70 minutos para informarse y decidir

ESCRUTINIO

70 minutos para informarse y decidir[1]

Juan José Morales

«Vale la pena ver esta película sin apasionamientos y sin prejuicios y sacar nuestras propias conclusiones para ayudarnos a decidir a quien darle nuestro voto». Así decía el mensaje con el cual se me hizo llegar el enlace para descargar el documental De la barbarie a la esperanza, dirigido por Jesús Ramírez Cuevas y Carlos Salces.

Ciertamente, vale la pena destinar 70 minutos «”menos del tiempo que dura un insulso programa de variedades»” a ver este excelente documental, en el cual «”sigo transcribiendo el citado mensaje»” «se nos explica de una manera sencilla lo que está pasando y lo que está haciendo con nuestro México la clase política».

Después de verlo, uno entiende lo que ha ocurrido durante los últimos 25 años en este país, quiénes son los responsables de ello y por qué mientras en ese período decenas de millones de mexicanos se hundieron en la pobreza o francamente en la miseria, y decenas de millones de miembros de la clase media hemos visto deteriorarse gravemente nuestro nivel de vida, aumentó el número de magnates mexicanos catalogados por la revista Forbes entre los más ricos del mundo.

Tras ver el documental, entendemos por qué aunque en México los bancos «”extranjeros casi todos»” no dan créditos y mantienen ahogadas a las pequeñas y medianas empresas, obtienen suculentas ganancias… que van a dar a los países donde tienen sus matrices.

clip_image002Caricatura de Rocha en La Jornada. Alude a que Francisco Gil Díaz, quien desde sus puestos en el gobierno operó el Fobaproa y la venta de los bancos mexicanos, luego fue premiado con un puesto de consejero en la dirección mundial del HSBC, uno de los bancos extranjeros beneficiados con esas oscuras operaciones.

En «De la barbarie a la esperanza» se relata con meridiana claridad ese colosal fraude a la nación que fue el Fobaproa, del cual se dijo que costaría 160 mil millones de pesos pero por el cual diez años después ya se habían pagado tan sólo por intereses un billón 600 mil pesos «”o sea, diez veces más»”, sin que la deuda principal hubiera disminuido un solo centavo. Esa deuda «”se explica en el documental»” tardará en pagarse, si es que se paga, 70 años más. O sea, que es la herencia que estos gobiernos dejaron a nuestros hijos, nietos y bisnietos.

Tras ver el documental, uno comprende claramente que si las tarifas eléctricas son tan altas, es porque se ha entregado la generación de electricidad a empresas extranjeras a las que la CFE se comprometió a comprarles toda la que produzcan, a elevados precios, para revendérnosla más cara aún. Y mientras tanto «”para cumplir con esos compromisos de compra»” no genera en sus propias centrales hidroeléctricas y con ello propicia inundaciones como las de Tabasco.

En el documental se muestra cómo se vendieron a precio de ganga nuestros puertos, aeropuertos y ferrocarriles a empresas extranjeras… de las cuales luego fueron accionistas y ejecutivos «”con jugosos sueldos»” los funcionarios mexicanos que se las entregaron, incluso el ex presidente Zedillo.

Revela el documental que 52 millones de hectáreas «”la cuarta parte del territorio nacional»” han sido entregadas en concesión a las empresas mineras «”extranjeras en su mayoría»”, que al realizar sus actividades dejan sin agua a pueblos enteros y contaminan el suelo, los ríos, los lagos y los acuíferos, con sus desechos tóxicos.

Tras ver el documental, se entiende perfectamente por qué en unos pocos años México dejó de ser exportador de maíz y frijol para convertirse en importador, y por qué los campesinos están en la miseria, mientras las grandes empresas agropecuarias obtienen ganancias multimillonarias.

En fin, recomendamos ampliamente a nuestros lectores ver en Internet «”y difundirlo hasta donde sea posible»” este soberbio documental, en el cual con toda seriedad y datos irrefutables, sin estridencias ni demagogia, se relata y explica la gran tragedia que estamos viviendo los mexicanos y quiénes fueron sus causantes. Son sólo 70 minutos para informarse y decidir cómo votar.

Para verlo, basta marcar en cualquier buscador de Internet las palabras De la barbarie a la esperanza. Aparecerán varios enlaces a través de los cuales se puede acceder a él. Y si algún lector tiene dificultades para hacerlo, con gusto se lo enviaré, pues ya lo he descargado para difundirlo entre amigos, parientes y conocidos.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Jueves 19 de abril de 2012. Reproducción autorizada por Juan José Morales.

3 pensamientos en “70 minutos para informarse y decidir”

  1. Luis, esto se va a volver un blog político? Si es asi de una vez me voy despidiendo, ya que la esencia se esta perdiendo… Me agradaba el espacio libre de politiquerías. En fin…

  2. Acá, en España, en la «madre patria», andamos con algo parecido a lo que aquí se relata. Bancos que han perdido el dinero de los ahorradores son rescatados por el estado. Mientras se expulsa a los propietarios de viviendas hipotecadas que han perdido sus empleos.
    El «neoliberalismo» es seudociencia, a pesar de las explicaciones contables de matematicos en apuros.

  3. Prefiero sus sabrosos artículos sobre ovnis… pero no desprecio el sentido común aplicado a la política. Ni a los que denuncian la injusticia. Seguiré pasando por aquí…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.