El video de los osos diabéticos

ESCRUTINIO

El video de los osos diabéticos[1]

Juan José Morales

Hay cierto video que circula por Internet, que todos los mexicanos deberíamos ver. Y no deberíamos perdérnoslo porque somos los mayores consumidores de refrescos embotellados en el mundo, y específicamente los mayores consumidores mundiales de Coca Cola, la bebida a la cual está dedicado el video en cuestión.

Su autor, Alex Bogusky, es un renombrado publicista norteamericano que trabajó mucho tiempo para empresas fabricantes de alimentos y bebidas chatarra, como Burger King y la propia Coca Cola. Pero llegó el momento en que decidió ya no continuar ayudando a dañar la salud de la gente sino, por lo contrario, tratar de evitar que se siguiera haciendo. Así fue como, en unión con el músico Jason Mraz, ganador de un premio Grammy, y el Center for Science in the Public Interest (Centro de Ciencia por el Interés Público), produjo este video de cuatro minutos en el que se muestra a una familia de osos polares consumidores de la gaseosa de marras. Escogió como personajes a estos animales porque la Coca Cola los utiliza precisamente como elemento publicitario, sobre todo en esta época navideña.

clip_image002Una imagen del video con el cual se trata de contrarrestar la avasalladora publicidad con que los fabricantes de gaseosas inducen a la gente a consumirlas cada vez más, en detrimento de su salud. Realmente vale la pena verlo. Es muy fácil encontrarlo en Internet. Basta marcar en cualquier buscador las palabras Osos Reales.

Pues bien, a lo largo del video, mientras la familia de osos bebe el refresco, engorda por ello y experimenta diversos trastornos, se presenta una serie de datos acerca de las consecuencias que el producto tiene sobre la salud. Por ejemplo, que basta que un niño consuma un refresco azucarado al día para que se incrementen en 60% las probabilidades de volverse obeso, o que tomar uno o dos refrescos al día es suficiente para aumentar en un 25% el riesgo de sufrir diabetes. Ello sin contar el deterioro de los dientes y los problemas gástricos. Y, desde luego, para los enfermos de diabetes la vida no es precisamente muy agradable. Están expuestos a padecer graves problemas circulatorios que son una causa importante de amputaciones. Y vale la pena subrayar que la mitad de los diabéticos sufren de disfunción eréctil.

Todo lo que en el video se dice «”hay que remarcarlo»” está plenamente comprobado a través de investigaciones médicas y científicas.

La Alianza por la Salud Alimentaria está promoviendo la difusión de este video, a fin de que la mayor cantidad posible de gente lo vea. Realmente vale la pena hacerlo, para reflexionar sobre cómo estamos dañando gravemente nuestra salud con el desmedido consumo de gaseosas. Y lo peor de todo, es que lo hacemos a costa de la economía familiar. Según estudios del INEGI, una familia de escasos recursos destina 7.5% de sus ingresos totales a la compra de refrescos, y las familias de ingresos moderados el 12%. Gastan más en estos productos, que sólo sirven para engordar y enfermar, que en leche, huevos, carne, pollo, frutas, verduras y otros alimentos.

El consumo de esas bebidas chatarra, por lo demás, sigue aumentando vertiginosamente. Un estudio dado a conocer hace poco con motivo del Día Mundial de la Alimentación, reveló que entre 1999 y 2006 el consumo de calorías provenientes de refrescos embotellados aumentó 125% entre los adolescentes mexicanos y más de 300% entre los adultos. No es de extrañar que en ese lapso el aumento en los índices de sobrepeso y obesidad de los mexicanos fuera el mayor del mundo.

Repetimos: hay que ver ese video. Lo encontrará fácilmente con sólo marcar en cualquier buscador de Internet las palabras Osos Reales. Y corra la voz para que lo vea la mayor cantidad posible de amigos, parientes y conocidos a quienes desee hacerles un favor.

Comentarios: [email protected]


[1] Publicado en los diarios Por Esto! de Yucatán y Quintana Roo. Miércoles 5 de diciembre de 2012.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.