Los archivos ovni alemanes

LOS ARCHIVOS OVNI ALEMANES

ONUEl 18 de diciembre de 1978 la Asamblea General de las Naciones Unidas tomo la resolución 33/426, que consistía en la “Creación de una agencia o un departamento de las Naciones Unidas para coordinar y difundir los resultados de la investigación de objetos voladores no identificados y fenómenos relacionados”. La iniciativa había sido propuesta a la ONU por el entonces Primer Ministro de Granada, Sir Eric Gairy. Esto generó un informe confidencial preparado por los Servicios de Investigación del Departamento de Ciencia y Relaciones Exteriores del Bundestag alemán (Parlamento Federal), titulado “La búsqueda de vida extraterrestre y la aplicación de la Resolución de la ONU A/33/426 de la observación de objetos voladores no identificados y formas de vida extraterrestre”.

Este último informe ha generado un conflicto y la sospecha de ocultamiento ovni en la comunidad ufológica alemana.

RobertFleischerFrankReitemeyerResulta que en 2009, según nos cuenta Robert Fleischer, coordinador de la German Exopolitics Initiative (Exopolitics Germany), en una entrevista con Andreas Müller, uno de los editores de Cross-Aktuell.de.

“Me llamó un periodista y fotógrafo independiente de la Baja Sajonia, Thorsten Wachten. Estaba a punto de entrevistar a un miembro del Bundestag, Gitta Connemann (CDU, Christian Democratic Union), y me pidió información fiable sobre el tema ovni que se pudiera presentar a la congresista Connemann. Le envié nuestro documento de información para periodistas y otros documentos. Cuando el señor Watchen presentó los documentos durante la entrevista y luego le preguntó por sus opiniones, la señora Connemann no tenía una respuesta inmediata. Ella se sorprendió de que hubiera tantos (documentos) sobre este tema con hechos desconocidos, por lo que se comprometió a dar instrucciones al Servicio Científico del Bundestag alemán, con una elaboración sobre el tema, para encontrar un socio adecuado para Exopolitics Germany. La señora Connemann mantuvo su palabra, y unas semanas más tarde recibí el proyecto, junto con una carta.

GittaAdemás de esa carta le envió extractos del informe confidencial en donde se analiza la respuesta del Bundestag alemán a esta iniciativa de la ONU, así como una discusión histórica de si hubo o no investigaciones oficiales sobre ovnis en la República Federal durante la Guerra Fría.

Fleischer compartió los extractos con los medios de comunicación, mismos que se publicaron en el periódico alemán Welt Kompakt.

Alemania tiene una larga historia de avistamientos de ovnis. Algunos de los primeros Foo fighters fueron vistos en y cerca del espacio aéreo alemán. Durante los experimentos de Avrocar Canadá, en el que los científicos estaban tratando de construir aeronaves civiles en forma de platillo, se reveló que Rudolf Schriever y Klaus Habermohl habían desarrollado un vertical take-off vehicle (VTOL) en forma de disco, que había volado el 14 de febrero de 1945. La nave supuestamente fue un éxito, pero rápidamente desapareció de la mayoría de los libros de registro oficiales.

Sin embargo, durante años, el Gobierno federal alemán ha negado tener conocimiento de los ovnis. Al contrario de muchos países que han estado liberando sus archivos ovni (Bélgica, Canadá, Dinamarca, EU, España, Francia, Gran Bretaña e Italia, entre otros países de la OTAN), Alemania ha permanecido en silencio, negándose a liberar los documentos ovni o incluso admitir que los tiene, a pesar de las pruebas reunidas por el contrario.

Frank-ReitemeyerEsto fue lo que inspiró a un ciudadano alemán, Frank Reitemeyer, para solicitar los X-Files alemanes. Ejerciendo su derecho de acceso a la información oficial bajo la Informationsfreiheitsgesetz (IFG) (Ley de Libertad de Información), en noviembre del 2009 Reitemeyer pidió que el Servicio Científico del Bundestag Alemán revisara el informe confidencial. Él dijo a la corte (Tribunal Administrativo) de Berlín:

“Quiero saber los hechos y me molesta que en Francia, Inglaterra, EU, Canadá, los ciudadanos pueden ver los archivos ovni, y yo no estoy informado, como alemán, por mi gobierno alemán. Por lo tanto, es una discrepancia evidente… En Francia, un ciudadano es automáticamente informado por su gobierno porque el gobierno proporciona los archivos de ovnis en la página web de la agencia espacial, así que oficialmente por parte del gobierno, cualquiera puede ver los documentos de forma gratuita desde su casa. Yo, como un alemán en Alemania, debo enviar faxes, realizar llamadas telefónicas, presentar una reclamación. Esto tiene un costo y estrés, que no creo que sea correcto”.

