Guía de “fenómenos sobrenaturales” del Vaticano

Vaticano publica guía sobre cómo hacer frente a los “fenómenos sobrenaturales”

Han sido muy bien guardadas durante más de 30 años, pero las directrices sobre cómo tratar con las apariciones divinas de la Virgen María y “fenómenos sobrenaturales”, han sido liberadas por el Vaticano.

Por Nick Squires, Roma

1 de junio 2012

Las “normas” sobre cómo debe ocuparse la Iglesia Católica de las apariciones místicas se elaboraron inicialmente en Latin en 1978 bajo el pontificado de Pablo VI y están destinadas a un uso estrictamente interno.

Arrojan luz sobre el tipo de apariciones que han inspirado la creación de santuarios como los de Lourdes en Francia y Fátima en Portugal, que atraen a millones de peregrinos al año, muchos en la búsqueda de curas para enfermedades u otros “milagros”.

Las directrices tienen por objeto ayudar a los obispos “en su difícil tarea de discernir presuntas apariciones, revelaciones, mensajes o, en general, fenómenos extraordinarios de presunto origen sobrenatural”, escribió el cardenal William Levada, el prefecto estadounidense de la CDF, en un prefacio

Decidir si una revelación espiritual es auténtica o no, se basa en su “orientación a Cristo mismo”, escribió el cardenal Levada. “Si nos aleja de Él, entonces no viene ciertamente del Espíritu Santo”. La determinación de si una revelación espiritual es auténtica o no es responsabilidad del obispo local, dijo el Vaticano.

Él tiene la obligación de establecer un grupo especial de teólogos, psicólogos y médicos para juzgar el “equilibrio psicológico y la rectitud de la vida moral” de la persona o personas que reportan la aparición y si se corresponde con la doctrina de la Iglesia.

El obispo debe tratar de “discernir con rapidez” la autenticidad de una aparición, aunque a su juicio podría verse obstaculizado por “la investigación científica fundamental”, dijo el Vaticano.

Una revelación sería desechada si hay evidencia de que la persona que la había presenciado estaba mala de salud mental, si la visión era el producto de “histeria colectiva”, o si hubo una sospecha de que todo el asunto era un fraude urdido con fines de lucro.

Si el obispo no puede tomar una decisión, la sentencia en última instancia, se puede hacer referencia al propio Papa.

El Vaticano decidió hacer públicas las directrices, y su traducción a cinco idiomas, incluyendo inglés, porque los elementos se habían filtrado al dominio público en los últimos años.

Ellas han sido publicadas por la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF), el poderoso departamento del Vaticano que fue encabezado por Benedicto antes de ser elegido Papa en 2005.

La Congregación para la Doctrina de la Fe está investigando alegaciones de que un grupo de seis niños católicos comenzaron a ver apariciones de la Virgen María en la ciudad de Medjugorje en Bosnia-Herzegovina, a partir de 1981.

Los reclamos de apariciones han sido juzgados sin fundamento por un obispo local, pero eso no ha parado que un estimado de 30 millones de creyentes visite el lugar de peregrinación.

Lourdes, en las estribaciones de los Pirineos, se convirtió en un santuario después de que las apariciones de la Virgen María fueron presenciadas por una pastora, Bernadette Soubirous, en 1858.

La publicación de las directrices puede ofrecer distracción temporal de una de las peores crisis en siete años del papado de Benedicto XVI – la filtración de documentos confidenciales y la detención de su mayordomo personal, en medio de acusaciones de combates entre facciones viciosas dentro de la Santa Sede.

http://www.telegraph.co.uk/news/worldnews/europe/vaticancityandholysee/9305646/Vatican-publishes-guide-on-how-to-deal-with-supernatural-phenomena.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.