Olas azules y brillantes

Fotos: Olas azules brillantes ¡Explicadas!

MarDeEstrellasMar de estrellas

Fotografía de Doug Perrine, Alamy

Puntos de luz en la playa parecen reflejar las estrellas en una foto sin fecha tomada en la isla Vaadhoo en las Maldivas.

La luz biológica, o bioluminiscencia, en las olas es el producto de microorganismos marinos llamados fitoplancton -y ahora los científicos creen saber cómo algunas de estas formas de vida crean su resplandor azul brillante.

Se sabe que varias especies de fitoplancton son bioluminiscentes, y sus luces se pueden ver en todos los océanos de todo el mundo, dijo el biólogo marino y experto en bioluminiscencia Woodland Hastings de la Universidad de Harvard. (Ver también “Glowing Sea Beasts: Photos Shed Light on Bioluminescence.”)

“He estado en el Atlántico y el Pacífico, y nunca he visto un lugar que no fuera bioluminiscente o una noche en que (la bioluminiscencia) no pudiera ser vista”, dijo Hastings.

El tipo más común de bioluminiscencia marina se genera por el fitoplancton conocido como dinoflagelados. Un reciente estudio co-escrito por Hastings, identifica por primera vez un canal especial en la membrana celular de los dinoflagelados que responde a señales eléctricas, que ofrece un mecanismo potencial de cómo las algas crean su iluminación única.

-Ker Than

LucesEnElAguaLuces en el agua

 

Fotografía de Mike Blake, Reuters

El fitoplancton bioluminiscente se enciende enrollado en las olas durante un evento llamado marea roja a lo largo de la costa de Leucadia, California, en septiembre de 2011. Las mareas rojas -a menudo en tonos oxidados durante el día- pueden ocurrir en todo el mundo y son causadas por la proliferación de algas a gran escala.

Algunas mareas rojas, como la que se muestra aquí, contiene fitoplancton que emiten destellos de luz cuando se agita.

En el estudio reciente, publicado en octubre pasado en las Proceedings of the National Academy of Sciences,, el equipo confirmó la existencia de canales en los dinoflagelados que permiten que sólo protones -partículas con carga positiva- pasen a través de ellos.

“El canal recién descubierto tiene justo las propiedades adecuadas necesarias para activar el flash”, dijo el coautor del estudio Thomas DeCoursey, electrofisiólogo de la Universidad de Rush en Chicago. “Si remplazas el canal del dinoflagelado con la (célula correspondiente) del canal de los humanos o ratones o caracoles, no puede hacer el trabajo”.

Los autores del estudio proponen que, cuando flota un dinoflagelado, el movimiento en el agua circundante envía impulsos eléctricos en torno a un compartimento lleno de protones dentro de los microorganismos.

Los pulsos eléctricos abren los canales de protones sensibles al voltaje, lo que provoca una serie de reacciones químicas, que en última instancia, activan una proteína llamada luciferasa que produce la luz de neón azul.

PistaDeAterrizajePista de aterrizaje

Fotografía cortesía de James R. Evans, Marina de los EU.

Un marinero parado en la parte trasera del portaaviones USS Carl Vinson cuando microorganismos bioluminiscentes iluminan el agua circundante.

El agua azul brillante es fácilmente visible desde el aire -algunos pilotos la usan a su favor, dijo Hastings de la Universidad de Harvard.

Pilotos de cazas en portaviones “a menudo siguen la pista que deja la luminiscencia en la estela de su barco para encontrar su camino de regreso después de una misión nocturna”, dijo.

ArenasBrillantesArenas brillantes

Fotografía por Russ Taylor

La arena en una playa en los Everglades de Florida se ilumina con una suave luz azul emitida por un sinnúmero de fitoplancton microscópico arrastrado a tierra.

Fitoplancton similares se encuentran en los lagos, pero no son bioluminiscentes. “Ese es uno de los enigmas sobre la bioluminiscencia: ¿Por qué nunca evolucionó en agua dulce?” dijo Hastings.

MareaRojaYAzulMarea roja (y azul)

Fotografía de Mike Blake, Reuters

Fitoplancton Bioluminiscente dan la bienvenida a las olas con un resplandor azul eléctrico a lo largo de una playa de Leucadia, California, en septiembre de 2011.

Algunos dinoflagelados pueden producir toxinas que son dañinas para los peces, los seres humanos y otras criaturas. Los científicos creen que la bioluminiscencia puede ser también una forma de defensa de las formas de vida.

Al igual que la cola de una serpiente de cascabel, la luz podría actuar como “una señal que alerta a un depredador indicando que podría ser una mala idea comer esta presa”, dijo Hastings.

De acuerdo con otra idea, llamada la teoría de la “alarma”, el fitoplancton bioluminiscente usan su luz para atraer la atención de los depredadores secundarios, que pueden atacar a cualquier criatura tratando de devorar a los microbios marinos.

DelMarAlMarBrillanteDel mar al mar brillante

Fotografía de Travelart / Alamy

El fitoplancton bioluminiscente brilla en la marea a lo largo de una playa de la isla en las Maldivas.

Dinoflagelados -los sujetos del reciente estudio- son organismos unicelulares, “pero algunos de ellos son lo suficientemente grandes que en realidad se pueden ver a simple vista”, dijo DeCoursey de la Universidad Rush.

TentaculosLuminososTentáculos luminosos

Fotografía por Adam Plezer, Your Shot

El fitoplancton brillante crea aglomerados y filamentos de luz a medida que llegan a tierra en una foto sin fecha tomada de las islas Lakshadweep fuera de la India.

Hastings de Harvard, quien ha dedicado su vida al estudio de la bioluminiscencia marina, anima a la gente a salir a una playa por la noche para presenciar el espectáculo de luz. Las fotos, dice, realmente no pueden captar la experiencia.