El Parlamento alemán rechazó esa petición por considerar que el IFG “no es aplicable al Bundestag alemán, a menos que perciba las tareas de la administración pública. Los trabajos preparatorios de los Servicios de Investigación es un mandato ejercido por los diputados asignados y por lo tanto, está exento del ejercicio de acceso a la información de los asuntos parlamentarios. Además que la labor de los Servicios Académicos se aplica a la protección de la propiedad intelectual”.

Es decir, el Parlamento Federal Alemán (WDBB por sus siglas en alemán) alega que la IFG no se aplica al Servicio Científico del Bundestag alemán porque está protegido por leyes de propiedad intelectual (derechos de autor), lo que le permite conservar los documentos privados.

Pero el Tribunal Administrativo no aceptó este argumento, afirmando que “El Bundestag es el dueño de los derechos de autor, pero esos derechos no se ven afectados porque el demandante sólo recibe conocimiento, pero no el público general. El derecho de distribución del Bundestag no se ve afectado porque el demandante no tenía la intención de llevar este estudio (ovni) al mercado, sino que simplemente quería leerlo”. El Tribunal Administrativo de Berlín confirmó la denuncia, ya que, dijeron en el Comunicado el prensa “Bundestag debe inspeccionar ‘Documentos ovni’”, permiso (n º 46 / 2011), Berlín, 12/01/2011: “La tarea del parlamento consiste esencialmente en la legislación y el control del gobierno. Esto no pertenece a la labor del Servicio Científico del Parlamento Federal, ya que esto sólo responde a las preguntas de los miembros y crea informes. Esta transferencia de las formas de información y el conocimiento es la base para el trabajo de los diputados, son uno mismo, pero es trabajo no parlamentario”.

Pero el Bundestag apeló la decisión, enviándolo a la Corte Suprema Administrativa de Berlín-Brandeburgo para para que revoque ese fallo.

“Nunca he visto un ovni”, dijo Reitemeyer a la N-TV alemana, “pero estoy convencido de que el gobierno alemán ha sabido por mucho tiempo sobre objetos voladores no identificados”.

El asunto se ha vuelto candente debido a qué el gobierno alemán decidió que este tema no es para el consumo público. ¿Por qué está luchando contra su propio sistema judicial para mantenerlo en secreto? Todos los archivos ovni hasta ahora liberados por otros países no han aportado una sola prueba de la existencia de naves de otros planetas. ¿Los archivos alemanes la tienen? ¿O más bien es una cuestión de orgullo alemán?

Durante la Guerra Fría Alemania era uno de los centros de espionaje más activos. Seguro estuvo bajo vigilancia de aparatos y aviones espía. Además, ambos gobiernos (Alemania del Este y Alemania del Oeste) estaban bajo el dominio de potencias extranjeras, mismas que fueron las encargadas de investigar esos reportes ovni. Actualmente el gobierno de la Alemania unificada podría sentir vergüenza de ese hecho y de que, en efecto, no tiene interés en el tema y se han perdido los registros de una época en que lo tuvo.

Andreas Schütz, del Centro Alemán de Aeronáutica y Astronáutica, dijo a Weltz Online que nunca había oído hablar de que el gobierno alemán investigara los ovnis en relación a los extraterrestres, pero dice que es plausible que tuviera informes sobre aviones no identificados durante la guerra fría. Sin embargo, el profesor de física de Munich Herald Lech respondió: “Estoy convencido de que los agentes alemanes del ministerio nunca se han ocupado de ovnis ¿Por qué nos visitan los extraterrestres? Deberían ir a Francia porque por lo menos hay una buena comida”.

“Es increíble que Alemania no tenga archivos ovni”, dijo Fleischer al periódico alemán Express. “Después de todo, ya 19 países en todo el mundo han abierto sus archivos secretos”.

No hay duda que la aprehensión de Alemania para hablar sobre el tema sólo alimentará el interés en el mismo. El Tribunal Supremo Administrativo de Berlín-Brandemburgo tendrá la última palabra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.