Construcciones ovni (249)

Construcciones ovni (249)

El primer monumento ovni en Europa, se erigió en Lotenhulle.

Lotenhulle1En Lotenhulle Flandes Oriental (Bélgica) se dio a conocer un monumento a un avistamiento ovni ocurrido hace cerca de cincuenta años. El paracaidista Marin Vandercruyssen, entonces de 17 años de edad, vio cinco ovnis flotando por encima de la autopista E40.

El monumento es una iniciativa de la municipalidad. “L e creemos a Vandercruyssen. Si nosotros existimos. ¿Por qué en el cosmos gigantesco no iba a desarrollar la vida en cualquier otra parte?”, Dijo Lotenhulle2el concejal en el banquete del lunes al diario Het Laatste Nieuws. El municipio dice que es el primer monumento a un avistamiento ovni en el mundo.

El testigo Vandercruyssen dijo que los discos medían cien metros de diámetro y estuvieron diez minutos flotando. “Fue un día hermoso”, dice. “De inmediato me di cuenta que eran ovnis. Como comando me hubiera dado cuenta de inmediato si hubiese sido un avión militar especial”.

Lotenhulle3La observación

21 de julio 1955, platos flotando por encima de Oudenaarde.

Marein Vandercruysen dijo: El 21 de julio mi papá y yo fuimos a Oudenaarde con un bote de motor hasta la costa. Era un día muy agradable y el clima era claro, a la altura de la aldea de Lotenhulle cerca de la localidad de Aalter en Flandes Oriental, vimos a un grupo de personas de pie mirando, nos detuvimos a ver lo que estaban viendo y vimos cinco grandes discos Lotenhulle4con forma de platillo en formación por encima de la E40 – flotando sobre la costera muy lentamente, como un zepelín, de Este a Oeste. Los platillos flotaban en formación, tres adelante y otros dos detrás, mientras volaban muy despacio, y el sol brillaba con fuerza sobre los discos. A mi juicio cada uno de los discos era de al menos 100 m de diámetro: No había puertas ni protuberancias, y ningún sonido extraño. Mientras tanto, pasaron 2 a 3 minutos y algunas otras personas se unieron al avistamiento, bajando de su coche Lotenhulle5en las vías públicas, para ver el espectáculo, nadie decía una palabra y miraban hacia arriba como hipnotizados por el enorme conjunto impresionante de estos discos flotantes. Había unas 20-25 personas de todas las clases sociales propias del carácter rural de la zona. pasaron 10 minutos y en todo ese tiempo nadie dijo una palabra. La primera en hablar fue una mujer; ¿Qué eran? A lo cual yo: contesté; sin duda eran platillos volantes. Y luego todos se fueron sin decir una palabra.

 

Lotenhulle6

Lotenhulle7

Lotenhulle8

Lotenhulle9

Lotenhulle10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.