El engaño ovni de 1947 en Woodworth

El engaño ovni de 1947 en Woodworth causó preocupación a nivel nacional

31 de julio 2012

Por: Keith Norman, The Jamestown Sun

El verano de 1947 puede considerarse como el verano del platillo volante. Ese verano, hace 65 años es conocido por algunos encuentros famosos y algunos no tan famosos con platillos voladores.

El incidente ovni de Roswell fue noticia a finales de junio y principios de julio de 1947. The Jamestown Sun llevaba sólo historias breves sobre el incidente. Algunas publicaciones reportaron la captura de un plato volador y la recuperación de los cuerpos de extraterrestres. La explicación oficial fue un globo meteorológico estrellado.

La verdad de lo que pasó en el desierto de Nuevo México sigue siendo debatido en la actualidad.

Pocos números de The Jamestown Sun de ese verano no portaban alguna referencia a un platillo volador visto en algún lugar de los Estados Unidos. Sin embargo, no hay informes de ovnis ocurridos en Jamestown o el condado de Stutsman.

El 7 de julio de 1947, la edición lamentó la falta de objetos voladores no identificados en la zona con el titular: “Ninguno informado aquí – Los Platillos rechazan la ciudad”.

Esa parecía ser cuando algunos hombres jóvenes en Woodworth decidieron preparar su propio platillo volador.

“Este tipo de broma era todo un carácter para ellos”, dijo Chris Wingire, sobrino de John Wingire, uno de los conspiradores del platillo. “Por lo que he oído ellos parecían prestarse para casi cualquier cosa”.

No todas las bromas eran completamente inofensivas.

“Papá y John hacían cosas que eran un poco extrañas o graciosas”, dijo Chris Wingire. “Una vez tuvieron una bodega de dinamita. Ellos no querían hacer demasiado ruido por que la instalaron en un garaje y lo volaron”.

Los residentes más antiguos de la comunidad están de acuerdo.

“Cuando se juntaban no sabíamos qué esperar”, dijo Virginia Struxness, historiadora de la comunidad.

El titular de The Jamestown Sun del 11 de julio de 1947, decía que “El ‘platillo’ de Woodworth revelado como broma”. El subtítulo era “Cinco confiesan broma; Nación se emociona”.

El artículo detalla cómo Oscar Cellmer, William Clark, Wingire, Palmer Hanson y Leslie Thompson habían hecho el “platillo volador” de una parte de una tina de lavar, una pantalla de lámpara, algunas piezas de radio y un ventilador de coche. Una capa de pintura de plata fue introducida para hacer que la unidad se viera como algo de fuera de este mundo.

“John (Wingire) fue el soldador”, dijo Chris Wingire. “Trabajaron toda la noche antes de construirlo y luego lo pusieron en el jardín de alguien. Cuando lo encontró se acercó y dijo: ‘hey, tiene que ser un platillo volador’”.

Los conspiradores endulzaron la historia, añadiendo que habían oído que había una recompensa de 1,000 dólares por la captura de un plato volador.

El platillo se había colocado en el patio de la señora Bert Miller. Al parecer, por el artículo de prensa, Miller alertó a un montón de gente.

Al mediodía, 11 de julio, más de 100 personas habían acudido a la casa de Miller. Esto incluyó el capitán G. W. McCoy de la Patrulla Aérea Civil en Fargo. Le dieron órdenes para asegurarse de que el objeto fuera “observado y vigilado de cerca”. Se le dijo también que se asegurara de que el asunto tuviera “la menor publicidad posible”.

La parte sobre la publicidad no iba a suceder.

Según un artículo publicado en el Minot Daily News, la gente estaba volando a Woodworth para ver el platillo volador. La historia fue recogida por United Press y distribuida a los periódicos y estaciones de radio de todo el país.

La Associated Press también distribuyó la historia, que se desarrolló con el título “Engaño de platillo excita N. D.” en el Bismarck Tribune.

En algún lugar en medio de la visita militar y los “cientos y cientos” de visitantes, los cinco conspiradores no podían contener la risa.

“Cellmer, Clark, Wingire, Hanson y Thompson, todos residentes de Woodworth, ‘rompieron’’ en medio de carcajadas y admitieron la broma después de que los rumores de un engaño comenzaron a circular en esta comunidad”, escribió el corresponsal del Jamestown Sun.

Struxness dijo que hasta que los conspiradores admitieron el engaño, muchos en la comunidad estaban asustados.

“La gente estaba asustada”, dijo. “Por lo que me han dicho sacudió a todo el mundo”.

El artículo del Jamestown Sun describe el nivel de preocupación del engaño planteado esta manera: “Cables de teléfono de larga distancia empezaron a tararear con la actividad de periódicos, estaciones de radio y gente curiosa que contactaron con Woodworth”.

Los cinco hombres que construyeron el platillo volador de Woodworth han muerto. El último en fallecer fue William Clark, que murió en la primavera de 2012.

http://www.jamestownsun.com/event/article/id/166076/group/News/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.