanos. Estos datos parecen apoyar a los obtenidos por Roberto Banchs para la Argentina (Figura 3)[2]. Si continuamos en esta gráfica veremos que el incremento de noviembre obedece a los vuelos de la avioneta publicitaria que inició vuelos el 14 de noviembre para culminar a mediados de enero de 1978. Igualmente en 1979, otras avionetas utilizando un sistema de luces similar ocasionaron un nuevo aumento de la casuística ovni.

DistribucionHoraria Así pues y a nuestro parecer, la oleada 1977-1978 obedece a una serie de factores sociales: la presencia de revistas que se encargan de recoger una gran cantidad de informes y que crean a su vez un efecto de retroalimentación en el público que decide a su vez informar de avistamientos que de otro modo permanecerían en el olvido. A esto es necesario añadir la presencia de dos elementos generadores de reportes, el estreno de películas como Contacto Extraterrestre (Abril 1978) y Encuentros Cercanos (julio 1978) como desencadenantes de una oleada de informes y la aparición de publicidad luminosa en avionetas a las que podemos remitir una gran parte de los informes de noviembre y diciembre de 1978 así como de noviembre, diciembre y enero de 1979.


[1] Publicado originalmente como Escobar S. Héctor, Encuentros Cercanos: La oleada 1977-1979, Perspectivas Ufológicas, Año 2, No.6, septiembre de 1995. Págs. 35-49. (Nota de LRN)

[2] Banchs, R Fenómenos aéreos inusuales, LEUKA, Ar­gentina. 1994.

3 pensamientos en “Encuentros cercanos: La oleada 1977-1979 (Final)”

  1. Javier Martín.
    ¿Podrías dar datos concretos? Es decir, nombres de tus amigos. Fecha (día y hora) en que ocurrieron los eventos. De ser posible copias de la denuncia ante la comisaría y/o la recepción en el hospital, o el acta de defunción.
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.