La amenaza de las aguas marinas

IMPACTO AMBIENTAL

La amenaza de las aguas marinas[1]

Juan José Morales

Que el nivel del mar está subiendo, es algo que para la casi totalidad de los científicos resulta totalmente fuera de discusión. Durante los últimos cien años, los registros de los mareógrafos instalados en diversos lugares del mundo muestran un ascenso de entre 1.5 y 2 milímetros por año en promedio, y el fenómeno parece estarse acentuando. Las mediciones altimétricas de los satélites artificiales en los pasados 20 años indican una elevación promedio de 3.3 milímetros anuales. Todo ello como resultado esencialmente de dos factores: la dilatación de las aguas del océano debido al calentamiento global y la fusión de los glaciares y las capas de hielo polares, que aporta más agua a los mares.

Pero si el ascenso del nivel del mar ya está fuera de duda, existen opiniones divergentes sobre la magnitud del fenómeno. Las estimaciones varían entre un ascenso de sólo un par de decenas de centímetros en lo que resta del siglo, hasta más de metro y medio, lo cual tendría efectos devastadores en amplias zonas costeras, inclusive los litorales de la península de Yucatán.

clip_image002Un ascenso de cinco metros en el nivel del mar, el cual podría ocurrir en los próximos dos siglos, sería suficiente para inundar las zonas costeras del Golfo de México y el Caribe que se muestran en el mapa. Las penínsulas de Yucatán y Florida, así como la llanura costera de Tabasco, serían de las regiones más afectadas.

Y, según recientes estudios, el ascenso en el nivel de las aguas del océano podría ser muchísimo mayor y más rápido de lo que se anticipa aún en los escenarios más pesimistas, pues existen evidencias de que en otras épocas ha ocurrido una elevación de gran magnitud en un plazo relativamente breve. Hace unos 14 600 años, por ejemplo, al finalizar la última edad de hielo, el nivel del mar subió abrupta y vertiginosamente hasta totalizar 14 metros en un lapso de apenas 350 años.

Así lo reveló un estudio realizado por el Centro Europeo de Investigación y Enseñanza de Geociencias Medioambientales (CEREGE, por sus siglas en francés) con apoyo de científicos franceses, británicos y japoneses. Se basó en los registros del crecimiento de los corales en tres sitios ubicados en los arrecifes aledaños a la costa de la isla de Tahití, en el Pacífico y permitió confirmar los resultados de un estudio similar anteriormente realizado en la isla de Barbados, no muy lejos de nuestras tierras, al otro lado del Caribe.

Aquel colosal ascenso en el nivel del mar no solamente hizo avanzar las aguas sobre vastas extensiones costeras, sino que modificó radicalmente el clima de la Tierra debido a la alteración de las corrientes marinas como consecuencia de los aportes de agua dulce proveniente de la fusión de los hielos del Antártico.

Con base en los estudios mencionados, algunos investigadores han elaborado nuevos modelos matemáticos para pronosticar el ascenso del nivel del mar durante el presente siglo, y los resultados no son precisamente tranquilizadores: indican que puede ser de entre 60 y 180 centímetros de aquí a 2100.

Si esto ocurre, las consecuencias serían desastrosas. Afectaría directamente instalaciones portuarias y zonas habitacionales en multitud de grandes ciudades habitadas por cientos de millones de personas.

En el caso particular de la península de Yucatán, hay que recordar que en su casi totalidad las costas, bajas y arenosas, se levantan en promedio apenas un metro sobre el nivel del mar, de modo que las poblaciones e instalaciones costeras prácticamente desaparecerían.

Y un detalle importante de esta investigación, es que se encontraron fuertes indicios de que en gran medida aquel colosal ascenso en el nivel del mar se debió a la fusión de los hielos del Antártico. Hasta ahora, los geofísicos consideraban que esa gran coraza polar era bastante estable y que la amenaza principal proviene de la fusión de la capa de hielo de Groenlandia y del Ártico. Ahora vemos que el peligro también nos puede llegar del sur y que tal vez sea mucho mayor de lo que suponíamos.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Lunes 6 de agosto de 2012. Reproducción autorizada por Juan José Morales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.