Historia de las sopas de colores

IMPACTO AMBIENTAL

Historia de las sopas de colores[1]

Juan José Morales

Una amañada propaganda electoral ha venido presentando las cosas como si la única alternativa al PAN fuera el PRI. Es decir, que sólo hay dos sopas: azul o tricolor. Y como complemento de esa falacia, se tiende un manto de silencio y oscuridad sobre aquellos tiempos en que desde la presidencia de la República gobernaba el PRI (porque no hay que olvidar que todavía sigue gobernando en la mayoría de los estados y municipios del país, y cada mexicano sabe cómo le va con esos gobiernos locales).

El manto de silencio y oscuridad es muy conveniente para el tricolor, porque si los votantes menores de 30 años «”que son un alto porcentaje de la población»” conocieran a fondo la historia de esos últimos tiempos, difícilmente querrían volver a los tiempos de la matanza de Tlatelolco o la del jueves de Corpus, las desapariciones y asesinatos de opositores a manos de la Brigada Blanca «”ese siniestro cuerpo represivo del gobierno federal»” o las escandalosas corruptelas y el alucinante enriquecimiento del tristemente célebre jefe policiaco El Negro Durazo.

clip_image002A fin de cuentas, sea cual sea el color de la sopa, el sabor resulta el mismo, como muestra la ilustración, tomada del blog Pejepuebla, que sugiere escoger alguna de otro sabor el próximo primero de julio.

Creo que nadie tampoco quisiera volver a los tiempos del presidente Miguel Alemán, que por el saqueo del erario público, él y sus corifeos se ganaron el mote popular de Alí Babá y los 40 ladrones.

Priístas fueron los gobiernos antecesores del PAN que iniciaron «”hace ya largos 30 años, en 1982″” la prolongada etapa de estancamiento económico, desempleo, pérdida del poder adquisitivo, empobrecimiento, carestía, desplome de la producción de alimentos y emigración forzada en que todavía vivimos y cuya manifestación más dramática y dolorosa son los siete millones de «ninis», que viven sin esperanzas de tener una vida digna y a quienes ahora se pide que ayuden a volver a la presidencia al partido que inició la crisis.

Priístas fueron Carlos Salinas de Gortari y su sucesor Ernesto Zedillo, artífices de la entrega de la electricidad, el petróleo, el sistema bancario y los ferrocarriles a las empresas extranjeras, entrega que continuó bajo los gobiernos panistas de Fox y Calderón.

Priístas fueron los gobiernos que encumbraron y le dieron su enorme poder a ese funesto personaje que es Elba Esther Gordillo, y panistas los gobiernos que le mantuvieron sus privilegios y su poderío a cambio de su colaboración en fraudes electorales.

Tricolores fueron los gobiernos que enriquecieron a unos pocos pícaros con negocios tales como el rescate azucarero y el rescate carretero, o con la compra a precios inflados de empresas en quiebra y su posterior venta a precio de ganga tras haberles inyectado muchos millones de pesos.

Bajo gobiernos del PRI estuvo creciendo la pobreza en México. En las postrimerías del gobierno de Salinas y el inicio del de Zedillo, el número de pobres aumentó en 16 millones, según cifras oficiales del propio gobierno.

Tricolor fue el gobierno que como por arte de magia convirtió la deuda del Fobaproa «”que era de los bancos privados»” en deuda pública y con ello nos convirtió a todos y cada uno de los mexicanos en deudores de los bancos. Y no hay que pasar por alto que el gobierno de Zedillo no hubiera podido darnos tal golpe de no ser por el apoyo de los azules legisladores del PAN, que después de haber declarado que se opondrían a convertir el Fobaproa en deuda pública, votaron en favor de que se hiciera.

Cuando recuerdo que gracias a ese maridaje ahora cada niño mexicano nace debiendo 35 mil pesos, no puedo menos que pensar en los anuncios en que el PRI se presenta como una especie de nana o madre sustituta que si recupera el poder, velará por cada mexicano que ya ha venido o vendrá al mundo, garantizándole casa, vestido y sustento de por vida.

Ciertamente, cada votante menor de 30 años debería conocer esos aspectos de la historia de México que taimadamente se nos ocultan.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Martes 15 de mayo de 2012. Reproducción autorizada por Juan José Morales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.