Por ejemplo, las fotos tienden a desdibujar los puntos de luz en conjunto, dijo. Sin embargo, “es en gran medida un fenómeno causado por células individuales”.

http://news.nationalgeographic.com/news/2012/03/pictures/120319-glowing-waves-ocean-blue-bioluminescent-plankton-science/#/glowing-waves-bioluminescent-ocean-life-explained-scintillans_50152_600x450.jpg

Ver:

http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/08/las-mareas-rojas-y-luminiscentes/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2006/10/bioluminiscencia/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2007/07/cropcircles-y-mareas-bioluminiscentes/

http://marcianitosverdes.haaan.com/2008/12/bioluminiscencia-marina/

Algo más sobre Ría Lagartos

ESCRUTINIO

Algo más sobre Ría Lagartos[1]

Juan José Morales

El pasado lunes comentábamos en esta misma columna que “algo extraño está sucediendo en la Reserva de la Biósfera de Ría Lagartos”, pues se ha construido en la zona costera de esa área natural protegida una residencia que se anuncia como la primera de un gran fraccionamiento de lujo. Decíamos entonces que si bien la casa está fuera de los límites de una de las llamadas zonas núcleo de la reserva, el camino de acceso a la edificación cruza dicha zona, y para construirlo hubo que arrasar la vegetación natural, como se ve en la foto que ilustraba nuestros comentarios, aunque ello está prohibido.

clip_image002Por la diversidad de ecosistemas y su rica y variada fauna, tanto marina como terrestre y de humedales, la Reserva de la Biósfera de Ría Lagartos es una de las áreas naturales protegidas más importantes de la península.

En dichos comentarios, señalábamos que los terrenos los comercializa la empresa Yucatan Paradise, de la cual recibimos posteriormente un mensaje firmado por la Lic. Carolina Paredes, en el cual dice —lo transcribo textualmente con la sintaxis y ortografía originales— que “yucatan paradise solo promueve la venta pues nos dedicamos a vender propiedades, su informacion en Estos articulos es erronea y aunque ya sacaron Estes notas le comento que nosotros no tramitamos permisos no hacemos proyectos solo vendemos.” En realidad, eso fue exactamente lo que dijimos. Esto es, que dicha empresa comercializa los terrenos, no que fuera su propietaria ni que tramitara permisos o fuera la autora del proyecto.

Ignoramos quién es dueño de esos terrenos, aunque sabemos que estuvieron sujetos a un largo litigio por su posesión. Pero, independientemente de ello, lo importante es que por alguna extraña razón, al zonificarse la reserva, esa franja costera, limítrofe con la zona federal de playa y por tanto de alta plusvalía, se dejó fuera de la zona núcleo para que pudiera ser alterada pese a que —como decíamos en nuestros comentarios del lunes— las playas de Ría Lagartos son una de las tres principales zonas de anidación en todo el mundo de la tortuga de carey, una especie gravemente amenazada de extinción.

Por otro lado, en declaraciones a POR ESTO!, el subdelegado de Gestión para la Protección Ambiental y Recursos Naturales de la Semarnat en Yucatán, Herbert Ricalde Flores, dijo que Yucatan Paradise no tiene permiso para efectuar un desarrollo inmobiliario en la Reserva de Río Lagartos y únicamente se les autorizó la construcción de la residencia en cuestión. La autorización —dicho sea de paso— la otorgó en diciembre de 2009 el entonces delegado de la Semarnat en Yucatán, Enrique Manero Moreno, quien en septiembre de 2011 renunció a su cargo con miras a ser candidato del PAN a una diputación.

No aclaró Ricalde Flores, sin embargo, si alguna otra empresa tiene permisos, ni tampoco por qué se permitió abrir el camino de acceso a través de la zona núcleo. Omitió asimismo mencionar que está en curso un procedimiento administrativo contra los dueños del predio por las irregularidades que se detectaron en una inspección hecha por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente en enero del año pasado. Por lo demás, Ricalde dejó abierta la posibilidad de que se autoricen más edificaciones del mismo tipo al decir en sus declaraciones a nuestro periódico que “si los inversionistas tuvieran otros terrenos probablemente se les autorizaría la construcción de otra vivienda, luego de la evaluación respectiva y con base en el porcentaje de coeficiente de ocupación, y así sucesivamente si tuvieran otros terrenos”. O, dicho llanamente, sí se permitiría la construcción de un fraccionamiento en ese lugar.

Esta es, en fin, la extraña situación que hay en Ría Lagartos y que amenaza a esa importantísima área natural protegida.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Lunes 9 de enero de 2012. Reporducción autorizada por Juan José Morales.

El misterio de las centellas (658)

El misterio de las centellas (658)

Era un día lluvioso de julio en la ciudad de Sialkot, Pakistán hace unos 15 años y la lluvia había cesado. Llegué hasta el balcón de mi casa cuando vi una bola de fuego igual que la luna, que se movía, con un tamaño de aproximadamente un metro de diámetro pasando por mi lado izquierdo hacia la derecha a una velocidad del caminar. Estaba a 15 pies de mí. Era extraño porque no había ruido, zumbido y la trayectoria de la pelota era ondulada, un poco como una bola de fuego rodando. Una pequeña llama salía del borde de la pelota. Se veía como una luna llena y se movía lentamente. Yo no sabía lo que era en ese momento y tenía curiosidad. La bola de fuego desapareció cerca de una copa de árbol. Nadie podía explicar esto. Más tarde, después de algunos años, leí que las bolas de luz se producen en las tormentas eléctricas.

Ghazi Khan

2563 Granite Park Dr.

Lincoln CA 95648 USA