¡Toda la verdad sobre Tlacote!

¡TODA LA VERDAD SOBRE TLACOTE![1]

Oscar García

Todos los medios de comunicación han estado informando continuamente sobre el agua “milagrosa” de Tlacote; esto se ha convertido en un tema de controversia a nivel nacional.

Semanario de lo Insólito ha recibido infinidad de cartas de sus lectores, pidiéndonos información sobre el tema; entre ellas, llegó una misiva con tres fotos que usted localizará en la contraportada de este número. Por lo tanto, y atendiendo a estas peticiones, se realizó un reportaje sobre Tlacote y su agua prodigiosa.

Se ha comentado mucho que el agua de Tlacote es tratada a base de un sistema de purificación de dicho líquido, llamado celdas alotrópicas e inventado por el científico mexicano Alejandro Molina Flores, ya fallecido, y fundador de una empresa denominada “Física Alotrotec”.

JorgeDamascoCruzPor lo tanto, nuestros reporteros acudieron a esa compañía y entrevistaron al ing. Jorge Damasco Cruz, actual director de dicha empresa.

A continuación les presentamos la entrevista de nuestros reporteros con el Ing. Jorge Damasco.

LAS CELDAS ALOTRÓPICAS[2]…

-¿En qué consiste una celda alotrópica?

“… Son unos cilindros compactos que trabajan a base de ondas electromagnéticas, rompiendo la tensión superficial del agua, con lo cual se logra hacer de un agua dura, un agua blanda; es un sistema que al entrar en contacto con el agua la libera de impurezas.

El cuerpo no está acostumbrado a esta calidad de agua, y al dársela sufre una compensación”.

-¿Qué nos puede decir sobre el agua de Tlacote?

“… No es un agua milagrosa, es un agua que existe gracias a las celdas alotrópicas… El Sr. Jesús Chahín vino hace tiempo a comprar varios sistemas y nos preguntó cómo los podía colocar, en qué los podía utilizar y de qué manera…”

-¿Qué pensaron cuando se llevó a cabo la instalación del sistema en el rancho de Tlacote?

CeldasAlotropicas“Bueno, yo en lo particular no instalé el sistema, el Sr. (Chahín) pidió unas celdas alotrópicas de tipo cañón, que .son para tratar grandes cantidades de agua; no sabíamos que era para la elaboración de un agua ‘milagrosa’…”

-¿El Sr. Chahín hizo la instalación en su rancho?

“Sí, la hizo en su pozo, metió sus tanquines para hacer reposo de ello, para hacerla más suave, más ligera… Después se encargó de poner todo lo que tiene en su rancho; sus filtros, sus tanquines, su laboratorio”.

“Lo que sí se es que ha invertido mucho y que el agua que tiene allá es buena; lo que hace el sistema es mejorar la calidad del agua”.

-¿Dónde tiene instaladas esas celdas alotrópicas?

“… Las tiene desde los pozos, en los sistemas de paso, porque las celdas no se ven: son sencillos tubos… Imagínate un tubo normal que ni en cuenta tomas, ¿quién se va a imaginar que ese tubo está haciendo el cambio? -Pero es un sistema alotrópico.

Tlacote1“… Cuando se nos acercó para saber cómo podía instalar el sistema él tenía la idea de proyectar el agua como suero, después nos encontramos con que se manejó en un plan milagroso”.

-¿Se puede lograr que la gente tenga el agua “milagrosa” en su casa?

“Claro que sí y los resultados que se han dado han sido buenos en lo que se refiere a la salud y a un precio regalado, les viene saliendo diario como a $500-$600 pesos, y es un beneficio para toda la familia”.

-¿Qué beneficios se manifiestan en los vegetales, al ser tratados con esta agua?

“… Al tener un agua de mejor calidad, se acelera el proceso de su crecimiento, y su cultivo se da en menos tiempo de lo normal; se dan verduras de tamaño gigante”.

-¿Quisiera agregar algo más?

Tlacote2“… Decir a las personas que pueden tener el sistema en su casa. No necesitan hacer tan largas ‘colas’, el agua se basa en un sistema científico y se pueden lograr beneficios a nivel de la salud: que a la gente no la sigan engañando porque el Dr. Alejandro Molina inventó el sistema para darlo al mundo. Ésa era su idea, y que no fuera beneficio de unos cuantos. A él no le importaba regalar el sistema si se cumplía con la finalidad para la cual fue inventado”.

Después de oír tales afirmaciones, los reporteros del Semanario tenían la obligación de escuchar la versión de Jesús Chahín, el dueño del rancho Tlacote; era necesario conocer su opinión sobre el polémico asunto de las celdas.

Al llegar al rancho de Tlacote, situado al 9 km al Noroeste de la ciudad de Querétaro, lo primero que apreciaron fue el movimiento de las personas, que aunque ya no era tan abundante como hace un año, todas dejaban ver en su rostro un soplo de esperanza.

Tlacote3Las personas que visitaban el lugar nos comentaban el porqué de su presencia ahí; entre ellos se encontraba una que aseguraba iba por agua de Tlacote para la señora madre del Presidente de Costa Rica. Los puestos de garrafones y garnachas se cuentan por docenas, y según María del Pueblito (vendedora de garrafones) la venta se había visto reducida por la escasa agua que regalan ahora a las personas humildes (sólo tres litros); mientras que a los “influyentes”, les dan hasta camiones repletos de líquido. Miles de testimonios de personas que han encontrado una luz en su oscura espera, lo escucharon en todas partes, y esto fue corroborado por los reporteros, al entrevistar a varias personas que aseguraban .haber sido curadas de diversas enfermedades, incluso del SIDA, como lo expresó un señor de origen español, con expediente clínico en mano, y notables cicatrices por las operaciones realizadas en su cuerpo, incluso en plan experimental. El desesperado, acudió a Tlacote, pensando que sólo se trataba de .un rumor amarillista, y ahora está curado ante la perplejidad de sus médicos en Madrid.

Continuará…


[1] Publicado originalmente en Semanario de Lo Insólito, No. 46, México, septiembre de 1992. Págs. 14-15.

[2] Lo de las celdas alotrópicas fue otro engaño y de él nos ocuparemos en el futuro. (Nota de LRN)

Un pensamiento en “¡Toda la verdad sobre Tlacote!”

  1. Hola que tal. Estoy realizando una investigación en torno al tema y me intereso mucho la investigacion que publicas en este blog. Habra posibilidad que puedas compartir la fuente de ambas partes de la publicacion, es decir de «¡TODA LA VERDAD SOBRE TLACOTE![1]» y «LAS CELDAS ALOTRÓPICAS[2]…»
    Muchas gracias y saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.