La fotografía de La Dama Café

Decolorándose a café: la curiosa historia de una famosa foto fantasma

12 de septiembre 2012

Micah Hanks

TheBrownLady¿Es posible ver los espíritus de los difuntos? Durante mucho tiempo se ha afirmado, después de todo, que un espíritu, un fantasma incorpóreo, en esencia, se puede manifestar como una aparición que se mueve en gran medida inadvertido, como no sea para cuando se hace visible y asusta a cualquier espectador cercano que eche un vistazo.

Por supuesto, uno sólo puede adivinar por qué medios dicha aparición podría tomar una forma tangible y materializarse de esta manera. Por otro lado, para muchos, las cosas que el ojo no puede ver pueden hacerse visibles mediante otro método, sobre todo esto implicaría el uso de tecnología sofisticada que mejora la capacidad natural de percibir mundos más allá.

Y, sin embargo, ha sido durante mucho tiempo la idea de que algo tan simple como el proceso fotográfico de captación de la luz en película el que puede ser útil para revelar la presencia de fantasmas invisibles en un ambiente. Tal fue el caso de uno de los lugares encantados más famosos, en una gran mansión en Norfolk, Gran Bretaña, en el que supuestamente reside la conocida como La Dama Marrón de Raynham Hall, por el vestido de color oscuro que viste. Por años, muchos han afirmado que una fotografía que supuestamente la muestra descendiendo por una escalera puede ser una de las mejores pruebas de su existencia, así como la de los espíritus en general. Pero a pesar de la aparición en la foto, ¿son realmente fiables las circunstancias en que supuestamente fue fotografiado el fantasma?

La historia cuenta que un fotógrafo, el Capitán Hubert C. Provand, fue encargado por la revista Country Life en 1936. Aunque su objetivo declarado era fotografiar la casa para un artículo que aparecería en la revista, pero durante la visita del capitán, él y su asistente, un señor Indre Shira (aparentemente un seudónimo) colocaron el objetivo de la cámara en escalera cuando éste vio una aparición bajando la escalera hacia ellos. Rápidamente aconsejó a Provand que quitara la tapa del objetivo para poder tomar una foto, y la imagen resultante parece mostrar la figura de una mujer bajando la escalera.

El famoso investigador de fantasmas Harry Price había estado convencido de que la historia que los hombres compartían era cierta, basado en conversaciones que tuvo con ellos, además de examinar el negativo original, que al parecer no estaba manipulado de ninguna manera. Y, sin embargo, a pesar de las pruebas conocidas de la fotografía, se habla menos de que hay una serie de cosas que se pueden ver en la foto que parecen indicar que, a pesar de no ser “falsa”, probablemente era un imagen que se había tomado bastante mal.

En 2006, Alan Murdie escribió para la Fortean Times acerca de las extrañas “anomalías” que uno puede empezar a detectar dentro de la famosa foto en una inspección cercana:

Las anomalías en la imagen se ponen de manifiesto cuando se examina una copia clara y no recortada de la fotografía de la Dama Café. Las anomalías no se centran en la figura – en la que el ojo se centra naturalmente – sino en lo que está pasando en el primer plano y el fondo. En el lado izquierdo como el espectador ve la imagen, (es decir, en el lado derecho de la Dama Café) cuelga un cuadro enmarcado en la pared. Inmediatamente debajo, al parecer flotando en el aire, está una imagen duplicada de este cuadro. Del mismo modo, cuando uno mira a lo largo de las barandillas, no se conectan, y los ángulos sugieren que la cámara ha sido sacudida y la escalera accidentalmente se ha fotografiado dos veces. Varios parches luminosos son también visibles, que sugieren una duplicación de la imagen.

RaynhamHallEn otras palabras, la foto original tomada en 1936 por Provand y Shira parece tener una serie de defectos que arrojan dudas sobre la posibilidad de que el “fantasma” de la imagen es de hecho un espíritu de la fallecida Lady Dorothy Walpole, como muchos han especulado a lo largo de los años. Pero lo que es aún más raro en la fotografía es la forma en que la imagen no sólo tiene obvias “anomalías”, sino que en algunas ocasiones en el pasado, éstas han sido convenientemente recortadas de la foto, y por personas con conocimiento aparente de las fallas. ¿Significa esto que las fallas fueron pasadas por alto como insignificantes en relación con el “fantasma” de Raynham Hall, que los fotógrafos afirmaron que mostraba su imagen? ¿O las fallas fueron pasadas por alto intencionalmente, y a pesar de la forma clara en la que ellos indican que la “Brown Lady” que se ve en la imagen puede en realidad haber sido simplemente un accidente fotográfico involuntario?

La verdad absoluta no puede ser conocida en relación con la historia de La Señora Café y su famosa foto. Sin embargo, cuando se mira en el conjunto de información con respecto a este caso, vemos que hay una serie de elementos que deben llevar a cuestionar si la foto hubiera sido simplemente defectuosa, en lugar de la gran pregunta en la que muchos tienden a gravitar: ¿Existe vida después de la muerte? De hecho, tal vez si… pero como salen las cosas aquí, el debut de nuestra Señora Café no pudo haber sido la “prueba” que estábamos buscando, después de todo.

http://mysteriousuniverse.org/2012/09/fade-to-brown-the-curious-history-of-a-famous-phantom-photo/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.