El misterio de las centellas (742)

El misterio de las centellas (742)

Entre los años 1955 y 1957 viví en la cuadra 1800 de Sugar Grove Avenue, en Indianápolis. La casa era de un estilo modesto de 1890 con un porche frontal en forma de “L” con la puerta en la parte superior de la “L”. Más allá de la puerta estaba la habitación del frente con una puerta en el comedor, que se desplazaba a la derecha. Nuestro viejo piano estaba directamente en frente de la puerta y la puerta del comedor estaba a la derecha del mismo. En el lado derecho de la habitación del comedor había un pequeño vestíbulo que conducía al porche trasero y la cocina. Tanto la puerta delantera y trasera estaban abiertas.

Mi abuela vivía con nosotros y una tormenta había estallado. Se dirigió a la puerta principal para ver la tormenta. Ella estaba de pie en la puerta de tela metálica y yo estaba a su lado izquierdo cuando la pantalla de la puerta de tela metálica comenzó a zumbar y crujir.

Ante el temor de electrocución, dio un paso atrás para girar y alejarnos de la puerta cuando una bola azul brillante, se unió al crujido en la pantalla y, después rápidamente se “unificó” y se fue zumbando en un curso en zig-zag a través de la casa: a través de la sala de estar, a la puerta de la derecha del piano y al comedor, y luego viró a la derecha en el vestíbulo trasero, luego a la izquierda a la puerta de tela metálica, lugar en donde explotó en la pantalla con un gran estruendo, aterrándonos a todos. La pantalla no resultó dañada, según recuerdo.

Más tarde ella dijo que había visto una centella siguiendo los cables del teléfono cuando vivía en la granja Walnut Prairie en el centro este de Illinois, describiendo cómo cayó de los cables y “rebotó”, luego explotó y dejó olor a ozono en el aire. La abuela también nos habló de una centella tras las líneas telefónicas en la casa de un vecino de Walnut Prairie donde explotó su teléfono, un modelo viejo de madera, y provocó un incendio. Yo también recuerdo haber visto bolas azules brillantes de fuego caer en las líneas eléctricas en una tormenta en el sur de Indiana que rebotaron a la carretera delante de nosotros y desaparecieron con un ligero “pop”.

Tom Test

Indianapolis, IN USA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.