Un riesgoso proyecto para Cozumel

IMPACTO AMBIENTAL

Un riesgoso proyecto para Cozumel[1]

Juan José Morales

Podría parecer extraño que hombres de ciencia y organismos defensores del medio ambiente, se opongan a la construcción del llamado parque eólico de Cozumel, pues el uso de la energía del viento se considera una muy buena alternativa para evitar el calentamiento global y el cambio climático. Pero, en primer lugar, el uso de aerogeneradores para producir electricidad no siempre es tan amigable con el medio ambiente como muchos creen, y en segundo lugar, en el caso concreto de la isla de Cozumel, la proyectada instalación tendría consecuencias negativas muy profundas sobre la flora, la fauna y los ecosistemas del lugar.

El proyecto del parque eólico es obra de la empresa Mexico Power Group, filial de la gran transnacional Cannon Power Group, que tiene instalaciones semejantes en Estados Unidos, la India, Suiza, España, Italia, Turquía, Grecia y Croacia, y ahora pretende construir parques eólicos tanto en Cozumel como en Zacatecas y Baja California.

clip_image002En Cozumel, el plan comprende instalar en la costa oriental de la isla 115 aerogeneradores gigantes de 80 metros de altura como los que se muestran en la ilustración, a lo largo de casi 35 kilómetros. Para ello, el Instituto del Patrimonio Inmobiliario del Estado (IPAE) de Quintana Roo, le ha cedido «”ignoramos en qué términos»” seis mil hectáreas de terrenos.

Hay sin embargo, como decíamos, una fuerte oposición al proyecto, por varias y muy sólidas razones, principalmente por la afectación al medio ambiente inherente a los trabajos de construcción, que obligarán a destruir vegetación, alterar los flujos hidráulicos superficiales y los patrones de infiltración de agua a los mantos freáticos y realizar excavaciones y rellenos. También se provocará una importante contaminación sónica, pues «”cosa que mucha gente ignora»” las enormes aspas de los aerogeneradores producen un fuerte zumbido que en su vecindad inmediata rebasa los límites máximos tolerables de ruido.

Un detalle que debe subrayarse es que la zona de la costa oriental en la cual se pretende instalar los aerogeneradores forma parte del Área Natural Protegida «Reserva Estatal Selvas y Humedales de Cozumel», cosa que mañosamente omitió decir la transnacional en la manifestación de impacto ambiental de la obra.

Por lo demás Cozumel «”hay que subrayarlo también»” no es un sitio cualquiera desde el punto de vista ecológico. Se caracteriza porque de todas las islas mexicanas, es la que alberga mayor cantidad de especies y subespecies endémicas de animales. Es decir, especies únicas en el mundo, que no existen en ningún otro sitio más que en Cozumel. En total, son al menos 31, tanto terrestres como acuáticas, entre ellas el mapache enano de Cozumel Procyon pygmaeus, el tejón o pizote de Cozumel Nasua nelsoni y el ratón cosechero de Cozumel Reithrodontomys spectabilis, todos ellos considerados en grave peligro de extinción por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). Estos tres animales habitan los terrenos donde se proyecta construir el parque eólico, y evidentemente serán afectados por las obras.

Resultarán también seriamente afectadas las aves migratorias que pasan por Cozumel o hacen escala en la isla durante sus movimientos estacionales anuales entre Norte y Sudamérica. Son no menos de 50 especies cuyos ejemplares se verán en riesgo de morir por el impacto de las aspas de los aerogeneradores.

En fin, hay buenas razones por las cuales existe tanta oposición al parque eólico de Cozumel. Los científicos y organizaciones que participaron en una consulta sobre el proyecto dicen que «si bien como representantes del sector ambiental y académico estamos a favor de la promoción de las energías renovables, dentro de las cuales la eólica es una de las más factibles y limpias para México, se debe tener mucho cuidado sobre la ubicación de los aerogeneradores de forma que no ocasionen afectaciones ambientales y sociales que superen los beneficios que pueden aportar. Cozumel «”concluyen»” no es un sitio apropiado para un proyecto de las características que se pretenden».

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Viernes 3 de agosto de 2012. Reproducción autorizada por Juan José Morales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.