Atención, gente con poderes paranormales

ESCRUTINIO

 

Atención, gente con poderes paranormales[1]

 

Juan José Morales

Por todos lados hay gente que asegura tener poderes extraordinarios, como ser capaces de leer los pensamientos, hacer que las cosas se muevan con la pura fuerza de su mente, predecir el futuro, atraer objetos metálicos, y otros prodigios por el estilo.

Lo verdaderamente asombroso es que, siendo tantos quienes se ufanan de sus capacidades paranormales, no hubo uno solo que en largos 14 años ganara el suculento premio de un millón de dólares que desde 1996 hasta 2010 estuvo ofreciendo el ilusionista norteamericano James Randi a cualquiera que, en condiciones de un experimento debidamente controlado, comprobara en forma satisfactoria ser capaz de lograr alguna de tales maravillas.

clip_image002¿Alguien dice yo? Aquí está el reto para todos aquellos que aseguran poseer poderes paranormales. El premio no es muy jugoso, pero la fama que lograría el ganador sería mucho más valiosa.

Pero por si todavía hay alguien dispuesto a demostrar al mundo que puede realizar portentosos actos que desafían las leyes de la naturaleza, en México se ha creado un premio semejante al de Randi, aunque —justo es reconocerlo— incomparablemente más modesto, dada la situación económica del país y los limitados recursos del oferente. Son sólo 20 mil pesos los que promete Daniel Zepeda “a cualquier persona que pueda demostrar, bajo condiciones adecuadas y replicables de observación, la evidencia de un poder paranormal, sobrenatural, oculto o para el que la ciencia no tenga respuesta”.

Zepeda mantiene en Internet un portal, denominado Papá Escéptico, consagrado a combatir la charlatanería, la superstición, los productos milagro, el fanatismo religioso, las llamadas medicinas alternativas y otros fraudes por el estilo. Las condiciones que pone a quienes aspiren a ganar el premio son bastante sencillas y razonables. El sedicente poseedor de facultades paranormales propondrá la forma en que desee realizar la prueba, y de común acuerdo con Zepeda y su equipo, se establecerá un protocolo adecuado para llevar a cabo el evento, el cual será grabado y fotografiado desde diferentes ángulos. Igualmente, la prueba se realizará en un lugar designado por el equipo de trabajo de Papá Escéptico, el cual podrá supervisarla con apoyo de magos, científicos, profesionales especializados o cualquier persona capacitada.

Si durante la demostración se encuentra evidencia de truco o fraude, será declarada nula. Si el resultado fuera negativo, el solicitante no podrá repetirla sino hasta pasado un año desde la primera. Hay otras condiciones, pero son de menor importancia. Lo esencial es lo que hemos mencionado.

Desde luego, no faltarán quienes digan que 20 mil pesos es una suma demasiado magra para recompensar a quien posee poderes más allá de todo lo imaginable. Pero creo que lo importante no es la cantidad en sí, sino el hecho de ganar el premio. Si alguien, por ejemplo, demuestra que puede manejar la materia con la fuerza de la mente —digamos, haciendo levantarse una canica, o al menos un pedazo de corcho, depositada sobre una mesa y cubierta con un vaso de vidrio—, se hará tan famoso que podrá ganar muchísimo más dinero que los 20 mil devaluados pesos del premio.

De modo, pues, que ahí está el Reto Paranormal. ¿Quién recoge el guante?

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Miércoles 4 de enero de 2012. Reproducción autorizada por Juan José Morales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.