Forteanismo 2011

FORTEANISMO 2011

CharlesFortTuvimos muchas noticias en el campo del forteanismo. Desde las clásicas lluvias forteanas:

Cae una sustancia amarilla sobre Nueva York; en Inglaterra llueven gusanos mientras que en Florida se van de orgía; lluvia extraña: animales que han caído del cielo; y caen manzanas del cielo sobre Coventry.

A anomalías en seres humanos: otro hombre con cuernos en China; la bella durmiente británica; y médicos desconcertados por niña que llora piedras (lo que sospecho que es un fraude). O sacaron 28 clavos del cuerpo de una niña.

O combustiones humanas espontáneas: un caso de combustión humana espontánea; estaba tan caliente que produjo combustión humana espontánea; combustión humana espontánea en Irlanda; hombre misterioso estalla en llamas; y combustión humana espontánea y brujería. Pero, como ya sabíamos, la combustión espontánea es un mito dice forense.

También tuvimos embalses que cambiaron de color, al más puro estilo bíblico: el río Victoria se vuelve verde brillante; fluoresceína fue lo que hizo vede al río Goldstream; el estanque de la ciudad se vuelve verde fluorescente; lago de Texas se vuelve rojo sangre; río de China se vuelve rojo. Pero la más interesante fue la aparición de una sustancia naranja en Alaska, que al principio se pensó que eran huevos, pero finalmente se supo que eran esporas.

Hubo “milagros” y hechos “portentosos” como un muro que sangra; una hostia sangrante en Twin Cities; el tejido del corazón de Jesús en una hostia sagrada; y Moruga ve milagro en hostia sangrante. También hablamos del “fuego espiritual” en Malasia; del jinete del Apocalipsis, que era un lens flare pareidólico; de los milagros en la India. No se nos olvidó el misterio de las cinco llagas, cuyo principal representante es el padre Pío, del cual se publicó el libro: Padre Pío: milagros y política en una era secular

Nos ocupamos de los fenómenos “extraños”, pero perfectamente normales, aunque aún no bien estudiados, como las centellas; de las que hasta el momento hemos publicado cerca de 600 relatos (y aquí hacemos un llamado a todos los que crean haber experimentado este fenómeno, para que compartan con nosotros su experiencia); las luces de los terremotos, los parhelios; o los árboles que “lloran”.

Sobre centellas publicamos un análisis del video de una centella y centellas o insectos. De parhelios tuvimos ¿ovni o parhelio? y el video de los dos soles en China, que al parecer fue un engaño. Hubo una entrada sobre ¿luces de terremoto en Japón? Y nos encontramos con una curiosidad de la cual desconocíamos su existencia: el enigma de los árboles congelados, pero de la que meses más tarde encontramos su explicación: Los árboles que lloran en Argentina

fortNo faltaron las noticias de corte apocalíptico, aunque a toda costa evitamos ocuparnos de la estupidez del 2012 de los mayas. Comenzamos con el culto lunático que la historia olvidó, y con el regreso de Jesucristo en Australia. Seguimos con los italianos esperan el fin del mundo en Yucatán; y cubanos esperan el fin del mundo en La Habana. Aunque reconocimos que Francia alerta del peligro de los discursos Apocalípticos

Más ejemplos de la estupidez humana: quemó la mano de su hijo por tocar la biblia; muere niño al ser tratado por su padre homeópata; lo apuñaló porque creía que era un zombi; mujer vampiro muerde a hombre en silla de ruedas; Chávez recurre a chamanes en busca de alivio, y Chávez prueba una planta que se convierte en animal (la planta, no Chávez); intentaba convertir sus heces en oro; el engaño de los plátanos come carne; y ¿cómo probar que alguien es una bruja en Arabia Saudita?

Hubo un nuevo caso de niño salvaje en Alemania, y una pareja suiza afirma que el chico del bosque es su nieto.

Nos enteramos que una mujer fue encarcelada en el yate de cienciología; y que terapeuta lavó el cerebro a una mujer haciéndole creer que pertenecía a un culto.

Publicamos dos revisiones al libro Sybil exposed y el mito del desorden de personalidad múltiple

Finalmente anunciamos Charles Hoy Fort: la película

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *