Imán sembró pruebas contra Rimsha Masih

Imán detenido en Pakistán en caso de blasfemia, revolviendo tensiones

Por Michael Georgy | Reuters – dom, 2 de septiembre 2012

Islamabad (Reuters) – Una chica cristiana que fue detenida en virtud de la polémica ley anti-blasfemia de Pakistán podría haber dado un paso más hacia la libertad el domingo luego que la policía detuvo a un clérigo musulmán sospechoso de plantar pruebas para acusarla.

RimshaMasihAún así, Rimsha Masih, cuyo arresto, el mes pasado, enfureció a los grupos religiosos y laicos de todo el mundo, puede estar en peligro si regresa de la cárcel a su pueblo.

Algunos vecinos musulmanes insisten en que todavía debe ser castigada, y dicen que el imán detenido es una víctima.

Bajo la ley anti-blasfemia del Pakistán musulmán, la mera alegación de ofender al Islam puede significar la muerte. Los acusados a veces son asesinados por miembros del público, incluso si son declarados inocentes por los tribunales.

“Echen gasolina y quemen estos cristianos”, dijo Iqbal Bibi, de 74 años, defendiendo al imán en las escaleras de la mezquita en la que predica en la aldea de la pobre Masih en Mehr Jaffer.

“El clérigo de la mezquita ha sido oprimido. Él no tiene la culpa. Él es inocente”.

Masih fue acusada por sus vecinos musulmanes de quemar textos religiosos islámicos y fue detenida, pero el domingo el oficial la policía Munir Hussain Jafri dijo un clérigo había sido detenido después de que testigos informaron que había arrancado las páginas de un ejemplar del Corán y las había plantado en la bolsa de Masih junto a papeles quemados.

KhalidJadoonChishtiEl imán, Khalid Jadoon Chishti, apareció brevemente en la corte el domingo antes de ser enviado a la cárcel por una detención judicial de 14 días.

Una audiencia para Masih se llevará a cabo el lunes, cuyo caso ha reorientado la atención de la ley anti-blasfemia en Pakistán, en virtud de la cual cualquier persona que hable mal del Islam y el profeta Mahoma comete un delito punible con la muerte.

Activistas y grupos de derechos humanos dicen que la terminología vaga ha llevado a su uso indebido, y que la ley discrimina peligrosamente a los grupos minoritarios del país.

Los críticos de los líderes de Pakistán dicen que están demasiado preocupados por una reacción extremista para hablar en contra de la ley en un país donde el conservadurismo religioso es cada vez más frecuente.

En enero de 2011, el gobernador de la provincia de Punjab, Salman Taseer, fue asesinado por su propio guardaespaldas porque el gobernador había pedido una reforma de la ley anti-blasfemia.

Dos meses después del asesinato de Taseer, el Ministro para las Minorías Shahbaz Bhatti, un cristiano, fue asesinado por los talibanes por exigir cambios en la legislación.

Turbas enfurecidas

Las condenas son comunes, aunque la pena de muerte nunca se ha llevado a cabo. La mayoría de las condenas se tiran en la apelación, pero las turbas han matado a muchas personas acusadas de blasfemia.

El caso Masih ha planteado un alto nivel de preocupación debido a su edad y los informes de los medios de comunicación de que ella sufre de Síndrome de Down.

Algunos informes han dicho que ella tiene 11 años. Un hospital dijo en un informe que tenía unos 14 años, pero tenía las capacidades mentales de una persona más joven, y no tenía educación.

Los cristianos, que representan el cuatro por ciento de la población de 180 millones de Pakistán, han estado especialmente preocupados por la ley sobre la blasfemia, diciendo que no les ofrece ninguna protección.

Las condenas se basan en el testimonio de testigos y suelen estar vinculadas a vendettas, se quejan.

En 2009, 40 casas y una iglesia fueron incendiadas por una turba de 1,000 musulmanes en la ciudad de Gojra, en la provincia de Punjab. Al menos siete cristianos fueron quemados hasta la muerte. Los ataques fueron provocados por informes sobre la profanación del Corán.

Dos hermanos cristianos acusados de escribir una carta blasfema contra el profeta Mahoma fueron asesinados a tiros fuera de un tribunal en la ciudad oriental de Faisalabad, en julio de 2010.

El arresto de Masih desencadenó un éxodo de cientos de cristianos de su pueblo después de que en las mezquitas se informó en sus altavoces de lo que era acusada la chica.

En el pueblo, muchos hogares cristianos – estructuras de cemento a lo largo de callejones atestados y polvorientos – siguen estando cerrados con candado.

Rimsha1Unos pocos cristianos han regresado, pero son reacios a discutir el caso de Masih, diciendo que corresponde a los tribunales.

“Somos gente pobre. ¿Qué podemos hacer?”, dijo uno, Mahmood Masih, quien agregó que no tenía miedo de sus vecinos musulmanes.

Los musulmanes en el pueblo, donde los perros sarnosos husmean a través de montones de basura cerca de cabras, mientras un vendedor de helados pedalea en su bicicleta, eran mucho más parlanchines.

“Si castigan al clérigo en este caso estamos todos detrás de él. Habrá disturbios”, advirtió Tasleem Maqbool, una mujer con un velo negro que dijo que su hija vio a Masih tirar basura que incluía materiales religiosos quemados.

Los clérigos del pueblo como Chishti se imponen mucho más sobre los paquistaníes que los funcionarios del gobierno. Llevan oraciones y dan orientación sobre muchos aspectos de la vida.

“El clérigo debe ser liberado”, dijo Noman, un niño de 12 años de edad, vestido con una camiseta y pantalones cortos mientras los hombres barbudos se reunían en la mezquita de la aldea y los niños descalzos jugaban cerca.

“Ella (Masih) debe ser castigada”.

(Reporte adicional de Aisha Chowdhry, Editado por Daniel Magnowski)

http://news.yahoo.com/muslim-cleric-arrested-framing-girl-pakistan-blasphemy-case-062829763.html

Un pensamiento en “Imán sembró pruebas contra Rimsha Masih”

  1. Pingback: Religión 2012

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.